Mirada al huerto en la semana vigésimo tercera

Semana de acumulación progresiva de la temperatura en el huerto, desde las tormentas y el cielo nuboso del inicio de la semana. Ya estamos superando la barrera de los 30º a lo largo  del día. Las mínimas nocturnas también se han  ido elevando. Con todo la ola de calor se anuncia para lo largo de la semana.

La tierra del huerto se encuentra reseco.  La poca lluvia del inicio de semana se la han llevado las elevadas temperaturas. Si se mantienen puede llegar a ser un año terrible. ©

Mirada al huerto en la semana 23.1

Mirada al huerto en la semana 23.2

Mirada al huerto en la semana 23.3

Mirada al huerto en la semana 23.4

Mirada al huerto en la semana 23.5

Mirada al huerto en la semana 23.6

Mirada al huerto en la semana 23.7

Mirada al huerto en la semana 23.8

Mirada al huerto en la semana 23.9

Mirada al huerto en la semana 23.10

Mirada al huerto en la semana 23.11

Mirada al huerto en la semana 23.12

Mirada al huerto en la semana 23.13

Mirada al huerto en la semana 23.14

Mirada al huerto en la semana 23.15

Mirada al huerto en la semana 23.16

Argynnis aglaja

Argynnis aglaja sobre la flor del cebollino

De flor en flor

Este ha sido un año de mariposas. Muchas y variadas han sido las que han volado  a lo largo del final de la primavera y comienzos del verano. Aquí quiero ahora  hablaros de un grupo  de estas,  conocidas popularmente  como  Lunares de Plata, pero científicamente corresponden a la  Argynnis aglaja.

De perfil

Es un tipo de Lepidóptero  frecuente en el continente Europeo, de entre 4 y 6 cm,  con un colorido naranja en el anverso, dibujando puntos y finas líneas, que  dicen resulta más intenso en los machos que en las hembras, mientras que en el reverso se atenúan los colores a un   ocre-verdoso con irisaciones plateadas.

Un descanso que permite la foto

Es un tipo de mariposas con una única generación anual, que vuela a comienzos del verano.

Mientras tanto las larvas consiguen su desarrollo  alimentándose a lo largo de la primavera del genero de las violas, aunque no he notado  ninguna presencia en nuestras violetas ni pensamientos en este periodo.

En el huerto este año las hemos visto concentradas sobre el cebollino, mientras  este  ha estado en flor.  Una sinfonía de naranjas en  movimiento, en claro contraste con el color  malva-rosado de la flor. ©

En la creación de un bosque alimentario

Arboles en junio

Hilera de la familia de hueso

Los árboles son siempre un proyecto a largo plazo, que requiere tiempo para comenzar a dar sus frutos. Este año ampliamos el número de árboles existentes en el huerto. Nuestro objetivo será el poder  proveernos de fruta ecológica al tiempo que  podemos  llegar a vender el excedente que el huerto ofrezca.

Al querer una producción ecológica no nos planteamos  el tener un monocultivo de una determinada variedad de fruta, sino diversidad de productos y  de frutos. Cada una  con sus épocas y cosecha. Frutales de especies diferentes, que podamos ofrecer a aquellos cercanos a nosotros.

Este año hemos  colocado  en el medio de la finca y con una orientación norte sur, seis hileras de árboles en espaldera,  colocados cada dos metros y separados cuatro  entre si.  Creo que  este sistema no solo puede ser interesantes en una explotación intensiva, sino  también dentro de este concepto ecológico y de biodiversidad. Pero el trabajo hay que completarlo. Tenemos que poner las espalderas y preparar un sistema de goteo para regar los árboles. No sé si eso se podrá hacer a lo largo del verano o tendremos que dejarlo para la caída de la hoja.

Árboles en el mes de abril

Estos son los árboles que hemos colocado:

  • Dos hileras de manzanos, con variedades  diversas. Algunos son de manzanas tradicionales, otros son  árboles comprados, y otros son bravos  enraizados  sobre los que hemos realizado  injertos  con  variedades distintas.
  • Otra hilera es mezcla de variedades de hueso comprados (nectarinas, ciruelos, melocotoneros, paraguayos) junto con acerolos sobre espino y algún membrillo como portainjerto.
  • Dos hileras más de perales de diferentes tipos, desde comprados a  otros injertados e incluso algunos bravos, base como portainjertos sobre los que hemos colocado otras variedades.
  • También algún cerezo para ver como responden colocados en espaldera
  • Finalmente una hilera con distintos tipos de almendros, algunos de ellos injertados sobre ciruelo.

Hilera de perales

Todo ello englobado en un concepto que me encanta, el de  bosque alimentario,  con el que pretendo ir investigando y construyendo poco a poco. ©

 

Mirada al huerto en la semana vigésimo segunda

Las tormentas están dejando agua todo alrededor, pero nada de momento en el huerto. Las temperaturas han descendido con las nubes y claros de estos últimos días, pero  son temperaturas que siguen siendo en conjunto mucho más cálidas de lo que debería se habitual para la zona y la época.

La tierra está bastante seca y los sementijos hay que ponerlos con una buena base de agua para que prendan y para que nazcan. Este parece que va a ser un año de escasez de agua, duro para la agricultura de la zona en general y para el huerto en particular. ©

Mirada al huerto en la semana 22.1

Mirada al huerto en la semana 22.2

Mirada al huerto en la semana 22.3

Mirada al huerto en la semana 22.4

Mirada al huerto en la semana 22.5

Mirada al huerto en la semana 22.6

Mirada al huerto en la semana 22.7

Mirada al huerto en la semana 22.8

Mirada al huerto en la semana 22.9

Mirada al huerto en la semana 22.10

Mirada al huerto en la semana 22.11

Mirada al huerto en la semana 22.12

Mirada al huerto en la semana 22.13

Mirada al huerto en la semana 22.14

Mirada al huerto en la semana 22.15

Fungus gnat o mosca del Mantillo

Semillero libre de plagas

Este año no ha sido un buen año para los semilleros. Desde finales del invierno comenzaron a aparecer problemas en ellos. Donde primero comenzamos a notar plantas muertas  fue en los semilleros de tomates y de pimientos. Pero lo atribuimos a que quizá había podredumbres.

Sustrato afectado

Mosca del mantillo

Posteriormente nos fijamos que  las semillas de mango que habíamos colocado a germinar no avanzaban en su crecimiento, sino que colocadas en tierra ya enraizadas,   se deterioraban al cabo de un tiempo de forma progresiva, hasta su muerte definitiva. Otras plántulas  (sandías, melones, pepinos,..) también sufrieron daños.

Fue mi hijo el que se fijó en las larvas incoloras que se alimentaban de las raíces y cotiledones. Con todo todavía no terminamos de relacionar  estas circunstancias con el deterioro general de los semilleros. Hecho que hicimos al cabo de un tiempo.

Investigando en internet qué podía pasar. La conclusión fue que teníamos una plaga de Fungus gnat,  confirmado por las mosquitas negras de pequeño tamaño que sobrevolaban los tiestos y salían de ellos.

Semilla de mango germinando

El nombre de Fungus gnat se usa con  varias especies de dípteros de las familias Mycetophilidae y Sciaridae. Estas moscas son plagas frecuente  en  los  invernaderos. Las larvas de Fungus gnat se alimentan de hongos que hay en el suelo y  de materia orgánica en descomposición. Gustan por ello de  zonas húmedas donde crecen mejor. Allí  causan daños a las plantas al alimentarse de sus raíces, especialmente en las plantas más jóvenes,  con un frágil desarrollo radicular.

Disminuir el riego  frena el desarrollo de las larvas y en nuestro caso hemos empleado tierra de diatomeas, espolvoreado en superficie  que parece  frenar la muerte de las plántulas pues afecta a las larvas de los insectos. Pero estamos abiertos a recomendaciones y sugerencias, pues imagino que volveremos a tenerlo  en más ocasiones. ©

Aquí os dejo varios enlaces de interés, para investigar sobre el tema, o este otro.

 

Mirada al huerto en la semana vigésimo primera

En el final de la semana las tormentas se han acercado por el huerto. Al fin nos han dejado unos pocos litros por metro cuadrado, pocos.  Apenas os diez primeros centímetros de la superficie, lo suficiente para que las semillas  germinen, lo que es importante.

Con la llegada del agua la temperatura también ha descendido. Esto dado la época en la que estamos y cómo de adelantado en las temperaturas va el año es bueno, pues tiempo quedará para agostarnos.©

Mirada al huerto en la semana 21.1

Mirada al huerto en la semana 21.2

Mirada al huerto en la semana 21.3

Mirada al huerto en la semana 21.4

Mirada al huerto en la semana 21.5

Mirada al huerto en la semana 21.6

Mirada al huerto en la semana 21.7

Mirada al huerto en la semana 21.8

Mirada al huerto en la semana 21.9

Mirada al huerto en la semana 21.10

Mirada al huerto en la semana 21.11

Mirada al huerto en la semana 21.12

Mirada al huerto en la semana 21.13

Mirada al huerto en la semana 21.14

Mirada al huerto en la semana 21.15

Mandarino Clementino

Citrus clementina

Esta no es tierra de cítricos. Con todo no he podido resistirme a intentar su cultivo  y los que tengo están en un buen tiesto a la entrada de casa. En el exterior en verano, pero al llegar el otoño salen al sol y los meto cada día para dentro, o si hace muy malo se quedan dentro, para ello no hay nada mejor que ponerles ruedas al tiesto.

El lenguaje vital de los cítricos me era totalmente desconocido hasta hace poco. Ahora empiezo a aprender algo sobre ellos. Este es un Citrus clementina, variedad Clemenules, sobre un patrón de Citrus. volkameriana ( enlace).

Cuando uno compra este tipo de plantas,  compra lo que encuentra en los viveros a  su alrededor, pero frecuentemente  sin saber que es lo más adecuado  a su zona y qué le interesaría realmente tener.

Flores

Este mandarino lo compramos  el invierno pasado en un vivero de Valencia. y por el patrón en el que se encuentra establecido debería  presentar tolerancia a la Tristeza y al Exocortis, pero no la tiene a la Phytophtora y a la Armillaria Mellea. Tendría buen vigor, rápido en entrar en producción, de productividad alta, pero baja calidad de la fruta. Así como buena resistencia a la asfixia radicular y a la caliza.  No resulta  por contra muy resistente al frío, lo que no es algo bueno para aquí.

Hojas y fruto

Sigue floreciendo

Estas cualidades del portainjertos tienen sus aspectos positivos, junto a otras que no lo son tanto. Entiendo la ventaja que aporta el vigor  y el  buen crecimiento, así como la conveniencia de la resistencia a la asfixia radicular  y la tolerancia a la tristeza, pero  las tierras de la zona tienen Phytophtora y su sensibilidad a la misma, como la de la Armillaria no es buena. Tampoco lo es que no sea muy resistente a la helada, pues si algún día se queda afuera en el invierno, está muerto.

Por su parte el injerto de Clementina Clemenules es de buena calidad, con buen sabor, pocas semillas y mucho zumo. Una de las mejores. Esperemos poder llegar a disfrutar en algún momento  de tan buenas promesas.

Nuestro mandarino  lleva en flor toda la primavera. Una delicia para los sentidos. Mucha  flor. Una parte de la cual ha caído sin cuajar, pero hay otra serie de pequeñas mandarinas que todavía se resisten, y algunas parecen ir engordando. Quizá logre criar alguna, aunque es complicado mantener los niveles de frescor y humedad  necesarios, en un tiesto en verano.

Con las hojas decoloradas

Ha tenido falta de pigmentación en algunas de las hojas, motivo por el cual probamos con las sales de magnesio.  Además de aportarle un buen abonado que parece agradecer. Además ha tenido pulgón, mosca blanca y también algo de cochinilla, pero el jabón de potasa le ha ido bien, ha mejorado. Ya iremos viendo que tal evoluciona. ©