Archivo de la etiqueta: tratamiento en frío del almendruco

Semillero de almendros

Parte del semillero de almendros, ya podados

Parte del semillero de almendros, ya podados

Este año pasado mi marido  en sus paseos se dedicó a recoger  almendrucos de almendros abandonados  que, pese a ello, continúan dando fruto por  los cuestos, cerca de  algunos caminos que rodean  la ciudad. Tanto  de árboles dulces (pocos, están muy buscados) como de amargos.  Además  reservó casi todas  las almendras que nos dio nuestro árbol.  Con todas ellas, realizó un buen montoncito y nos pusimos a germinarlas.

Con estos almendrucos actuamos de forma diversa.

  • Unos  los fuimos colocando  por tandas en el congelador durante  8-10 días para que sometidos al frío, se activase la semilla. Tras esta fase fría  se actuó de  doble forma:
    Tras la estratificación en la arena

    Tras la estratificación en la arena

    • Con un grupo de semillas, el mayoritario, tras sacarlos  se fueron  colocando en un lecho de arena  durante un tiempo, regando frecuentemente.  Cuando las semillas comenzaron a abrirse se las trasladó al  caballón nuevo que había colocado al comienzo del huerto.

      Semillas rotas

      Semillas rotas

    • En el  otro grupo no se estratificaron sino que  se abrieron los almendrucos con golpes cuidadosos y posteriormente, lo mismo que las otras,  se fueron sembrando los almendrucos en hileras, relativamente cercanas entre si, donde  fueron germinando y creciendo a lo largo del verano, con algún que otro riego. El que ha tenido mejores resultados de entre ellas  ha sido el primer grupo.
  • Germinación natural

    Germinación natural

    Pero hubo un tercer grupo que fue el de aquellas almendras amargas que de forma natural cayeron al suelo bajo los almendros, en un año de humedad abundante. Allí a lo largo del invierno  tuvo lugar un proceso natural (con humedad y frío) y cuando  nosotros las recogimos muchas de ellas ya manifestaban la aparición del embrión y empezaban a abrir. Las pusimos directamente en tierra y han sido las que han tenido mejores resultados de  entre todos ellos.

Caaballón sembrado

Caballón sembrado

Las plantas han alcanzado la mayoría entre los 50-70 cm. Han desarrollado muchas ramas laterales que en  esta época he estado podando. Debo todavía cavarlos un poco, abonarlos y  quitarles las hierbas que han nacido entre ellos.

Con las ramas laterales, antes de podar.

Con las ramas laterales, antes de podar.

¿Qué voy a hacer con tanto almendro?, pues hay más de una centena. Lo ideal sería tener un buen cuesto de esos de ladera sur, con cierta pendiente y no demasiado mal terreno donde colocarlos para que ellos siguieran su curso natural, y fueran creciendo de acuerdo con el agua disponible por el cielo, pues de la cavada y del abono ya iría proveyendo yo. Pero de momento estoy a la espera de localizar ese terreno.

Mientras que  las plantas siguen su curso hay  mucha tarea por delante que hacer. Un número significativo de estos arbolitos deben ser injertados, todos los amargos y quizá algún otro de los dulces para que den antes.  Esta tarea la pretendo realizar al final de este invierno,  en lo posible con variedades dulces  de la zona,  de esas mismas de los cuestos que  tienen buen tamaño y son capaces de dar fruto incluso en años fríos y secos. Eso es importante en esta zona. ©

Anuncios