Archivo de la categoría: Cultivo de Hortalizas

PLantación de tomates en el año 2017

Tomates en crecimiento

De una punta…

Este año la plantación  de tomates ha sido un tanto más accidentada que otros años, casi todo ha ido con retraso.  Al principió aunque los primeros se sembraron pronto, costo que saliesen adelante los semilleros debido al fungus gnat, e incluso algunas especies se perdieron por el camino, haciéndose tarde para volver a resembrar. Más adelante estuvieron en el semillero más tiempo de la cuenta, al no estar listo el  invernadero donde poderlos trasplantar

…a la otra

Posteriormente ya en el invernadero avanzaron rápido en su crecimiento, pero no estaba preparada la tierra. Los he tenido allí demasiado tiempo y han sido demasiado grandes cuando se han llevado a su posición definitiva.

Con todo al final los trasplanté aprovechando los días nublados del mes de mayo. Ahora están ya asentados y  llevan  un buen crecimiento.

Esto permitió eludir las últimas heladas que los pillaron en el interior del invernadero, pero  los del exterior estarían más adelantados de haberse puesto más temprano, por lo que en líneas generalesse  ha retrasado inicialmente la cosecha, aunque con tanto calor no hay duda de que los quedan en el invernadero maduran antes.

Hileras de tomates

Este año viendo los buenos resultados que el año pasado tuvieron los tomates, coloqué la mayoría de ellos en la zona nueva. He dejado descansar de solanáceas la otra parte del huerto.  Los he colocado  a pleno sol, con buena aireación y  separación entre las hileras, para que reciban buena exposición solar.  También he colocado acolchado al pie de las plantas para que retengan la humedad el mayor  tiempo posible, dado como viene el año.

Los últimos en ser puestos

Ahora queda tarea por delante,  darles tiempo y agua, mimarles un poco, ponerles tutores, vigilar plagas,  podar chupones, … lo necesario  para que alcancen todas sus posibilidades. ©

Tipos de boniatos en el huerto

Hileras de boniatos con algo de acolchado entre las líneas

Boniato rojo

Ya tengo colocados todos los boniatos en el huerto.  Los tres tipos diferentes que he plantado este año. Por un lado están los rojos de carne blanca que hemos cultivado otros años. Pero también he conseguido sacar adelante una docena de plantas  de los boniatos  de piel y carne blanca que conseguí reproducir el año pasado en una de las plantas así como  media docena de los de piel y carne naranja, en otra.

En los dos últimos casos, eran boniatos conseguidos a partir de los comprados en el supermercado. Boniatos  a los que les cuesta una barbaridad echar raíces y desarrollarse, eso cuando lo consiguen.Estas plantas están en su tercer año y parece que se han ido liberando de los factores inhibitorios que les afectaban en años anteriores, pero hasta que no se vea la cosecha no podemos asegurar en qué medida esto es cierto.

Boniato de carne naranja

Las plantas las he colocado en una zona de mucha exposición solar y  para evitar la amplia evaporación que esto supone, al menos hasta que las plantas vayan creciendo y las ramas cubran esa función,  les he colocado algo de cobertura de las plantas de cardo y otras hierbas que he ido segando en el huerto, quizá tenga que colocar también algo de paja. Esto en un año de escasez de agua  ayudará a mantener la humedad en el suelo y a requerir menos riegos.

Boniato de carne blanca

Las plantas de boniatos presentan ligeras diferencias en sus hojas respecto al tipo de raíces que tienen. Las de boniatos color rojo no de dejan de tener tallos  y hojas con un toque rojizo, e incluso cárdeno. Los boniatos blancos tienen un colorido de un verde claro, más delicado y tierno. Mientras que las de los boniatos naranjas presentan hojas con un tono cobrizo, interesante, de momento son las de menor crecimiento, aunque tienen el mismo tiempo. ©

 

 

 

Usos del fruto del Solanum muricatum

Fruto del Solanum en esta época

Fruto del Solanum en esta época

Uno de los frutos del huerto sorprendente por lo bien que se conserva desde finales de octubre en que los quité de la planta hasta ahora que los estamos consumiendo, son las frutas del Solanum muricatum.

Frutos en la planta

Frutos en la planta

Está fruta recién recogida no me gusta, la encuentro sin gracia, sin madurar, por lo que coloco las piezas en una caja en el garaje y allí las olvido durante una temporada. No pasa nada, pues aunque sean frutas que están llenas de agua, salvo que reciban golpes, en la experiencia que llevo con ellas,  no se pudren.

Cuando los frutos abandonan su color  blanco verdoso y comienzan a tener un cierto tono ocre-dorado, con las rayas de  tono amoratado más intenso, comienzo en pensar en usarlos.

Pelados, antes de pasarlos por la batidora

Pelados y cortados, antes de pasarlos por la batidora

Lo primero que resulta sorprendente al abrir el fruto es la cantidad de líquido que se almacena en su interior.  La carne tiene una cierta textura de pera fina, sin granillas, colocada en torno a unas semillas menudas que  procuro ir recogiendo, dado que no son muy abundantes.

La fruta hace una buena base para hacer batidos, en especial me gusta el batido de solanum con zumo de naranja,  que dependiendo de la madurez de la fruta adquiere un sabor que va desde toques de  naranja con plátano, a en otras ocasiones con un sabor  más exótico, cuando dependiendo de su nivel de madurez, su aroma se hace más intenso.

Batido de naranja y Solanum

Batido de naranja y Solanum

También me gusta esta misma composición pero incorporándole kiwi,  y donde el toque ácido de este le añade un punto agradable. Su textura y aromas me recuerdan un poco a la papaya, pero su aroma puede ser más intenso que el de  las papayas ya que estas, las pocas veces que las he comido,   no sabían demasiado.

Batido de naranja, solanum y kiwi

Batido de naranja, solanum y kiwi

La fruta con su abundante líquido está llena de vitaminas y minerales y sus beneficios son numerosos  y notables como podemos consultar en este enlace, por lo que incorporarlo con cierta regularidad en la dieta  resulta de interés. ©

Zanahoria morada

Zanahoria morada, joya de la cocina

Zanahoria morada, joya de la cocina

Estas zanahorias moradas deben su presencia en el huerto  a Antonio, un buen amigo  de la red con el que intercambio de vez en cuando semillas y vienen de Écija, Sevilla.  La zanahoria morada es  una tipología de zanahorias de las más antiguas conocidas, posiblemente conectadas con las primeras consumidas en la zona de Afganistán de donde son originarias.

Ya estaban presentes en la península Ibérica, mucho antes de que llegaran las  de color naranja,  tan comunes actualmente. Estas fueron un cruce deliberado para elegir este color  y  con él exaltar a la casa de los Orange, de la Holanda del siglo XVII, en sus guerras de independencia frente al Imperio español.

Ya en la cocina

Ya en la cocina

Estas zanahorias  con su exterior morado y un interior entre crema y naranja intenso, dejaron de consumirse por el éxito  de presencia en el mercado de su pariente naranja y por poco no lo cuentan como especie. Conservadas en zonas del este y sur de la península, desde allí han vuelto a resurgir y  se han ido haciendo tan  populares que ya se van encontrando en el mercado con cierta frecuencia.

Nos encanta cruda en la ensalada

Nos encanta cruda en la ensalada

En el  huerto  la hemos sembrado este año siguiendo las instrucciones de Antonio, que ha insistido mucho que por su zona es una raíz que se siembra en julio o Agosto. Por ello pusimos unas pocas semillas en cada una de estas fechas buscando contrastar las posibilidades de su crecimiento dado lo diferente de su crecimiento. Nos han encantado como hortaliza. Es una zanahoria mucho más  rústica y resistente que sus primas naranjas alcanzando por ello el adjetivo de forrajera, dado el buen ritmo de su crecimiento.

En manojos pequeños para consumirlas pronto

En manojos pequeños para consumirlas pronto

Las primeras las comenzamos a consumir  ya en el verano y  de las segundas es ahora cuando las estamos disfrutando.  Aunque no hay grandes diferencias, tienen un sabor más suave y cuando la  raíz es joven son más suaves y  tiernas que las naranjas.

Dado el buen crecimiento de las primeras y el tamaño adquirido por sus raíces, ya hemos dejado media docena de estas con el objetivo de hacerlas florecer y conseguir semilla para el próximo verano. ©

Malla fina para proteger las zanahorias

Recien lavadas para casa

Recién lavadas para usar en casa

Cansada de estar todo el verano pendiente de las zanahorias y  no descuidar el protegerlas con el uso regular del  extracto fermentado  de cebolla (que funciona pero hay que ser regular con él) este año decidí probar  a  emplear una malla fina para impedir que las moscas  pusieran  sus huevos sobre  las raíces de las zanahorias   y  las echaran  a perder. Ha funcionado muy bien.

La malla que he utilizado es una tela de material textil, de  un tejido de tul como  el que se emplea para hacer tutús, velos, … en concretos restos de este material adquirido en el mercadillo a bajo precio. El reciclaje es siempre una adecuada aptitud.

Malla túnel verano

Malla túnel verano

El único inconveniente con este material  es que puede tener forma irregular, por lo que hay que adaptar el cultivo a lo que  uno tiene disponible. Siempre se pueden unir varios  trozos entre si. Esto no ha sido necesario en nuestro caso, dado que los adquiridos  tienen un buen tamaño,  adecuado para nuestras necesidades y de color negro.

Colocamos un arco de alambre  que cubre dos surcos de zanahorias y la malla extendida sobre ellos. Los laterales cerrados con tierra y piedras y el frontal con otra malla fina. Unas pinzas sujetan la malla a los arcos y la mantienen tendida. Ahora queda no olvidarse la malla abierta al recoger las zanahorias y seguir disfrutando de ellas.

Malla en el invierno

Malla en el invierno

Con la malla las zanahorias se han mantenido libres de las  huellas de estos insectos, aunque queda por determinar si esto  ha podido incidir en el cultivo, pues no tengo zanahorias tan grandes como otros años.  De influir posiblemente seguiría siendo rentable su uso, pues las que hay están libres de los surcos y podredumbres que la mosca de las zanahorias deja sobre ellas, y  del trabajo que hay que mantener para evitarlo con otros medios.©

Va de experimentos

Arroz a comienzos de octubre

Arroz a comienzos de octubre

Ahora que se acerca el final del año nos queda pasar cuenta de cómo han ido algunos de los experimentos que hemos realizado a lo largo del año. De algunos ya sabéis sus resultados, de otros, quizá no conozcáis   en qué han consistido y cómo han ido. Aquí está la relación de los más destacados:

Cosecha de melones

Cosecha de melones

  • Arroz. Ni el sembrado directamente, ni el trasplantado han ido bien.  Crecieron florecieron, pero pese a que hubo espiga esta no llegó a granar. No sé si se debe a que no se alcanzan temperaturas adecuadas, pese a la suavidad del año, o a que le falta algún tipo de nutriente y no he sabido hacerlo mejor. Volveré a intentarlo al próximo año por darle una última oportunidad antes de tirar la toalla.
    Arroz con la espiga helada

    Arroz con la espiga helada

    Soja tardía

    Soja tardía

  • Injerto de castaño sobre encina. Han sido un completo fracaso. Ninguno de los injertos realizados salió adelante. Este año volveremos a intentarlo, adoptando algunas medidas nuevas, arbolitos de menor tamaño y  un tipo diferente de injerto,  para ver si conseguimos que alguno  llegue a prender, pero creo que pondré mientras tanto un castaño a ver si cuidándolo un poco llega a crecer.
  • Pimientos Bishops Crown.  Sembrados al mismo tiempo que los demás es un pimiento de crecimiento más lento por estas zonas, tanto es así que les costó madurar, y solo alguno llegó a hacerlo, por lo que el tema de las semillas está todavía en el aire. Aunque tengo unas plantas del año pasado, por lo que ya veremos que sucede con ellos.
  • Consuelda rusa.  Las plantas colocadas en el huerto han sido 4 y todas ellas están en buenas condiciones, lo que nos permitirá al próximo año  comenzar a usarla en el compost y experimentar con sus posibilidades.
  • Tencas. A lo largo del verano las tencas han ido creciendo en la charca. Al principio tímidas y retraídas, pero pronto se animaron y se han ido desarrollando de forma clara.
  • Melones y sandías bajo túnel. Este ha sido uno de los experimentos que mejor han funcionado este año. Pese a que la siembra fue tardía comenzaron a dar pronto y se mantuvieron dando durante mucho tiempo. El próximo año lo volveremos a repetir, pero secuenciando su siembra desde antes.

    Pimientos Bishop´s crown

    Pimientos Bishop´s crown

  • Cultivos tardíos de maíz, patatas  y soja.  El resultado de la siembra tardía ha sido irregular, en gran medida beneficiado por la suavidad de temperaturas de los inicios de este otoño.
    • En el caso de las patatas puestas en surco cubiertos de paja, los resultados fueron buenos. Hay que aumentar las cantidades de paja pues  algunas de las patatas se ponen verdes de la solanina, pero por otro lado esas son las que reservamos para la siembra, pues dicen que funcionan mejor ante el ataque de virus y hongos.
    • Respecto al maíz, lo más tardía le costó granar.  aunque llegó a hacerlo los granos no alcanzaron sus mejores resultados. Tan tarde no compensa. Hablamos que alguno se sembró a finales de junio.
    • Respecto a la soja, pese a ir tarde,  creció bien, produjo edamame y llego a madurar, pero para secarse la he tenido colgando dentro de uno de los invernaderos. ©

      Recogiendo patata tardía

      Recogiendo patata tardía

 

 

 

Cultivo del Kale

Blue Curled Scotich Kale

Blue Curled Scotch Kale

Este año hemos incorporado al huerto una crucífera nueva más: la Brassica oleracea var. sabellica L , popularmente conocida como Kale, o Borecale,  en concreto la variedad  de hoja rizada.

Dos hileras en el huerto

Dos hileras en el huerto

Contemplando el Kale no hay duda que está claramente emparentada con las crucíferas, en concreto con las  berzas, pero su crecimiento no es tan vigoroso como puede ser el de  estas o al menos no lo ha sido así en el huerto en su primera etapa  de cultivo, aunque a medida que vayamos recogiendo sus hojas  quizá vaya creciendo más.

En sus orígenes esta planta se sitúa en las orillas del Mediterráneo, en la región de Grecia, donde fue de las primeras hortalizas en ser utilizada, aunque hoy en día su cultivo está más asociado a las regiones frías del norte de Europa, donde con su  resistencia a los duros inviernos  muestra todas las posibilidades que esta variedad de brasicácea puede ofrecer.

Hay muchos tipos de kales, pero este que tenemos aquí  presenta las hojas de un intenso tono de verde azulado, con los bordes de las mismas muy rizados,  es la Blue Curled Kale, variedad que se considera propia de Escocia. Comparte ese sabor característico  de todas las crucíferas, debido a la presencia de glucosinolato, compuesto orgánico responsable del sabor picante y amargo

Monojo de Kale en la cocina

Manojo de Kale en la cocina

Hoy en día está de moda debido a la riqueza de nutrientes que tiene, tanto el Kale como su pariente la berza, que van  desde el aporte de numerosas vitaminas: A, B2,B6,B9, C, K, carotenos, además de potasio, calcio, fibra, … Para qué seguir,  a nada que busquéis en Internet  podéis encontrar un montón de información. Pero, … para conseguir  todos estos nutrientes el kale debe  tomarse crudo. Esta ensalada permite consumirlo así : Ensalada de kale con aguacate, nueces y tomates.

Hojas de kale  frotadas y maceradas en el limón

Hojas de kale frotadas y maceradas en el limón

Se necesita: Un manojo de kale tierno, un aguacate, unos tomates, un poco de queso tierno y medio limón. Para el aliño: aceite de oliva virgen, vinagre, una cucharadita de miel, sal y pimienta.

Ingredientes antes de mezclar

Ingredientes antes de mezclar

Se comienza lavando y troceando menudo el Kale que ya cortado  se baña con el zumo del limón, que se frota contra  las hojas, haciendo que se maceren unos minutos.  El zumo del limón suaviza el intenso sabor azufrado de esta berza. Se trocea  el resto de ingredientes: el aguacate, las nueces, los tomates y el queso. Se prepara el aliño y se  mezcla todo. Se puede repetir con ella. ©

Ensalada aliñada

Ensalada aliñada