Germinando Algarrobos

Plantita en el mes de enero

otra de ellas

El Algarrobo (Ceratonia siliqua) es una especie arbórea de la familia de las leguminosas  que he sacado adelante desde semillas,  pero que dadas sus características  demandantes de suelo calcáreo  y baja resistencia al frío será bastante difícil que alcancen  un buen desarrollo en el suelo del huerto, pero  de momento vamos a ver si los vamos sacando adelante para con el  desarrollo  del mismo se endurezca un poco y quizá los veamos crecer en una zona resguardada.

Alagarrobo en torno a Olocau

Las semillas las conseguí el año pasado en la zona de Olocau en Valencia, de las que había caidas alrededor de los árboles.  Me parecieron árboles magníficos y muy interesantes.

Semillas germinando

Para conseguir germinar las semillas las dejamos en agua durante  24 horas y posteriormente las colocamos en una servilleta humedecida en un ambiente con una temperatura en torno  a los 20 º, mejor si tiene posibilidad de luz natural. Se cuida de la semilla mantenimiento la servilleta humedecida pero no demasiado. Poco a poco las semillas van  arrugando la envoltura y hinchándose  y engordando,  hasta que comienza a salir la radícula.

Plántulas comenzando a aparecer

Se deja que esta siga creciendo y cuando ya tienen cierto tamaño se pasan para el sustrato. Es frecuente que las semillas no germinen todas a la vez, por lo que el resto de semillas se mantienen en la servilleta humedecida,

Una vez que están en el sustrato el crecimiento es similar al resto de los árboles. Es importante poner un  buen drenaje y evitar encharcamientos. Pero resulta en general una planta que se adapta bien y resulta resistente, aunque en mi caso todavía no la he expuesto a demasiado frío ( Aunque tengo un par de plantas  que han nacido por su cuenta en un tiesto en la terraza y están al aire libre en estos días en que las temperaturas han alcanzado el  punto más bajo de todo el invierno, por lo que creo  pronto averiguaré si sobreviven o no al frío).

Con las demás debo realizar un trasplante hacia un  contenedor  de mayor tamaño  y con el sustrato más suelto, lo que realizaré  en el final del invierno, y seguir atenta a su crecimiento.© Pueden ser de interés  para saber más sobre su germinación estos enlaces: a Propagación   Vegetal,  o este otro Semillas silvestres

Anuncios

Semana cinco de 2018

Sigue el invierno en el huerto con temperatura que  se podrían considerar suaves, salvo cuando  sopla el viento, como ha sucedido algún día de esta semana. Entonces la nieve que hay alrededor deja llegar hasta aquí el frío del invierno. También ha habido algún día tristón con nubes y viento.

En ausencia de lluvia o nieve y en presencia de viento y algún día de sol, la tierra está buena para hacer hoyos y nosotros seguimos preparando nuestro bosque alimentario. Los hoyos se trabajaban con bastante facilidad.©

Vista al huerto en la semana 5.1

Vista al huerto en la semana 5.2

Vista al huerto en la semana 5.3

Vista al huerto en la semana 5.4

Vista al huerto en la semana 5.5

Vista al huerto en la semana 5.6

Vista al huerto en la semana 5.7

Vista al huerto en la semana 5.8

Vista al huerto en la semana 5.9

Vista al huerto en la semana 5.10

Vista al huerto en la semana 5.11

Vista al huerto en la semana 5.12

Vista al huerto en la semana 5.13

Vista al huerto en la semana 5.14

Vista al huerto en la semana 5.15

Vista al huerto en la semana 5.16

Injertando nísperos

Semillero de nísperos

Dentro del invernadero tengo un hermoso plantel de níspero que se han desarrollado bien allí, de semillas  y sin prestarles gran atención. Pero ha llegado el momento  de tomar medidas con ellos dado lo que ocupan y que son numerosos, y no  tardando mucho se necesitará ese espacio.

otro más

Cómo el ser humano no aprende de sus errores, y cómo hay número suficiente para permitirme estos  y por otro lado soy cabezota,  voy a volver a poner  una tanda de nísperos en el exterior, en el huerto,  a ver si consigo sacar alguno adelante y lo llego a ver de cierto tamaño.  De hecho he empezado ya a colocar una tanda en el perímetro  de entrada, cerca del camino. Veremos lo que  este clima les permite  dar de si.

Injerto a yema dormida

Los nísperos del exterior son de semilla y van sin injertar, por lo que de crecer tardarán años en ofrecernos flores, mucho más fruto. me interesan más si sobreviven como cortavientos. Pero los que voy a mantener dentro del invernadero y  los que pondré en el jardín de casa están injertados  con un níspero que da frutos en esta tierra.

Los injertos se hicieron  al final del verano y han estado a yema dormida hasta ahora, momento en que dentro del invernadero parece que las plantas comienzan  a mover la savia. Por ello antes de que todo vaya adelante vamos a aprovechar para  realizar diferentes tareas:

Otro más

  • Por un lado están  las plantas que vamos a dejar dentro del invernadero,  a ellas les hemos cortado el tallo superior del patrón para que tire el injerto.
  • Luego están las que estamos  trasplantando. Es el momento de sacarlas de dónde están y colocarlas en  la zona donde van a ir en el huerto.
  • Finalmente las que quiero colocar en el jardín de casa, también injertadas, posiblemente vayan a tiestos esperando el momento adecuado hasta que haya espacio  dónde las pueda colocar.

Pretendo que  los que están en el interior del invernadero y los del microclima urbano  vayan creciendo y se desarrollen de forma controlada. A ver si así llegamos a ver sus frutos. Los demás con que crezcan y conserven sus hojas  formando un seto protector, sería suficiente.©

 

 

 

Continuamos con los pistachos

Cona de los nuevos pistachos

Árbol para reemplazar el macho

Ya sabéis que tengo pistachos en el huerto, colocados en dos momentos diferentes. Los primeros en el invierno de 2014, los segundos, las  dos hileras que  incorporé el  año pasado. Pero  la primavera pasada no fue un buen momento para ellos.  Recién trasplantados a final del invierno, en a primavera  iniciaron su  desarrollo y entonces  llegó  la fuerte helada que arrasó flores y frutos por toda la península.  Los pistachos también la sufrieron y  quedaron débiles. De los  diez nuevos que puse  tres  no lograron superar el verano

Entre los plantados el año pasado se habían comprado 2  machos Peter, para ampliar el rango de floración del macho Chaparrillo.  Como lo que nos vendieron como machos  eran plantas de dos años en la misma primavera sacaron flores antes de la llegada de la helada y ello nos permitió averiguar que  de hecho no eran machos, pues la flor era de hembras.  Esto ha hecho necesario replantearnos la necesidad de comprar algún macho más, pues la ratio  era de 1 a 11 y de revisar dónde y cómo lo íbamos a colocar.

Comprar árboles muy jóvenes tampoco era adecuado para  intentar ajustar la edad de floración entre machos y hembras cuanto antes.  Por ello adquirimos un macho de Peter de más edad, en el mismo lugar donde compramos los primeros.  El macho venía enmacetado.

Macho Peter

Raíces en bloque

El comprar árboles en maceta es siempre un riesgo. Aparentemente el árbol está mejor, pero en la práctica esto puede ser un gran error. Si  el árbol lleva ya un tiempo en la maceta y las raíces del árbol se han colocado de cualquier  forma y no han tenido un contenedor adecuado, con  el sustrato correcto,  al llegar al fondo se enrollan hacia arriba y se van  liando entre si. A esto se  le llama raíces espiralizadas y  hay que deshacerlas cuanto antes.  Sino se enmienda puede llevar a la asfixia radicular cuando las raíces engordan, impidiendo el crecimiento del árbol e incluso produciéndole la muerte.

Raíces ya sueltas

Por ello hubo que  separar las raíces enrolladas del cepellón de tierra.  y posteriormente extenderlas  dentro del hoyo.  La presencia de humus  de lombriz en el hoyo, junto con Carbonato Cálcico, algo de potasa y algo de carbón permiten asegurar la disponibilidad de nutrientes al alcance del árbol que facilite su crecimiento. Solo queda esperar que sea un buen año y tenga un buen crecimiento.©

Pistacho con su tutor

Semana cuatro de 2018

Estamos ya a final de un mes que  sigue siendo más tibio de lo que es habitual en enero. Comenzó la semana con temperaturas suaves.  Luego  se fue enfriando al tiempo que bajó niebla que fue seguida por nubes  bajas y algo de lluvia, en torno a los 10 litros.   Con suaves heladas nocturnas  a lo largo de la semana que solo han creado una pequeña capa superficial de hielo en algunas partes del estanque.

La tierra esta pesada. Esta semana no  hemos hecho  hoyos para los frutales. ©

Mirada al huerto en la semana 4.1

Mirada al huerto en la semana 4.2

Mirada al huerto en la semana 4.3

Mirada al huerto en la semana 4.4

Mirada al huerto en la semana 4.5

Mirada al huerto en la semana 4.6

Mirada al huerto en la semana 4.7

Mirada al huerto en la semana 4.8

Mirada al huerto en la semana 4.9

Mirada al huerto en la semana 4.10

Mirada al huerto en la semana 4.11

Mirada al huerto en la semana 4.12

Mirada al huerto en la semana 4.13

Mirada al huerto en la semana 4.14

Mirada al huerto en la semana 4.15

Mirada al huerto en la semana 4.16

El uso de los vegetales en la historia

Semillero de arroz

Vainas de judías verdes

Cuando uno se dedica a las Ciencias Sociales, y además gusta de la horticultura sin querer  va acumulando información sobre el uso de los vegetales por los seres humanos,  y cómo  estos a lo largo de la historia se han ido convirtiendo en productos de frecuente consumo  y  necesarios.

Esta información se tiende a omitir o se da por sobreentendida. Hasta que uno se ve sorprendido por cómo el común de los mortales aunque  consume hortalizas y frutas y  quizá revise las calorías que aportan y si tienen vitaminas y fibra,   poco más sabe de la historia  los alimentos vegetales que toma.

Physalis peruviana

Saber de dónde vienen los alimentos que se consumen, y cuándo se comenzaron  a consumir nos ayudaría a entender  las carencias  que los hombres y mujeres de otras épocas tenían y las dificultades por las que pasaban cada día para llevarse algo a la boca. Nos ayudaría a colocarnos   bajo su piel y a entender su  vivir cotidiano.

La posibilidad de ir al supermercado y llevarte la bolsa de lechuga ya lista para el consumo, con un paquete de arandanos o de naranjas, esos ajetes fuera de temporada o  unas setas Shimeji,…  nos impide ver la realidad. La realidad de las dificultades que, a lo largo de centurias e incluso milenios, han tenido los seres humanos comunes y corriente, viviendo  en  la India o en  una aldea griega, o en ese  corral, sea en los Andes, o en Zamora,  para sacar adelante sus cultivos con  la incertidumbre del  frío clima en contra, la sequía destructora encima o con los robos de las cosechas en los huertos.

Tomates

Achicoria blanca

Al dar por sentada esta realidad como una verdad absoluta,  nos convertimos en unos grandes ignorantes  que ni siquiera disfrutan  de la conciencia de que en cuestiones de consumo los seres humanos del mundo actual asisten a un periodo de abundancia absolutamente desconocido en otras épocas de la historia de la humanidad.

Guisantes creciendo

Voy a realizar estas entradas con la intención de poner un granito de arena que quizá sirva para mis alumnos al dar una visión rápida de alguno de esos momentos históricos y del qué y cómo se producían los alimentos. Vamos a realizar un recorrido por el devenir histórico y ver qué era lo más frecuente en el plato  y huertos de la gente  en los  diferentes momentos de la historia. Relacionándolo en lo posible con aquellos cultivos que también tenemos en el huerto.

Plántulas de berenjenas

Así veremos los alimentos  y cultivos vegetales en el mundo antiguo desde Egipto hasta Roma. Los aportes realizados por el mundo musulmán. La pobreza alimentaria en general de  la época medieval.  Los cambios que trajo América a la dieta del Europeo. La revolución que aportó el siglo XVIII  en el cultivo de alimentos. Las formas de  sobrevivir con pocos alimentos en mi rincón del mundo, para finalmente llegar a la llamada revolución verde, con sus pros y sus contras. Para concluir con una entrada sobre qué nos traerá el futuro.

Patatas

Quedarán grandes lagunas que abordar, otras culturas y otros cultivos, pero estos  se hacen difíciles de abordar desde el huerto. ©

Semana tres de 2018

Las temperaturas de esta semana han sido muy suaves y atenuadas, alternado el sol con nubes y claros.  Con máximas que han alcanzado los 15º en el centro del día y suaves heladas nocturnas. Nada que ver con un invierno que se precie.

La lluvia sigue siendo escasa, aunque la ausencia de temperatura extremas no ha resecado en exceso el suelo, por lo que en superficie hay disponibilidad para las plantas.  Seguimos con el trasplante de árboles y arbustos, ampliando territorio.©

Mirada al huerto en la semana 3.1

Mirada al huerto en la semana 3.2

Mirada al huerto en la semana 3.3

Mirada al huerto en la semana 3.4

Mirada al huerto en la semana 3.5

Mirada al huerto en la semana 3.6

Mirada al huerto en la semana 3.7

Mirada al huerto en la semana 3.8

Mirada al huerto en la semana 3.9

Mirada al huerto en la semana 3.10

Mirada al huerto en la semana 3.11

Mirada al huerto en la semana 3.12

Mirada al huerto en la semana 3.13

Mirada al huerto en la semana 3.14

Mirada al huerto en la semana 3.15

Mirada al huerto en la semana 3.16