Archivo de la categoría: Cultivo de Hortalizas

Malla de sombreo en los pimientos

Mallas de sombreo

Pimientos italianos bajo la malla de sombreo

Las plantas de los pimientos este año en el huerto  van más avanzadas que nunca. Con buen crecimiento tanto en altura como en desarrollo de flores primero y luego de frutos. El calor les ha sentado muy bien.

Pero según avanzaba la temporada con  el mantenimiento de altas temperatura   y abundante radiación solar se ha notado que algunos de los frutos de los pimientos  habían comenzando a desarrollar quemaduras solares.   La razón habría que buscarla en el propio éxito, con el desarrollo temprano   de plantas y frutos.

Pimientos tipo california de mata baja

Otros años  el conseguir frutos de buen tamaño coincidía con momentos en que descendía la radiación solar, por lo que la incidencia de este problema era menor. Este no ha sido así, ha habido frutos de buen tamaño desde  antes de iniciar agosto. Esta circunstancia  ha hecho necesario pensar en cómo poder reducir la radiación, por ello hemos pensado en poner sombreo en las plantas.

Pimientos tipo Lamuyo

Pimientos de pico

El primer pensamiento fue la adquisición de una malla de sombreo. Como así hicimos. Esta es  una malla densa de color verde, realizada en algún tipo de material plástico.  La colocamos cubriendo dos de las hileras de pimientos. Una vez colocada quedaban muchos pimientos por tapar, estaba claro que con aquello no iba a ser suficiente.

Ampliamos el sombreo  probando con telas, con algo menos de  densidad que la malla, cosidas entre si y colocadas sobre la estructura y  sobre las plantas. Ambos sistemas parecen ir bien. Quizá las telas tengan un mejor nivel de adaptabilidad a la estructura empleada. La malla resulta un poco rígida. El coste ha sido ventajoso para las telas, que se compraron en el mercadillo, las mallas van más caras.

Los dos procedimientos se colocaron preparados  para soportar el viento, dado que en el huerto este suele ser frecuente y fuerte.  Los de esta semana han validado el esfuerzo, ya que todo ha resistido bien sin cambios ni alteraciones.

He retirado aquellos pimientos con quemadura solar, para que las plantas puedan engordar otros

Teníamos dudas sobre la respuesta de las plantas a la reducción de luz, pero de momento parecen ir bien, estaremos pendientes de cómo evolucionan. ©

Judía verdes de piel blanca

Cosecha de fréjol blanco

Las judías verdes en esta época son muy abundantes en el huerto.  Van secuenciándose a lo largo de todo el verano.  En este momento los que están en sazón son los fréjoles de mata baja y de piel blanca.

Mata cargada de fruto

Es una variedad de judía tierna  que  lleva en casa muchos años. Con una semilla blanca, casi cilíndrica y bastante pequeña la mata no alcanza mucho tamaño, pero ofrece una abundante producción.

Al sembrarlas se colocan dos o tres plantas cercanas entre si, y separadas unos 15-20 cm, de la mata siguiente. Para mantener un buen crecimiento  es conveniente asegurar el riego de las plantas, que requieren  un terreno fresco, pero sin encharcamientos. El crecimiento de las matas al cubrir el suelo ayuda a mantener  la humedad de este.

Y sus flores blancas

Ahora llega al huerto la primera cosecha de vainas, mientras una parte de las plantas está sacando al mismo tiempo  flores. La flor es  muy blanca,  pero por lo demás similar a las del resto de esta familia de leguminosas.

Matas de judías

Es una vaina que  aguanta muy bien los rigores del calor, resistiéndose, aunque engorde la semilla  a echar cuerdas en la parte carnosa. Por ello es un fréjol que suelo hacer coincidir con las épocas de calor. Hay que estar atentos y comenzar a recoger desde que las vainas alcanzan cierto tamaño.

Las vainas son de un blanco amarillento,  poco cilíndricas, pero con ligeros engrosamientos en las zonas del fruto. más bien cortas y muy carnosas.  Son muy  tiernas al cocer. ¡Una delicia para el verano! ©

Sandías en el huerto

Caballón de sandías

Las sandías aman el sol.  También gustan de un lugar expuesto donde el aire pueda correr, por eso prefieren áreas de ladera orientadas al sur. Por qué esta afirmación. Más que nada porque es el segundo año que tengo buenas sandías en el huerto, pese  a haberlas sembrado nuevamente  con retraso. En ambos años se han dado estas dos premisas.

Charleston Grey

Este año están bárbaras. Tengo una buena variedad  de sandías colocadas en el huerto.  La mayor parte en un  largo caballón  en el que se dedican 2/3 a las sandías y  el resto  a melones.

Sandía listada de semilla pequeña

En el  caballón he colocado además dos túneles,  bajo los cuales crecen la mitad de las sandías, el resto queda al aire libre. Bajo el túnel  con el calor del verano las sandías, hasta ahora, llevan casi el mismo ritmo de crecimiento que en la zona  descubierta, pero cuando se inicie  el descenso  nocturno  de las temperaturas la diferencia en ese ritmo de crecimiento será mayor, manteniéndose el mismo dentro de la zona protegida que almacena el calor.

Sandía Piporra

En estos momentos ya se aprecian los diferentes tipos de sandías que hay sembradas en el huerto  a través de la forma y diseño de los frutos. De esto es lo que hay:

  • Sandías de Abundio, son sandías  listadas, de buen tamaño, muy sabrosas.
  • Sandías Charleston Grey, de color claro y homogéneo,  alargadas y en teoría de buen tamaño.
  • Sandías Piporras, de piel clara casi sin dibujo y semillas de tamaño más grande
  • Sandías de semilla menuda, listadas
  • Sandías Sugar baby, de color verde intenso, pero más retrasadas que las demás, pues las sembré más tarde.
  • Sandía injertada sobre calabaza, comprada de cierto tamaño  y colocada la primera en el terreno.

Sandías de Abundio

Tengo ganas que estén para comer, de entre todas será la injertada, que compró mi marido en la feria, la primera en dar sus frutos, pues ya llevan un buen tamaño. ©

Melones en el huerto

Imagen de esta tarde noche con las primeras flores apareciendo entre sus hojas

Comienzos de julio

Este año el cultivo de melones también lo realicé por siembra directa en el huerto. Lo había intentado antes en el invernadero, pero el fungus gnat se llevó por delante los que puse. No había tiempo para más.

Este año coloqué una hilera completa de melones y sandías  a pleno sol y con una orientación norte-sur. En una zona bien aireada del huerto. En  ambos caso el modo de sembrarlos ha sido el mismo.

  • En primer lugar  realizamos caballones estrechos en los que coloqué  abono abundante, en nuestro caso humus de lombriz. Pero se ha dejado  a ambos lados un amplio espacio para la expansión posterior.
  • En segundo  lugar dentro del caballón hicimos  una hoya donde colocamos las semillas. Las hoyas las realicé alargadas con  6 u 8 semillas en cada una de ellas.

    Cavando, abonando y ampliando uno de los laterales

  • Cuando las plántulas de melón comenzaron a salir se mantuvo el riego   en las hoyas  mientras que estas eran pequeñas pero al crecer se pasó a riego lateral en los sucos dejados para este fin, a cada lado del caballón.
  • Las plantas han ido creciendo bien mientras que se ha ido manteniendo el riego.  Su sistema radicular se ha ido ampliando. Se han ido eliminado las hierbas que competían con los melones, en especial las correhuelas.

    Preparando el otro

  • A lo largo de  esta semana  he incorporado más humus a lo largo del suco de riego y lo he enterrado ampliando el lateral del caballón, tapando con tierra del lateral todo la humedad incorporada al suelo.
  • Se  intentará  en las próximas semanas mantener el riego lo que sea necesario y si los melones continúan bien  volver a realizar esta misma tarea ampliando el espacio del  caballón y haciendo que las raíces se extiendan  hacia el exterior buscando la humedad y el alimento.
  • Mientras tanto se han incorporado algunos extracto vegetales  cerca de la hoya, para prevenir ataques de hongos y  reforzar las plantas. También se les ha dado una dosis de azufre amarillo y diversas pulverizaciones, de  maceraciones y extractos vegetales.

    En pleno vigor

Ahora están comenzando a florecer. Como este año hay colmenas cerca, la polinización no debería ser un problema y tendríamos que comenzar a ver melones pequeños pronto.

 

PLantación de tomates en el año 2017

Tomates en crecimiento

De una punta…

Este año la plantación  de tomates ha sido un tanto más accidentada que otros años, casi todo ha ido con retraso.  Al principió aunque los primeros se sembraron pronto, costo que saliesen adelante los semilleros debido al fungus gnat, e incluso algunas especies se perdieron por el camino, haciéndose tarde para volver a resembrar. Más adelante estuvieron en el semillero más tiempo de la cuenta, al no estar listo el  invernadero donde poderlos trasplantar

…a la otra

Posteriormente ya en el invernadero avanzaron rápido en su crecimiento, pero no estaba preparada la tierra. Los he tenido allí demasiado tiempo y han sido demasiado grandes cuando se han llevado a su posición definitiva.

Con todo al final los trasplanté aprovechando los días nublados del mes de mayo. Ahora están ya asentados y  llevan  un buen crecimiento.

Esto permitió eludir las últimas heladas que los pillaron en el interior del invernadero, pero  los del exterior estarían más adelantados de haberse puesto más temprano, por lo que en líneas generalesse  ha retrasado inicialmente la cosecha, aunque con tanto calor no hay duda de que los quedan en el invernadero maduran antes.

Hileras de tomates

Este año viendo los buenos resultados que el año pasado tuvieron los tomates, coloqué la mayoría de ellos en la zona nueva. He dejado descansar de solanáceas la otra parte del huerto.  Los he colocado  a pleno sol, con buena aireación y  separación entre las hileras, para que reciban buena exposición solar.  También he colocado acolchado al pie de las plantas para que retengan la humedad el mayor  tiempo posible, dado como viene el año.

Los últimos en ser puestos

Ahora queda tarea por delante,  darles tiempo y agua, mimarles un poco, ponerles tutores, vigilar plagas,  podar chupones, … lo necesario  para que alcancen todas sus posibilidades. ©

Tipos de boniatos en el huerto

Hileras de boniatos con algo de acolchado entre las líneas

Boniato rojo

Ya tengo colocados todos los boniatos en el huerto.  Los tres tipos diferentes que he plantado este año. Por un lado están los rojos de carne blanca que hemos cultivado otros años. Pero también he conseguido sacar adelante una docena de plantas  de los boniatos  de piel y carne blanca que conseguí reproducir el año pasado en una de las plantas así como  media docena de los de piel y carne naranja, en otra.

En los dos últimos casos, eran boniatos conseguidos a partir de los comprados en el supermercado. Boniatos  a los que les cuesta una barbaridad echar raíces y desarrollarse, eso cuando lo consiguen.Estas plantas están en su tercer año y parece que se han ido liberando de los factores inhibitorios que les afectaban en años anteriores, pero hasta que no se vea la cosecha no podemos asegurar en qué medida esto es cierto.

Boniato de carne naranja

Las plantas las he colocado en una zona de mucha exposición solar y  para evitar la amplia evaporación que esto supone, al menos hasta que las plantas vayan creciendo y las ramas cubran esa función,  les he colocado algo de cobertura de las plantas de cardo y otras hierbas que he ido segando en el huerto, quizá tenga que colocar también algo de paja. Esto en un año de escasez de agua  ayudará a mantener la humedad en el suelo y a requerir menos riegos.

Boniato de carne blanca

Las plantas de boniatos presentan ligeras diferencias en sus hojas respecto al tipo de raíces que tienen. Las de boniatos color rojo no de dejan de tener tallos  y hojas con un toque rojizo, e incluso cárdeno. Los boniatos blancos tienen un colorido de un verde claro, más delicado y tierno. Mientras que las de los boniatos naranjas presentan hojas con un tono cobrizo, interesante, de momento son las de menor crecimiento, aunque tienen el mismo tiempo. ©

 

 

 

Usos del fruto del Solanum muricatum

Fruto del Solanum en esta época

Fruto del Solanum en esta época

Uno de los frutos del huerto sorprendente por lo bien que se conserva desde finales de octubre en que los quité de la planta hasta ahora que los estamos consumiendo, son las frutas del Solanum muricatum.

Frutos en la planta

Frutos en la planta

Está fruta recién recogida no me gusta, la encuentro sin gracia, sin madurar, por lo que coloco las piezas en una caja en el garaje y allí las olvido durante una temporada. No pasa nada, pues aunque sean frutas que están llenas de agua, salvo que reciban golpes, en la experiencia que llevo con ellas,  no se pudren.

Cuando los frutos abandonan su color  blanco verdoso y comienzan a tener un cierto tono ocre-dorado, con las rayas de  tono amoratado más intenso, comienzo en pensar en usarlos.

Pelados, antes de pasarlos por la batidora

Pelados y cortados, antes de pasarlos por la batidora

Lo primero que resulta sorprendente al abrir el fruto es la cantidad de líquido que se almacena en su interior.  La carne tiene una cierta textura de pera fina, sin granillas, colocada en torno a unas semillas menudas que  procuro ir recogiendo, dado que no son muy abundantes.

La fruta hace una buena base para hacer batidos, en especial me gusta el batido de solanum con zumo de naranja,  que dependiendo de la madurez de la fruta adquiere un sabor que va desde toques de  naranja con plátano, a en otras ocasiones con un sabor  más exótico, cuando dependiendo de su nivel de madurez, su aroma se hace más intenso.

Batido de naranja y Solanum

Batido de naranja y Solanum

También me gusta esta misma composición pero incorporándole kiwi,  y donde el toque ácido de este le añade un punto agradable. Su textura y aromas me recuerdan un poco a la papaya, pero su aroma puede ser más intenso que el de  las papayas ya que estas, las pocas veces que las he comido,   no sabían demasiado.

Batido de naranja, solanum y kiwi

Batido de naranja, solanum y kiwi

La fruta con su abundante líquido está llena de vitaminas y minerales y sus beneficios son numerosos  y notables como podemos consultar en este enlace, por lo que incorporarlo con cierta regularidad en la dieta  resulta de interés. ©