Archivo de la etiqueta: conservación de semillas

Cultivando la Biodiversidad

Semillas varias

Semillas varias

Biodiversidad es una palabra clave, imprescindible a considerar en la agricultura actual. No porque sea la biodiversidad muy abundante y rica en las plantas orientadas a la alimentación, sino precisamente por lo contrario, porque tal y como está  planteada la producción hoy en día tendemos a limitarnos a aquellas especies que resultan especialmente productivas, dejando de lado otras, con sus peculiaridades.

Pimientos de asar

Pimientos de asar

Tendemos a tener en el huerto una variedad de semillas del tipo de cultivo  que  consumimos, limitándonos en nuestra producción  a especies en ocasiones híbridas, con lo que la base genética todavía es menor.

El tema de la necesidad de preservar la biodiversidad genética y la importancia que esta puede tener  para la humanidad es un tema conocido, y abordado a nivel de grandes instituciones. Proyectos  de protección  y conservación de semillas como el de Noruega en las islas Svalbard, resultan  un foco de esperanza, para un futuro que se plantea imprevisible, sin poder valorar  el impacto que  sobre el genoma vegetal  puedan tener fenómenos como el cambio climático o la evolución de los trasgénicos, o la incidencia de los plaguicidas a medio o largo plazo, o incluso la misma conservación  de semillas en bancos  ajenos para el  agricultor.

La cosecha del varano...

La cosecha del varano…

El tema tiene la suficiente importancia, como para que  todos debamos ser artífices en este proyecto en la medida de nuestras posibilidades. En  qué medida nuestro papel pueda ser esencial, solo el futuro lo puede determinar. Participar en el intercambio de semillas, y en la conservación de lo diferente es clave. Si cada uno de nosotros conserva algo diferente, la suma total de lo diferente puede ser muy amplia.

Sale de las variedades de semillas recogidas el año anterior

…sale de las variedades de semillas recogidas el año anterior

Este objetivo se debe  trabajar especialmente  en esta época en  que se comienza a preparar los semilleros. A lo largo del otoño e invierno he ido adquiriendo e intercambiando semillas nuevas.  Desde ahora  y a lo largo de la primavera y el verano las iré colocando en tierra, procurando tener más de un tipo de cada cultivo. Introduciendo variedades distintas a las estrictamente comerciales. Procurando mantener las peculiaridades  de cada una de ellas, … Un granito de arena para la conservación de los genomas, cierto, pero cada granito  suma.  En este enlace  puedes saber más sobre el tema. ©

Mi cajón y yo

Con esta entrada pretendía  participar en  la llamada que Picarona realizó en su huerto del tema del mes, pero me despisté y cuando me quise dar cuenta estaba fuera de la fecha que ella estableció como tope  de envío, pero pese a ello quiero presentároslo aquí

Mostrando sus tesoros

Mostrando sus tesoros

En esta época tras poner el túnel del semillero es  cuando yo empiezo a viajar al huerto con mi cajón. Mi cajón es una caja de plástico de esas de envasar la fruta, dentro de la cual coloco otras más pequeñas. Suele estar a lo largo del año en una de las estanterías del garaje, pero cuando llega la época de sembrar, sea  ahora  al principio del año o a lo largo  de las diferentes y sucesivas siembras que realizo, no dudo en meterlo para el coche sin plantearme nada más.

Mi cajón  viajero

Mi cajón viajero

En el cajón no están todas las semillas que tengo, sino que las voy cambiando, introduciendo  aquellas que quiero  con frecuencia utilizar,  que suelen ser las plantas  que  voy resembrando  en  las diferentes estaciones  o  aquellas otras específicas de cada momento.

En el cajón  normalmente  hay tres tipos de semillas diferentes:

  • Semillas conservadas en su envase original, tras haber  comprado las semillas. Son semillas que tienen un periodo de caducidad amplio, incluso superior al que marca la etiqueta, que no se emplean todas de golpe,  sino poco a poco,  conforme a lo que está previsto   cosechar.
  • Semillas de tamaño medio- grande   guardadas en tarros de cristal o conservadas en recipientes de rosca, en plástico o metál
  • Finalmente semillas  recogidas en  papeletas de papel reciclado elaboradas en casa conforme os he contado y mostrado en alguna otra  ocasión (podéis verlo aquí).

En el huerto no hay ninguna infraestructura permanente donde alojar las semillas con una adecuada conservación y un mínimo de seguridad. Razón por la que  voy cargando al huerto un día si y otro también con mi caja mágica, una auténtica caja viajera.

 Todo al alcance d ela mano

Todo al alcance de la mano

Quizá una minuciosa programación me ahorrase viajes con ella, pero realmente me  resulta muy cómodo meter todas las semillas  sin tener que pensar en qué se me olvida y ya en el huerto  poder responder a la necesidad  de qué sembrar en el momento en que surge. Yo y mis bártulos,…..  casi como  yo y mis circunstancias. ©

Recogida de semillas de pimientos

 

Semillas secándose

 

Recogidos los pimientos se dejan madurar sea cual sea el tipo de ellos, y si se  quiere conseguir semillas, se dejan los pimientos en la planta el mayor tiempo posible,  o al menos hasta que comienzan a colorear.

Algunos pimientos cuando se ponen a secar,  enriestrandolos por ejemplo, sus semillas maduran mejor ya que aprovechan los nutrientes del fruto al máximo y engrosan, pero otros debido a la carnosidad del fruto necesitan que se les retire la carne exterior y se dejen secar a ser posible sin soltar las semillas de la zona interior, pero siempre vigilando estas. Es conveniente que las semillas se sequen en un lugar aireado de forma que no haya mohos que puedan afectar a las mismas.

 

Detalle de la semillas del pimiento

 

Algunos tiene una  semilla fuerte, bien agarrada, y de buen desarrollo, como Piquillos y Ñoras. Otros como los pimientos italianos apenas ofrecen semillas. Cada uno de ellos presenta unas características.

Pero lo que hay que tener muy claro es la necesidad de dejar semillas  de diferentes frutos, variadas, de frutos  bien desarrollados,  de buena conservación, de plantas de buena producción, libres de virus y mosaicos,  … Pues debemos tener claro que características queremos conservar y prestar atención a la hora de  seleccionar  frutos con esas características para la semilla.

Cuando la semilla está bien seca se debe soltar  y guardar etiquetada en un lugar fresco y seco.

Ecocultura 2010, VII edicción

 

Ecocultura 2010

 

Como en años anteriores  y por séptima vez consecutiva ha  abierto sus puertas Ecocultura, feria  hispanpo- lusa para la comercialización de productos ecológicos, durante los días  8, 9 y 10 de octubre en Zamora. Y para allí nos fuimos esta mañana. La participación  del público durante nuestra visita ha sido abundante, con numerosos expositores centrados preferentemente en la comercialización de productos  de producción ecológica. Es sorprendente el movimiento e interés de la  gente hacia  un sector que no presenta salvo excepciones, un extraordinario pan de trigo candeal  integral, precios muy accesibles para la gente  de bolsillo corriente, que mucho me sospecho tendremos que seguir teniendo huerto para comer ecológico.

 

Fruta ecológica, variedades antiguas

 

No termino de entender, a partir de la propia producción, los altos premios que se aplican en el sector de lo ecológico. Precios algo más elevados respecto a la agricultura industrializada sería lógico, pero no los márgenes que uno percibe. Entiendo que haya una demanda al alza, que incentive la búsqueda de la máxima ganancia, pero creo que lo más importante sería consolidad una demanda regular y ecológica, y para ello hay que tener en cuenta los bolsillos medios de la población.

Uno de los aspectos más interesantes que encontré en la feria fue la difusión  de la riqueza que supone en el huerto la variedad de   semillas diferentes y la concienciación de la necesidad de conservar estas, así   como las variedades de  todo tipo de cultivos. Con esta filosofía  aumenté mi colección de tomates y en la feria compré  semillas de tomate amarillo, de tomate Montserrat, y de tomate cebra a gente de  Madre Tierra.

 

Espelta recibida de Triticatum

 

Pero sobre todo lo que más ilusión me hizo  fue el establecer contacto con Triticatum, que en  su proyecto de intercambio y difusión de semillas, presentaban diferentes variedades de estas sobre todo de trigo, y en especial la espelta, variedad de trigo de la que ya hemos hablado. Cuando me interesé por cómo conseguirla, ellos me la regalaron, por lo que les estoy muy agradecida, y uno de los proyectos para esta sementera será ponerla en tierra, y ver cómo se nos da.

Aquí os dejo un resumen de Ecocultura del 2009, cuando localice el de 2010, lo enlazaré