Archivo del Autor: Encarnación

Nuevos almendros

Hilera de árboles  comprados a comienzos de junio

Con fuerza y vigor

Los almendros son un árbol de cultivo difícil en el huerto, o por lo menos lo ha sido  hasta ahora, dado que el almendro que tenemos plantado, de la variedad Marcona,  casi desde los inicios  del huerto, raro es el año en que da una  cosecha, cuando no es por una cosa es por otra.  Aunque este año parecía ser extraordinaria hasta la helada. Con todo seguimos intentándolo con ellos.

Este año hemos querido colocar algunos árboles más para probar en qué medida habría posibilidades de su cultivo si la variedad colocada en el mismo fuese otra más resistente al frío.   Por otro lado la idea es de experimentar colocándoles en un marco de plantación más intensivo y si es posible en espaldera para que con   porte  bajo intentar protegerlos cuando fuese necesario.

La idea era  de buscar  variedades más tardías, lo que nos ha llevado a probar a plantar seis árboles nuevos, comprados a raíz desnuda de tres variedades distintas: Ferrangnes, Ferraduel y Guara, dos de cada tipo. Todos ellos de floración más tardía y  en teoría mayor resistencia a la helada.

Doble injerto sobre ciruelo

En esta misma línea de buscar más resistencia ante el frío hemos injertado unos patrones de ciruelo con variedades de las que en la zona dan fruto de forma habitual. Árboles resistentes  a las circunstancias climatológicas y de cultivo de secano. Los resultados de crecimiento sobre ciruelo están siendo buenos.

Crecimiento de esta primavera

Los colocamos sobre el terreno a finales del invierno. El terreno se ha ido arando y limpiando de hierbas y los árboles  se han ido regando. El desarrollo y crecimiento está siendo bueno.   También ese es el caso de los ciruelos con injertos de los de la zona. Aunque son plantas más jóvenes, van prendidos y con fuerza.

Se pretende terminar con dos hileras separadas unos tres metros entre si   y con los árboles en espaldera.©

Mirada al huerto en la semana vigésimo quinta

Hay que ver lo que pueden ser cinco grados de diferencia en temperatura cuando hablamos de calor.   Así comenzamos el inicio de esta semana con  cinco grados más que ahora, unos 37º.   Los 32 º de hoy,  frente estos a se han visto como una temperatura deliciosa. Calurosa, pero  llevadera. Realmente esta oleada de la semana pasada nos ha traído mucho más cerca las temperaturas del desierto y nos ha hecho  entender mejor lo que pueden ser de difíciles los veranos en el sur de España.

Estas temperatura han dejado agostada la tierra. El riego se hace necesario y esas lluvias que se anuncian serían muy bien recibidas en el huerto.©

Mirada al huerto en la semana 25.1

Mirada al huerto en la semana 25.2

Mirada al huerto en la semana 25.3

Mirada al huerto en la semana 25.4

Mirada al huerto en la semana 25.5

Mirada al huerto en la semana 25.6

Mirada al huerto en la semana 25.7

Mirada al huerto en la semana 25.8

Mirada al huerto en la semana 25.9

Mirada al huerto en la semana 25.10

Mirada al huerto en la semana 25.11

Mirada al huerto en la semana 25.12

Mirada al huerto en la semana 25.13

Mirada al huerto en la semana 25.14

Mirada al huerto en la semana 25.15

Semilleros de Maracuyás

Plantulas de Maracuyá

El maracuyá no es una planta de esta zona. Los rasgos extremos que en clima tiene este territorio y  el hecho que las temperaturas tienden a frescas hacen que su cultivo  sea difícil al exterior.  Pero el año pasado tuve la posibilidad a final del verano de hacerme con unos pocos frutos de maracuyá púrpura y de maracuyá amarillo y has sido estas semillas las que he utilizado para estos  semilleros.

Semillero de plántulas más jóvenes

Las semillas las he sembrado en dos momentos diferentes. Por un lado en el invierno, esperando que con el interior de la viviendo fuera suficiente después de pregerminar sus semillas.  Las semillas nacieron, pero las plantas terminaron agotándose en si mismas. Pensé que no quedaba más allá de un par de ellas que al llegar la primavera trasladé al interior del invernadero.

Semillas con pulpa de la Passiflora edulis

Las plántulas allí se desarrollaron bien. Pronto no fueron las únicas. Comenzaron a salir otras semillas que  habían quedado sin germinar, esperando su momento. Las plantas están creciendo y mi intención es que al final de este periodo de calor extremo voy a intentar individualizar en macetas algunas de ellas.

Pero dado que el calor les sentaba bien decidí poner unas pocas semillas más y  estas son la segunda tanta de plántulas que tengo de maracuyás. A un ritmo de crecimiento más retrasado que las primeras. Para evitar tener que estar  pendiente de la humedad del semillero, al tenerlas puestas en un tiesto, he enterrado ambos tiestos en le interior del suelo del  invernadero, por lo que pierden menos la humedad.

El único inconveniente con las plantas es que están mezcladas las dos clases de semillas. Espero que al crecer las dos variedades vayan diferenciándose entre si, o no sabremos cual es cual salvo que se de el caso de que lleguen a florecer y dar fruto. ©

Maracuyá morado y amarillo

Tipos de Hemerocallis

Macizo de Hemerocallis

Flores de color naranja

…con largos tallos

A lo largo de cada día de esta semana y la pasada han estado los Hemerocallis en flor en el huerto.  Es un tipo de lirio de los que se llaman de día, pues se abre al amanecer y su flor se mantiene abierta a lo largo del día, concluyendo su actividad al atardecer, siendo sustituida al día siguiente por una flor nueva. Pero las flores son abundantes por lo que parece que se mantuvieran abiertas durante un mayor  periodo de tiempo.

Son plantas que una vez asentadas en el huerto mantienen su rizoma incluso en condiciones duras de humedad y calor, de hecho  a la mayoría de los Hemerocallis que hay en el huerto apenas les miramos, pero ellas siguen cada año con su carga de flores.

Hermosa flor

Floración generosa

En otra zona del huerto

El más antiguo de todos ellos lleva ya un buen número de año asentado, es el Hemerocallis fulva. Esto le ha permitido crear un macizo de plantas densas con numerosas flores, de hecho cada tallo tiene de 6 a 10. Tiene la ventaja de que esta cerca de la valla, junto a la canaleta de riego, en una zona que queda ligeramente bajo el terreno, por lo que cuando riegan los vecinos suele recibir su parte de agua. Ello la ha dotado de un  gran vigor.

Hemerocallis Stella de oro

Hay  Hemerocallis en otras dos partes más del huerto, pero en su caso tienen menor desarrollo.

Más tarde llegó el Hemerocallis amarillo o Hemerocallis Stella de oro. Su crecimiento es más lento que el del anterior y la planta ha alcanzado menor tamaño, pero también es cierto que lleva mucho menos tiempo en el huerto, pues este es su tercer año. Espero que con el tiempo alcance la relevancia del primero. ©

Flor del Hemerocallis dorado

Mirada al huerto en la semana vigésimo cuarta

Hoy ha sido un día tórrido en el huerto, en el que se han superado los 37º. Las temperaturas elevadas en esta época del año pueden ser habituales, pero que sean tan elevados, no lo es. Por ese lado  estamos entrando en una dinámica  de estabilidad del calor y eso es lo que puede resultar más dañino para las plantas del huerto a largo plazo.

No ha caído lluvia desde hace un tiempo, y cuando lo ha hecho a lo largo de la primavera ha sido escasa. Sin el riego nada es posible, pero el riego este año no termina de estar asegurado. ©

Mirada al huerto en la semana 24.1

Mirada al huerto en la semana 24.2

Mirada al huerto en la semana 24.3

Mirada al huerto en la semana 24.4

Mirada al huerto en la semana 24.5

Mirada al huerto en la semana 24.6

Mirada al huerto en la semana 24.7

Mirada al huerto en la semana 24.8

Mirada al huerto en la semana 24.9

Mirada al huerto en la semana 24.10

Mirada al huerto en la semana 24.11

Mirada al huerto en la semana 24.12

Mirada al huerto en la semana 24.13

Mirada al huerto en la semana 24.14

Mirada al huerto en la semana 24.15

Mirada al huerto en la semana 24.16

PLantación de tomates en el año 2017

Tomates en crecimiento

De una punta…

Este año la plantación  de tomates ha sido un tanto más accidentada que otros años, casi todo ha ido con retraso.  Al principió aunque los primeros se sembraron pronto, costo que saliesen adelante los semilleros debido al fungus gnat, e incluso algunas especies se perdieron por el camino, haciéndose tarde para volver a resembrar. Más adelante estuvieron en el semillero más tiempo de la cuenta, al no estar listo el  invernadero donde poderlos trasplantar

…a la otra

Posteriormente ya en el invernadero avanzaron rápido en su crecimiento, pero no estaba preparada la tierra. Los he tenido allí demasiado tiempo y han sido demasiado grandes cuando se han llevado a su posición definitiva.

Con todo al final los trasplanté aprovechando los días nublados del mes de mayo. Ahora están ya asentados y  llevan  un buen crecimiento.

Esto permitió eludir las últimas heladas que los pillaron en el interior del invernadero, pero  los del exterior estarían más adelantados de haberse puesto más temprano, por lo que en líneas generalesse  ha retrasado inicialmente la cosecha, aunque con tanto calor no hay duda de que los quedan en el invernadero maduran antes.

Hileras de tomates

Este año viendo los buenos resultados que el año pasado tuvieron los tomates, coloqué la mayoría de ellos en la zona nueva. He dejado descansar de solanáceas la otra parte del huerto.  Los he colocado  a pleno sol, con buena aireación y  separación entre las hileras, para que reciban buena exposición solar.  También he colocado acolchado al pie de las plantas para que retengan la humedad el mayor  tiempo posible, dado como viene el año.

Los últimos en ser puestos

Ahora queda tarea por delante,  darles tiempo y agua, mimarles un poco, ponerles tutores, vigilar plagas,  podar chupones, … lo necesario  para que alcancen todas sus posibilidades. ©

Tipos de boniatos en el huerto

Hileras de boniatos con algo de acolchado entre las líneas

Boniato rojo

Ya tengo colocados todos los boniatos en el huerto.  Los tres tipos diferentes que he plantado este año. Por un lado están los rojos de carne blanca que hemos cultivado otros años. Pero también he conseguido sacar adelante una docena de plantas  de los boniatos  de piel y carne blanca que conseguí reproducir el año pasado en una de las plantas así como  media docena de los de piel y carne naranja, en otra.

En los dos últimos casos, eran boniatos conseguidos a partir de los comprados en el supermercado. Boniatos  a los que les cuesta una barbaridad echar raíces y desarrollarse, eso cuando lo consiguen.Estas plantas están en su tercer año y parece que se han ido liberando de los factores inhibitorios que les afectaban en años anteriores, pero hasta que no se vea la cosecha no podemos asegurar en qué medida esto es cierto.

Boniato de carne naranja

Las plantas las he colocado en una zona de mucha exposición solar y  para evitar la amplia evaporación que esto supone, al menos hasta que las plantas vayan creciendo y las ramas cubran esa función,  les he colocado algo de cobertura de las plantas de cardo y otras hierbas que he ido segando en el huerto, quizá tenga que colocar también algo de paja. Esto en un año de escasez de agua  ayudará a mantener la humedad en el suelo y a requerir menos riegos.

Boniato de carne blanca

Las plantas de boniatos presentan ligeras diferencias en sus hojas respecto al tipo de raíces que tienen. Las de boniatos color rojo no de dejan de tener tallos  y hojas con un toque rojizo, e incluso cárdeno. Los boniatos blancos tienen un colorido de un verde claro, más delicado y tierno. Mientras que las de los boniatos naranjas presentan hojas con un tono cobrizo, interesante, de momento son las de menor crecimiento, aunque tienen el mismo tiempo. ©