Mirada en la semana trigésimo quinta

Calor en el huerto a mediodía, pero a la caída de la tarde refresca y en la mañana llega a hacer frío. Pero el color le está sentando bien a los cultivos.  El calor ha disminuido hacia el final de la semana, momento en que ha aumentado la humedad ambiental.  Nubes en la mañana y en algunos momentos a lo largo del día.

Mantenemos riego en todas aquellas plantas más sensibles, pero al mismo tiempo comenzamos a disminuir este cuando queremos maduración de algunos cultivos. ©

Mirada al huerto 35.1

Mirada al huerto 35.1

Mirada al huerto 35.2

Mirada al huerto 35.2

Mirada al huerto 35.3

Mirada al huerto 35.3

Mirada al huerto 35.4

Mirada al huerto 35.4

Mirada al huerto 35.5

Mirada al huerto 35.5

Mirada al huerto 35.6

Mirada al huerto 35.6

Mirada al huerto 35.7

Mirada al huerto 35.7

Mirada al huerto 35.8

Mirada al huerto 35.8

Mirada al huerto 35.9

Mirada al huerto 35.9

Mirada al huerto 35.10

Mirada al huerto 35.10

Mirada al huerto 35.11

Mirada al huerto 35.11

Mirada al huerto 35.12

Mirada al huerto 35.12

Tomates 2014

Recogiendo tomates maduros: Amarillos diferentes tipos de gordos, en rama,...

Recogiendo tomates maduros: Amarillos, diferentes tipos de gordos, en rama,…

Tomates llamados Cojón de fraile

Tomates llamados Cojón de fraile

Este verano también hay tomates, pero  los tomates  de este año van un poco más retrasados que otros años en su volumen de producción, la causa de ello, teniendo en cuenta su desarrollo temprano, pienso que está en el menor calor que comparativamente ha hecho respecto al año anterior. Cuando calienta menos los tomates maduran más lentamente.

En rama

En rama

Los tomates gordos están ahora iniciando su momento de producción  más importante.  No significa eso que no haya habido tomates, suficientes para su consumo en fresco, pero todavía faltan bastantes  de los realizados para las conservas del año.

La mayoría de los tomates plantados este año han sido  tomates  de porte alto,  grandes  en su tamaño. Pero, no son los únicos, tenemos  de  hecho una gran variedad de tomates,  desde:

  • Gordos de Carmen

    Gordos de Carmen

    Los altos y abundantes en el volumen de producción, tempranos y pequeños tomates de Cojón de fraile,

  • Pasando por los dulces y apetitosos, casi frutillas,  los menores en  tamaño del huerto, que nos llegaron de Argentina.
  • Los negros, duros,  pequeños y picudos, enviados este año por Alfonso desde Extremadura
  • los pequeños, redondos y negros, de cáscara dura,
  • los redondos, altos,  negros de piel blanda que me traje de USA.
  • Los altos, rojos, pequeños de tamaño, pero mayores que los cherry, tomates  en rama de piel fina y sabor sabroso.
  • Los tomates de pera, de Roma, de piel más blanda y carnosos.
  • Los de pera, de los de Isabel, tipo Río Grande, tersos, carnosos,  y piel como encerada.
Gordos de Isabel

Gordos de Isabel

  • De los de liguria

    De los de Liguria

    Los altos de conservar, en forma de pera, capaces de aguantar hasta marzo en buenas condiciones.

  • los mallorquines de conservar, redondos de tamaño medio, que nos han llegado este año por primera vez  también enviados por Alfonso.
  • los Liguria, carnosos, abullonados y con lóbulos.
Comparando gordos, el mayor es el Gallego

Comparando gordos, el mayor es el Gallego

  • Los negros grandes, carnosos y sabrosos, de piel fina.
  • Los gordos gallegos, carnosos y  con un tamaño que  rondan el kilo, por encima y por debajo.
  • Los gordos de Isabel de color más rosado, y de gran tamaño también
  • los gordos de Carmen, un tomate que conserva un diseño rayado hasta alcanzar la plena maduración.
  • Los amarillos, más afrutados y de piel fina.
  • Híbridos de tamaño medio, piel  media y un plazo de conservación un poco mayor
  • El Pata negra,  sabroso y rayado, un más ácido que los otros.
Caja de Cojón de fraile

Caja de Cojón de fraile

….Creo que son todos, aunque este año se han quedado sin sembrar alguno tipo, a lo que habrá que poner remedio  para el próximo.

Siguen creciendo, algunos superan los 2 metros

Siguen creciendo, algunos superan los 2 metros

Hasta ahora están muy sanos y fuertes, se ve que les han sentado bien los cuidados que les hemos ido dando.©

Valeriana en el huerto

Recien comprada

Valeriana officinalis, recién comprada

Hacía bastante  tiempo que sentía curiosidad por  esta planta  sobre la que  no tenía ningún tipo de conocimiento. Llegó hasta mí  por pura casualidad, quién me la vendió me la dio por melisa, de lo que yo estaba segura no era y por eso la compré,  y ahora ya lleva unos meses con nosotros.

La valeriana pertenece a la familia Valerianáceas. Siendo originaria de Europa y Asia, se cultiva fundamentalmente por sus propiedades medicinales, que se concentran en sus raíces.

En el mes de julio

En el mes de julio

Es una planta perenne que puede crecer hasta el metro de altura. Requiere para ello humedad abundante, por lo que  es conveniente colocarla donde pueda tenerla, o podamos dársela.   Florece en su segundo año, de lo que de momento no tenemos experiencia, pero cuando llegue el momento os mostraremos su flor.

A mediados de agosto

A mediados de agosto

Nosotros la hemos colocado en la zona en que hemos ido colocando los nuevos caballones, una zona por encima del estanque, junto al ruibarbo. Aunque quizá haya sido eso un error dado que ambos son plantas que alcanzan un elevado desarrollo. Por lo que quizá con el tiempo haya que cambiar alguna de ellas, pero de momento ambas plantas están desarrollándose bien.  La valeriana queda un poco a la sombra del ruibarbo, y  esto parece irle bien.

Es una planta de hojas hermosas, de bordes un poco dentados y verde intenso. Habiendo especies de ellas con una finalidad fundamentalmente ornamental. En su crecimiento no ha mostrado debilidad  alguna, ni ser atractiva para algún tipo de fitófago.  Nosotros le daremos  todos los cuidados y atención  que requiera a lo largo del año, hasta que en el próximo podamos recolectar sus raíces y comprobar sus cualidades medicinales. © Para saber más se puede usar ese enlace

Polinizando

El vuelo del abejorro

El vuelo del abejorro

Con ls patas en el polen

Con las patas en el polen

¡A falta de pan, buenas son tortas!.

Sin duda una expresión muy válida este año en el huerto cuando hablamos de insectos. Ya que han faltado de forma significativa las abejas, y en cambio ha habido abundancia de otros polinizadores.

Los más frecuentes de todos  ellos han sido los abejorros. Abejorros de tipos muy distintos, pero en especial  dos de ellos. Por un lado los Bombus, un tipo de abejorro de gran tamaño, muy activo que ha sustituido en muchas de las plantas a las abejas. Pero que sin duda hay algunas plantas que prefiere, como es el caso de los girasoles y la lavanda.

Sobre la lavanda

Sobre la lavanda

Detalles de su labor

Detalles de su labor

Han sido muy abundantes en el huerto. En especial en el mes de julio. De hecho  tenían los nidos en la paja y en ocasiones nos ha picado algunos por coger esta, sin darnos cuenta de que ellos la usaban. Motivo por el que cambiamos de lugar al cogerla.

...

Ha sido muy frecuente encontrarlos con el cuerpo todo   lleno de polen y manchadas sus extremidades con el rastro amarillento.  Por lo que he leído sus nidos pueden ser abundantes, hasta 400 indivíduos, aunque es frecuente que sean más pequeños. Para ello suelen usar madrigueras de ratones abandonadas, por lo que el encontrarlos en la paja es bastante normal, pues la paja está llena de ratones. Ahora han disminuido en su número.

Centrados en su tarea

Centrados en su tarea

El otro tipo de abejorro ha sido el Xylocopa violacea o abejorro azul de la madera. Es un abejorro también de buen tamaño, pero de un tono negro con brillos  iridiscentes y azulados, que le dan nombre.

El azul de sus alas

El azul de sus alas

Casi negro a veces

Casi negro a veces

Se le llama de la madera porque las hembras colocan los huevos en el interior de túneles horadados en tronco secos, en especial de chopo, los que solemos emplear en el huerto para servicios diversos, dentro de los agujeros  las larvas se alimentaran de polen que les deja la madre.

También gustan de la lavanda

También gustan de la lavanda

Mientras los bombus se reúnen  en nidos con una reina, estos viven en solitario. Son abejorros muy activos, gustando de todo tipo de plantas y siendo muy frecuentes en el huerto, incluso en esta época.

Difícilis de fotografiar

Difíciles de fotografiar

Observarlos  ambos tipos tan activos ha sido un alivio, ante la ausencia de las abejas.©

Mirada en la semana trigésimo cuarta

El la semana actual la temperatura se ha mantenido baja en la primera mitad, aumentando las temperaturas progresivamente hacia el fin de semana. Pese a todo ello las mañanas se presentan frescas, e incluso frías y en las tardes refresca. El contraste entre el centro del día y la noche se ha incrementado.

Ha habido un par de días con los cielos cubiertos,por  lo que hemos aprovechado para hacer trasplante de algunas plantas para el otoño.  El descenso del calor ha permitido  dejar de necesitar tanto riego. ©

Mirada 34.1

Mirada 34.1

Mirada 34.2

Mirada 34.2

Mirada 34.3

Mirada 34.3

Mirada 34.4

Mirada 34.4

Mirada 34.5

Mirada 34.5

Mirada 34.6

Mirada 34.6

Mirada 34.7

Mirada 34.7

Mirada 34.8

Mirada 34.8

Mirada 34.9

Mirada 34.9

Mirada 34.10

Mirada 34.10

Mirada 34.11

Mirada 34.11

Mirada 34.12

Mirada 34.12

Mirada 34.13

Mirada 34.13

Plantas del estanque

Estanque con algas en suspensión

Estanque con algas en suspensión como el Ceratophyllum demersum

...

Potamogeton natans

Tener un estanque es un mundo nuevo,  una puerta abierta a otro sector importante de la vida vegetal, la vida acuática. Todo un mundo de posibilidades  con un objetivo: Crear un espacio acuático autónomo, donde la variedad y diversidad de  plantas que lo pueblan  permitan mantener un medio equilibrado y sano.

Con esta declaración ya hemos establecido una serie de premisas que nos resultan importantes  al crear  y mantener el estanque: Autonomía, equilibrio natural, riqueza de la biodiversidad,  salud del biotopo, …

Antes de  llenar de plantas el estanque teníamos claro que buscábamos diseñar un espacio lo más natural posible, cercano a las especies que pudiera haber  en el entorno natural  de las charcas de la zona que nos rodea.

Calas, Iris y otras acuáticas en los márgenes

Calas, Iris y otras acuáticas en los márgenes

planta

Platanaria o Sparganium  erectum

Al diseñar el estanque ya habíamos previsto  espacios  de acuerdo a las diferentes necesidades de las plantas. Desde zonas para colocar algunos tiestos sumergidos a diferentes niveles, así como algunos  espacios inundables, con áreas cerca de las orillas para colocar tiestos, y otros donde se podían asentar plantas directamente en tierra, aquellas   que gustan de estar permanentemente encharcadas. Así como puntos  en el margen de los borde del  estanque que al llegar al máximo de su capacidad de agua, se  desbordan regando las áreas del entorno del mismo.

Al poblar  el estanque queríamos hacer una transición progresiva de especies que iría desde las plantas del huerto, pasando por las de borde del estanque, gustosas de vivir cerca del agua, a aquellas que hay en el  margen, y en ocasiones inundable borde del agua,   hasta las que viven  dentro del agua, desde el fondo del estanque hasta las que emergen en su superficie.

sss

Alisma plantago

El conseguir variedad de plantas para el estanque ha seguido diferentes pautas:

  • Desde tomar algunas plantas de   otro  estanque que tenemos en  el huerto del pueblo.
  • Hacer espacio en las orillas a plantas existentes en el entorno  húmedo del huerto, en concreto en  la acequia de riego.
  • Tomar  otras de espacios diversos: humedales, bordes de acequias,.. donde era factible hacerse con ellas  por no ser un espacio protegido, sin provocar daños en el medio.
  • En algunos casos comprar aquellas especies más difíciles de conseguir, raras, o estéticamente más atractivas.
Nenúfar recien introducido en el estanque

Nymphaea alba o Nenúfar rojo recién introducido en el estanque

Al plantar estas en el estanque siempre  ha sido en un número reducido de ejemplares ( dos o tres especímenes de cada planta). Lo que se busca es se multipliquen progresivamente en el entorno donde se han colocado. ©

Juncos y nenúfar

Juncus conglomeratus o junco y Nymphaea alba o Nenúfar blanco

Para orientarnos sobre el montaje del estanque y el tipo de vida vegetal posible en este entorno hemos tomado de referencia el libro: Bricolaje De Jardineria (Enci. De Jardineria) Editorial Susaeta

Peras y verano

Peral con perucos

Peral de perucos

Nuevo peral con blanquilla

Nuevo peral con blanquilla

La llegada de las primeras peras maduras en el verano es un placer que ya pasó, pero que nos ha dejado muy buen sabor de boca, lo mismo que el año pasado. Este año  los perucos fueron un placer  en el huerto a lo largo de tres semanas. Con ellos se iniciaba la madurez progresiva de perales que irá desde mediados  del verano a finales  del otoño.

Deliciosas

Deliciosas

Nosotros en el huerto todavía no tenemos demasiados árboles que den fruto, pero este año hay alguno más. Se inició la maduración de uno nuevo en agosto y fue el de un injerto realizado sobre espino  al exterior de la valla, junto al  canal de desagüe, un peral de  pera Blanquilla que dio fruta suficiente para probarla todos.

Otras peras del verano

Otras peras del verano

Con las peras de verano a veces es difícil dar abasto, maduran muy rápido con el calor y se van rápido,  por ello es bueno encontrar alternativas que realizar con ellas, un  ejemplo bueno  es el helado de pera.

Montando merengue

Montando merengue italiano,

Para realizar este helado empleamos:

  • 400 gr de pulpa de pera cocida entera y pasada luego  por el pasapures
  • 200 gr de azúcar
  • 2 claras de huevo,
  • 100 dl de agua
  • 1  yogur natural
  •  y el zumo de  limón necesario
... añadiendo el puré

… añadiendo el puré

Comenzamos poniendo a cocer las peras, lavadas y cortadas a la mitad. Luego las pasamos por el pasapures. A continuación vamos a realizar merengue italiano, para ello  tomamos 150 dl de azúcar y con el agua montamos un almíbar. Tiene que quedar en un punto que se llama hebra fuerte.

... y el yogur

… y el yogur

Mientras  se hace vamos a tomar el resto del azúcar y vamos a montar las claras, junto a media cucharadita de vinagre. Las claras deben coger consistencia. Cuando el  almíbar alcanza el punto correcto lo vamos a verter sobre las claras al tiempo que seguimos batiendo todo el conjunto.  Con este proceso las claras no van a dejar de tener la consistencia adecuada en todo momento. Dejamos que todo  ello se enfríe.

Listo para helar

Listo para helar

El puré ya frío  lo vertemos sobre el merengue italiano.  Se le incorpora el yogur y el zumo de limón necesario para animar la mezcla y que no quede empalagosa, pero al mismo tiempo  que no se pierda el aroma de las peras.  Todo se deja enfriar media hora en el frigorífico. posteriormente lo metemos 30  minutos en la heladera que habremos tenido a enfriar 24 horas dentro del congelador.

Listo  y ... helado

Listo y … helado

Con ello el helado está listo para ser comido cuando lo deseemos. Un toque de verano que podemos consumir directamente o  empaquetar y reservar para más adelante recordar el aroma del verano. ©