Archivo de la categoría: Variedades

Cultivo y trasplante de Chirimoyo

Arbolito de Chirimoyo

Está llegando el frío al huerto, de hecho en esta semana se esperan heladas en el mismo. Por ello estoy comenzando a retirar algunas de las plantas más sensibles  al frío que hay en el interior del invernadero a los cuarteles de invierno, esto es para casa.

Una de ellas es el Chirimoyo, tanto  el grande  que a lo largo del verano ha alcanzado un bonito tamaño,  como los otros más pequeños. Todos los Chirimoyos que tengo, Annona cherimola,   proceden de semillas y son relativamente sencillos de cultivar siempre y cuando se les proteja  del frío y tengan calor en las fases iniciales de su germinación y crecimiento.

Antes de llevarlo para casa lo he cambiado de maceta y ampliado el espacio disponible para las raíces.  Al abrir la botella de plástico donde estaba se veía como las raicillas del mismo estaban por todas partes  y habían ocupado todo el espacio.

Abriendo la botella de plástico

Es muy importante para todos los árboles tropicales  y en concreto para las annonaceae, poner en la maceta un buen drenaje. Por ello  colocamos en el fondo del tiesto piedras pequeñas que ayuden a evacuar al agua, al tiempo que también realizamos algunos agujeros en los laterales del tiesto.

Con numerosas raicillas

Este es un árbol que está ya en su tercer año. Es  un arbolito de buen porte que compite en belleza fácilmente con los ficus y otras plantas de interior. Por ello vamos a cuidar los Chirimoyos hasta ver si conseguimos ver sus flores,  y si fuera posible sus frutos. Esto puede ser difícil  y  requiere un tipo de polinización manual.

Tiesto con Chirimoyos pequeños

Al ser un árbol de semillas   y siendo habitual en España la variedad Fino de Jete, posiblemente  la semilla polinizada entre iguales, conserve sus características. Por otro lado al proceder de semillas no queda más remedio que esperar  a que las plantas maduren y estén preparadas para florecer, salvo que encuentre alguien que me pueda mandar esquejes para realizar un injerto.  Si tenéis Chirimoyos y os apetece compartir unos esquejes conmigo, me gustaría intentarlo.©

Anuncios

Cosecha de peras 2017

Cajita de peras de junto al estanque

Red Bartlett

Los calores de este verano han adelantado este año, prácticamente en su totalidad, la cosecha de peras, que ya están recogidas.  Primero se adelantó la floración, luego sufrimos las heladas de la primavera, pero finalmente, pese al daño del hielo hemos tenido una cosecha medianamente buena de ellas.

Conferencia madurando

Es difícil saber cual es el momento real  de maduración de las peras, dado lo anormal del año en curso. Pero lo cierto es que la mayoría de los frutales que están dando fruto se están manifestando como perales de final del verano, lo que hace que su recolección se concentre en unas pocas semanas desde finales de agosto a estas semanas de septiembre.

El primero  que comenzó fue el peral que está junto al estanque. Es una pera  del estilo a la pera limonera, pero de forma diferente, más gruesa y achatada. Es una pera con mucha agua y nada granulosa. Para ser el segundo año en producción no ha estado nada mal, saliendo en total una buena caja de todas ellas. Lo único es  que le han atacado demasiado las orugas del peral: la Cydia pomonella, más conocida como Carpocapsa.

Caja de conferencias

Pera Roma

Luego le siguieron en maduración la Red Bartlett, que ha estado llena de color, con muy  buena producción. Apenas han estado  afectadas por ataque alguno de plagas. Son  un tipo de una pera sabrosa que tiene un punto sutil de perfume.

Pera de agua

La pera Roma también ha dado algunos ejemplares este año. Pero ella si que ha estado muy afectado por el ataque del gusano. Es una de las peras más sabrosas del huerto cuando está madura, pero su punto dura poco tiempo.

Pera de Folgoso

Rama cargada de fruta

El peral de  Pera Conferencia ha ido a continuación. Este año ha estado cargado. Ha tenido mucha fruta, por ese motivo no todas las peras tenían un buen tamaño. Con todo su producción ha sido óptima.  También ha tenido un porcentaje de fruta dañado por la carpocapsa.

Otro de los perales  con buen desarrollo ha sido traído de Folgoso. Muy aromático, tiene en forma del fruto  con cierto aire a la blanquilla, pero más grande  de tamaño. Tiene mucho aroma y cierto toque amoscatelado muy sabroso.

Cañas de Bartlett

Toda la cosecha ha puesto en evidencia que podemos producir, pero sigue siendo un problema el ataque de la Cydia pomonella, para reducir la cosecha. Habrá que tener en cuenta este hecho y tomar medidas para frenarlo en lo posible, siempre dentro de un respeto por el medio y por nuestra salud. Nos queda mucho por aprender.©

Injerto de hendidura doble

Acerolo sobre espino

Este año despejamos parte de  la vegetación de la zona del canal de desagüe. Esto  junto con otra serie de bravos que había por el huerto  dejo  numerosas plantas listas para injertar y en algunas de ellas aplicamos esta técnica: El injerto de hendidura doble.

Es una técnica que se aplica cuando la diferencia entre el injerto y el portainjerto es notable, pero no excesiva, de modo que se puede aprovechar para hacer los  injertos dobles. La razón de esta opción es que se duplican  asi las posibilidades de que alguno de ellos funcione. Afortunadamente en bastantes ocasiones se ha dado el caso de que ambos han prendido.

Almendro sobre ciruelo

procedimiento  básico sigue los mismos planteamientos que el injerto de hendidura sencillo, pero con la salvedad de que en la hendidura se aprovecha para colocar dos púas en la misma incisión.

Por ello debemos procurar que  el tipo de lengüeta tenga la misma anchura y una profundidad que sea similar, para conseguir que la tensión de la madera del portainjertos  se reparta de forma homogénea sobre ambas cuñas y el ajuste  del cambium sea perfecto.

Peral sobre espino

Hay que tener presente que el punto de anclaje del injerto va a ser la zona exterior de ambas cuñas, por ello al reducir el espacio de contacto, una solo superficie en lugar de dos,  hay que procurar ajustar estas lo mejor posible.  El callo de crecimiento que se desarrolle allí será esencial para  el agarre de cada injerto en su evolución futura.

Cierre con cinta autosellante

Dada la época en que suele realizarse los injertos, finales del invierno e inicios de la primavera, coincidiendo con la subida de la savia, es también muy importante cómo se realiza el cierre e impermeabilización del injerto. Hay que tener presente que el agua de lluvia podría acumularse en la hendidura y el riego de  ataque hongos se incrementaría. También es una superficie abierta,  susceptible de resecamiento, por ello  se debe cuidar esmeradamente que quede bien cerrado.

Este año nos han funcionado muy bien los injertos dobles de acerolo sobre espino, así como peral sobre espino y almendro sobre ciruelo. ©

 

Ya tengo plantitas de Mango

Situación de los mangos a finales de agosto

Contraste entre las hojas en desarrollo y las maduras

Mucho nos ha costado conseguir sacar adelante  los mangos, Mangifera indica, pero parece que este año lo hemos conseguido. Esta planta intertropical  se cultiva ya en España en las zonas meridionales, de clima casi subtropical, en especial toda la zona de Málaga.

Nosotros queríamos ver si podríamos llegar a desarrollar la planta, tenerlo en casa y aclimatarla al hogar. Aquí os muestro  nuestro mejor logro: un par de plantas de  buen  tamaño para el desarrollo de su primer año y hay otras dos más tardías que siguen a buen ritmo.

Llevamos en la labor ya una buena temporada. Cada vez que tomábamos un Mango, tomábamos la semilla y la poníamos en tierra. Con ello no  conseguíamos nada de nada.

Luego pasamos a germinar la semilla con la técnica de la servilleta, pero  ni aun así. La mayor parte de los mangos coincidían con el invierno y no había temperatura suficiente para ello  por lo que aunque germinásemos la semilla al final no logramos sacar la planta adelante.

Más adelante  tuvimos el problema con las moscas y larvas del fungus gnat, pero pese a ello  conseguimos  salir adelante empleando  un lugar clave con temperatura óptimas  y  su punto  justo de humedad: Unos mini acuarios sobre el rúter del ordenador.  En ellos se aprovecha el excedente de temperatura de este aparato  que provee con las necesidades requeridas por la semilla.

Semillas de mango germinando

Colocamos además las semillas a germinar coincidiendo con el desarrollo  de la primavera. Los colocamos en tierra con sus raíces y brotes , donde han estado a lo largo del verano. Allí con abundante riego y nutrición  han llegado a alcanzar su tamaño actual. Una de ellas  ha conseguido hasta tres crecimientos, el mejor desarrollo alcanzado.

Desarrollo de tallo y raíces

En este proceso el momento óptimo de crecimiento ideal de las plantas es cuando las temperaturas oscilan entre los 25 y los 30º.  Ahora queda ver si somos capaces de superar el invierno y seguir adelante. Todo un reto, por ese mismo tema de las temperaturas.©

Injerto de corona

Injerto de corona de acerolo sobre espino

Este año realizamos diferentes tipos de injertos, uno de ellos fue el injerto de corona.  Este es un tipo bastante  frecuente y fácil de realizar con árboles de hoja caduca. Suele  hacerse al final del invierno, cuando la savia de los árboles frutales  comienza a moverse. Por ello hay que tener en cuenta cuando lo hace cada variedad de árbol en particular y estar al tanto de las épocas en que estos comienzan a despertar.

Es un tipo de injertos que combina un portainjertos de mayor grosos y  unos injertos colocados en los laterales del mismo, junto a su corteza. Nosotros lo hemos realizado  con esquejes de acerolo y sobre espino albar como portainjertos.

Injerto en sus inicios

Comienza el proceso cortando con una buena sierra el tronco en horizontal, a la altura desde la cual queremos que arranque el injerto. Lo más habitual es que al menos  realicemos dos injertos en cada tronco.

Sobre la zona del corte, en el tronco,  hacemos  una incisión en vertical  de unos 4-5 cm y con cuidado separamos  la corteza alrededor de la incisión. Los injertos van a ser unas varetas  de unos10 cm de largo y un grosor inferior al centímetro, que tengan al menos dos-tres yemas  para el futuro desarrollo.

Cubriendo con mastic

A las púas se les da un corte longitudinal a lo largo de la sección que vamos a insertar en  el corte realizado. El final del mismo se suaviza con un corte a bisel que facilita su asentamiento entre la corteza.  El corte  longitudinal incluye dos posibilidades: con asiento, de modo que hay un rebaje horizontal, antes de hacer el longitudinal o sin el. Lo primero facilita el ajuste de la púa con el tronco, lo segundo implica un cierto corte a bisel.

Desarrollo durante el verano

A continuación se desliza con cuidado   la púa dentro de la corteza. Sobre este esquema de base se puede  luego introducir algunas modificaciones dependiendo de cómo  se adapta  el tipo de cortezas de las diferentes variedades vegetales:

  • Se pueden levantar ambos lados de la corteza y asentar  la zona de contacto en centro.
  • Levantar la corteza en una de las zonas,  y rebajar el borde lateral de la púa para que se ajuste al corte vertical realizado.
  • Retirar la corteza y rebajar en ambos laterales ajustando  las zonas de contacto.

Se procede a atar bien todo el conjunto y se emplea mastic para evitar todo tipo de evaporación. Yo la he empleado tanto en el cierre del portainjertos en contacto con la `púa, como en el corte final de esta. Para asegurar ambas partes, la  púa y tronco, hay gente que  llega a clavar una fina punta entre ambas, reforzando así la zona de contacto.

El injerto, una vez consolidado,  va a realizar un buen crecimiento en los siguientes meses, siendo frecuente que prendan todos  los realizados. Para ello es importante eliminar todos los brotes del portainjerto que puedan ir apareciendo, que de dejarlos actúan como chupones que roban la fuerza al injerto realizado. ©

Citrus madurensis calamondin

Arbusto de Citrus madurensis

Este que os presento aquí es otro de los cítricos con los que estoy experimentando desde el año pasado, viendo si soy capaz de mantenerlos vivos y cómo proveer para dar respuesta a las  necesidades  que tienen. El arbusto lleva conmigo más de un año. Es otra más de las ofertas arbustivas que a veces se pueden ver en el Lidl.

Capullos antes de comenzar a abrir

Su nombre es Citrus madurensis pero se le conoce coloquialmente como Calamondín, pertenece a la familia de las Rutaceae, y dentro de ella a la subfamilia Citroideae. Como la mayoría de variedades de la familia su origen está en Asia, en concreto se dice que en la zona desde China a  Filipinas.

La planta desde que la compré  ha ido medrando, aunque sus dificultades ha tenido. Este año comenzó a florecer. Pero cansada de que las flores se fueran cayendo progresivamente, lo trasladé al interior del invernadero a ver si allí había más suerte.

Flores de cerca

Lo coloqué en la zona lateral, enterrando la maceta bajo la sombra de una de las parras, hasta que esta ha quedado a ras del suelo, para evitar la evaporación. Viendo que esto  parecía ir bien, le dí un poco más de sombra, colocando  unos sacos de arpillera en las paredes del invernadero, junto a las que ya estaba.  El arbusto  se ha fortalecido. En el proceso hemos estado aportando al Calamondín  extracto de cebolla de vez en cuando así como te de humus, y de consuelda. También  hemos mantenido  un riego regular sobre el mismo.

Con los pequeños frutos

Como resultado  el arbolito ha estado floreciendo de forma sucesiva, flores blancas, olorosas, de aspecto ceroso.  Estas  flores han comenzado a cuajar creando pequeños frutos, que de momento se mantienen bien.  Ahora el reto será ver si conseguimos que desarrolle estos frutos. Todo es aprender.©

Nuevos almendros

Hilera de árboles  comprados a comienzos de junio

Con fuerza y vigor

Los almendros son un árbol de cultivo difícil en el huerto, o por lo menos lo ha sido  hasta ahora, dado que el almendro que tenemos plantado, de la variedad Marcona,  casi desde los inicios  del huerto, raro es el año en que da una  cosecha, cuando no es por una cosa es por otra.  Aunque este año parecía ser extraordinaria hasta la helada. Con todo seguimos intentándolo con ellos.

Este año hemos querido colocar algunos árboles más para probar en qué medida habría posibilidades de su cultivo si la variedad colocada en el mismo fuese otra más resistente al frío.   Por otro lado la idea es de experimentar colocándoles en un marco de plantación más intensivo y si es posible en espaldera para que con   porte  bajo intentar protegerlos cuando fuese necesario.

La idea era  de buscar  variedades más tardías, lo que nos ha llevado a probar a plantar seis árboles nuevos, comprados a raíz desnuda de tres variedades distintas: Ferrangnes, Ferraduel y Guara, dos de cada tipo. Todos ellos de floración más tardía y  en teoría mayor resistencia a la helada.

Doble injerto sobre ciruelo

En esta misma línea de buscar más resistencia ante el frío hemos injertado unos patrones de ciruelo con variedades de las que en la zona dan fruto de forma habitual. Árboles resistentes  a las circunstancias climatológicas y de cultivo de secano. Los resultados de crecimiento sobre ciruelo están siendo buenos.

Crecimiento de esta primavera

Los colocamos sobre el terreno a finales del invierno. El terreno se ha ido arando y limpiando de hierbas y los árboles  se han ido regando. El desarrollo y crecimiento está siendo bueno.   También ese es el caso de los ciruelos con injertos de los de la zona. Aunque son plantas más jóvenes, van prendidos y con fuerza.

Se pretende terminar con dos hileras separadas unos tres metros entre si   y con los árboles en espaldera.©