Archivo de la etiqueta: lepidium sativum

Semana vigesimo tercera de floración

Espuela de caballero

En esta semana se ha producido un descenso mantenido de las temperaturas, pues los días despejados y luminosas  de la semana anterior han sido sustituídos por días  nublados y de temperaturas más suaves. Esto ha repercutido en la vegetación del huerto que ha enlentecido el ritmo de desarrollo.

Dianthus barbatus

Al tiempo durante esta semana han aumentado los días con viento y aire, lo  que ha obligado a realizar un riego  sistemático pues paradójicamente aunque ha habido menos calor,  la evaporación ha sido elevada por la acción del viento, necesitándose más agua.  Se agradece de todas manera este descenso de las temperaturas, pues la huerta  necesitaba cierto respiro. Se ha aprovechado para realizar algunos trasplantes.

Seguimos con una floración abundante de numerosas especies dentro del huerto, de las que siempre resulta imposible no dejar a alguna fuera de esta selección, pero cuando la hay la semana anterior, suela haberla en la siguiente, pero en ocasiones no hay foto, o nos olvidamos de incorporarla. ©

Espinaca

Alfalfa silvestre

Alpiste

Amapola

Centaurea

Aquilegia

Flor del Gordolobo, Verbascum pulverulentum

Calendula officinalis

Cilantro

Convolvulácea

Dianthus

Galiarda

Garbanzos

Guisantes

Hinojo

Hipérico

incarvillea delavayi

Judía

Lavatera arborea

Melilotus officinalis

Lengua de vaca

Flor del berro de jardín

Magarzas

Malva común

Brodiaea

Milenrama

Lupino alba

Oxalis

Rosa blanca

Rosa rosa

Rojo pasión

Rosa en fucsia

Rosa silvestre

Rosas

Sin clasificar

Salvia

Salvia officinalis

Trébol blanco

Verbena officinalis

Sin clasificar

Viborera silvestre

Sin clasificar

Veronica arvensis

Vigesimo segunda semana en flor

Salvia officinalis

Esta semana ha sido de calor sofocante, por el cambio brusco de las temperaturas, por lo que a la finca solo le hemos dedicado las horas finales de la tarde. Allí entre el calor y la actividad de los mosquitos poco se puede hacer salvo regar.

El final de la semana se ha animado por el inicio, el viernés, de tormentas   con mucho ruido y algo de agua que ha continuado el sábado con el paso de un frente que nos ha dejado algo de agua lo que supone un alivio generalizado para la vegetación del huerto. Del agua caída   sin duda se va a beneficiar la floración  del huerto de las  semana sucesivas.

gramínea  Holcus mollis

Esta semana sigue siendo rica en flores, pero estas  con las altas temperaturas en muy poco tiempo se agostan. Al mismo tiempo se ha activado la rica vida animal, sobre todo de los insectos, generalizándose  el  ataque de diversas especies de fitófagos: pulgones, escarabajos de diversos tipos, avispas cortadoras de hojas, diversos tipos de orugas, lo que en ocasiones repercute en las flores.

Las plantas con  flores siguen siendo muchas  y ya ahora mismo me doy cuenta de  que hay algunas que   quedan excluidas de esta selección, pues no les he hecho foto.©

Amapola

Acoro bastardo

Alpiste en flor

Aquilegias

Berza

Caléndulas

Cebollino

Centaurea

Cilantro

Convulvulus

Crucífera

Dianthus

Lepidium sativum o berro de jardín

Lupinus alba

Fumaria officinalis

Frambuesa

Galiarda devorada

Ircarvillea delavayi

Hipérico

Llanten menor

Leguminosa

Judía

Lenteja

Lino dorado

Loganberry

Magarzas

Malva común

Milenrama

Lathyrus sativus

Oxalis

Pensamientos

Rabanito

Rosa de olor

Rosal enano

Sin clasificar

Tomillo

Posiblemente Viborera o de la misma familia

Sin clasificar

Tomate

Trébol blanco

Trébol rojo

Umbelífera sin clasificar

Ensalada temprana de primavera

Ensalada temprana de escarola, berro de jardín, lechuga y rabanitos blancos

Hoy voy a hablaros de los privilegios de producir las propias verduras que nos permiten realizar ensaladas difíciles de conseguir por otras vías con la tersura  y calidad de estas. Es una ensalada de primavera, con las últimas escarolas, muy suaves por la acción de los hielos, las primeras lechugas, unos rabanitos y  un poco de berro de jardín.

Escarola

Rabanito Candela di Ghiaccio

Berro de jardín o Lepidium sativum

El  principal privilegio de estas ensaladas es la cantidad de vitamina C que nos ofrecen los diferentes ingredientes que vamos a emplear, en una época en que la astenia primaveral puede hacerse sentir sobre el organismo y en que las vitaminas presentes en la dieta disminuyen,   esta ensalada ayuda a regular el organismo y a depurarlo, preparándolo para afrontar los retos del día a día.

Mezclando ingredientes

Es una ensalada sencilla, y en lo posible si se puede se debe realizar con las verduras  recién recogidas: Lavamos la verdura con cuidado, siempre puede haber algún insecto, caracol o oruga en la misma. La  troceamos    e le incorporamos el rabanito en finas rodajas tras haberle raspado su piel.

Con un buen aliño

En ella se mezcla el crocante de los berros de jardín con su ligero toque picante con la tersura dulzona de las primeras lechugas y el gusto d elas escarolas, todo ello aromatizado por un buen vinagre, un toque de sal y un buen aceite de oliva virgen. En la mesa solemos poner cantidad y siempre nos la peleamos, es un placer. ©

Cultivando berro de jardín

Lepidium sativum

Escribimos ahora sobre una planta  ya   cultivada ya por lo egipcios y de la que Plinio nos dejó noticias, un cultivo propio de final del invierno y  comienzos de la primavera  y que hoy en día puede cultivarse casi en cualquier momento, que se desarrolla en poco tiempo siempre que se coloque en un lugar  relativamente cálido y húmedo que es el berro de jardín o en concreto el Lepidium sativum aunque corrientemente también  llamado Mastuerzo.

Mastuerzo naciendo

Es una planta de la familia de las crucíferas que presenta unas necesidades altas de un buen abono y de un riego regular, ante la falta del mismo la planta tiende a salirse, por lo que es conveniente si se quiere  emplear en ensaladas regarlo con regularidad.

Es una planta rica en vitamina C que se suele emplear en las ensaladas primaverales  como depurativa, razón por la que se suele cultivar en cualquier parte del mundo hoy en día.

Mastuerzo creciendo

Para sembrarla lo primero de todo es cavar la zona donde pretendamos sembrarla, posteriormente lo  mejor es poner una base de abono, que en nuestro caso ha sido  de humus, encima hemos colocado las finas semillas del Mastuerzo  y por encima le hemos echado una fina capa de arena, para que las semillas no se viesen arrastradas por el agua y se amontonasen.

Mastuerzo en crecimiento, ya válido para ser consumido

Nosotros lo hemos puesto sembrado bajo el  túnel  y ha sido la primera en aparecer de todas las semillas colocadas en el mismo, a los pocos días ya mostraba sus hojas y desde ese momento no ha parado de crecer. Ahora ya lo estoy arrancando para las ensaladas y la intención es resembrar otras pocas semillas para seguirla echando a las ensaladas

Nabitos y berros de jardín creciendo juntos

La intención es también el sembrar unas pocas al aire libre,  más separadas con la intención de que las plantas alcancen su altura definitiva (30-50 cm) y granen, tanto por las semillas en si como por experimentar, pues es una de las semillas que se pueden emplear en la elaboración de  mostaza y también poseen cualidades medicinales. ©

Arrancados para el consumo