Pipas de girasol tostadas

Girasol cargado de posibilidades

Desarrollados a lo largo del verano, los girasoles nos dieron, tras haber sido protegidos para que las pájaros  no los comieran, unas buenas pipas.

Gigantea

Los girasoles fueron granando a lo largo del verano y  las pipas fueron recogidas  cuando los girasoles estaban casi secos,  y fueron desgranadas de las giganteas. Las pusimos a secar, y luego  las hemos tenido en tarros hasta este momento.

Girasoles del huerto

Aunque algunos de las giganteas las consumimos en fresco, la mayor parte de ellas son para secas. Las pipas resultan muy apetecibles de consumir. Y pocos frutos  secos están más sabrosos cuando están  recién tostados.

El tueste tiene mucho de arte, pero también bastante de práctica y resulta fácil de realizar cuando se le coge el punto

Pipas en el horno

Lo primero de todo es el agua. Una vez seleccionada la cantidad de pipas que vamos a tostar, las humedécemos un poco para que se les pegue la harina y la sal.

La sal y la harina dependen de cómo las queramos de saladas y de la cantidad de pipas que vayamos a tostar. Espolvoreamos por encima y movemos las pipas hasta que la cojan.

Normalmente la clave del tueste está en el horno, siendo muy importante que este esté caliente, pero no arrebatado ( no  muy fuerte). Nosotros solemos aprovechar y las tostamos después de terminar con otra cosa que se haya horneado previamente, pero ya con el horno apagado.

Colocadas las pipas, hay que moverlas cada cierto tiempo para evitar que aquellas que están en contacto con la bandeja se puedan quemar en exceso. Su tueste depende de cómo nos gusten  y  cada cierto tiempo hay que vigilarlas e irlas probando. En el proceso es muy importante no olvidarnos de usar el olfato, que nos indicará el punto a veces con inmejorable precisión.

Sabrosas pipas recién tostadas

Tras el mismo tan importante como el tostado es la conservación, debiéndose de procurar meterlas en un envase hermético, mejor en cristal para impedir que se cargen de humedad. Es preferible ir tostando partidas pequeñas, según se vayan consumiendo pues están mucho más sabrosas.

Como todo arte se aprende con la práctica y un poco de paciencia y se  mejora con el tiempo.

Anuncios

15 pensamientos en “Pipas de girasol tostadas

    1. 2meperezg Autor de la entrada

      En casa nosotros empleamos el sistema de siempre, pero buscando por Internet, pues yo no tenía ni idea, esto es lo que cuenta que hay que hacer para conseguir pelarlas:
      1º Se secan las semillas provocando con ello el quebrado y la apertura de las cáscaras.
      2º Se introducen en un recipiente giratorio similar al tambor de una lavadora.
      3º Se someten a un chorro de aire a presión mientras el recipiente no cesa de girar como si estuviese centrifugando. La combinación de la presión del aire y los golpes acaban por romper la cáscara separándola de la semilla.
      4º Otro chorro de aire a menor presión arrastra las cáscaras que pesan menos que la semilla, que permanece.
      5º Se pasan por una criba que separa las semillas peladas de las que, a pesar del proceso, quedaron sin pelar.

      No tengo idea de si el sistema funciona o no, no se si de modo casero se podrá hacer.
      Un saludo

      Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Me alegra que te sirva, la verdad es que fuera de España se echan en falta, parece increíble que otros no hayan descubierto su sabor y lo viciosas que resultan. El tueste es siempre una aventura, hay más formas de tostar, en unos caso añadiendo solo sal, en otros solo con el tostado en si, es cuestión de experimentar. Un saludo

      Responder
  1. Pedro Plaza Cerro

    Desde pequeño en mi pueblo tostabamos pipas de girasol en el horno de leña que teniamos donde haciamos el pan a diario ,asi como dulces pimientos asados etc etc y el secreto de las pipas de girasol estaba en su punto de sal y los 200 grados de Tem. sin olvidar removerlas cada 5 minutos .Saludos

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Saludos Pedro y gracias por tu recuerdos, estos pueden ayudar a todos los que deseen probar a tostar sus pipas. Quizá yo añadiría el ir probando las pipas hasta encontrar el punto adecuado y entonces sacarlas y enfriarlas para que no se sigan tostando.

      Responder
  2. Paracelso

    Yo soy muy goloso. ¿Y qué me podéis decir cuando se hace un garrapiñado con las pipas de marras, un poco se sésamo y pipas de calabaza.? Proteína y grasa vegetal de calidad.
    Conglomerado muy energético que permite consumirlas de otra manera. Pero cuidado que pueden hacer daño si se consume mucha cantidad. Salud.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      A mi también me gustan las garrapiñadas, pero no tengo paciencia para sacar adelante el montón de pipas peladas suficientes para poder hacerlas. Nunca he probado las garrapiñadas con sésamo. Pero sin duda intentaré no alvidarlo la pröxima vez que se hagan.

      Responder
  3. Pingback: ARTEMISA Y LOS GIRASOLONES | La Huerta de los Robles

  4. Mirian

    Buenas tardes! Tenemos muchísimas pipas este año y nos preguntábamos como conservarlas sin tostar en el horno. Las hemos tenido secando al sol durante días pero me da miedo que se pongan rancias con el paso de los días…. Muchas gracias!

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hola Miriam. Las pipas si están bien secas y se guardan en un lugar fresco y seco aguantan perfectamente sin tostar, mejor que de que ya se tostan. Y má de un año. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s