Archivo del Autor: Encarnación

Vespa velutina

Vespa velutina, con el torax con diferentes franjas de  marrón oscuro

En el mes de agosto tuvimos la posibilidad de conocer de cerca la gran expansión que en las zonas costeras gallegas están teniendo las avispas asiáticas.  La Vespa velutina nigrithorax es una especie invasora en Europa, mucho más agresiva que las avispas propias y con más capacidad de expansión.

En las zonas gallegas aprovechando las características climáticas, la densidad de la vegetación, así como la dispersión de la población en el territorio, su presencia se ha convertido en un grave problema, dados los muertos que ya van.

De mayor tamaño que la avispa común (Vespula vulgaris). Es más parecida a la especie autóctona de la Vespa crabro, tanto en tamaño como en costumbres, no así en su capacidad de expansión y su mayor agresividad.

Estas avispas son insectos que se alimentan de otros insectos, con  especial preferencia por las abejas, pero además a final del verano gustan de consumir azúcares presentes tanto en uvas como en otras frutas, por ello su expansión tienen una especial incidencia en el sector apícola y en los sectores productores de frutas y uvas, dado que estos productos se dañan.

Hay dos momentos de máxima importancia para su expansión, tanto la primavera, momento en que las avispas reinas salen de la hibernación e inician la formación de sus nidos, como el otoño, cuando  las futuras reinas inician los vuelos con los zánganos que las fecundaran y tras esto buscarán nuevos territorios donde pasar el invierno hasta la primavera siguiente.

Las trampas deberían ser colocadas en ambos momentos, ya que la captura de estas avispas tiene un papel relevante en la presencia general durante el verano y el otoño, porque inciden en la formación de los nidos.

De momento no hemos tenido conocimiento de su presencia en el huerto, pero la avispa asiática ya está iniciando su expansión dentro de la Comunidad, como se puede ver en este mapa de su expansión, por lo que será solo cuestión de tiempo que lleguemos a verla.

Es importante estar atento a esta posibilidad, vigilar  y poner trampas que puedan avisarnos de su presencia en el mismo, para poder prevenir accidentes con ellas y en lo posible colaborar a frenar su expansión.©

Anuncios

Semana treinta y siete en el huerto

En esta semana las temperaturas se han mantenido muy estables a lo largo de todo el periodo. Temperaturas altas, cercanas y superando en ocasiones los 30º.  La estabilidad de la atmósfera ha permitido la presencia del sol, la mayor parte de los días. Pero las mañanas suelen ser frescas y  las nubes de la mañana se despejan lentamente conforme calienta el sol.

Apenas ha llovido a lo largo de la semana, por ello el riego, aunque ha disminuido, se sigue manteniendo. La maduración de casi todo se acentúa.©

Mirada al huerto en la semana 37.1

Mirada al huerto en la semana 37.2

Mirada al huerto en la semana 37.3

Mirada al huerto en la semana 37.4

Mirada al huerto en la semana 37.5

Mirada al huerto en la semana 37.6

Mirada al huerto en la semana 37.7

Mirada al huerto en la semana 37.8

Mirada al huerto en la semana 37.9

Mirada al huerto en la semana 37.10

Mirada al huerto en la semana 37.11

Mirada al huerto en la semana 37.12

Mirada al huerto en la semana 37.13

Mirada al huerto en la semana 37.14

Mirada al huerto en la semana 37.15

Mirada al huerto en la semana 37.16

Melón Galia

Melón que al madurar se pone amarillo

Este año resultado del intercambio de semillas, nos ha llegado al huerto este melón, que aunque no vino etiquetado como tal creemos que es el melón Galia,  y quizá  la variedad Kirene.

Creciendo

El melón Galia es un melón de tamaño medio, de forma redondeada, y con la piel cubierta de escriturado. Es un melón que durante su crecimiento aparece verde pero que cuando madura se pone de un intenso color amarillo. Además de que al alcanzar el punto óptimo de madurez se percibe  un intenso y maravilloso aroma que rodea a la fruta.

Jugoso, con su carne de tonos verdosos

Nosotros  en el huerto tenemos dos plantas colocadas juntas de melón Galia, cercanas al resto de los melones. Han tenido un buen año, produciendo entre ambas seis  melones de tamaño medio-pequeño, pero superior al Cantalupo.

Las plantas se colocaron primero en semillero en el invernadero, para posteriormente trasladarlas al exterior  cuando acabó la temporada de heladas, a finales de mayo.  Por ese motivo ha sido el melón que antes dio fruto maduro. Su ciclo de crecimiento es más rápido que el del melón de piel de sapo.

El fruto de estos melones ha ido madurando de forma escalonada, quedando todavía algunos de ellos en proceso de maduración. Ello hace que sea muy interesante el tenerlo, para conseguir melones tempranos, dulces y aromáticos.©

Semana treinta y seis en el huerto

Continua un descenso suave de las temperaturas. Las máximas no han bajado de 25º y las mínimas en torno a 15º. Se nota el cambio de estación, aunque es uno de los momentos en que se está más agradablemente en el huerto.

El riego se va restringiendo, pero dependiendo de cultivos. Algunos todavía lo necesitan, pero con menor frecuencia.©

Mirada al huerto en la semana 36.1

Mirada al huerto en la semana 36.2

Mirada al huerto en la semana 36.4

Mirada al huerto en la semana 36.5

Mirada al huerto en la semana 36.6

Mirada al huerto en la semana 36.7

Mirada al huerto en la semana 36.8

Mirada al huerto en la semana 36.9

Mirada al huerto en la semana 36.10

Mirada al huerto en la semana 36.11

Mirada al huerto en la semana 36.12

Mirada al huerto en la semana 36.13

Mirada al huerto en la semana 36.14

Mirada al huerto en la semana 36.16

Mirada al huerto en la semana 36.17

Asociación Galega de Froita Autóctona do Eume (AGFA)

En el viaje a Ferrol, el pasado agosto, uno de los aspectos que me resulto más interesantes conocer fue  La Asociación Galega de Froita Autóctona do Eume (AGFA). Esta asociación sin animo de lucro se dedica a la recuperación y difusión de variedades de frutas tradicionales que están en serio riesgo de desaparición.

Esta desaparición tienen que ver con dos factores, por un lado la comercialización casi en exclusiva, a nivel de los viveros de los árboles frutales dedicados  a la producción para los mercados, y por otro lado con la perdida de los huertos tradicionales, dado el abandono de los mismos debido al importante envejecimiento de la población rural.

Esta Asociación tienen en el Concello de San Saturniño  un convenio de colaboración  a través del cual, el ayuntamiento ponen a su disposición  una parcela de una hectárea, dedicada a vergel para la conservación de frutas autóctonas.

En dicha huerta hay ya más de 151 variedades de frutales, plantando dos árboles de cada tipo e incorporando variedades nuevas, tienen 30  más previstas,  según se van localizando. Los árboles frutales conservados son: cerezos, como ciruelos, melocotones, perales y manzanos, de las variedades que se adjuntan a continuación.

Se dispone también  de un pequeño centro de interpretación dedicado a la divulgación y formación, de todas aquellas personas que estén interesados en estos temas. Es aquí donde se imparte formación sobre podas, injertos, problemas, tratamientos, …

Además la asociación pone a disposición de todo aquel que esté interesado varetas de las diferentes variedades de que disponen, de modo que estas se puedan cultivar y difundir a lo largo del territorio.

Esta huerta no es la única de que dispone la asociación que cuenta con otras  en la comarca del Eume.

Es realmente importante que exista una asociación con esta finalidad. El patrimonio de árboles frutales  antiguos es imprescindible preservarlo, manteniendo así la biodiversidad genética. Es necesario contar con la posibilidad de conseguir este tipo de frutales, por ello si alguno está interesado en estas variedades de frutales, puede ponerse en contacto con la asociación, que están abiertos a esta posibilidad. ©

Mi trigo de este año

Mi cosecha de trigo

Hace  ya un tiempo que pudimos incorporar  la finca que había en el  lateral sur del huerto  y comprarla. Es una finca que queda fuera de la valla, por lo que los cultivos que se pueden poner en ella están expuesto a la acción de los jabalíes y del corzo. Por eso esta sementera pasada decidimos sembrarla de trigo, entre otras cosas para ver si había posibilidades de cultivarlo ecológicamente.

Son unos 2000 m. de experimento ecológico. Sin añadir pesticidas de ningún tipo, ni herbicidas. Sembrada de modo un tanto artesanal (tendiendo la semilla a voleo) con el empleo de abono de lombriz,  con el otoño seco y el invierno incierto no fue hasta la llegada de las lluvias ya a finales de febrero cuando comenzó a coger fuerza.

Campo vecino, con control químico de las  hierbas

En ese momento   se inició una carrera entre las plantas de trigo y  las hierbas, así en algunas zonas el trigo estaba fuerte, pero en otras era la veza, la avena loca,  los cardos y/o la grama los que ganaron la carrera. Con todo la convivencia entre las diferentes plantas cooperó para evitar los hongos que en tantos trigos de alrededor requirieron de diversas   rociadas de fungicidas. Finalmente en el mes de agosto  fue  recogido con la cosechadora, aunque dada la cantidad de cardos que tenía, bien pensamos que nos diría de no nos lo hacía.

Nuestro campo, libre de herbicidas

Al final ha sido una cosecha de 710 kilos de trigo. Nada que ver con los rendimientos de producción del trigo convencional, que viene estando en torno a los 6.000 kilos por hectárea, en un año como el actual. pero por otro lado  es un trigo gordo  y hermoso y sobre todo libre de todo tipo de aditamentos.

Es un montón de trigo  del que una parte irá para las gallinas, pero sigue siendo mucho trigo. Un trigo  gordo y lucido en el que si estáis interesados, podemos  encontrar una forma para compartir.

Hileras de paja desde el estanque

Ahora queda la paja. La idea inicial es la de  intentar empacarla, aunque tenga un montón de cardos, veremos si lo conseguimos.  Luego habrá que pensar qué hacemos con ella.©

Semana treinta y cinco en el huerto

Se ha mantenido la misma dinámica de la semana anterior, incluso con más estabilidad en las  temperaturas, tanto medias, como máximas  y mínimas. Estamos todavía en verano.  Pero  ya hay cambios, la maduración de la cosecha se comienza a acelerar.

Sigue sin gota de lluvia por todas estas zonas. Aunque se anuncia inestabilidad para la semana que empieza.©

Mirada al huerto en la semana 35.1

Mirada al huerto en la semana 35.2

Mirada al huerto en la semana 35.3

Mirada al huerto en la semana 35.4

Mirada al huerto en la semana 35.5

Mirada al huerto en la semana 35.6

Mirada al huerto en la semana 35.7

Mirada al huerto en la semana 35.8

Mirada al huerto en la semana 35.9

Mirada al huerto en la semana 35.10

Mirada al huerto en la semana 35.11

Mirada al huerto en la semana 35.12

Mirada al huerto en la semana 35.13

Mirada al huerto en la semana 35.14

Mirada al huerto en la semana 35.16

Mirada al huerto en la semana 35.16