Archivo de la etiqueta: patatas moradas

Patatas moradas

Tres patats moradas

Tres patatas moradas

Al comienzo de este verano me encontré en el mercado con estas patatas moradas.  Son la llamada patata Vitelotte  noire, un tipo de patata con un intenso color morado violeta, casi negro tanto en el interior como en el  exterior de las mismas.  No pude resistir la tentación y pese a lo elevado de su precio compré tres patatas.

Con las patatas ya en casa me entró la duda de qué hacer con ellas; podía guardarlas hasta la llegada de la primavera siguiente o bien podía arriesgarme  y sembrarlas ya  al mismo  tiempo que las patatas tardías que todavía estaban sin plantar,  ya las patatas tenían nacederos  con brotes  decidí arriesgarme,  malo sería que como mínimo no recuperada la simiente.

Divididas a la mitad

Divididas a la mitad

Las patatas las partí por la mitad y ya divididas las coloqué en tierra. Al nacer fallaron dos de los trozos. Del resto,  dos se desarrollaron  bien y llegaron a florecer, las otras  meramente crecieron  y repusieron  simiente.

Planta de la patata morada

Planta de la patata morada, con la flor blanca

En el mes de noviembre las hemos sacado de la tierra y para ser tan poca patata no está mal la cosecha, una  caja de 2 kilos, de las de fruta.

Arrancando las patatas

Arrancando las patatas

Pese al color es como todas las  patatas originaria de Sudamérica, una variante con elevado contenido en almidón que no tiene una elevada producción, pero si una carne dura y crujiente, un sabor suave y además presenta  otras propiedades, como que es rica en antocianinas, el pigmento vegetal hidrosoluble que les da color y se halla en las vacuolas de sus células.

Cosecha final de las tres patatas

Cosecha final de las tres patatas

Hay estudios que indican que  las antocianinas tienen efectos beneficiosos para nuestra dieta ya que son antioxidantes, es decir, ayudan a combatir  los radicales libres y con ello, combaten el deterioro natural que con la edad sufre nuestro organismo, en particular nuestras células.

En la cocina

En la cocina

Ahora pocas hemos comido (malhaya el diente que come la simiente), pero en la primavera ampliaremos la cosecha y así  además de color y buen sabor añadiremos antioxidantes a la dieta. ©

Resultados de las patatas tempranas

Recordáis las patatas tempranas que sembramos en el creciente de  marzo, de las que desde su  nacimiento  no os he vuelto a hablar,  pues bien  ya va siendo hora de hacerlo pues acabamos de realizar la recolección de las mismas.

Arrancando un pie de patatas moradas

Recordáis que  sembramos  varios tipos de patatas en ese periodo de marzo, de las que de momento, fuera del consumo ordinario  he recogido dos de ellos: Las moradas y las rojas.

Las  patatas han crecido bien y las hemos comenzado a recoger desde el mes de junio, pero solo  hemos sacado las que íbamos necesitando para nuestro consumo, el resto se han dejado en el huerto pues iban bien y estaban creciendo. La razón de haberlas recogido tan tarde se debe a que todavía seguían verdes cuando las he recogido y lo he hecho por la sencilla razón de que los ratones  han practicado diversas galerías bajo  y alrededor ellas y me daba miedo si estarían comiéndoselas.

Cesta can patatas

Se les han dado como cinco riegos a lo largo de su crecimiento y la paja creo que ha sido fundamental  tanto para el mantenimiento de la humedad como para cubrirlas y protegerlas del sol cuando las patatas comenzaron a desarrollarse creciendo hacia el exterior.

Cómo mitad de la cosecha de moradas, una de las hileras

A lo largo de todo su crecimiento de vez en cuando hemos encontrado larvas o algún escarabajo de los de las patatas que hemos ido eliminando de forma sistemática, de hecho mientras que las recogía eliminé alguno de ellos.  Los escarabajos de las patatas han demostrado una mayor preferencia por las hojas de las patatas moradas, de hecho de las patatas de verano no he visto ni uno de ellos en ellas, son de las blancas, pero es cierto que están cerca de  las otras y  por ello he dejado una planta de patatas moradas  a ver si siguen actuando de gancho de los escarabajos pues en más fácil controlar unas plantas que toda la zona de cultivo  de la cosecha principal.

Horca sacando patata roja

Comida de los ratones

La cosecha de las tres hileras que hemos sacado ha sido buena, más teniendo en cuenta que ya se había recogido algunas patatas para el consumo ordinario. De estas patatas las moradas fueron puestas en el creciente de marzo y las rojas y blancas en el periodo del menguante. En ambos casos buenos resultados, pero mejores los de las rojas, entre otras cosas porque las blancas estuvieron cerca de los tirabeques que las  taparon durante un buen periodo.

Limpias y con buen tamaño

Su mantenimiento  como plantas verdes ha sido el más largo que yo recuerdo  en la siembra de patatas y no se a qué se debe en concreto, más teniendo en cuenta que se han mantenido más tiempo casi que la cosecha de verano que en cuando a rama casi están en la misma situación  en los momentos de la recolección de estas y las separan dos meses en la tierra.

Montón de patatas de la hilera de rojas

¿Puede deberse a la luna? creo que no queda más remedio que  volver a repetir la jugada para poder establecer una cierta secuencia en el cultivos de la mismas y ver si hay una constancia en el resultado. Quizá  también puede deberse a la climatología que este año ha aportado un tiempo suave, pese a las heladas iniciales que les chamuscaron las hojas y mantuvo abundante humedad en las fases iniciales del crecimiento, o quizá al acolchado que ha ayudado al mantenimiento de esa humedad.

Parte de los ratones de la nidada

Sea cual sea la causa, las patatas han sido más  abundantes  y de mayor calibre que en el año anterior en ambos  casos, sin demasiadas pérdidas por parte de los ratones, pero si, ya habían comenzado con ellas. Por otro lado encontré alguna podrida, por lo que creo que era buen momento para recogerlas.

En relación con los ratones el hecho es que  uno de los días en  que estaba sacándolas, la perra se lió  junto  a donde yo estaba trabajando y descubrió un nido con más de 10 ejemplares, eso fueron los que contamos como muertos y alguno se escapó. Estaban los padres, crías adultas de tamaño medio y una nidada recién nacida. Y no son el  único nido, entradas hay más, pero de momento  se escapan de la perra. ©

Nacen las patatas tempranas

Escondidas entre la paja, de la blanca

Ya están naciendo las patatas en el huerto, bueno de hecho ya están los tres tipos de patatas sembradas en el huerto naciendo. Ya vimos que en el creciente de marzo sembramos las patatas. Primero las  patatas moradas, luego unas pocas patatas blancas, y finalmente las patatas rojas.

Ramas de las patatas moradas

En todas ellas aplicamos los mismos principios que ya vimos al sembrarlas, y ahora  ya han ido saliendo de entre la paja aprovechando el calor que se ha presentado a lo largo del mes de abril, por el orden de siembra, las moradas ya van un poco más avanzadas, luego las blancas  y de las rojas comienza a asomar alguna .

De momento no hemos hecho nada con ellas y están al aire libre, pero tengo la manta térmica preparada para si hace mucho frío tirársela por encima, y ver si se puede evitar  que se nos hielen (esto es lo que había escrito, pero ya debo corregirlo antes de publicar la entrada, pues de hecho algo ya se nos han helado, aunque no han dado heladas, se ve que pasó una corriente fría por algunas de ellas).

Tallos de patatas helados

Depende mucho de cómo quiera venir la primavera, pero le pasa lo mismo a las fresas, si hiciese mucho frío habría que taparlas para evitar que la flor se les hiele.

Plantas de patatas moradas

La paja está funcionando bastante bien, pues de momento está:

  • Funcionado bien para el frío,
  • Controlando bien las hierbas
  • Las patatas parecen haber salido antes que otros años, aunque en esto el calor anormal de este año puede ser junto con la abundante humedad la causa.

Habrá que estar atentos a los peligros potenciales que desde ahora les amenacen: Ya he visto algún escarabajo despistado por la subida de las temperaturas  y también será año para la actuación de los hongos, por lo que habrá queestar atentos y  prevenir cuanto antes, pero no antes de que lleguen las lluvias de esta semana.©

Sembrando patatas tempranas en el creciente de marzo

Patata con brote de crecimiento

La siembra de la patata temprana no tiene unas mismas fechas en todos los lugares, todo depende de las características climatológicas de cada sitio. Aquí hablamos de patatas tempranas a aquellas que podemos comenzar a consumirlas en el mes de junio, siendo la fecha habitual de recogida de la cosecha ordinaria finales del mes de agosto e incluso septiembre.

En esta primera siembra voy a poner en tierra las patatas moradas. Fueron las primeras patatas de la cosecha del año anterior. Presentaron en general un tamaño pequeño y se encuentran de hecho con muchos   brotes a estas alturas, por lo que considero necesario colocarlas en tierra cuanto antes. Lo que  ha sido en el creciente del mes de marzo.

Detalle del brote

Nuestras patatas moradas son una variedad de distribución local, que circula siendo intercambiada entre la gente. Es una patata de gran calidad, sobre todo para la realización de la tortilla de patatas, cuya producción no es muy elevada.

Para preparar la tierra para la patata lo primero de todo ha sido cavar la tierra con la motoazada. Esta tarea se ha realizado en dos momentos diferentes, teniendo en cuenta que la tierra como consecuencia de las lluvias del invierno estaba muy pesada. Por ello tras echarle a la tierra abono de caballo bien descompuesto se le pasó el rotavator.

Se dejó durante unos días que la tierra se orease, y posteriormente se volvió a arar  la misma. Dos días más tarde procedimos a realizar los sucos y  sembrar.

Mientras tanto las patatas habían estado desarrollando brotes y raíces a partir de las reservas almacenadas en el tubérculo. Al escoger las patatas para sembrar elegiremos aquellas que presentan mejores brotes, los más fuertes, pues estos brotes ofrecerán fuertes ramas.

Abriendo el suco

Patata en tierra

Lo primero de todo para que los sucos nos salgan rectos colocamos una cuerda de extremo a extremo, ello facilitara el mantener el suco derecho  y procedemos a abrir el suco.

Tras abrir  el suco  el siguiente paso será colocar las patatas en la tierra, separadas entre si unos 30 cm.

Suco cerrado

Hay personas que aprovechan este momento para poner el suplemento de abono químico, en mi caso  no es así,  creo que le pondré un poco de humus pero más adelante.

Cerramos el suco y cambiamos las cuerdas para poner la siguiente hilera. Cuando terminemos con esta hilera estas  serán todas las  patatas que pongamos de  este tipo.También quiero poner unas pocas de las blancas, pero pretendo realizarlo en el menguante de marzo, para que vayan un  poco secuenciadas.

Sucos cubiertos con paja

En estas hileras, aprovechando el sistema que estamos probando este año: el acolchado, vamos a colocar una protección de paja  por encima de  los sucos, pues considero que será bueno por varias razones:

  • Por un lado para que la tierra si la primavera sigue como el invierno, húmeda,  no quede tan pesada.
  • Segundo, para proteger a las plantas y  a sus raíces de la acción del hielo.
  • Tercero, por la proliferación de bacterias que se desarrollan  en la tierra por  la utilización del acolchado (estas bacterias dicen ayudan a la meteorización del suelo), junto con las proporcionadas  por el humus, cuando se lo incorpore este.
  • Cuarto, la existencia de esta cobertera tapará las patatas que queden más superficiales,  impidiendo el desarrollo de la solanina en ellas.
  • Finalmente para el  mayor mantenimiento de la humedad cuando llegue el calor.

Aquí finaliza la tarea, habrá  ahora que ver cómo se desarrollan las patatas a partir de aquí. Por otro lado quizá sea necesario  en algún momento colocar por encima una manta térmica, cuando las patatas, ya nacidas, se vean sometidas a la acción del frío. ©