Archivo de la categoría: Árboles frutales

Sacando hijuelos de manzano

Nacida de una semilla de Gala, con rebrotes desde la base

Nacida de una semilla de Gala, con rebrotes desde la base

Muchos de los manzanos   del huerto  ya injertados deciden en ocasiones rebrotar  desde la base franca  del árbol.   Esta suele corresponder a un manzano nacido de semilla. Dependiendo de los intereses que uno tenga, unas veces esos brotes se dejan y otras no.

Retirada la tierra aparecen las raíces

Retirada la tierra, aparecen las raíces

El año pasado  cuando vi que manzanas ya no iba a haber, debido a las heladas, me decidí  por dejar una  parte de los brotes que habían salido. Con ellos pretendo sacar manzanos nuevos para colocar unas hileras en intensivo. Hay un montón de variedades nuevas y antiguas con las que me gustaría experimentar.  En  algunos de esos portainjertos  francos tras  su trasplante  iré  injertando, en otros ya está el injerto prendido desde el año pasado, ahora quiero ponerlos en tierra para que tiren cada una de esas yemas.

Para fomentar que esos tallos echaran raíces que permitieran  un fácil trasplante  se  realizó el corte de un centímetro en torno a  la base de cada   tallo  y posteriormente se colocó una botella abierta alrededor del tronco del manzano y de una tanda de las cañas parecidas. La botella se ató y rellenó con tierra.

Individualizando plantas

Individualizando plantas

El manzano al retirar los brotes y tras la poda

El manzano al retirar los brotes y tras la poda

Esto se hizo  a modo de acodo rastrero que debía fomentar el crecimiento de las raíces de estos bravos. A lo largo del verano se fue regando de vez en cuando, pero el resto del tiempo han ido  marchando a su aire.

Al mediar el invierno y dado que ya he conseguido que se pasase el subsolador en la zona donde quiero plantar los árboles frutales en intensivo, ha llegado el momento  de irlos sacando y prepararlos para su futuro trasplante.

La tarea hay que realizarla con tiempo. Supone ir de árbol en árbol quitando las botellas de plástico, retirando la tierra y separando las raíces, intentando conservar el mayor número de ellas. El futuro del arbolito depende de conservar el mayor número de raíces y  un tronco sano en el futuro portainjertos.

Plantas enterradas, esperando el trasplante

Plantas enterradas, esperando el trasplante

Estos arbolitos van de momento a una zona de reposo común donde se entierran sus raíces y se protegen con algo de paja. Cuando estén todos preparados los  pondremos en tierra en  las mismas fechas. El clima con sus lluvias recurrentes hacen que la espera sea necesaria y dan tiempo a ir  poco a poco realizando la tarea.©

Poda de manzanos: corte de ramas gruesas

Manzano de reinetas antes de la poda

Manzano de reinetas antes de la poda

Este año ya hemos comenzado con la poda de los manzanos. En parte el tipo de tiempo que ha hecho es el responsable de que hayamos optado por esta tarea en el huerto, pues aunque tengo que hacer un montón de hoyos para colocar una buena tanda de frutales  que he decidido poner este año, no puedo hacerlo todavía pues con el agua que ha caído justo después de  que habíamos metido el subsolador para abrir la tierra para los frutales, el  terreno está bastante pesado para hacer los hoyos ya que el agua ha entrado profundamente en el suelo.

Caña central a cortar

Caña central a cortar

En los manzanos uno de los que tenía mayor tarea para realizar ha sido el manzano  de Reineta. Le había ido dejando una rama central bastante grande, que dado el crecimiento de las ramas exteriores se hacía necesario quitar.

Despiezando la caña

Despiezando la caña

Esta es labor que hemos realizado sin problema dado que  decidimos comprar una sierra específica para la poda,  con  la garantía de una casa de herramientas de toda la vida. El serrucho es de hoja curva y con el tipo de dentado japones que realiza bien todas las tareas que tienen  que ver con madera viva, no debiéndose emplear con madera seca, pues la hoja  tiende a perder  el afilado.

Sierra curva de dentado japones

Sierra curva de dentado japones

A la hora de la poda  fuimos fraccionando la rama central en secciones, lo que dada la facilidad de corte no supuso ningún problema. Por otro lado al tener  un tamaño adaptado al uso y un diseño curvo, se puede ajustar con facilidad a la disposición irregular de las ramas de los árboles.

Rematando el corte en oblicuo

Rematando el corte en oblicuo con la sierra curva de dentado japones

La poda fraccionada  de las ramas  impide los desgarros y permite realizar  un corte en oblicuo que no retenga el agua sobre el tronco. Tras su  realización se hace necesario un recorte de los bordes, perfilando los mismos.  De este modo se evita la existencia de materia que se seque, creando huecos y acumulando humedad, lo  que puede producir   podredumbres.

Corte oblicuo

Corte oblicuo

Este proceso permite desarrollarse en el corte lo que se llama el labio cicatricial, a través del cual  el árbol estimula el crecimiento de corteza nueva en esa zona  del cambium donde se acumulan las células embrionarias de la corteza, estas son  responsables del engrosamiento de las células de ese área, que progresivamente desarrollan un callo hasta poder llegar con el paso del tiempo  a cerrar todo el área.

Recorte del borde del corte

Recorte del borde del corte

Este proceso de cerrar el labio cicatricial puede llevar varios años y   quizá  si lo hemos hecho bien se complete el cierre con el paso del tiempo. De ser así os lo iremos mostrando, para ver como evoluciona, dado que es la primera vez que lo estamos practicando  de forma sistemática al podar las diferentes ramas.

Cubriendo con masilla

Cubriendo con masilla cicatrizante

En todo este proceso  estamos intentando mantener la máxima higiene, desinfectando todas las herramientas que vamos usando, antes y después de finalizar el proceso. Para ello alcohol en un pulverizador resulta muy eficaz. ©

Con la rama ya cortada

Con la rama ya cortada

Injerto inglés o de lengüeta

cañita apical de Picota

Cañita apical de Picota

En esta época comienza una de las actividades más apasionantes en la campaña anual, que es la de realizar injertos y con ello aumentar las variedades de frutales que tengamos, así como conseguir que los árboles adelante la producción de  fruta.

Ambas partes en contacto

Ambas partes en contacto

La realización de los injertos se reparte a lo largo del año, según el tipo que queramos hacer. Ahora, en la segunda parte del invierno  se aprovecha el inicio de la actividad en las plantas de hoja caduca, con una progresiva  salida de la dormancia invernal, como un momento adecuado para  algunas de esas variedades de injertos, buscando conectar un portainjertos con la nueva variedad que queramos cultivar.

Tronco del cerezo desde el punto de vista contrario

Tronco del cerezo desde el punto de vista contrario

Una buena modalidad de  injerto a realizar es lo que se llama el injerto inglés o injerto en lengüeta. Este año pretendo utilizar esta técnica para algunos injertos en almendro que quiero realizar, pero el que voy  mostraros aquí  es en cerezo,  se realizó el año pasado a mediados de este mes, con una variedad de Picota. Este injerto  está ya  bien agarrado y  lo pretendo trasladar de lugar, es un  arbolito surgido de las raíces del árbol,  y esperar que al separarlo tenga un mayor crecimiento.

Zona de contacto

Zona de contacto

En el momento de realización del injerto ambas partes (injerto y portainjerto) tenían un grosor similar, aspecto que favorece un buen arraigo entre ellas al facilitar que el cámbium entre en contacto.

Se comenzó realizando un corte oblicuo  en cada una de las ramas, dejando que el cuchillo se desplazase y se alargase el corte. Hacia la mitad de cada sección se realizó otro corte en paralelo a las líneas del tronco, creando una lengüeta en cada sección que se levantó y se encajó  con la contraria. Aunque los extremos no ajustaron plenamente no hubo dificultades con el injerto que si se conectó en el resto de puntos. En la actualizar al crecer la zona de contacto, esta está  ligeramente desdibujada.

En el momento en que se comenzó a ver que  el injerto iba prendido y que la zona comenzaba a engrosar se retiró el plástico y se eliminaron los brotes laterales del portainjertos, lo que concentró la energía de crecimiento en esta zona aumentando el flujo de savia hacia la misma. ©

Los frutales autofértiles

Yemas de albaricoques

Yemas de albaricoques

De compras

De compras

Para una aprendiz  en  este mundo complejo  de los frutales el tema puede complicarse un montón por estas fechas. En este periodo  en que se realiza la compra y el  trasplante de muchos de los árboles  y arbustos que están en su periodo de dormancia  uno no deja de caer en la necesidad de plantearse sobre el tema de las compatibilidades de polinización  entre   variedades diferentes y  en la necesidad de conocer  qué variedades son las que se adquieren  para ajustar  previsibles fechas de floración  que permitan   la coincidencia entre ellas.

Yemas de melocotón

Yemas de melocotón

En la naturaleza una buena parte de las variedades de frutales son autoestériles, es decir resultan incapaces de polinizarse a si mismos. Frente a ellos están los que se denominan autofértiles,  que parecen la panacea universal, pues si  bien todos los demás necesitan algún otro ejemplar cercano y compatible (mejor si es un polinizador universal) para dar fruto, ellos quedan excluidos de esa necesidad.

Si además la especie es dióica, esto es que los sexos se encuentran separados en individuos diferentes, entonces la cuestión de fructificación se complica más, salvo que sean partenocárpicos y sean capaces de fructificar sin polinización, por lo que la tentación de los autofértiles se hace  mayor.

Yemas de peral

Yemas de peral

Pero ¿debemos escoger variedades autofértiles?  ¿Es oro todo lo qué reluce?  La experiencia ya os ha enseñado que no, si uno profundiza en la letra pequeña  siempre hay un pero.  El pero que yo veo a los autofértiles  y que se manifiesta si son plantados en solitario, o solo individuos de una variedad se centra en una menor productividad de estos frutales que tiende a reducir su rendimiento a 1/3 del  posible  de si hubiera polinización cruzada con otras variedades, lo que siempre resulta recomendable .

Si se puede elegir, aunque las circunstancias pueden establecer unos límites, es mejor hacerlo adquiriendo un árbol o arbusto con más de una variedad de injertos,  compatibles en polinización o adquiriendo variedades complementarias.  La naturaleza es generosa en  la diversidad,  no gusta de lo aburrido. ©

Va de Acerolos

Mata de acerolos antes de la poda

Mata de acerolos antes de la poda

Llevo un par de años sin prestar demasiada  atención a los acerolos (Crataegus-azarolus),  todo lo más una cavada y abonada anual, y eso casi  siempre acarrea consecuencias. Los que tengo actualmente son todos ellos de un mismo árbol,  realizados sobre una mata de  espinos que ya había antes de comprar la finca. Los había dejado que creciesen a su aire, un tanto  desmañados,   y todos los años solían tener abundante floración en primavera, pero ninguna de sus flores terminaba de   cuajar, por lo que últimamente  no ha habido  cosecha.

El año pasado lo atribuí al frío y a la abundancia de agua. Ambos elementos fueron la causa de que  apenas hubiera fruta, pero  llevo un tiempo pensando si quizá haya algo más.  No sé sobre la importancia que puede tener la polinización cruzada para  la polinización de los acerolos, pero empiezo a pensar que puede ser significativa.

Últimos frutos

Últimos frutos

En los primeros años había otro acerolo de procedencia diferente, además  de los actuales,  que florecía todos los años. Aunque estaba alejado de los que ahora hay y dado su tamaño y condición tenía en general poca  flor.  Pero quizá su existencia si que influyese en el cuajado  de los frutos.  De hecho aunque los injertos eran pequeños hubo unos pocos acerolos todos los años. Hace unos tres  años este acerolo que nunca cogió fuerza, terminó secándose.

Mata después de la poda

Mata después de la poda

Los acerolos son uno de los árboles que inicia su  movimiento de savia más temprano, ya lo están haciendo. Dado la situación  he realizado una buena poda en ellos. Para ello he recortado todas las cañas largas, dejando alguna yema de flor, pero sobre todo intentado quitar chupones y hacer más densa la copa y  que se extiendan lateralmente.

De cerca

De cerca

Dado que sigo con bastante espino de reserva, este año estoy intentado localizar  material para injertar acerolos.  Espero poder introducir material nuevo que me ayude a fomentar la polinización cruzada, teniendo variedades distintas en el momento de la floración.  Por lo que si  alguno de vosotros este interesado en hacer  intercambios de material para injertos, por mi parte estaría encantada  a cambio de alguna de esas variedades gigantes e/o interesantes  que hay de acerolos.©

Semillero de almendros

Parte del semillero de almendros, ya podados

Parte del semillero de almendros, ya podados

Este año pasado mi marido  en sus paseos se dedicó a recoger  almendrucos de almendros abandonados  que, pese a ello, continúan dando fruto por  los cuestos, cerca de  algunos caminos que rodean  la ciudad. Tanto  de árboles dulces (pocos, están muy buscados) como de amargos.  Además  reservó casi todas  las almendras que nos dio nuestro árbol.  Con todas ellas, realizó un buen montoncito y nos pusimos a germinarlas.

Con estos almendrucos actuamos de forma diversa.

  • Unos  los fuimos colocando  por tandas en el congelador durante  8-10 días para que sometidos al frío, se activase la semilla. Tras esta fase fría  se actuó de  doble forma:
    Tras la estratificación en la arena

    Tras la estratificación en la arena

    • Con un grupo de semillas, el mayoritario, tras sacarlos  se fueron  colocando en un lecho de arena  durante un tiempo, regando frecuentemente.  Cuando las semillas comenzaron a abrirse se las trasladó al  caballón nuevo que había colocado al comienzo del huerto.

      Semillas rotas

      Semillas rotas

    • En el  otro grupo no se estratificaron sino que  se abrieron los almendrucos con golpes cuidadosos y posteriormente, lo mismo que las otras,  se fueron sembrando los almendrucos en hileras, relativamente cercanas entre si, donde  fueron germinando y creciendo a lo largo del verano, con algún que otro riego. El que ha tenido mejores resultados de entre ellas  ha sido el primer grupo.
  • Germinación natural

    Germinación natural

    Pero hubo un tercer grupo que fue el de aquellas almendras amargas que de forma natural cayeron al suelo bajo los almendros, en un año de humedad abundante. Allí a lo largo del invierno  tuvo lugar un proceso natural (con humedad y frío) y cuando  nosotros las recogimos muchas de ellas ya manifestaban la aparición del embrión y empezaban a abrir. Las pusimos directamente en tierra y han sido las que han tenido mejores resultados de  entre todos ellos.

Caaballón sembrado

Caballón sembrado

Las plantas han alcanzado la mayoría entre los 50-70 cm. Han desarrollado muchas ramas laterales que en  esta época he estado podando. Debo todavía cavarlos un poco, abonarlos y  quitarles las hierbas que han nacido entre ellos.

Con las ramas laterales, antes de podar.

Con las ramas laterales, antes de podar.

¿Qué voy a hacer con tanto almendro?, pues hay más de una centena. Lo ideal sería tener un buen cuesto de esos de ladera sur, con cierta pendiente y no demasiado mal terreno donde colocarlos para que ellos siguieran su curso natural, y fueran creciendo de acuerdo con el agua disponible por el cielo, pues de la cavada y del abono ya iría proveyendo yo. Pero de momento estoy a la espera de localizar ese terreno.

Mientras que  las plantas siguen su curso hay  mucha tarea por delante que hacer. Un número significativo de estos arbolitos deben ser injertados, todos los amargos y quizá algún otro de los dulces para que den antes.  Esta tarea la pretendo realizar al final de este invierno,  en lo posible con variedades dulces  de la zona,  de esas mismas de los cuestos que  tienen buen tamaño y son capaces de dar fruto incluso en años fríos y secos. Eso es importante en esta zona. ©

Investigando un macho de Pistacho

Macho objeto de la investigación

Macho objeto de la investigación

La  clasificación del  macho de pistacho que tengo plantado este año me ha dado mucho que pensar y es un tema que ahora en invierno he vuelto  a replantearme. Os recuerdo que en el mes de marzo de 2014 plantamos en nuestro huerto 4 hembras Kerman  y un macho Chaparrillo.

Posteriormente  buscando información sobre esta variedad, la única referencia que encuentro  en Internet con este nombre es  sobre el Centro de Investigaciones El Chaparrillo,  Centro de Castilla la Mancha que se dedica a la investigación  y  experimentación con diversas especies tanto hortícolas como  arbóreas. Esta referencia  me hace suponer una posible conexión entre  ambos, quizá una variedad desarrollada en el mismo, dado que hacen entrega de yemas de sus pistachos anualmente.

El motivo de este interés  en el macho está en el desajuste que hay entre la floración del macho y la floración de las hembras, que nos ha llevado a reconsiderar el posible interés en la plantación de un macho de otra variedad dada la importancia de este tema de cara a la  consecución de una buena  cosecha.

Inicio de floración

Inicio de floración

La  evolución  fenológica de las plantas ha sido así:  En la primavera de 2015 el macho ofreció algunas flores, no así las hembras.

Plena floración

Plena floración

Flores femeninas

Flores femeninas

A lo largo de la primavera del  año 2016 han vuelto a florecer, tanto macho como hembras. Primero  lo hizo el macho que comenzó a sacar flores a finales del mes  abril,  con plena floración  en torno al 7 de mayo.

Las  hembras lo hicieron más tarde, en torno al de 14 de  mayo, cuando ya las flores del macho  comenzaban a decaer.

Hay un claro desfase entre ambas especies y de ahí la necesidad de poner otro macho, pero no sabiendo cuál es esta, no sé cuál debería poner.

Me he puesto en contacto con el Centro de Investigaciones Chaparrillo, pero ellos  a partir de esta información no han sabido orientarme.

Me he planteado la posibilidad de que sea: O una variante del  Randy o  una variante del  Peter,  desarrollado  por ellos a partir de  sus investigaciones  y comercializada bajo el nombre de Chaparrillo.

Final de la floración del macho de pistacho

Final de la floración del macho de pistacho

El macho Randy  suele adelantarse en floración a las hembras de 1 a 3 semanas. El macho  Peter que normalmente tiene un  buen ajuste en fechas entre machos y hembras, en zonas de  horas de  frío entre 1600-2000  se suele adelantar en torno a una semana a la floración de las hembras. No sé si es un Peter o no, lo que es un problema. De serlo  no me interesaría poner otro árbol de su  mismo tipo, pero si que necesitaría alguna otra variante de polinizador.  Estoy abierta a sugerencias si  tenéis algo de experiencia sobre el tema.©