Ceras fungicidas en las naranjas

Brillante y encerada

Brillante y encerada

Ya está dejando de haber en los mercados fruta de  la cosecha de naranjas pasada.  Pero hoy en día se pueden encontrar naranjas a la venta en cualquier época del año. Conseguir que un recipiente  natural realizado en materia orgánica, lleno de líquido,  como son los alvéolos de las naranjas se conserve  durante tanto  tiempo, significa que se tiene que emplear algo para controlar la proliferación de hongos en este medio.

Y atraviesa la barrera de la cáscara

Y atraviesa la barrera de la cáscara

Para ello la industria alimentaria utiliza un poderoso fungicida, el  Imazalil, que emplea como ceras con las que baña estas frutas, con ello consigue por un lado la conservación de la humedad de la naranja y evitar la pérdida de sus líquidos y por otro como antimicótico que no se inicie una pudrición del fruto, lo que hace que estas se conserven durante periodos muy largos, todo lo más con  cierto sabor a “viejas”.

Si uno indaga en Internet no se queda nada tranquilo leyendo sobre estas substancias. El Imazalil es uno de los más  conocidos y  empleados en esta  fruta, además de fungicida es carcinógeno, disruptor endocrino, … peligrosos para la salud ( ver más información), pero no es el único, otros pueden ser el Tiabendazol, el Pirimetanil,…(ver entrada o este enlace).

Conseguir naranjas libres de estas ceras debería ser posible comprando las de producción ecológica. No hay problema si soy bien pensada  y me fío. Pero de producción ecológica no es todo lo que así se llama y eso no es lo mismo que de conservación ecológica.

Por otro lado cómo no comer naranjas en invierno,  son una de las frutas más maravillosas de la naturaleza. Así que compramos naranjas, comemos naranjas, hacemos zumo con ellas  y tenemos un montón de cáscaras de naranjas, siempre con  la esperanza de que tengan los menores tratamientos posibles, pero he decidido que ninguna cáscara de naranja va a terminar en el montón de mi compost.

No, a la cáscara

No, a la cáscara

En el pasado os comenté que  también echaba las cáscaras de los cítricos en  el abono, hoy en día incluso bajo la denominación de ecológicas todas están bajo sospecha hasta que se demuestre lo contrario. Debo romper el ciclo si lo hay y evitar que estos tóxicos terminen en la tierra.©

Primavera florida: Aquilegias e Iris

Iris azul

Iris azul

Comenzando a abrir los capullos florales

Comenzando a abrir los capullos florales

Con tanta agua las especies vegetales están teniendo un momento especialmente bueno. Las plantas de flor son las que más lucen en el huerto.

Por ello  no puedo resistir la tentación de enseñaros algunas fotos. Quiero mostraros dos de las plantas que están teniendo ahora  su mejor momento: Aquilegias e Iris.

Las aquilegias están creciendo en abundancia. A partir de las que inicialmente colocamos en el huerto se han  multiplicado por ellas solas y posteriormente  nosotros lo hemos completando trasplantándolas y colocándolas en diversas zonas del huerto. Las nuevas plantas que van saliendo en ocasiones combinan las características de varias de ellas.

De pétalos rizados en tono rosa

De pétalos rizados en tono rosa

Púrpura y morado juntos

Púrpura y morado juntos

Rosa de lor sencilla

Rosa de lor sencilla

De flor azul

De flor azul

Comenzando a florecer

Comenzando a florecer

Otro azul y roja y amarilla

Otro azul y roja y crema

Vistas de cerca

Vistas de cerca

Juegos de luminoso azul

Juegos de luminoso azul

Iris versicolor,  con diversos tonos de azul estos iris lucen en estos momentos en todo su esplendor. Resisten bien  el abandono a su suerte  y las características del huerto. No resultan de interés para los roedores, por lo que año tras año sobreviven  y vuelven a florecer. Para ello es imprescindible  añadir algo de humus y potasa a la tierra para que se pueda completar la formación del bulbo. Debo pensar en trasplantar algunos de ellos al llegar el verano.

Sinfonía en azul

Sinfonía en azul

Rabioso azul

Acordes de rabioso azul

Jugando con los matices

Jugando con los matices

1

Variantes de azul

Toques de eternidad

Toques de eternidad

Mirada en la semana vigésimo primera

LLevamos una semana en que las temperaturas han ido progresivamente subiendo en el huerto  llegando a ser altas en los momentos centrales del día. La temperaturas nocturnas también se han elevado y a lo largo de  la semana no parece que el huerto haya sufrido ningún descenso  bajo cero  de la temperatura.

La tierra ha ido perdiendo el agua y eso nos ha permitido comenzara trabajarla y a ir realizando algunas siembras, pero la subida de las temperaturas  y el aumento de la evaporación ha creado inestabilidad en la atmósfera que genera intensas tormentas que dejan chaparrones  sobre el huerto. Esperemos que podamos seguir sembrando. ©

Mirada al huerto en la semana 21.1

Mirada al huerto en la semana 21.1

Mirada al huerto en la semana 21.2

Mirada al huerto en la semana 21.2

Mirada al huerto en la semana 21.3

Mirada al huerto en la semana 21.3

Mirada al huerto en la semana 21.4

Mirada al huerto en la semana 21.4

Mirada al huerto en la semana 21.5

Mirada al huerto en la semana 21.5

Mirada al huerto en la semana 21.

Mirada al huerto en la semana 21.6

Mirada al huerto en la semana 21.7

Mirada al huerto en la semana 21.7

Mirada al huerto en la semana 21.8

Mirada al huerto en la semana 21.8

Mirada al huerto en la semana 21.9

Mirada al huerto en la semana 21.9

Mirada al huerto en la semana 21.10

Mirada al huerto en la semana 21.10

Mirada al huerto en la semana 21.11

Mirada al huerto en la semana 21.11

Mirada al huerto en la semana 21.12

Mirada al huerto en la semana 21.12

Mirada al huerto en la semana 21.13

Mirada al huerto en la semana 21.13

El despertar del estanque

Un observatorio de lujo al borde del agua

Un observatorio de lujo al borde del agua

Vida

Vida

Desde que las temperaturas se han ido elevando en el huerto la vida en el estanque ha ido despertando con fuerza, de modo que las plantas y animales están ahora en plena actividad.

Acercase al agua supone en estas fechas   que primero oigamos el canto atronador de las ranas, luego notemos sus saltos, el salpicar del agua, el movimiento  en verde que realizan bajo el agua. La superficie del agua es recorrida por algún insecto, y por debajo está la sombra en movimiento de los peces, a veces como manchas plateadas otras con el color rojizo de las carpas.

Algas bajo el agua

Algas bajo el agua

El ritmo vital de los peces ha ido aumentando conforme la temperatura del agua se ha ido elevando. Todos se muestran ya muy activos, pero algunos son menos tímidos que otros. Los que vemos con más regularidad son las carpas y los barbos, no así las tencas que son mucho más escurridizas.

Nenúfares de flor amarilla

Nenúfares de flor amarilla

Al aumentar la cantidad de animales  dentro  del estanque hemos tomado la costumbre de  echar comida en el mismo. Así aprovechando la abundancia de caracoles, se aplastan, pues sino el aire alojado en su concha los mantiene flotando, y los tiramos al agua. A  veces conforme van descendiendo hasta el fondo vemos como aparece el pez  respectivo y se los come. Es realmente  espectacular el modo en que las carpas con solo abrir la boca se tragan  a los más grandes.  De vez en cuando ponemos pan seco y todos se apuntan al banquete. Incluso llegan a pegar saltos y removerse  por encima de la superficie en su afán por coger bocado.

Calta palustris y Petasites hybridus

Calta palustris y Petasites hybridus

Las plantas también han crecido con rapidez,  han ido sacando hojas y flores. De todas ellas los nenúfares son los  que están más  avanzados en su desarrollo,pero también todas las que hay por las orillas. Es en esa zona, entre la vegetación donde los renacuajos aparecen más activos. ©

Semillero de berenjenas

Berenjena blanca en sus comienzos

Berenjena blanca en sus comienzos

En la actualidad

En la actualidad

Pese a que la Solanum melongena  no encuentra en estas tierras las mejores condiciones para su cultivo, año tras años seguimos insistiendo con ella y parece que vamos mejorando. Tres son los tipos de berenjenas de los que este año hemos tenido un buen semillero: Las berenjenas blancas, las de Almagro y las berenjenas negras.

En su cultivo he ido aplicando  los mismos tiempos, tipo de tierra para  semilleros   y  temperaturas que con los pimientos. Respectivamente:  siembra  a comienzos de febrero, con  una mezcla de tierra, humus y arena,  y temperaturas más elevadas que en el tomate para una adecuada germinación. Responden  bien.

Mezcla se almagro y negra

Mezcla de Almagro y negra

Con algo de azufre amarillo por encima

Con algo de azufre amarillo por encima

Dado que este es un año  con tanta lluvia, ha sido imposible tener la  tierra preparada para trasplantarlas bajo túnel. Las he ido colocando en  recipientes individuales. Cuando termine el riesgo de heladas, tengamos  el terreno listo  y acabemos con el resto de siembras, podré  irlas  trasladando con calma al exterior, ya que mientras tanto estarán creciendo sin problemas en su contenedor.

De todas formas en este momento  no están en su entorno ideal más adecuado,  las tengo todavía  en casa. El invernadero no da más de si, no  hay espacio suficiente. Necesito hacer planes para una nueva  ampliación. Por este motivo conforme los tomates vayan saliendo al exterior, el espacio que vayan dejando  dentro del invernadero, lo ocuparán ellas, hasta que llegue el momento de su traslado a suelo firme. ©

Uno de los semillero

Uno de los semillero

Mirada al huerto en la semana vigésima

Semana de lluvias recurrentes y temperaturas más bajas de lo normal.Solo en el fin de semana se inicia cierta estabilidad que no sabemos lo que va a durar.

El año va retrasado respecto al mismo periodo en la temporada pasada. La tierra se encuentra encharcada y pesada. Imposible de trabajar aunque  esté esperando la semilla, pero no se dan las condiciones para poderlas poner en ella. Tendremos que esperar unos días de sol y calor antes de que podamos sembrar. ©

Mirada al huerto 20.1

Mirada al huerto 20.1

Mirada al huerto 20.2

Mirada al huerto 20.2

Mirada al huerto 20.3

Mirada al huerto 20.3

Mirada al huerto 20.4

Mirada al huerto 20.4

Mirada al huerto 20.5

Mirada al huerto 20.5

Mirada al huerto 20.6

Mirada al huerto 20.6

Mirada al huerto 20.7

Mirada al huerto 20.7

Mirada al huerto 208

Mirada al huerto 208

Mirada al huerto 20.9

Mirada al huerto 20.9

Mirada al huerto 20.10

Mirada al huerto 20.10

Mirada al huerto 20.11

Mirada al huerto 20.11

Mirada al huerto 20.12

Mirada al huerto 20.12

Arroz de secano en el huerto

Semillero de arroz

Semillero de arroz

Siempre había pensado que para cultivar el arroz era necesario plantarlo en un humedal, cubierta la tierra con agua a lo largo de todo su proceso de crecimiento, hasta llegar el periodo de la recolección, pero este pasado otoño, Carola me sacó de mi error y me mandó semillas de arroz de la variedad Guadiamar.

La variedad Guadiamar es un tipo de arroz especial empleado para el cultivo en secano, que se emplea en diversas zonas de España, en concreto en  el valle del Ebro y del Guadalquivir y que pretendo poner en el huerto para que resultados da.

Semillas de arroz Guadiamar

Semillas de arroz Guadiamar

El que las plantas de  arroz estén anegadas  no es imprescindible para su cultivo, pero si resulta interesante para eliminar las hierbas que de hecho en cuanto empiezan a crecer  compiten  con él.

Por ello el sistema que habitualmente se emplea es el mantener los campos cubiertos con agua, de ese modo se evita el desarrollo de un buen número de plantas. Cultivándolo sin agua, en secano, tendremos que ir eliminando las hierbas que de hecho van a aparecer.

Al plantearme el cultivar arroz  la ignorancia ha sido lo primero en aparecer, pero siguiendo unas pequeñas instrucciones de Carola y  los principios generales de  laboreo  y abonado de las semillas, vamos a ver qué podemos hacer.

Germinando las semillas

Germinando las semillas

Lo primero que se nos plantea  es cómo realizar su siembra. Hay dos sistemas, la realización de un semillero del cual conseguir plántulas para su trasplante posterior y  por otro lado la siembra directa que suele realizarse  en el Valle del Ebro  desde el momento en que el espino blanco está en flor. Nosotros todavía no podemos hacerlo dado como está la tierra de pesada en estos momentos .

Reparto de las semillas en la caja de cultivo

Reparto de las semillas en la caja de cultivo

El semillero lo  realizamos en el mes de  abril en un terreno bien abonado y  de fácil  drenado dentro del invernadero.  Para ello tratamos un poco las semillas y antes de sembrarla la  mojamos  y pusimos a  germinar. Cuando estas comenzaban a sacar las radículas las colocamos en el semillero y las cubrimos con tierra. Ahora las plantas llevan ya unos centímetros de crecimiento y  habrá que mantener un ojo sobre ellas, regando y abonando según vaya siendo necesario, hasta que llegue el momento de sacarlas al exterior.©