Archivo de la etiqueta: cruciferas

Cultivo de mostaza

Mostaza en flor

Flor de la mostaza blanca

Este año sembré en el mes de marzo dos hileras de mostaza en el huerto. Esta crucífera, Sinapis alba,  también conocida como  Brassica alba, Brassica hirta, acepta bien los rigores del invierno y gusta de la humedad de ese periodo.Es una planta anual  que en nuestro caso tardamos  un poco en sembrar, aunque su crecimiento ha sido bastante bueno pese a ir tardío, pero no tanto como el que habría alcanzado de sembrarla antes.

Me puse como  objetivo su siembra tras conocer los beneficios que aporta al suelo y los cultivos. Por ello quería  tener semilla suficiente para poder usarla como abono verde para el próximo invierno.

Segando

Con las ramas secas

Las plantas al ir tardías han necesitado de  un aporte de riego extra, lo que les ha permitido alcanzar un buen tamaño. Las plantas han ido floreciendo bien.  Su flores amarillas, muy parecidas a otras brasicáceas se han ido abriendo de forma sucesiva. Gustan  de ser polinizadas por los insectos de la zona.

Posteriormente  fueron granando y han sido los calores de junio los que han acelerado su maduración. Para recogerlas hemos procurado que las plantas no estuvieran demasiado secas, lo que facilita su recolección al no desgranarse con tanta facilidad. Para el total de terreno sembrado ha habido un volumen significativo de semillas.

Limpiando las semillas

Tras pisarlas las semillas sobre una tela extendida, la hemos cribado y posteriormente aventado, ahora está dejándose seca durante unos días y luego la envasaremos para usarla  en la próxima temporada.©

Siempre queda alguna poco seca

 

 

 

El alhelí

Alhelí encarnado

Alhelí encarnado

El Alhelí es una planta que, creciendo a lo largo de todo el año, florece con la subida de las temperaturas en la primavera, pero eso es bastante lógico, pues no hay que perder de vista que el alhelí es una crucífera y en esta época todas las crucíferas del huerto, salvo que estén recién sembradas están sacando sus flores.

Comenzando a abrir sus flores

Comenzando a abrir sus flores

Aroma y belleza

Aroma y belleza

Su nombre científico es  Matthiola incana y es una planta originaria de la cuenca mediterránea y otras áreas del mundo.  Como otras crucíferas su flor presenta cuatro pétalos, que pudieran ser blancos, rosas y púrpura- morados, como estos que os presento aquí.

La planta se organiza con un  porte bajo semileñoso,  un tanto  achaparrado, de 20-30 cm de altura, plantadas a pleno sol  y en crecimiento a lo largo de todo el invierno. Sus hojas son lanceoladas y  tienen un toque grisáceo  y  ligeramente piloso. Sus flores son abundantes, creando una mancha de color muy atractiva, en especial con la subida del calor, así  el aroma que presenta la planta se incrementa  a la caída de la tarde.

Las flores se organizan en racimos que al polinizarse forman unos receptáculos parecidos  los de otras crucíferas, pero más  aplastados.

Matas

Matas

Es una planta bastante rústica y resistente. Su cultivo requiere el aporte de algo de abono, pero no en demasía.  Es una planta capaz de adaptarse a la sequedad del verano, reduciendo su ritmo de crecimiento e incrementar este cuando llega la humedad a lo largo del otoño y de la primavera. No le gusta encharcarse.

¡flores y flores!

¡flores y flores!

Ahora casi finalizada la floración dará paso a la formación de semillas, pero eso no se lo dejaremos hacer, le daremos una ligera poda con la intención de que rebrote y nos vuelva a deleitar con sus flores, veremos si ello es posible.©

¡Berzas!

Plantas de berzas: Brassica oleracea var. acephala

Semillero nacido donde cayó la semilla de este año

¡Berzas! Si esa humilde y dura planta que nos permite ofrecer a lo largo de todo el año una verdura sabrosa a nuestros animales y que en lo crudo del invierno resiste y sobrevive a la adversidad e  incluso  para el consumo humano ya que con ellas cuando ya no tienen el sabor tan fuerte, atenuado por el duro invierno, podemos realizar el sencillo y sabroso caldo de berzas.

Porque también cultivamos berzas, las ha habido   siempre a lo largo de  los  dos años que llevamos en el huerto  y ahora llegó el momento de hablar de   la humilde berza.

Berza rizada

Estas que hay desparramadas por el huerto no han sido de hecho sembradas. Nos sucede en ocasiones con las berzas algo similar a las acelgas, nacen, las reconocemos, las respetamos, las dejamos en uno de los laterales y ellas por su cuenta siguen creciendo y prosperando. Habrá como una docena de ellas, más que suficientes de momento.

Hoja rizada

Es una planta que apenas requiere de la actuación humana.  Fuera de recoger las hojas inferiores cada cierto  tiempo para los animales, lo que  las estimula en el crecimiento y les permite seguir ascendiendo  en altura.

Berza gallega

Es una planta que se desarrolla  al menos a lo largo de dos años. En el primero la planta alcanza su desarrollo, en el segundo  saca flor. Pero  en ocasiones es capaz, además de florecer, de seguir desarrollando hojas y brotes un año más. Esas son las mejores, las que se resisten a espigarse, y es de esas de las que hay que intentar que nos quede semillas. Las demás, incluso  con la flor  y el fruto tierno, gustan mucho a los animales domésticos. Mis gallinas disfrutan especialmente de ellas.

Pulgón de las berzas: Brevicoryne brassicae

Ahora en esta época, las berzas que han estado sanas y con buen crecimiento  a lo largo del verano, están cogiendo algo de pulgón de las berzas: Brevicoryne brassicae, intentaré eliminarlo en lo posible, para que no pueda invernar para el próximo año, por lo que tengo  pensado rociarlo con algo de Neen. ©

Cavando repollos, lombardas, coles de bruselas y otras….

Temporada de trasplantes

Antes de cavar

En agosto es normal poner las crucíferas para la temporada de otoño e invierno. Esto se realiza con los semilleros sembrados desde los  meses de mayo – junio.  En mi caso   este año realicé siembras de repollo de Corazón de Buey, brécol,  coles de bruselas y romanesco. No quise poner lombarda ni más tipos de repollo, pues mi madre ya me había comentado que los suyos ya estaban naciendo. Lo normal entre hortelanos es intercambiar semilleros y nosotras de vez en cuando lo realizamos así.

Tras ser cavado

Desde la primera semana de agosto comencé con el trasplante de los de mi madre, en concreto lombarda,  repollos Brunswich, así como algunos Corazón de Buey pues iban a ir más tempranos que los míos.

Vista general del segundo trasplante

Aproveché para el trasplante un fin de semana que hubo algunas nubes y un pequeño descenso de las temperaturas por lo que no hubo  problema y ellos se aclimataron bien. Pero hubo unos cuantos fallos, pues no se el motivo pero los gusanos grises han estado muy activos y no siempre se les localiza alrededor de la planta cuando sospechas que pueda haberlos, la cosa es que eliminaron unos cuantos que hubo que posteriormente reponer.

Pasado  mediados   del mes, realicé el trasplante de romanescos, coles de bruselas, brécoles y repollos. Se asentaron bien y de momento no parece haber habido ningún fallo entre ellos. Es bueno que la producción no vaya al tiempo de cara al consumo  de la misma.

En el momento de plantarlos puse en la tierra humus, y acompañando al mismo ante la deficiencia de cal de la tierra y el gusto de estas crucíferas por el mismo añadí un poco de carbonato cálcico a cada hoya de cultivo a ver cómo funciona.

Ahora en esta semana he decididó cavar los del segundo trasplante. Los del primero ya estaban cavados. La cavada una vez que las plántulas están ya asentadas es muy importante para todas las crucíferas.  Esponja la tierra y ayuda a regular los niveles óptimos de humedad.

Algunos …

de los  primeros…

…en el momento actual

Además teniendo en cuenta las previsiones de descenso de agua en el canal de regadío, tras la cavada,  he decidido poner cobertura  de paja a toda la zona donde están plantados lo que reducirá   la necesidad de agua por parte de estas plantas. ©

Vigesimo segunda semana en flor

Salvia officinalis

Esta semana ha sido de calor sofocante, por el cambio brusco de las temperaturas, por lo que a la finca solo le hemos dedicado las horas finales de la tarde. Allí entre el calor y la actividad de los mosquitos poco se puede hacer salvo regar.

El final de la semana se ha animado por el inicio, el viernés, de tormentas   con mucho ruido y algo de agua que ha continuado el sábado con el paso de un frente que nos ha dejado algo de agua lo que supone un alivio generalizado para la vegetación del huerto. Del agua caída   sin duda se va a beneficiar la floración  del huerto de las  semana sucesivas.

gramínea  Holcus mollis

Esta semana sigue siendo rica en flores, pero estas  con las altas temperaturas en muy poco tiempo se agostan. Al mismo tiempo se ha activado la rica vida animal, sobre todo de los insectos, generalizándose  el  ataque de diversas especies de fitófagos: pulgones, escarabajos de diversos tipos, avispas cortadoras de hojas, diversos tipos de orugas, lo que en ocasiones repercute en las flores.

Las plantas con  flores siguen siendo muchas  y ya ahora mismo me doy cuenta de  que hay algunas que   quedan excluidas de esta selección, pues no les he hecho foto.©

Amapola

Acoro bastardo

Alpiste en flor

Aquilegias

Berza

Caléndulas

Cebollino

Centaurea

Cilantro

Convulvulus

Crucífera

Dianthus

Lepidium sativum o berro de jardín

Lupinus alba

Fumaria officinalis

Frambuesa

Galiarda devorada

Ircarvillea delavayi

Hipérico

Llanten menor

Leguminosa

Judía

Lenteja

Lino dorado

Loganberry

Magarzas

Malva común

Milenrama

Lathyrus sativus

Oxalis

Pensamientos

Rabanito

Rosa de olor

Rosal enano

Sin clasificar

Tomillo

Posiblemente Viborera o de la misma familia

Sin clasificar

Tomate

Trébol blanco

Trébol rojo

Umbelífera sin clasificar

Cultivo de rabanitos

Rabanito de los 18 días

Perteneciendo a la familia de las crucíferas  el rabanito o Raphanus sativus L. es una raíz de crecimiento rápido que se desarrolla en el huerto casi en cualquier época, pero es el otoño y la primavera los momentos ideales para ella, pues se encuentra con temperaturas medias y mayor humedad, aunque  bajo el túnel también se desarrolla bien en invierno.

Plántulas de rabanito rojo

Rabanito Candela di Ghiaccio

El verano resulta más complicado, posiblemente en zona de sombra y con mucho aporte de agua pudieran desarrollarse, pero su sabor se haría más intenso  y picón, lejos del toque agradable que presentan los de otras épocas. En invierno y al aire libre corre el peligro de salirle el tallo floral, que se activa cuando el rábanito pasa frío.

Los rabanitos se clasifican en función de su forma (redondos, alargados, cilíndricos,…) y color (rojos, blancos, negros morados, …) así como en la época en que se siembran, peror espetando ciertos mínimos responden a lo que hemos dicho anteriormente.

Yo en esta ocasión sembré de dos tipos diferentes, pero probando de estas variedades alargadas y cilíndricas, en concreto sembré un rabanito blanco y otro que es rojo con la punta blanca, cilindríco que se conoce con el nombre de “Rabanito de los 18 días”. Fueron puestos como otras muchas verduras en el cuarto creciente de febrero y ahora están comenzando a poderse recolectar. Su crecimiento ha sido muy  bueno teniendo en cuenta a su favor el calor  que ha tenido lugar en febrero e inicios de marzo, aunque también ha habido días de temperaturas frescas.

Desarrollo frontal de los Rabanitos blancos

Gusta el rabanito de un buen aporte de abono, en especial de nitrógeno. Pero como su crecimiento es muy rápido no puede ser muy fresco sino  tiene que ser  un abono que esté ya en disponibilidad de ser absorbido por las plantas, por lo que el humus resulta muy bien para dar respuestas a las altas necesidades de esta planta.

Recolectando los jugosos rabanitos

Es una planta que tras ser puesta en tierra con un lecho de humus debajo, sobre el cual se colocan  las semillas y  por encima de todo un poco de arena, necesita un mantenimiento continuo de la humedad en el sustrato para  poder crecer rápidamente y mantenerse muy jugosa y crujiente, una de sus principales características.©

Cultivando berro de jardín

Lepidium sativum

Escribimos ahora sobre una planta  ya   cultivada ya por lo egipcios y de la que Plinio nos dejó noticias, un cultivo propio de final del invierno y  comienzos de la primavera  y que hoy en día puede cultivarse casi en cualquier momento, que se desarrolla en poco tiempo siempre que se coloque en un lugar  relativamente cálido y húmedo que es el berro de jardín o en concreto el Lepidium sativum aunque corrientemente también  llamado Mastuerzo.

Mastuerzo naciendo

Es una planta de la familia de las crucíferas que presenta unas necesidades altas de un buen abono y de un riego regular, ante la falta del mismo la planta tiende a salirse, por lo que es conveniente si se quiere  emplear en ensaladas regarlo con regularidad.

Es una planta rica en vitamina C que se suele emplear en las ensaladas primaverales  como depurativa, razón por la que se suele cultivar en cualquier parte del mundo hoy en día.

Mastuerzo creciendo

Para sembrarla lo primero de todo es cavar la zona donde pretendamos sembrarla, posteriormente lo  mejor es poner una base de abono, que en nuestro caso ha sido  de humus, encima hemos colocado las finas semillas del Mastuerzo  y por encima le hemos echado una fina capa de arena, para que las semillas no se viesen arrastradas por el agua y se amontonasen.

Mastuerzo en crecimiento, ya válido para ser consumido

Nosotros lo hemos puesto sembrado bajo el  túnel  y ha sido la primera en aparecer de todas las semillas colocadas en el mismo, a los pocos días ya mostraba sus hojas y desde ese momento no ha parado de crecer. Ahora ya lo estoy arrancando para las ensaladas y la intención es resembrar otras pocas semillas para seguirla echando a las ensaladas

Nabitos y berros de jardín creciendo juntos

La intención es también el sembrar unas pocas al aire libre,  más separadas con la intención de que las plantas alcancen su altura definitiva (30-50 cm) y granen, tanto por las semillas en si como por experimentar, pues es una de las semillas que se pueden emplear en la elaboración de  mostaza y también poseen cualidades medicinales. ©

Arrancados para el consumo

Se inicia la temporada de las coles de bruselas

Brassica oleracea var. germánica

Planta en su asiento definitivo poco después del trasplante

Las coles de bruselas se han desarrollado muy bien este año en el huerto. Las trasplanté  a una de las zonas más fértiles del huerto donde la tierra estaba más suelta y más cargada con materia orgánica y fue un acierto pues las coles se han desarrollado espléndidas.

Planta a finales del verano

Están colocadas junto a una de las hileras de puerros y se ve que el mantenimiento de la humedad, pues a ambos les gusta a lo largo del verano, les ha venido muy bien a ambos.

Planta a pleno desarrollo

Ahora desde mediados del invierno las coles han ido desarrollando y  han engordando un pequeño repollito en cada una de las axilas de la planta. Estos repollitos se están acercando al momento en que van a ser recogidos. Hasta ahora  no había prisa, pues suelen estar mucho más sabrosos tras que les pegue la helada y por otro lado ha habido y hay  crucíferas suficientes en el huerto que posiblemente sufran más con la helada y es conveniente consumirlas antes.

Coles de bruselas

Estas plantas tienen las hojas grandes y abundantes,  se han desarrollado en torno a 70-80 cm sobre el suelo y en estas fechas habiendo engordado las pequeñas coles comienzan a dejar caer las hojas laterales.

El único problema este año respecto a ellas es que  no puse demasiadas  plantas de coles   y se perdieron algunas plantas al principio de  su estancia en el huerto, por lo que ahora no son más allá de media docena de plantas. ©

Cultivo de nabizas

Nabizas a mediados de Noviembre

Estando tan cerca de Galicia es de entender que por aquí también de forma tradicional se han cultivado y criado los nabos y  de vez en cuando se comían las nabizas, esto son  las hojas de los  nabos  cuando están tiernas y después de haberse suavizado con la helada.

Formando las hojas tiernas

Conocidos como   Brassica napus var. rapifera   de la familia Brassicae -crucíferas, es una planta el nabo que ha quitado mucha hambre en el invierno en esta zona, por lo que era de siempre indispensable, tanto para consumo humano como animal.  Su producción era básica antes de la entrada de la patata en Europa, manteniéndose después de ella como un complemento importante para el invierno.

Las plantas se desarrollan mejor en la temporada invernal, pues necesitan humedad y menor temperatura para mantenerse sin florecer, de forma que cuando sube la temperatura allá en la primavera al tiempo se  desarrolla el inicio de  los tallo florales, que en tierno son conocidos como grelos.

Semillas de la nabiza

Plantas en septiembre

Así pues  de la misma planta sacamos las nabizas, el nabo o raíz donde almacena los nutrientes y el tallo tierno, los grelos. Todo ello lo iremos aprovechando a lo largo del invierno. No es de extrañar  si a esto unimos la importancia que tenía  para la supervivencia que los gallegos hablaran de la trinidad en relación con ello: “Nabos nabiza e grelos trinidade do galego tres persoas distintas e un só deus verdadeiro”

Plantas en Octubre

Pero es imprescindible darle tiempo de crecimiento a las nabizas para que puedan formar los nabos, por ello en el mes de  agosto abrimos el suco después de preparar el terreno y pusimos  en el mismo el abono bien descompuesto y lo regamos todo, cerramos con algo de tierra y  encima colocamos la semillas, que cubrimos asimismo un poco. En una semana las plantas están fuera.

Al poco de nacer

Desde ese momento fue necesario mantener la humedad en un periodo, el de final del verano, en que no suele ser muy abundante, este año de hecho ha habido que regar hasta a lo largo del mes de octubre. Pero finalmente llegaron las lluvias y desde ese momento los nabos se hacen autónomos. No habrá que hacer nada más por ellos  que estar pendientes de cuando  podemos empezar a recogerlos. ©

Semilleros de crucíferas

Semilleros de repollos

Plántulas de cerca

Desde mediados del mes de mayo sembramos en tierra el semillero principal de crucíferas del otoño invierno. En el mismo se han plantado una variedad amplia de crucíferas tales como diferentes  tipos repollos (Bruswich, Mitra, corazón de Buey, …), algún brécol (rojo y verde),  Lombarda, coles de bruselas.

Estos semilleros se suelen poner de cara a aprovechar para su crecimiento la segunda mitad del verano, el periodo que va desde agosto a septiembre, pues los meses de  junio y julio prácticamente se  han dedicado a formarse para prepararse para el trasplante y tener el consumo en el periodo otoñal.

Cultivo de lombarda ...

Todas las crucíferas en general gustan de los terrenos bien abonados. Hecho que se tiene en cuenta al preparar el terreno para el cultivo.

... y repollos en el mismo periodo

Posteriormente se colocan las semillas en tierra y se mantienen los semilleros bien regados, si se ve que en la tierra  no hay humedad suficiente para que las semillas germinen.

Siguen creciendo...

... pese a la Pulguilla de la col ...

En el  cultivo de los semilleros se  debe  cuidar del mantenimiento de las plantas y procurar que no les ataque el principal depredador de los semilleros en periodo de sequía, esto es la pulguilla de la col, Phyllotreta Cruciferae, que es uno de los  principales enemigos, al menos en mi huerto, en esta época.  Para ello  el mantenimiento de la humedad y los purines vegetales ayudan  a limitar la presión que las pulguillas realizan sobre las plantas y a que estas puedan sobrevivir los primeros estadios de su crecimiento, luego el daño es menor.

... todos los tipos

Nos quedan por poner algunos semilleros más de brécol y de romanesco, pero ya de cara a   la producción de los mismos hacia el invierno. ©