Archivo de la etiqueta: diapausa

Beneficios del frío en el huerto

Estanque helado

Estanque helado

Ha llegado el frío al huerto. Ya llevamos varios días en que las temperaturas se colocan bajo 0.  La paralización de la vida vegetativa se asienta entre las plantas del mismo. Los que más intensamente lo están  son los árboles frutales de hoja caduca.

Hierba bajo el hielo

Hierba bajo el hielo

La caída de las temperaturas  en el huerto se agudiza en las horas nocturnas, se acompaña de aire frío y seco y  en las horas centrales, cuando aparece el sol,  viene en ocasiones con estrés hídrico y  quemaduras solares si el hielo ha afectado a las células vegetales.

Pero  no todo  tiene que ser negativo con el descenso térmico. Hay algunos aspectos que resultan positivos para las plantas y  el ecosistema que las rodea.  Vamos a analizar algunos de esos aspectos:

Horas frío. Ya hemos hablado en otras ocasiones del papel que las horas frío tienen para una adecuada floración de los árboles del huerto. En función de especies y de variedades para algunas de ellas la ausencia de este factor impide o dificulta una buena floración.

Control de la vida animal. EL frío, su presencia y continuidad durante un número intenso de días, es responsable de la presencia o ausencia de determinadas plagas de fitófagos.

  • Entre los insectos el estar adaptado  o no  al frío, el poder desarrollar la diapausa, a través de la cual entran en un letargo invernal , es motivo de  mayor supervivencia. Por ello todos aquellos de zonas climáticas más cálidas, menos adaptados al frío,   que comienzan a ser  habituales como consecuencia del cambio climático, ven reducido su avance y controlada su población de forma proporcional a esta bajada de las temperaturas. Los otros también se reducen en función de las temperaturas.
  • Entre roedores, un ejemplo serían los topillos, la caída de las temperaturas durante periodos amplios actúa como un filtro  ambiental natural, que limita sus posibilidades de supervivencia. Al tiempo que en esas circunstancias tienden a concentrarse en ciertas zonas lo que facilita actuaciones contra ellos.
Fresas y frío

Fresas y frío

Meteorización terreno. La tierra también recibe algunos beneficios con  la presencia del hielo sobre ella.  En los terrenos   fuertes, con alta carga de arcillas,  si se ha realizado un arado previo dejando la sucada marcada, la llegada del hielo actúa fragmentando  y meteorizándolos  los terrones, y con ello se facilita  el posterior desarrollo de la vida vegetal.

Está claro como tantas veces   que  todo se puede ver desde más de un punto de vista. Por ello,  dejemos que los fríos invernales recorran el huerto, ya llegará el momento de hacer balance. ©

Anuncios

Poco frío, mucho bicho

Entre las hojas de la remolacha

Entre las hojas de la remolacha

La mayoría de los  insectos en las zonas templadas al llegar el invierno tienen modificaciones hormonales y al margen de en qué estadio de su desarrollo se encuentren (huevo, larva, pupa, adulto)  entran en un proceso conocido como  diapausa. Durante el mismo se produce un letargo  que lleva a un estado de dormancia que facilita su supervivencia.

Escondido entre la paja

Escondido entre la paja

Un factor desencadenante de este proceso  es la bajada de las temperaturas. Todo el proceso pasa por una serie de fases  que son:

  • La inducción hacia el inicio del proceso.
  • La preparación  del mismo, con el  almacenamiento de  alimentos que serán empleados para  nutrir  y mantener saludable al insecto, se puede alterar la cutícula para facilitar  el aislamiento del medio.
  • El inicio  en si tiene lugar  cuando el crecimiento y desarrollo se  paraliza. Puede haber alteraciones enzimáticas que posibilitan la casi congelación. Cambia su comportamiento agrupándose o escondiéndose.
  • Fase de mantenimiento, con niveles  bajos en el metabolismo del insecto. En este fase  se mantiene sensible a posibles estímulos externos (subida temperaturas, aumento de  humedad, …)
  • La finalización  del proceso tiene lugar cuando el insecto recupera su actividad  y continua su crecimiento.
Agrupados en escondites

Agrupados en escondites

En ocasiones las condiciones  que han permitido al insecto activar su metabolismo se deterioran de forma transitoria, entonces el insecto  entra en una parálisis temporal conocida como quiescencia, de la que se recupera en cuanto se modifican las condiciones desencadenantes.

Enterrado en el suelo

Enterrado en el suelo

o entre la vegetación

o entre la vegetación

Este año ha hecho un invierno suave. Con las temperaturas tan moderadas   que ha habido   a lo largo de todo el otoño e invierno es fácil entender  que numerosos insectos  de la última camada de insectos han  iniciado tarde su diapausa, facilitando su supervivencia  a la  espera de  la llegada de la primavera y con ello la ocasión  para  completar su ciclo y reproducirse.

Paseándose bajo la manta

Paseándose bajo la manta

En la submeseta norte habitualmente el frío  del  invierno tiene un efecto regulador sobre las poblaciones de  insectos. Con las  bajas temperaturas  durante un tiempo prolongado se produce una reducción significativa del volumen  de los que  sobreviven, reduciéndose las puestas y el total de ejemplares. Pero este año  esto no ha sido así, por ello es de esperar que el total de  supervivientes sea elevado. Menos mal que no solo lo hacen los fitófagos, también sus depredadores se han beneficiado de este  cómodo invierno. ©  Para saber más