Archivo de la categoría: Solanáceas

Pimientos de Padrón tardíos

En estos veranillos del mes de octubre los pimientos del Padrón tardíos alcanzan su mejor momento. Lo cierto es que este tiempo de temperaturas moderadas, suelo húmedo y noches un poco más frescas resultan ideales para los pimientos del Padrón que florecen abundantemente y en pocos días tienen los frutos a punto para recoger.

Para tener estos pimientos uno tiene que retrasar un poco la fecha de siembra y dejarla para marzo, de ese modo las plantas van llevar retrasado su ciclo, serán sacadas al exterior más tarde, no crecerán con el mismo vigor con los calores del verano y finalmente verán más tardía su producción.

Cierto es que cada zona tiene sus propias fechas resultado del microclima local que se disfrute. Por ello considero que es importante experimentar con el propio clima y ver que se da mejor, en qué épocas y luego adelantar o retrasar el fruto según nos convenga.

En nuestro huerto hay una abundante cosecha del Padrón tardío. Es un periodo en que el libar de las abejas en sus flores, la calidez de los rayos del sol a lo largo del día, el rocío abundante de la mañana empapando la tierra, y el descenso de las temperaturas, sacan unos frutos tiernos y sabrosos, que crecen en poco tiempo.

Pero, los riesgos están ahí. Esta es una tierra de contrastes. Su cultivo es siempre una apuesta que puede alcanzar o no a dar frutos. De hoy para mañana, cualquier helada temprana puede llevarse por delante esa posibilidad.©

La patata Red Pontiac en el huerto

Patata Red Pontiac

Quiero mostraros en esta entrada el buen resultado que nos dieron las patatas Red Pontiac, en el suco que nos quedaba por arrancar. Unas patatas que desarrollaron buenos tallos y que no tuvieron ningún síntoma de enfermedad relevante. Por no tener ni escarabajos de las patatas, que este año no hubo.

Plantas de patatas, primera hilera de Red Pontiac
Agrupadas tras abrir con el motocultor

La patata Red Pontiac es una patata de piel roja y carne blanca. Una patata redondeada con los puntos donde va a brotar bien marcados. Es una patata sabrosa y polivalente que tiene la ventaja, en este momento en que la energía se encarece, de que se cuece en muy poco tiempo.

Este año una parte de las patatas como ya os había comentado, las compramos certificadas de siembra. Es el caso de la Red Pontiac.

Para ahorrarnos esfuerzos después de las lluvias le metimos la moto azada, abriendo los sucos. Luego solo era escarbar un poco, por si pudiera quedar alguna más enterrada en el suelo.

El resultado ha sido bueno. El suco que aparece en la imagen no era muy largo pero nos ha dado más de 60 kilos de patatas. Las patatas han sido en general grandes, aunque también hay una tanda de patatas sembraderas que ya he apartado y dejado extendidas en una caja y a oscuras, para probar resultados de cómo será la cosecha de estas la próxima temporada.

Patata Red Pontiac lavadas y ya en el saco

Al haber arrancado las patatas tras las lluvias y ser nuestra tierra arcillosa, estas estaban en general bastante sucias, por ello tras recogerlas las hemos lavado y puesto a secar al sol, de ese modo van limpias para casa y es mucho más fácil detectar golpes o heridas que pudieran pudrirlas. Esas patatas las separamos para consumirlas las primeras. ©

Cosecha de berenjenas

Este año sembramos berenjenas en el huerto. Berenjenas negras y berenjenas blancas. Las berenjenas han crecido bien, aunque también es cierto que de modo desigual. Hay berenjenas extraordinarias en su desarrollo frente a otras que no han conseguido tan buen crecimiento.

Cada vez más estoy convencida que la clave del crecimiento de las berenjenas está en el nivel de crecimiento que las berenjenas alcanzan en sus inicios y cómo de pronto estén sembradas.

Así cuando consigo plántulas tempranas e inicio un buen desarrollo inicial, las posibilidades de un buen desarrollo son mayores. Las plantas deben de estar fuertes cuando realizo el trasplante al exterior. Este crecimiento inicial es importante. Debo estar preparada para que aprovechen al máximo las fases de calor alto, que en mi zona suele tener unas fechas limitadas. La berenjena necesita del calor y solo en esas etapas del verano es cuando alcanza su mayor crecimiento. Ponerla más tarde asegura una cosecha menor, con menores rendimientos.

Cada tipo de cultivo no tiene unas normas fijas pues parte de una realidad diferente en cada zona. Así en cada territorio hay que adaptarlo a las peculiaridades de ese lugar. El hecho de que a las berenjenas que gusten del calor, hace que en mi zona sea recomendable el colocarlas a pleno sol.

Yo prefiero colocarlas en una orientación norte-sur. Recibiendo la luz del este y del oeste, pero viendo protegidos sus frutos del calor intenso del mediodía por la propia orientación de los sucos y la disposición de las hojas. Frutos que ahora vamos recolectando.©

Cosecha de Patatas

Esta primera semana de septiembre tras las tormentas de la semana pasada hemos recogido la mayor parte de las patatas de la cosecha principal. Queda solo el suco de orilla de los tomates que todavía conserva bastantes ramas verdes por lo que no lo hemos cosechado todavía. No han estado nada mal en conjunto.

Las variedades predominantes, con mejores cosechas, han sido las dos que este años hemos comprado de patata certificada de siembra: Spunta y Red Pontiac, lo que no es de extrañar dado que siempre suelen tener mejores patatas que las que se colocan de la simiente de las propias patatas.

Pero las otras no han estado mal, quizá menos cantidad, pero en general patatas de buen tamaño, sobre todo una vez que se escoja y separe la simiente para el próximo año. Pero me gusta mantener las variedades que cultivamos desde hace ya un tiempo, resultado del intercambio con otros hortelanos. Cada patata tiene una cualidades diferentes y resulta agradable ir cambiando de unas a otras.

Variedades de la cosecha de patatas

Cinco sucos diferentes con ocho variedades distintas:

Spunta

Spunta. Ha sido la que tenía más volumen de plantas colocadas. Tenía sembrados 1 suco entero y 3/4 de otro. La cosecha ha sido buena. Patatas muy regulares y limpias, de piel crema.

Red Pontiac

Red Pontiac. A falta de cosechar un suco completo, se puede decir que el casi medio suco extraído ha sido de buena producción, aunque menos abundante que la Spunta.

Patata morada

Patata morada. Completaba el medio suco con la Red Pontiac. Un tamaño ligeramente menor, pero con patatas bastante regulares y patatas limpias.

Kennebec

Patata Kennebec. Es la de toda la vida en mi casa, de carne blanca. Casi medio suco colocado al final, en la zona más externa. Buenas patatas, aunque el número de plantas ha sido un poco escaso este año.

Patata variedad antigua

Patata de piel purpura. Solo son unos pies de patatas, los que cada año coloco de esta variedad de patata antigua de piel violácea y carne muy blanca. De muy buen tamaño este año y muy limpias de piel.

Bellarrosa

Patata Bellarosa. Son el tipo de patata que suelo sembrar para patatas tardías, pues es una patata que resiste mucho tiempo antes de brotar, por lo que están con un tamaño adecuado en sus brotes cuando las tardías las planto en julio. Son una patata que se da bien, ahora solo coloqué unos pies.

Patata Ojo de perdiz

Patata Ojo de Perdiz. Es una variedad delicada, de las que solo había unos pies para conservar la especie. Suele ser poco productiva y hay años en que no crecen demasiado como este.

Finalmente queda un último tipo que en ocasiones sembramos mezclada con la Bellarrosa, pero de la que desconozco el nombre. Es de piel más ocre y carne amarilla, pero también de buen resultado, resistentes y muy productivas. Si alguno la identifica, se le agradecería la ayuda.©

Tomate Lucky Tiger

Tomate Lucky Tiger

Uno de los tomates que nos está gustando esta temporada es el tomate Lucky Tiger. Un tomate de tamaño pequeño, aunque no cherry, sino más bien tipo cóctel. Tenemos 4 o 5 plantas colocadas en el huerto que nos aportan un sabor diferente en las ensalada de diferentes tomates que nos gustan realizar en casa.

Las plantas han alcanzado en torno a 1,20 m de altura. Las plantas tiene unas hojas que recuerdan la delicadeza de los helechos, más frágiles que otras variedades, tipo fronda. Flores delicadas que desarrollan unos tomates oblongos, de un máximo de 5 cm de largo y poco peso.

Los tomates presentan un color verdoso suave que al madurar adquiere toques amarillentos y tintes rojizos, pero conservando las rayas de forma irregular, de color verde más intenso a lo largo del cuerpo del tomate.

Esta baya presenta una piel gruesa que no resulta cascosa. Aparece organizado en su interior en dos alveolos, con las semillas rodeadas por pulpa jugosa. El tomate resulta dulce, en claro contraste con muchos cherrys. Levemente acidulado, pero bien equilibrado, resulta un tomate muy apetecible de comer sea solo o en ensalada.

Es un tomate frecuente en las ensaladas de este año, junto a los cherrys amarillos, los Sugar Sugar, el Cerise Noire, …. Me gusta el contraste con sus sabores, y me gusta el choque de colores en el plato. Posiblemente se convierta en uno de los habituales del huerto en temporadas futuras.©

Tomates en el verano de 2021

Este verano no os he hablado todavía de los tomates, la estrella del huerto por estas fechas. Con los tomates esta temporada he ido en general un poco agobiada: la mayoría los sembré tarde, los trasplanté tarde y en general creo que es uno de los años en que más tarde han ido. Pero con todo hay tomates.

Hay tomates por que tengo la buena costumbre de no colocar todos los huevos en una cesta. Por esa costumbre puse los tomates en dos zona diferentes, así cuando unos van mal, normalmente hay otros que resuelven el año y van mejor.

Sembré los semilleros de los tomates en el invernadero. Con las plántulas de allí, aunque no iban en exceso temprano, pude colocar una tanda a finales de abril, bajo túnel. Esos tiraron bien y son los que tienen mejor desarrollo. Ya hace un buen tiempo que llevamos comiendo de ellos (desde la tercera semana de julio), aunque más tarde de lo que suele ser habitual en otros años.

El segundo bloque de tomates fueron a tierra bastante más adelante. Quizá ya demasiado grandes para realizar el trasplante. Esto les hizo sufrir algo más. Estuvieron más tiempo en el invernadero y iban altos, pero más flojos. Estos tomates son los que peor van. Además han enfermado de lo que pienso que son vasates, o ácaro del bronceado del tomate. Los coloqué a no demasiada distancia de donde estuvieron los tomates el año pasado. Esto fue un error, pienso que ha influido en la mayor proliferación de la plaga. Además el aumento del calor del verano ha favorecido su avance. Estoy dándole algunos tratamientos con purines y ya veremos si se logra frenar algo.

Este año en general coloqué menos variedades que otras temporadas. Mantuve una serie de variedades que suelen ser las habituales y pongo todos los años. Al tiempo que incorporé otras nuevas, con un claro predominio de tomates de pequeño tamaño, tipo cherry y coctel. ©

Las flores de las patatas

Hoy quiero contaros sobre las flores de las patatas, pues es una planta que cuando desarrolla buenas ramas suele florecer. Unas hermosas flores, muy similares a las de otras solanáceas, que pueden ser blancas de color, pero también en diferentes tonos de malva.

La patata con sus flores pretende lo mismo que el resto de las plantas: El reproducirse, aunque este no es el sistema que emplea con más éxito ya que, con la colaboración humana, la mayoría de las veces la reproducción se realiza a través de sus tubérculos.

¿Para qué entonces sacar flores? Pues tiene mucha importancia tanto para la patata como para nosotros que las cultivamos. Si uno investiga un poco y contempla la gran variedad de patatas y diversidad de patatas que hay, estas se deben a las flores de la patata.

Es a través de las flores que se cruzan los caracteres genéticos de los diversos tipos de patatas, apareciendo con ellos variedades nuevas. Variedades que luego el agricultor selecciona, cultiva y conserva, si ese es su interés.

Tras la flor viene el fruto, de ese fruto cogimos semillas el año pasado, semillas de pequeño tamaño. Este año al final de la primavera las pusimos en tierra, por ver que pasaba. Nacieron todas y han estado en un tiesto apelotonadas hasta ahora.

Que son plantas de patata es evidente, la hoja así lo muestra, pero sobretodo lo muestran los pequeños tubérculos que ya hay en la base de estas. Tras separar las plántulas con cuidado para ocasionar el menor daño posible las he trasladado a tiestecitos, con la intención de responder con otro trasplante si el crecimiento así lo demanda.

Pretendo obtener pequeños tubérculos que sembraría en tierra al año siguiente, para luego ver que cosecha se consigue de estas plántulas. Si funciona luego habría elegir plantas de variedades concretas y mezclarlas con otras, pero es un proyecto a más largo plazo.©

Soja y patatas tardías, en esta temporada

Naciendo entre los rastrojos

Como ya os había comentado tras recoger el trigo hemos colocado en los rastrojos, en siembra directa, unos cultivos para recolectar como tardíos, pero dentro de la temporada en curso. Son por un lado las patatas tardías y por otro la soja.

Con las patatas tardías ya tenemos experiencia de años anteriores. Suelen funcionar bien. Solemos dejar una de las mejores patatas que tenemos en casa, de la que no conozco la variedad, pero tienen una muy buena resistencia a enfermedades, con bastante resistencia al entallecimiento, buenas en sabor y bien productivas. Patatas que solemos estar comiendo hasta el mes de junio-julio, dependiendo de como venga el año.

Estas patatas, con buenos tallos y ya algo arrugadas, fueron las que sembramos hace una semana, tras quitar el trigo. Hoy las tenemos ya apareciendo en superficie. La clave está en las temperaturas del mes de julio, junto con el hecho de llenar el suco donde se colocan las patatas de agua, antes de cerrar la tierra. La unión de calor y humedad sacan rápido y con fuerza estas patatas.

Así tenemos tres sucos de patata de piel ligeramente roja, sembrados con humus de lombriz y algo de calcio. Este año no les hemos aportado ceniza, pero quizá haya que hacerlo por encima uno de estos días.

Con la soja tardía no tenemos experiencia. Si que es cierto que a veces ha ido sembrada tarde, pero nunca tan tarde como tras recoger el cereal. Pero la única manera de ver si hay posibilidad de realizar su cultivo tardío es ponerse a ello. Son dos sucos de punta a punta y lo mismo que las patatas, ya está afuera y creciendo.

La soja sembrada al final de la primavera ya está en flor, y esta, está germinando. Si el verano se alarga como en años anteriores, posiblemente no haya problema para secarla y recogerla, sino cave la posibilidad de recogerla como edamame, en verde. Ya iré contando como evoluciona y la podréis ir viendo. ©

Patatas en mayo

Patatas dentro de túnel inicios de mayo

La patata es uno de los tubérculos estrella cultivados a lo largo del verano. Su cultivo requiere calor y humedad suficiente, motivo por el cual no se pueden cultivar cuando todavía hay riesgo de frío. O bien su cultivo se debe realizar en un espacio protegido, donde esté a salvo de las heladas.

Patatas en el interior invernadero

En el mes de mayo comenzamos las siembras en el exterior, poco a poco a lo largo de todo el mes. La partida de patata más abundante del año. Cuando quieran aparecer ya no deberían estar expuestas a los riesgos del hielo. De momento van dos sucos, pero poco a poco se irán incorporando otros.

Siembra en el exterior

Pero eso no significa que no haya más patatas en el huerto. A finales de marzo coloqué unas pocas en el lateral del invernadero. Más que nada para ver como resultaba. De momento de hoja van bien, pero hasta que no se vea la cosecha no sabemos nada.

La segunda partida las coloqué en abril, en el exterior y cubiertas con paja, pero tras las lluvias les coloqué un túnel. Cuando llegaron los fríos dañinos todavía no habían aparecido. Ahora están muy bonitas. Siguen bajo el túnel y necesitan que se elimine la hierba que hay entre el suco. También necesitan comenzar a ser regadas.

Faltará por sembrar una última partida para finales de junio o principios de julio. Son patatas tardías que suelo colocar en el huerto ya que, al recogerlas más tarde, las patatas aguanten más sin entallecerse.

En todas las patatas hemos aportado humus, bocashi y algo de ceniza. Ahora hay que mantener su cuidado a lo largo del verano antes de que se agosten sus ramas, luego estarán listas para cosechar.©

Trasplante de solanáceas al exterior a finales de abril

Tunel solanáceas

A finales del mes de abril decidí volverme temeraria y dado que algunos de los tomates que iban en los semilleros se han puesto a crecer con buen ritmo, decidí emplear parte de ellos y plantarlos en el exterior. El objetivo era irlos afianzando allí y comprobar si dentro de un túnel podían salir adelante a igual o mejor ritmo que los del invernadero.

Berenjena morada
Pimiento Morrón
Pimiento de Padrón, compra

Para realizar esta tarea emplee durante la semana, el tiempo previo a la llegada de las lluvias de la borrasca, periodo en el que ha estado nuboso y de temperaturas moderadas, por lo que el sufrimiento de las plantas, en el trasplante, ha sido mínimo.

Hileras

Decidí que dado que iba a realizar el experimento podía comprobar los resultados no solo con los tomates, sino también con berenjenas y pimientos que habían crecido suficiente como para poder moverlos sin problema. Incluí en en este túnel una decena de pimientos de padrón, comprados como plantón, ya que los propios no habían salido en su momento.

Tomate Sugar, sugar

Así preparé una doble hilera en el centro de la zona superior del huerto, donde fui colocando unos tomates argentinos Sugar Sugar, tomates perilla colombianos, así como unas plantas de Lucky tiger y de Cherrys pera amarillos. Junto a los pimientos de Padrón, pimientos Morrones y berenjenas moradas, largas.

Con la manta térmica

Las plantas se abonaron con Bocassi entre ellas y directo sobre la raíz, humus de lombriz y unos gránulos de peletizado de cal. Al realizar el trasplante se regaron y se cubrieron con el túnel. Al quedar muy alto este decidí que iba a colocar manta térmica entre las plantas y el túnel que le diera protección por la noche. En las imágenes podéis ver como quedó.

Más adelante completaré el número de los tomates sacando al exterior los que ahora están creciendo bien dentro del invernadero. Será a partir de ese momento cuando podamos comparar el desarrollo de unos y de otros y ver las ventajas de cada método.©