Trasplantando fresas

Fresas entre la hierba

Hace bastante  tiempo que tenía las fresas abandonadas y este año parece que les va a tocar cambiar de lugar.  No solo  las que hemos colocado dentro del invernadero, sino también a las  que están  fuera.

Fresas  junto a hierbas

De los tipos de fresas que hay en el huerto, en las que tenemos más interés suelen ser por un lado las de dos cosechas, primeras en dar fruto y de forma abundante y por otro las que dan su fruto más repartido a lo largo del verano.

Tras liberar la planta

Las de dos cosechas os hablaré otro día de ellas. Hoy vamos a centrarnos en preparar las que dan su cosecha desde la primavera y a lo largo del verano y  luego en el otoño si este viene suave.

Aquí lo mismo

La zona donde estaban había ido cayendo en el abandono y estaba totalmente llena de hierbas. Por ello decidimos trasplantarlas de lugar hacia una zona donde no han estado hasta ahora, en un par de hileras paralelas  a los pistachos.

Listas para el nuevo terreno

En hileras

Dado que la primavera va bastante avanzada y dado que algunas de ellas ya llevan flor, no era cuestión de realizar el  trasplante moviendo la planta al completo, sino que sería suficiente con mover el terrón, eliminar las hierbas y a continuación colocar las plantas en el surco tal y como queríamos dejarlas.

A ello nos pusimos. Fuimos localizando las fresas entre la maraña de hierbas. La tierra estaba además  dura y seca, por lo que procuramos no  profundizar más allá de las raíces de las fresas.  

Los surcos ya estaban preparados y listos para recibir las plantas. Tras quitar todas las hierbas fuimos colocando  las plantas en su terrón, de modo que  así sufren menos y se adaptan con más rapidez al nuevo terreno.

Ahora quedan en dos hileras para  que se puedan regar con facilidad e incluso poder cavar y quitar las hierbas con el uso de la motoazada.  Antes de colocar cada planta se colocó un puñado de humus bajo ellas y algo de ceniza.

En tierra

Tras colocar las plantas y  regar un poco se fue apretando  la tierra sobre ellas. En los días próximos  se mantendrá el riego, lo que junto al hecho de que está algo nublado ayudará a facilitar el asentamiento de las plantas en la nueva zona.  Deberían tener al menos dos o tres años de buenas cosechas.©

Anuncios

Visita al huerto en la semana décimo quinta

A lo largo de la semana ha ido subiendo la temperatura en el huerto, por lo que en el fin de semana las máximas han sido primaverales.  Todavía quedan algunos frutales en flor, por lo que habrá que esperar para ir viendo que es lo que ha sobrevivido tras las heladas de esta semana y la anterior

La lluvia escasa. Menos mal que ya comienza a haber agua en el canal, lo que hemos aprovechado para ir regando aquello que se veía con más necesidad. ©

Visita al huerto en la semana 15.1

Visita al huerto en la semana 15.2

Visita al huerto en la semana 15.3

Visita al huerto en la semana 15.4

Visita al huerto en la semana 15.5

Visita al huerto en la semana 15.6

Visita al huerto en la semana 15.7

Visita al huerto en la semana 15.8

Visita al huerto en la semana 15.9

Visita al huerto en la semana 15.10

Visita al huerto en la semana 15.11

Visita al huerto en la semana 15.12

Visita al huerto en la semana 15.13

Visita al huerto en la semana 15.14

Visita al huerto en la semana 15.15

Visita al huerto en la semana 15.16

Trasplantando milenrama para usos bio

Plantas de Milenrama en el mes de abril

La milenrama ya lleva con nosotros cierto tiempo en el huerto, pero hasta hace poco no le he prestado  atención a sus aplicaciones en la huerta. Ahora pretendo incorporarla en los preparados y extractos fermentados que uso, por ello este final de invierno decidí ampliar la cantidad de milenrama que tenía en el huerto.

Arrancando Milenrama

La Achillea millefolium es fácil de reproducir en invierno. Para ello se deben emplear los estolones laterales que la planta saca, que suelen presentar raicillas en los codos que tocan el suelo.

Sistema radicular

El momento adecuado se presentó al preparar la zona de los espárragos, ya que en la zona había diversas plantas de milenrama mezcladas entre la grama. Hubo que ir recogiendo con cuidado las plantas, separando estas y sus  diversos tallos  y  buscado un lugar donde colocarlas.

Al  final se pusieron cerca de la valla, al lado de los espárragos, en una zona donde limpie y quité  la grama. Al trasplantar le incorporé algo de humus junto a las raíces. Aunque a los pocos días heló, las plantas apenas se resintieron. Ahora las plantas ya van bien asentadas, y se las ve con fuerza. Son un tipo de planta rústica que aunque no ha tenido mucha agua (solo en el momento del trasplante) ya va con fuerza.

Detalle de las hojas, mes de abril

Además de fortalecer las plantas en general, uno de los usos que he leído se le suele dar a la Achillea millefolium es el de aplicarla contra los hongos, sobre todo el oídio. Es este efecto fungicida el que quiero experimentar con ella.©

Primeras fresas del soporte vertical

Ya están madurando las primeras fresas del soporte vertical. Después de asentarse la tierra en  el pallet las fresas han estado creciendo desde finales de enero. Más tarde llegaron las flores y ahora ya van maduros y abundantes los primeros frutos.

De momento  es un tipo de contenedor que funciona muy bien. Hay que regar en abundancia y  la tierra tienen una cierta tendencia a escapar hacia abajo, por lo que hay que ir rellenando en la zona superior, pero aprovechamos para echar un poco de humus que desde allí va siendo arrastrado hasta el  fondo.

Hay una clara diferencia entre las fresas de la zona superior que han sido las primeras en madurar y las de la zona inferior que todavía van en flor. Quizá los niveles inferiores haya que hacerlos más cerrados, pues son los que ofrecen fresas de menor desarrollo, pero tendremos que ver cómo van evolucionando las de abajo conforme vaya haciendo más calor.

Este sistema para funcionar bien tendría que tener fruta más escalonada. Quizá haya que tenerlo preparado desde el otoño e ir colocando los diferentes pallet en el interior del invernadero de forma escalonada, para que se vayan incorporando a la producción de fresas desde mucho antes.

Todavía no tengo colocado un sistema de goteo, pero estamos dándole vuelta a cómo podemos realizarlo. He colocado dos tipos de fresas distintos en dos soportes. Pretendo ver cual de ellos puede ofrecer mejores resultados. 

De momento creo que cuanto antes  estén colocadas responden mejor las plantas pues están más fuertes para cuando el invernadero alcanza temperaturas mayores. ©

Visita al huerto en la semana décimo cuarta

las temperaturas han caído pero la lluvia no ha llegado al huerto. Con ello tenemos todos los aspectos  negativos de la primero y ninguno de los beneficios de la segundo.

El viento también se ha mantenido muy intenso en el huerto, incrementándose a lo largo de la semana. Es una zona con viento casi siempre. Sin duda podría poner un generador eólico en la tierra que sería productivo. Tanto viento se lleva la poca agua que ha caído.©

Visita al huerto en la semana 14.1

Visita al huerto en la semana 14.2

Visita al huerto en la semana 14.3

Visita al huerto en la semana 14.4

Visita al huerto en la semana 14.5

Visita al huerto en la semana 14.6

Visita al huerto en la semana 14.7

Visita al huerto en la semana 14.8

Visita al huerto en la semana 14.9

Visita al huerto en la semana 14.10

Visita al huerto en la semana 14.11

Visita al huerto en la semana 14.12

Visita al huerto en la semana 14.13

Visita al huerto en la semana 14.14

Visita al huerto en la semana 14.15

Visita al huerto en la semana 14.16

Visita al huerto en la semana 14.17

Visita al huerto en la semana 14.18

Frío en el huerto

Después de una primavera adelantada con temperaturas por encima de lo normal y unos árboles que llevan un mes  por delante respecto  la fecha en que se realizó la floración el año pasado, ahora a comienzos de abril a retornado con fuerza el frío al huerto.

Mapa Aemet 4 de abril

Nos pilla en plena floración de  cerezos y  perales, iniciando la floración de los manzanos y ya con fruta en formación de melocotoneros, albaricoques, ciruelos, almendros. 

Aunque las temperaturas no han sido excesivamente bajas,  dado que las plantas estaban adaptadas a la bonanza anterior,  ya se nota la existencia de daños  en las flores y progresivamente se irán viendo en los frutos. Dependiendo de la dureza de las condiciones en los próximos días  los daños  podrán ampliarse y ser de mayor   gravedad. 

Flores con su centro dañado por la helada

Perales nuevos en floración

Estamos en una tierra dura donde una buena parte de los años no hace falta hacer aclareo de los frutos, de ello se encarga la helada  y las condiciones meteorológicas adversas.

De estas condiciones climáticas recibimos en esta zona la parte negativa, mientras la parte positiva en nieve y lluvia, no llega.  La lluvia casi no  ha caído en toda la zona, apenas un par de litros. No parece que se vaya a ver en los días próximos  un  incremento muy significativo. Nieve ninguna, menos mal que si que está cayendo en las montañas de alrededor, lo que supone un ascenso de la reserva de agua de la que podremos beneficiarnos los que estamos aguas abajo.

Estas alteraciones de la climatología no podemos decir que sean nuevas, pero si  da la sensación de que cada vez son más frecuentes. Aunque también me podréis decir  que soy parte interesada  en el tema y es una visión subjetiva. Desde luego nunca llueve a gusto de todos.©

Narcisos 2019

Este año la primavera va muy adelantada. De hecho ya hemos tenido todos los narcisos en flor.  Los calores han acelerado un proceso que otros años llevaba más tiempo. Ello unido a la poca humedad que hay  ha agostado pronto a las plantas, pero es lo que hay.

Me encanta los narcisos. Es una planta sufrida, capaz de medrar en las duras condiciones del huerto. Abandonada entre la hierba, dado que no suelo prestarle más atención que algo de abono en la primavera,  cada año puntualmente al llegar estas fechas saca sus hojas y luego sus flores.

Tienen la gran suerte de que resulta indigesto para los roedores que en cambio dan buena cuenta de los tulipanes, por ello normalmente variedad de narciso que coloco en el huerto se mantienen y se multiplica, lo que no sucede con los otros. Poco a poco se van incrementando los tipos que hay.

En el huerto solo hay un truco para conseguir la abundante floración  de cada año y es el de incorporarles potasa en el abonado de primavera. De ese modo se crea un bulbo fuerte que al llegar la primavera saca flor.

Cada año me hago previsiones de sacar los bulbos en el verano y quitarles algo de la grama que frecuentemente les envuelve. De reorganizarlos en una hilera que cree un macizo con las diferentes variedades,  y que no estén desperdigados por el huerto, pero luego liada por otras tareas esta queda olvidada para otra ocasión. ¿Quizá este año pueda ser?

Aquí os dejo las imágenes de narcisos que he ido sacando esta primavera.©