Hueso de aguacate en tratamiento de invierno

Aguacate seco

Este año ya hemos dado nuestro primer tratamiento de invierno. Lo pudimos dar en el periodo de Navidad, de modo que la mayor parte de los árboles ya lo han recibido. Se dio tanto dentro como fuera del invernadero.

Rehidratar

Para realizarlo se ha empleado hueso seco de aguacate, usado de dos formas diferentes:

  • En un caso con aceite vegetal y jabón potásico. Empleado para los árboles sin hoja.
  • En el otro solo con el jabón potásico, usado en el exterior en  aquellos árboles que conservan las hojas a lo largo del invierno y dentro del invernadero.

Cocer

El hueso de aguacate, o palta  es rico en taninos, terpenos propios del aguacate,  alcaloides y aminoácidos. Todo ello ayuda a combatir algunas de las plagas de la agricultura. Hemos visto que se emplea tanto como fungicida, como ovicida e insecticida.

Pesando jabón y aceite

Lo hemos usado junto con el jabón  de potasa que ayuda:

  • Con efecto fungicida, habiendo ensayos sobre su eficacia en ese sentido.
  • Como insecticida  contra:  mosca blanca, araña roja, trips, cochinillas, pulgones y  en general todo tipo de insectos de cutícula blanda.
  • Como mojante para  extender  el producto en pequeñas partículas que cubran todas las superficie y retener este  sobre las ramas, así como para limpiar las ramas de la película oleosa que suelen tener.

Triturar…

Finalmente hemos  querido usar un aceite vegetal  que son los que  ya desde hace un tiempo se prefieren  en agricultura ecológica y que actúan tanto  de ovicida como  para controlar ciertas plagas. Mezclado con el jabón crea una emulsión que lo ayuda a mezclar con el agua y extenderse sobre las superficies. Hemos preferido el aceite de girasol, dada la facilidad de acceso al mismo.

…..hasta mezclar bien

Las dosis empleadas han sido:

  • Hueso de aguacate seco  0,2 gr por litro. Para cada 25 litros 50 gr.
  • Aceite de girasol: 8 ml por litro. Para 25 litros 200 ml.
  • Jabón potásico 10ml por litro (venía  como jabón liquido diluido al 40%). Un total de 250ml. para mochila de 25 litros.

Cocer todo brevemente

El proceso para hacerlo no resulta difícil pero lleva sus pasos. Comenzamos  con pesar y luego  poner de remojo las semillas de aguacate (recogidas y dejadas secar tras usar aguacates  en la cocina) para rehidratarlas primero y posteriormente cocerlas. Se midieron las cantidades respectivas de jabón, aceite.

Colar

Se trituró  y mezcló todo junto usando la batidora. Posteriormente se puso a cocer todo ello durante unos minutos para que se liberaran  y terminaran de mezclar en el agua los aceites  del aguacate.

Se filtró todo bien para no obstruir las boquillas de la mochila.

Mezcla de aguacate y jabón

Cada mezcla se echó en una botella de 5 litros hasta completar con agua  las garrafas. Estas se agitaron con la mezcla hasta homogeneizar la misma.

En la finca   se rellenó tres veces la  mochila  que se completó  con agua de lluvia, posteriormente se pulverizó  sobre los frutales.

Véase la diferencia entre la emulsión casi blanca de aceite, jabón y hueso de aguacate y la realizada solo con jabón y aguacate que se pulverizó otro día.©

Aguacate, jabón y aceite de girasol

Paseo por la nieve

Esta  mañana nos hemos acercado al huerto, teníamos curiosidad por lo que había caído. Una vez  allí  hemos estado realizando un paseo por toda la finca, revisando la nieve caída en el huerto y cómo estaba todo.

Es una nevada  que no ha sido nada parecido a lo que ha caído en otras zonas, pero que dado que por aquí apenas nieva, no ha estado mal. De hecho 2 días después de que nevara todavía quedan bastantes restos de la misma.

Para la conservación de la nieve  el frío nocturno  ha sido esencial. Durante estas noches pasadas  se ha ido trasformando en hielo. Un día como el de hoy, de moderadas temperaturas y sol brillante, ha ido deshaciendo la nieve en todas aquellas zonas expuestas, de modo que donde se conserva es en las zonas a la sombra.

La nieve se concentra en las umbrías donde todavía quedan zonas que tienen de  4 a 6  cm dependiendo de la ventisca,  e incluso sobre los estanques helados. En el resto la nieve aparece a corros,  deja paso a las plantas que asoman entre ella. Las plantas aparecen aplastadas, sin fuerza, dañadas,…. no tanto por la propia nieve sino por la acción del hielo.

Llegar a un terreno cubierto de nieve virgen es siempre una experiencia deslumbrante. El recorrido por la zona nos cuenta todas las aventuras que sobre la nieve se han ido desplegando. Aprender a leer las huellas de esos recorridos nos habla de quienes han estado sobre ella:  Unas veces son huellas de aves las que  jalan el recorrido ( en unos casos hay discusión si son perdices o son cuervos las pisadas que aparecen con más frecuencia en otros son más claras como las de la garza),  otras son animales de 4 patas los que han dejado su impronta en el hielo,  o nosotros, o el coche, …

Dalas las temperaturas tan bajas que se prevén sería bueno que la nieve siguiera ofreciendo su  cubierta protectora. Pero la nieve mientras tanto sigue lentamente filtrándose en el suelo, rellenando la capa de aguas subterráneas, …. Ahora falta esperar y ver si se cumplirá el dicho  “Año de nieves…..” ©

Segunda semana del mes de enero

En esta semana del mes de enero hemos llegado en el huerto a las temperaturas más bajas de toda la  temporada: -9.5º de mínima. El salto térmico a la baja  desde que comenzó el año ha sido significativo. Se han mantenido  muy bajas tanto las temperaturas nocturnas como las diurnas y a eso además, en ocasiones, se ha sumado el viento.

Como en el resto de España el temporal de nieve también ha llegado aquí.  Las fotos son del jueves. Desde entonces no  hemos ido, pero el volumen de nieve en general en la zona ha sido bajo, por lo  que posiblemente allí también.©

El huerto en la semana 2.1 de 2021

El huerto en la semana 2.2 de 2021

El huerto en la semana 2.3 de 2021

El huerto en la semana 2.4 de 2021

El huerto en la semana 2.5 de 2021

El huerto en la semana 2.6 de 2021

El huerto en la semana 2.7 de 2021

El huerto en la semana 2.8 de 2021

El huerto en la semana 2.9 de 2021

El huerto en la semana 2. 10 de 2021

El huerto en la semana 2. 11 de 2021

El huerto en la semana 2. 12 de 2021

El huerto en la semana 2. 13 de 2021

El huerto en la semana 2. 14 de 2021

El huerto en la semana 2. 15 de 2021

El huerto en la semana 2. 16 de 2021

El huerto en la semana 2. 17 de 2021

El huerto en la semana 2. 18 de 2021

El huerto en la semana 2. 19 de 2021

El huerto en la semana 2. 20 de 2021

El huerto en la semana 2. 21 de 2021

 

Creando flores con la paja de maíz

Cómo ya habéis visto este año estoy experimentando con la paja de las mazorcas de maíz, y ahora quiero mostraros uno de los objetos que me resultan más encantadores elaborados con este material, que son las flores de paja de maíz.

Los materiales necesarios son pocos, lo primero y básico es la palha do milho, o paja de maíz, además de cuerda y una caña fina, a modo de tallo, tijeras y pegamento.

Comenzamos buscando aquellas piezas  que se encuentren en mejores condiciones para preparar los pétalos de la flor. Yo realicé 3 tamaños de pétalos y los recorte en un primer momento. Realicé para cada flor un mínimo de  14 pétalos de los pequeños, otros 14 de los medianos y 4 de los grandes. No todas las flores fueron iguales.

Usamos una caña  de madera a modo de tallo y en ella atamos una sección rectangular de paja de millo que primero doblamos. Por la zona del doblez cortamos  de1 a 2 cm, y posteriormente atamos alrededor de la madera, dándole un punto de pegamento para hacer fuerte. Al finalizar le pusimos un hilo atando y dando forma al conjunto.

En torno a este núcleo inicial fuimos colocando el resto de los pétalos que ya teníamos recortados. Al colocar los pétalos hay que darles una disposición lo más natural posible. Para ello se va colocando una hilera y en los espacios que quedan entre los pétalos se dispone la hilera siguiente.  Los pétalos pequeños, seguidos de los pétalos medianos y al final los grandes.  Todo ello con la pistola de pegar se realiza en pocos minutos.

Se concluye dando forma al cáliz exterior. A continuación  buscamos un lugar donde queramos colocar nuestra flor. En mi caso fue esta cesta. Siempre es conveniente realizar alguna flor más y experimentar con ellas. De modo que unas flores están más cerradas, otras más abiertas, ….

Es un material que tiene el encanto de la materia viva. Pienso que experimentaré con colores y texturas y ya os iré mostrando los resultados.©

Humus de boniato

Nos gustan los boniatos y en estas fechas solemos utilizarlos con frecuencia en la cocina, sea para acompañar con ellos  algún que otro asado, para realizar algún clásico de la Navidad como los Pastissets, o  probar con ellos a realizar algo nuevo, sea dulce como estos bollitos de boniato, o salado y es el caso de este humus de boniato asado.

La base para realizarlo es la receta del humus clásico a la que incorporaremos además el boniato asado.

Los ingredientes son:  De 150 a 200 gr de garbanzos cocidos, 150 gr  de boniato asado,  1 par de cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de limón, sal,  1 cucharada de tahini,  un poco de  agua,   1 diente de ajo no muy grande  y especias, (comino,  pimentón dulce, nuez moscada).

Lo primero es comenzar  asando  los boniatos ( a 180º hasta que estén tiernos), luego  tras pelarlos hay que triturarlos, junto con los garbanzos. A la mezcla se le añade un poco de agua, mejor  si es de la de haber cocido los garbanzos, para darle la consistencia que consideremos oportuna.

Se van a incorporar a la mezcla el resto de los ingredientes, ajo,  el aceite, la sal,  el  limón, el tahini, las especias. Hay que triturar bien. Nuevamente aquí dependemos del gusto de cada cual, para conseguir el punto que se ajuste a nuestro paladar. Es mejor probar  e ir ajustando poco a poco.

Al sabor clásico del humus de garbanzo se le añade el toque más untuoso del boniato. Queda así preparado  y listo para su uso que va desde servir para una cena ligera, acompañar unos canapés, …  Se puede preparar con tiempo dado que la mezcla mejora de un día para otro y se conserva bien.©

Primera semana del mes de enero

En esta semana inicial del mes de enero el aire está diáfano y nítido como un cristal. Cielos azules y sol radiante  mientras el viento sopla duro contra la cara. Cuesta respirar este aire crudo, que se congela en hielo en la superficie del estanque.

En la distancia el blanco de la nieve de la montaña se expande en el horizonte, pero aquí apenas un golpe  de granizo y algo de agua nieve que no moja el suelo. ©

El huerto en la semana 1. 1 de 2021

El huerto en la semana 1.2 de 2021

El huerto en la semana 1. 3 de 2021

El huerto en la semana 1.4 de 2021

El huerto en la semana 1. 5 de 2021

El huerto en la semana 1. 6 de 2021

El huerto en la semana 1. 7 de 2021

El huerto en la semana 1. 8 de 2021

El huerto en la semana 1.9 de 2021

El huerto en la semana 1.10 de 2021

El huerto en la semana 1.11 de 2021

El huerto en la semana 1.12 de 2021

El huerto en la semana 1.13 de 2021

El huerto en la semana 1.14 de 2021

El huerto en la semana 1.15 de 2021

El huerto en la semana 1.16 de 2021

El huerto en la semana 1.17 de 2021

El huerto en la semana 1.18 de 2021

El huerto en la semana 1.19 de 2021

El huerto en la semana 1.20 de 2021

 

¡¡Feliz Año 2021!!

Desearos desde el huerto  un feliz y corriente 2021, con sus puestas de sol y sus granizos,  con el vecino de al lado y la del quinto, con una  buena temporada de melocotones y quizá mala de cebollas.

Un año donde no haya nada importante que contar. Donde volvamos a encontrarnos en la huerta para merendar o para contar las batallas de cada día y ver quien tiene  el mejor tomate. Y sobre todo un año donde volvamos a disfrutar de la salud para todos.

¡¡¡¡Feliz 2021,  por un año corriente y moliente!!!!!

Trabajos y tareas del mes de diciembre

En el  huerto el mes de diciembre  es el momento del año en que las tareas disminuyen. No tanto  porque las temperaturas sean muy bajas, aspecto que en este año no ha sido así, sino por que estamos en un fin de ciclo y todavía no es momento de empezar todos aquellos aspectos que se desarrollarán para la nueva cosecha.

Mucho  de lo que se hace tiene que ver con el recolectar lo que llamaremos los  frutos del invierno:

  • Por un lado las verduras: escarolas, crucíferas como los repollos y los kalibos morados, acelgas, espinacas, puerros, colirrábanos, apios, rúculas,…. algunas de estas verduras si que sufrirían con la llegada del frío, sino estuvieran protegidos.
  • Por otro las raíces tales como  zanahorias, nabos, rábanos, remolachas,….

Cada semana vamos tomando del huerto aquello que podemos ir  necesitando y hemos intentado proteger todo aquello que pueda ser dañado por el frío.

Otras de las tareas  tienen que ver con los árboles y arbustos que tenemos en el mismo. Así comenzamos a podar  algunas de las parras, comenzamos a dar los tratamientos de invierno, seguimos adecentando las orillas con el  control de zarzas, la  poda de fresnos y chopos, ….

Aprovechando lo moderado de las temperaturas también hemos realizado algunos trasplantes:

  • Algunos de los nísperos del invernadero para contenedores, todavía falta saber dónde los colocaremos, pero no pueden quedar dentro.
  • Trasplante de frambuesas, para una zona nueva, cerca del estanque pequeño.
  • Trasplante de cebollas para el cultivo de tempranas.

Desherbado de los cultivos de siembra directa que han ido naciendo: habas, guisantes, ajos, chalotas, …

El huerto en esta época puede ser frío y a veces ventoso, pero en otras ocasiones es un remanso de calma a la espera de que pase el necesario invierno y se vayan poniendo las bases de la nueva cosecha.©

Visita al huerto en la cuarta semana de diciembre

En la última semana de diciembre el estanque ha comenzado a quedarse helado. Las temperaturas nocturnas han descendido y se han estabilizado en ese descenso, mientras que las diurnas también se mantienen bajas. En el centro del día, mientras luce el sol, sino hay viento, la temperatura se  eleva un poco.

Enredamos estos días, cuando vamos en el huerto. Poco se puede laborear. La tierra se mantiene húmeda y en las zonas de umbría, helada.  Por eso son otras las tareas, como quitar zarzas, algunas hierbas, reparar  y reorganizar las herramientas, ….©

Visita al huerto en la semana 52.1 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.2 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.3 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.4 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.5 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.6 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.7 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.8 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.9 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.10 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.11 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.12 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.13 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.14 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.15 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.16 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.17 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.18 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.19 de 2020

Visita al huerto en la semana 52.20 de 2020

¿Cómo hacer un ángel de de Navidad?

El maíz es uno de los productos del huerto que tiene más diversos usos. En las sociedades prehispánicas en América ya  experimentaron con ello. Así este año tras recoger el maíz he  decidido comenzar yo a practicar  y ver cómo se me dan las manualidades.

Uno de los elementos empleados del maíz es la hoja que se quita de la mazorca como un producto residual y que debe estar seca. Esas palhas do milho  se emplean como materia prima base  de diversas manualidades, tal es el caso de este Ángel de Navidad.

Para realizar este ángel de maíz vamos a emplear elementos lo más ecológicos y renovables posibles:  hojas de la mazorca del maíz, cuerda de esparto, tallos secos de hierba, flores secas de hortensia y cola termofusible. Su realización ha contado con los siguientes pasos:

Paso 1. Se seleccionan de 6 a 8 hojas de maíz en buenas condiciones. Su tamaño determina el número. Se atan en su extremo más delgado.

Paso 2. Tras atarlas se vuelven sobre si mismas de forma homogénea, colocando en el centro un poco de paja seca para crear la base de la cabeza. Se ata nuevamente el cuello. La cabeza debe quedar lisa, sobre todo la zona donde  va a quedar el rostro.

Paso 3. Tras atar la cabeza se toma otra hoja para realizar los brazos. Para ello se enrolla la hoja sobre si misma, con el grosos que queramos darle a la vestimenta de esa zona. Se coloca entre las hojas y bajo la cabeza. Se ata la zona de la cintura. Hay que colocar material dentro de las hojas para fingir el espacio del tronco.

Paso 4. Se toma un trozo de hoja y se corta un chal para cubrir la zona del cuello y parte del tronco. Se une con un poco de pegamento termofusible.

Paso 5. Colocación de las alas. Se seleccionan hojas adecuadas, que queden simétricas en lo posible a cada lado de la figura. Se atan las extremos más anchos y se pegan con el pegamento en la parte posterior del cuerpo. La zona de contacto se cierra con otro trozo de  hoja, tapando  la zona de la espalda.

Paso 6. Se va rellenando  la zona de la falda. Se conserva el material inicial y bajo el mismo se van incorporando hojas de millo. De manera que cada vez quede más consistente y vaporosa ese área.

Paso 7. En la zona de las mangas, que tiene forma de cigarrillo hueco, se corta a medida de lo que sería un brazo y se construyen las manos que luego servirán para sujetar el cartel.

Paso 8. Colocación del cabello, en este caso una hoja que adopta la forma, pero podrían ser las barbas doradas  del maíz. Se dibuja la cara, ojos y boca. Se inicia el pegado de las flores secas de la hortensia a lo largo de las alas, cabello y del mandil, procurando un reparto armónico.

Paso 9. Con una hoja de mayor consistencia y tamaño regular, así como dos pajas de  hierba, que se enrollan en los extremos superior e inferior, se crea la cartela. Posteriormente los extremos de la zona superior se sujetan a las manos.

Paso 10. Se coloca en la zona posterior de la figura alguna cuerda u otro material que ayude a sujetar la figura donde la queremos colocar.

Ya está listo nuestro ángel de navidad. Solo falta colocar el Feliz Navidad para desearos unas buenas fiestas. ©