Archivo de la categoría: Árboles frutales

Recogiendo varas para injertar

Varas de almendro: Texas, Ferragnes,…

Ahora en el mes de febrero es un buen momento para recoger material para injertar.  No es que vaya a realizar los injertos todavía. Estos hasta que no comience a moverse la savia y suban las temperaturas no  se deben realizar. Prenden más y mejor si las temperaturas van al alza.

Varas de acerolo

Al recoger las varas ahora y colocarlas en el frigorífico a una temperatura en torno a los 5º, las varas retrasan la apertura de sus yemas  y cuando se colocan sobre el portainjertos están en mejor situación para prender.  Hay que tener en cuenta que patrón  e injerto tienen necesidades diferentes.

Varas de Nashi y peral

El patrón necesita calor para mejor desarrollo  del tejido cicatricial y el injerto si tiene demasiado calor adelanta la emisión de yemas y con ello se debilita.  Al recoger las varas retraso la respuesta del injerto y lo coloco en una posición mejor  pues puedo retrasar la realización de los injertos para cuando se eleva la temperatura, sin daño para él.

varas de manzano

Esta es una técnica que realicé el año pasado y funciona bien.  Requiere de un cajón en el frigorífico donde colocar el material con el que se quiera injertar. Este material conviene qué:

Bolsa lista para el frigorífico

  • Esté bien organizado, con etiqueta de qué es cada cosa
  • Deben atarse juntas las varas de un mismo tipo.
  • Deben seleccionarse   las varas, ajustándose al  tamaño que vayamos a necesitar.
  • Es imprescindible ponerlos dentro de una bolsa de plástico, para evitar resecamiento del material. Yo suelo envolverlos con  una servilleta humedecida que puede ser de algodón o de celulosa, en especial la base del corte. Revisando cada cierto tiempo.

He empleado esta técnica tanto  con material de pepita: perales, manzanos, acerolos,… como   también lo hice con   los de hueso, almendros, albérchigos, melocotones, cerezos, y funciona bien. Asimismo sirve con castaños y avellanos.  Este año volveré a experimentar ampliando el campo de mis intentos, ya que tengo un caqui que requiere injerto y unas yemas de pistacho con las que también probaré, así como un granado.   Me gustaría intentarlo con la Asimina triloba o Paw paw, pero de momento estoy esperando el material adecuado para realizar el injerto a ver si consigo las variedades que quiero.©

Anuncios

Retrasando los almendros

Hilera de almendros nuevos

Almendro Texas

Desde el año pasado tengo en la tierra almendros nuevos, buscando comprobar si con variedades tardías se pueden llegar a dar los almendros en el huerto. En ese momento coloqué tanto almendro Guara como  Ferragnes y Ferraduel,  así como algunos injertos de variedades locales.

Este año he incorporado   además almendro Texas. Con ellos espero para el próximo año ir  comprobando si  hay posibilidad de tener almendras dadas las peculiaridades de frío y de heladas tardías que hay en la zona y en especial en mi huerto.

Almendro Ferraduel, de buen vigor

Almendro Ferragnes

Pero todo aprendizaje lleva tiempo y dinero.   Los almendros según las variedades pueden llegar a tener más de 45 días de diferencia entre las floraciones más tempranas y las más tardías.  Cuando compré los Guara me los vendieron como variedades tardías. Más tarde fui averiguando que no lo son  tanto como de entrada se daba a entender. De hecho es una de las variedades que más adelantada va  de las que están floreciendo en el huerto. Da la sensación de  necesitar menos horas de frío que otras y quizá con ello se active antes en esta zona.

Este año, en la segunda semana de febrero comienzan a hinchar sus flores,  preparándose para florecer, tanto almendros de años anteriores: plantados sobre ciruelo, el que está junto al estanque,… como algunos de los plantados el año anterior.  Demasiado pronto a mi entender. Esperemos que los fríos de estos días y los que vengan, los puedan contener.

Floración del Guara

Mi intención es ir anotando rigurosamente cada una de las variedades, durante el periodo en que se extienda la floración, comprobando no solo las variedades tardías sino también las extratardías. En este enlace podéis ver una imagen de una buena parte de ellas y de sus fechas de floración, que como se ve corresponden al sudeste español.

Floración Ferragnes

Sin duda por aquí esas variedades tendrán un comportamiento diferente en función de las temperaturas y de los requerimientos de horas de frío que cada especie necesite. Pero quizá también  la mayoría sean más tardíos de lo que se manifiestan allí. Esta es una característica que podría ser muy interesante en mi zona.

Floración Ferraduel

Por ello estoy especialmente interesada en localizar variedades de extratardías como Tardona, Mardía, Penta, Tarraco, quizá también Felisia y Moncayo, o aquellas que podáis conocer. Quizá alguno me pueda ayudar sobre donde puedo localizar estas o material de injerto de las mismas.©

Germinando Algarrobos

Plantita en el mes de enero

otra de ellas

El Algarrobo (Ceratonia siliqua) es una especie arbórea de la familia de las leguminosas  que he sacado adelante desde semillas,  pero que dadas sus características  demandantes de suelo calcáreo  y baja resistencia al frío será bastante difícil que alcancen  un buen desarrollo en el suelo del huerto, pero  de momento vamos a ver si los vamos sacando adelante para con el  desarrollo  del mismo se endurezca un poco y quizá los veamos crecer en una zona resguardada.

Alagarrobo en torno a Olocau

Las semillas las conseguí el año pasado en la zona de Olocau en Valencia, de las que había caidas alrededor de los árboles.  Me parecieron árboles magníficos y muy interesantes.

Semillas germinando

Para conseguir germinar las semillas las dejamos en agua durante  24 horas y posteriormente las colocamos en una servilleta humedecida en un ambiente con una temperatura en torno  a los 20 º, mejor si tiene posibilidad de luz natural. Se cuida de la semilla mantenimiento la servilleta humedecida pero no demasiado. Poco a poco las semillas van  arrugando la envoltura y hinchándose  y engordando,  hasta que comienza a salir la radícula.

Plántulas comenzando a aparecer

Se deja que esta siga creciendo y cuando ya tienen cierto tamaño se pasan para el sustrato. Es frecuente que las semillas no germinen todas a la vez, por lo que el resto de semillas se mantienen en la servilleta humedecida,

Una vez que están en el sustrato el crecimiento es similar al resto de los árboles. Es importante poner un  buen drenaje y evitar encharcamientos. Pero resulta en general una planta que se adapta bien y resulta resistente, aunque en mi caso todavía no la he expuesto a demasiado frío ( Aunque tengo un par de plantas  que han nacido por su cuenta en un tiesto en la terraza y están al aire libre en estos días en que las temperaturas han alcanzado el  punto más bajo de todo el invierno, por lo que creo  pronto averiguaré si sobreviven o no al frío).

Con las demás debo realizar un trasplante hacia un  contenedor  de mayor tamaño  y con el sustrato más suelto, lo que realizaré  en el final del invierno, y seguir atenta a su crecimiento.© Pueden ser de interés  para saber más sobre su germinación estos enlaces: a Propagación   Vegetal,  o este otro Semillas silvestres

Injertando nísperos

Semillero de nísperos

Dentro del invernadero tengo un hermoso plantel de níspero que se han desarrollado bien allí, de semillas  y sin prestarles gran atención. Pero ha llegado el momento  de tomar medidas con ellos dado lo que ocupan y que son numerosos, y no  tardando mucho se necesitará ese espacio.

otro más

Cómo el ser humano no aprende de sus errores, y cómo hay número suficiente para permitirme estos  y por otro lado soy cabezota,  voy a volver a poner  una tanda de nísperos en el exterior, en el huerto,  a ver si consigo sacar alguno adelante y lo llego a ver de cierto tamaño.  De hecho he empezado ya a colocar una tanda en el perímetro  de entrada, cerca del camino. Veremos lo que  este clima les permite  dar de si.

Injerto a yema dormida

Los nísperos del exterior son de semilla y van sin injertar, por lo que de crecer tardarán años en ofrecernos flores, mucho más fruto. me interesan más si sobreviven como cortavientos. Pero los que voy a mantener dentro del invernadero y  los que pondré en el jardín de casa están injertados  con un níspero que da frutos en esta tierra.

Los injertos se hicieron  al final del verano y han estado a yema dormida hasta ahora, momento en que dentro del invernadero parece que las plantas comienzan  a mover la savia. Por ello antes de que todo vaya adelante vamos a aprovechar para  realizar diferentes tareas:

Otro más

  • Por un lado están  las plantas que vamos a dejar dentro del invernadero,  a ellas les hemos cortado el tallo superior del patrón para que tire el injerto.
  • Luego están las que estamos  trasplantando. Es el momento de sacarlas de dónde están y colocarlas en  la zona donde van a ir en el huerto.
  • Finalmente las que quiero colocar en el jardín de casa, también injertadas, posiblemente vayan a tiestos esperando el momento adecuado hasta que haya espacio  dónde las pueda colocar.

Pretendo que  los que están en el interior del invernadero y los del microclima urbano  vayan creciendo y se desarrollen de forma controlada. A ver si así llegamos a ver sus frutos. Los demás con que crezcan y conserven sus hojas  formando un seto protector, sería suficiente.©

 

 

 

Continuamos con los pistachos

Cona de los nuevos pistachos

Árbol para reemplazar el macho

Ya sabéis que tengo pistachos en el huerto, colocados en dos momentos diferentes. Los primeros en el invierno de 2014, los segundos, las  dos hileras que  incorporé el  año pasado. Pero  la primavera pasada no fue un buen momento para ellos.  Recién trasplantados a final del invierno, en a primavera  iniciaron su  desarrollo y entonces  llegó  la fuerte helada que arrasó flores y frutos por toda la península.  Los pistachos también la sufrieron y  quedaron débiles. De los  diez nuevos que puse  tres  no lograron superar el verano

Entre los plantados el año pasado se habían comprado 2  machos Peter, para ampliar el rango de floración del macho Chaparrillo.  Como lo que nos vendieron como machos  eran plantas de dos años en la misma primavera sacaron flores antes de la llegada de la helada y ello nos permitió averiguar que  de hecho no eran machos, pues la flor era de hembras.  Esto ha hecho necesario replantearnos la necesidad de comprar algún macho más, pues la ratio  era de 1 a 11 y de revisar dónde y cómo lo íbamos a colocar.

Comprar árboles muy jóvenes tampoco era adecuado para  intentar ajustar la edad de floración entre machos y hembras cuanto antes.  Por ello adquirimos un macho de Peter de más edad, en el mismo lugar donde compramos los primeros.  El macho venía enmacetado.

Macho Peter

Raíces en bloque

El comprar árboles en maceta es siempre un riesgo. Aparentemente el árbol está mejor, pero en la práctica esto puede ser un gran error. Si  el árbol lleva ya un tiempo en la maceta y las raíces del árbol se han colocado de cualquier  forma y no han tenido un contenedor adecuado, con  el sustrato correcto,  al llegar al fondo se enrollan hacia arriba y se van  liando entre si. A esto se  le llama raíces espiralizadas y  hay que deshacerlas cuanto antes.  Sino se enmienda puede llevar a la asfixia radicular cuando las raíces engordan, impidiendo el crecimiento del árbol e incluso produciéndole la muerte.

Raíces ya sueltas

Por ello hubo que  separar las raíces enrolladas del cepellón de tierra.  y posteriormente extenderlas  dentro del hoyo.  La presencia de humus  de lombriz en el hoyo, junto con Carbonato Cálcico, algo de potasa y algo de carbón permiten asegurar la disponibilidad de nutrientes al alcance del árbol que facilite su crecimiento. Solo queda esperar que sea un buen año y tenga un buen crecimiento.©

Pistacho con su tutor

La importancia del patrón en un árbol frutal

Alberchigos Tadeo y Canino en su segundo enero en el huerto

Sin duda a estas alturas tenéis claro que me gustan los árboles frutales. Tanto que este  año seguiremos poniendo alguno más en el huerto.   Pero antes quiero investigar un poco sobre la importancia de los patrones.

Nashis injertados sobre peral

En España tenemos que mejorar mucho nuestra oferta  a la hora de vender frutales y sobre todo la información que nos ofrece el etiquetado. Hoy en día cuando vas a un vivero cada vez encuentras más diversidad y variedad de  un  tipo de frutal,  con especies tanto nuevas como variedades antiguas,  en ese sentido hemos ido mejorando  mucho y no todo es solo  golden y reinetas. Pero todavía hay graves carencias en lo que respecta al etiquetado. De hecho  lo frecuente  es que los  árboles al comprarlos no tengan información alguna  indicando qué  tipo de patrón es el que sustenta la variedad vegetal que queremos cultivar y lo que eso supone para el árbol que nos ofrecen.

Manzanos de compra: Gala, Esperiega, Fuji, Verde Doncella

El  tipo de portainjertos que tiene un árbol es realmente importante porque influye  no solo en el vigor del árbol, en la cantidad de fruta que este puede llegar a producir, en qué  momento  es en que el árbol comienza a producir, en la sensibilidad  a determinadas plagas  o  su capacidad para superarlas, en qué medida el árbol va a prosperar según el tipo de suelo y las características de este.

Cuando hablamos de vigor  no es lo mismo comprar un manzano para ser colocado en un pequeño espacio, que para colocarlo    en un vergel con amplio espacio a su alrededor. La vida futura del árbol queda sujeta a este tipo de condicionantes. Aspectos que sería conveniente conocer a priori, para ajustarlo a nuestras necesidades.

Cuando  hay  la posibilidad  de que el vivero me informe de qué tipo de portainjertos dispone para sus árboles, debemos tener presente que quizá con ello no sea suficiente. Quizá lo que sea adecuado para otros no lo sea para nosotros y nuestro huerto, pues el vivero responde frecuentemente con su oferta a la demanda de los grandes productores que  son sus clientes prioritarios  y demandan productos con necesidades específicas.  Nuestro huerto y sus necesidades peculiares quedan al margen de los planteamientos generales , y quizá  la oferta sea adecuado para el mismo. A veces no queda más remedio que arriesgarse.

Pero hay otra posibilidad si uno tiene  algo de experiencia o  un huerto donde hay árboles ya  establecidos y qué funcionan  bien  en su huerto, tiene una gran ventaja   y puede hacerse sus propios  portainjertos. Sean estos de bravos de semilla, de sierpes de otros frutales ya en funcionamiento o de cañas puestas a enraizar de árboles que se saben buenos como portainjertos, o de especies compatibles adaptadas a las necesidades de nuestro zona, suelo microclima específico.©

El importancia del labio cicatricial

Desarrollo del labio cicatricial

Ahora que casi ha llegado el invierno y los árboles han perdido sus hojas es fácil de ver  cómo van cicatrizando las heridas de la poda realizas en la primavera pasada.  Estas en unos casos han cerrado bien y parecen mantenerse en esa dinámica. Otras en cambio  no lo han hecho y el responsable de ello es el cómo hemos dejado el labio cicatricial en el momento de podar.

Crecimiento del tejido vegetal desde el lateral

En las plantas leñosas la corteza tiene funciones variadas, por un lado recubre los troncos y ramas  impidiendo la deshidratación,  por otro protege  del ataque de hongos y bacterias, evitando   pudriciones que dañen la madera. Al podar herimos al árbol  que genera mecanismos para evitar serios daños.

Los árboles en las ramas podadas  realizan una doble acción. Por un lado aíslan  la herida en un  proceso de compartimentación,  bloqueando el acceso de savia a esas zonas, taponando los vasos conductores afectados. El árbol irá creando barreras en los  vasos radiales, anulares y verticales, dejando totalmente aislada  cualquier la pudrición que pueda surgir  e impedir  que  esta se extienda.

Cierre total del corte

Importancia de un buen corte

Por otro al bloquear la llegada de la savia, la madera que queda sufre un proceso de transformación físico-química y se ve modificada. Esta madera va a tener una consistencia distinta a la madera normal, es más dura y su composición química es diferente con más  fenoles y  un  ph diferente.  Este proceso dificulta más esa posible pudrición que  pueda avanzar hacia el interior y afectar a la madera sana del vegetal.

El labio cicatricial es la forma que poseen los árboles para cerrar sus heridas. Los bordes de la herida en contacto con la corteza alojan cambium que poseen un gran poder regenerador del tejido. Es un un tejido que se encuentra entre la corteza y la madera del árbol, es una capa de células encargada del crecimiento en grosor del tronco y las ramas mediante división celular, creando nueva madera hacia el interior y corteza hacia el exterior. Cuando los árboles sufren cualquier tipo de herida, el método que tienen para cerrarla es cubrirla con una nueva corteza de tejido vivo.

Corte y masilla

Para adquirir   un desarrollo adecuado  de tejidos que cierren progresivamente la herida, con un adecuado  labio cicatricial, es muy importante no dejar un tocón ni demasiado corto, ni demasiado largo y  redondear  los laterales del corte, con ello la savia tiene un mejor acceso a todos los tejidos  y de  forma progresiva se desarrolla tejido vegetal que avanza desde los laterales, cubriendo  la herida.  Es un proceso que, dependiendo del tamaño de la herida,  puede tardar años en completarse en las de gran tamaño,  pero si está bien hecho termina por conseguirse. © Ver la  fase de poda anterior