Archivo de la etiqueta: escarcha

Joyas de Escarcha

En esta semana pasada las temperaturas en el huerto han descendido hasta los ocho grados bajo cero. Al tiempo que la niebla se ha asentado sobre la tierra durante unos días. Es entonces cuando  la cenceñada ha convertido en algo mágico los restos de hojas y de ramas que quedan en el huerto. Así hemos tenido una efímera floración de joyas  de escarcha, pues al día siguiente   las temperaturas se han suavizado y la lluvia se ha acercado al huerto.

Aquí tenéis algunas de  esas imágenes mágicas y evanescentes.

Yemas de Guindo

Polvo de hadas sobre las hojas del Uñi

Broche de efímeros diamantes

Romero escarchado

…y flores de melisa

hojas de melocotonero …

Hoja de álamo

Cristales sobre el espino

Niebla y espárragos

Flores de crisantemos

Chirivías

Chirivías y diamantes

Campechanos cardos

Alegres hojas del bambú

Suntuosas flores del avellano

Titilar de  las hojas del almendro

Alamos en el paisaje

Anuncios

Rocío y escarcha

Entorno del huerto una mañana de diciembre

En este tiempo del otoño  de  cielo despejado  y aire frío, la tierra a lo largo de la noche se enfría  progresivamente y el aire que está en contacto con ella también lo va haciendo. La cantidad de vapor acumulada  en una masa de aire depende de la temperatura de la misma.

Entrada de la finca bajo el rocío

Al enfriarse la masa de aire el vapor comienza a condensarse y lo realiza  en aquellos espacios que están cercanos al suelo, en contacto con ellos. De forma que esas pequeñas gotitas que se condensan llegan a lo que se llama “el punto de rocío” momento en que se convierten en gotas visibles generadoras del mismo, depositándose sobre las hojas.

Este fenómeno alcanza su máximo desarrollo en torno a los 40-50 cm de altura, disminuyendo conforme se aleja la masa de aire del suelo.

Hierba con rocío

brécol con escarcha

Este fenómeno puede desarrollarse  principalmente  a lo largo de todo el otoño y la primavera,  sobre todo en los equinoccios,  e incluso en el verano, cuando las temperaturas descienden cerca de la madrugada, siempre sobre cero, en torno de  los 2 a 5 º.

Helada blanca

Pero cuando las temperaturas descienden un poco más y la masa de aire entra en temperaturas negativas, entonces  en unos casos el vapor pasa de su estado gaseoso directamente a estado sólido condensándose en cristales de hielo que se depositan sobre la superficie de las plantas, formando cristales blanquecinos, son lo que se llama “heladas blancas”.

Gotas de agua heladas

En otros casos el proceso es más lento y  el vapor de agua primero se trasforma en líquido y luego este se hiela en un proceso similar al que sufre el granizo, pero sobre la  superficie de las plantas.

Cristales de hielo

En las zonas en las que yo vivo el rocío y en menor medida la escarcha juega un papel importante para el mantenimiento de la humedad en las plantas que de otra manera con la evapotranspiración se perdería. En una zona como la mía con una precipitación anual entorno a los 500 mm  los rocíos desempeñan un papel fundamental para la cosecha del cereal de invierno y sin ellos sería difícil su producción, conservando la humedad cerca del suelo en ese juego entre la evaporación y la condensación. ©

Las heladas en la huerta en invierno

Cristales de hielo

En la zona interior de Castilla y León las heladas son frecuentes desde octubre hasta inclusive mayo, pero el momento de máximafrecuencia y rigor  tiene lugar en invierno.

Las heladas  suponen un descenso tal de la temperatura nocturna, que el agua que pueda haber en la tierra se convierte en hielo frecuentemente y se mantiene así en  ocasiones durante días sucesivos,  así mismo esto les sucede  en las plantas que se conservan en estas épocas.

Este descenso de la temperatura supone que la tierra también en su capa más superficial se hiela, penetrando la helada hacia el interior en función de las temperaturas de las que estemos hablando, siendo relativamente frecuente las que oscilan entre los -4º y lo  -10 º.

Escarcha en la remolacha

Este hielo podrá hacer más o menos daño en función de las circunstancias: de la humedad que tenga la tierra, de los días que dure la helada, de las temperaturas que se alcancen, de las temperaturas que la hayan precedido,  de si a la helada le sigue un intenso sol durante el día,…

Cenceñada sobre el puerro

Es frecuente que las heladas más intensas nocturnas suelan coincidir con los fenómenos de niebla, dando así lugar a lo que se llama la “Cenceñada”, cuando la niebla se hiela sobre la vegetación generando un mundo mágico, de hielo. En estas situaciones lo más  frecuente es un fenómeno de inversión térmica, pues las masas de aire frío se asientan sobre el suelo, con la niebla y por encima de ellas aparece el  sol, que solo vemos  si despeja y  llega hasta nosotros.

cristales decorando el laurel

Para las plantas del  huerto este es un periodo de resistencia. Son momentos en los que pueden sufrir intensamente.

Pero todo aspecto negativo cuenta asimismo con otros positivos. El hielo y las bajas temperaturas suelen realizar una intensa labor de meteorización del suelo, que por su accción tiende a esponjarse, y al mismo tiempo al penetrar tan intensamente en el suelo la acción del hielo, o descender las temperaturas, las plagas se ven afectadas por la acción del mismo, reduciéndose se número en la primavera.