Archivo de la categoría: Regar

¿y por qué elegir cultivar tu propio plantón?

Plantón de lechugas

Cuando elegimos el tipo de huerto que deseamos uno tiene que tener claro en qué medida disfruta de la tarea de sembrar y todas las tareas y trabajos que van asociadas a ese hecho. Así si lo que deseamos es un huerto de ocio, donde tengamos algunas plantas que nos permitan disfrutar de un cultivo propio, realizado de forma ecológica y sin demasiadas complicaciones. Entonces no tenemos que buscar complicarnos la vida con esta propuesta que os hago aquí.

Plantón de tomates

Por el contrario sino le tenemos miedo a un poco más de tarea, con un seguimiento de las plantas desde que las colocamos como semillas en el suelo hasta que podamos disfrutar de sus frutos y todas las tareas en medio que ello conlleva. Entonces bienvenidos a esta tarea que es la de crear nuestros propios semilleros y preparar el plantón que más tarde vamos a colocar en el huerto.

Plantón de Repollo

Me gusta hacer el seguimiento desde el principio. Comencé con poca variedad de semillas, pero poco a poco se han ido incrementando hasta que llega un momento, ahora, en que tengo semilleros en casi en todas las épocas del año, con plantas ajustadas a cada momento. Esto me permite una verdadera rotación de los cultivos e irme ajustando a las necesidades de la demanda de cada momento.

Plantón de Pimientos y berenjenas

No tengo plantas solo en una época del año en el huerto. Ajusto la siembra en función a lo que voy a ir necesitando. Si tuviera que comprar el plantón tendría que conformarme con lo que hubiera en el mercado. Es cierto que en los últimos años la oferta se ha ido incrementando.

Semilleros varios

Y siembro lo que me apetece, voy probando qué se ajusta mejor a mi clima y a mi necesidad. Ni las plantas son las mismas en sus diversas variedades, ni responden igual a los diversos climas, e incluso a veces a colocarlas en diferentes partes del huerto. Experimento con ello. Comprar plantón frenaría e incluso imposibilitaría este hecho.

Col china

Variedades que no siempre son las comerciales. Los híbridos de turno ofrecidos por el mercado no tienen porque ser lo cultivado en el huerto. Hay que dar oportunidad a las semillas de reproducirse y recolectar esas semillas.

Por otro lado con pocas semillas es suficiente. Las semillas tienen validez de varios años y para crear plantón no es necesario grandes volúmenes de siembra.

Crucíferas asiáticas

Creo que hay que sembrar el propio semillero que nos permita tener plantón propio. Esto nos obliga a desarrollar nuestro propio calendario hortelano para proveer cultivos para todas las etapas del año, según nuestra necesidad y voluntad. Anímate y adelante.©

Trabajos y tareas del mes de setiembre

Cuando uno se plantea cuál es la a principal tarea del mes de setiembre, sin duda esta es la de recoger. Tanto  es así que en ocasiones la mayor dificultad es organizar el espacio para almacenar y procesar todo lo que este mes trae consigo, antes que la bajada de las temperaturas ponga en peligro  la conservación de la cosecha.

Uno cosecha una gran y abundante variedad de producto que en muchas ocasiones están en este mes  en su  momento más productivo. Así  entre las solanáceas son tomates y pimientos los que están en su máximo rendimiento.  Se van recogiendo conforme se van madurando y en aquellas ocasiones en que hay amenaza de lluvia o de helada, aquellos que si se retiran de la planta tienen posibilidad de completar el proceso de maduración sin sufrir un menoscabo de los mismos.
Otras solanáceas como patatas van más tardías  y las berenjenas se cultivan en mucho menor cantidad. Por su parte los physalis han estado todo el tiempo a pleno rendimiento.

Las cucurbitáceas tienen una buena cosecha este año. Tal es el caso de los calabacines que siguen produciendo cada semana. De las sandías que han tenido en este mes el grueso de su cosecha. De los melones que también han tenido un buen momento. Pepinos han estado a plena producción, junto con otros como alficoz, zapallos,  y otros. Pero con el grueso de las calabazas todavía no hemos empezado. Será el mes de octubre el que contemple este hecho.

Las leguminosas  se han estado recogiendo tanto en verde como en seco. Se continua con la producción de vainas tiernas, aunque la bajada de temperaturas de esta semana tostó algunas de sus hojas más delicadas. Por otro lado  se recoge el material seco de diferentes tipos tanto para semillas en verde como las alubias secas. Así también la cosecha de soja, que ya comenzamos a recoger.

En la verdura  el riesgo de pérdida por cuestiones climáticas es menor, por ello la cosecha se ajusta más al consumo. Todas las crucíferas de verano están para cosechar: Repollos, berzas,  kales, colirrábanos, Así como acelgas espinacas, ….Zanahorias, remolachas, … El maíz  de momento solo en tierno algunas de sus mazorcas. En seco tendrá todavía que esperar.

Especial atención a los frutos de este mes: Uvas en sus variedades, higos, algún melocotón de setiembre, alguna almendra, alguna nuez, ciruelas, fresas, moras,  peras, nashis,  y los diferentes tipos de manzanas de los árboles nuevos, algunos de los cuales entran este año por primera vez en producción.

Se cosechan también  de semillas de todo tipo, que han ido secándose a lo largo de este mes: cebollas, lechugas variadas, sandías, melones, ..

Pero también se ha ido manteniendo el riego, tanto en el interior del invernadero, como en el exterior cuando es necesario. En especial la atención de los semilleros para el otoño y la zona de la escarola y lechuga trasplantada para esta época.

Sin olvidar y  manteniendo a lo largo del mes el control de plagas, que se ha centrado en los roedores, que están lejos todavía de reducirse de forma significativa.©

Trabajos y tareas del mes de agosto

Cuando ya entramos en la última semana de agosto vamos a pasar revista a las tareas que hemos ido realizando a lo largo de este mes.

Sin duda en esta segunda parte del verano el mantener el riego sigue siendo fundamental en el huerto. Por ello la mayor parte  de los cultivos recibe al menos un riego semanal, que en momentos puntuales, cuando la temperatura se eleva más intensamente puede requerir el riego cada cinco días. Ello supone una inversión considerable de tiempo.

Pero mientras que se van regando los cultivos, y vigilando para que  el agua no sea tragada en alguna de las galerías realizadas por los topillos,  se suelen realizar otras tareas en paralelo.

El recoger la cosecha es una de las tareas fundamentales. Hay muchos cultivos a plena producción.  Así se sigue recogiendo las cucurbitáceas que van estando en sazón: pepinos y pepinillos, calabacines, alficoz, melones, sandías. Las solanáceas están ya en plena producción: Tomates, pimientos (Padrón, italianos, guindillas  y aquellos otras variedades que ya comienzan a colorear), berenjenas, physalis,…, zanahorias, remolachas, colirrábanos, judías verdes, coliflores, manzanas de verano, uvas,  fresas, ciruelas, flores de caléndula, hojas de menta,….

Pero tan importante como recoger es procesar estos alimentos y en unos casos preparar la  las conservas de tomate, en otros envasar y encurtir los pepinillos,  las judías verdes, preparar mermeladas,  e incluso secar aquellas frutas y verduras que se quieran deshidratar.

A aquellos semilleros realizados en el mes de julio les ha llegado ahora el momento del trasplante. Tal es el caso de escarolas, achicorias, lechugas, repollos, kalibos, puerros, … Pero al mismo tiempo resulta importante realizar otras siembras y semilleros para el cultivos de  otoño – invierno. Es el caso de  las últimas judías verdes a comienzos de agosto, así como guisantes y tirabeques que dependiendo de cómo venga el otoño se podrán recoger o no. Además de cebollas, alguna lechuga más, romanescos, nabos, espinacas, berzas, … y otros semilleros de  crucíferas orientales.

A todo ello se suma la tarea de mantenimiento y control de plagas y hongos, que requiere que por un lado los extractos y purines sigan dándose a las plantas  con cierta regularidad y por otro mantener en activo las ratoneras y las trampas para avispas, de modo que frenen el nº de estos bichos en unas fechas donde el daño que producen en las  frutas es mayor.©

Trabajos y tareas del mes de julio

Si tenemos que pensar en el trabajo por excelencia del mes de julio sin duda en primer lugar está el regar. Esto es prioritario y sin ello sería imposible todo lo demás. De forma al menos semanal casi todas, pues las plantas del huerto se agostarían en poco tiempo.

Esta  tarea del riego debe ajustarse a las necesidades de las plantas y a sus peculiaridades. En la mayor parte de los casos el riego viene siendo semanal aproximadamente. Un riego profundo dejando correr el agua por el surco y empapando la tierra.

Pero no todas las plantas son así.  Unas por sus tiempos más cortos, otras por que el espacio entre riegos se alarga.

  • Está  conjunto de plantas que  por las características de su cosecha en el momento de su consumo conviene  tenerlas jugosas y crocantes y requieren menos tiempo entre los riegos Es el caso de las lechugas que suelen acortarse el tiempo entre riego y riego o de las judías verdes que en plena cosecha para mantener en buenas condiciones sus vainas también se acorta el plazo de riegos.
  • En otros casos los tiempos entre los riegos se alargan. Es el caso de las frutillas o el de los árboles que se realiza cada quince a veinte días.

Es una época con muchas tareas de recolección de los frutos. Tareas realizadas en unos casos de forma diaria (calabacines), otras veces, cada par de días (pepinillos, pimientos padrón, piparras, judías verdes, fresas, ….) o en ocasiones semanalmente  o en otras según se van necesitando en  la cocina (un repollo, zanahorias, …) o según se van madurando ( ciruelas, melocotones, physallis,uvas,…) o la recolección anual  como el caso de la siega del centeno, trigo, espelta,  o la limpieza de las semillas de habas de siembra, semillas de guisantes, de tirabeques, limpieza y almacenamiento de ajos y chalotas,  …

Mientras hacemos esto también se van realizando muchas tareas de mantenimiento de los diferentes cultivos. Necesarias para la obtención de una buena cosecha, como:

  • El entutorado de tomates, pimientos, judías verdes, pepinillos,…
  • Las pulverizaciones de purines para el control de plagas.
  • La colocación de trampas para algunas de estas plagas.
  • Desherbado entre los cultivos y fuera de ellos
  • Colocación de redes donde  se vaya necesitando conforme los cultivos vayan siendo atacados por los pájaros,..

Finalmente está la tarea de siembra. En unos casos de cultivos tardíos como judías verdes, en otros de preparación de algunos de los semilleros de cultivos de otoño. Es el caso de las escarolas, algunas achicorias, lechugas, …. Estos semilleros se continuarán realizando a lo largo del  mes de agosto. ©

Trabajos y tareas del mes de junio

Se acaba el mes de junio  y quiero recuperar aquí una tarea que había comenzado en enero y quedó rota por el confinamiento, que es la de hacer repaso de las tareas realizadas a lo largo  de cada mes.

Un mes  un tanto anómalo, que no se ajusta estrictamente a los trabajos que se corresponden de forma habitual, pues se han estado realizando trabajos que de modo natural hubieran venido siendo hechos en parte de los meses anteriores, tal es  el caso de cierto tipos de injertos, eliminar zarzas y malezas, continuar con la tarea de desbroce de las zonas de paso del huerto y eliminar hierbas de entre los cultivos, a la que se añade la tarea de arar las partes del huerto que queremos cultivar y que  después de la lluvia resulta conveniente darle otra arada antes de abrir con el motocultor el surco en el suelo para poner las plántulas.

¿Qué hemos estado colocando en el suelo?: Es una temporada en que esta acción es fundamental, pues buena parte de la cosecha del año depende de lo que se siembra en este periodo. Así que  ha sido un poco de todo. Tanto las plántulas que en pequeños tiestos teníamos en casa agarrando y desarrollando raíces hasta semillas  y tubérculos para aquellas que conviene colocar en siembra directa.

Entre los primeros hemos colocados los  boniatos, tomates, pimientos, berenjenas, cebollas, puerros, sandías, melones, pepinos de diferentes tipos, calabacines, lechugas, … Entre las segundas han estado diferentes tipos de  judías, patatas, pepinillos, lechugas, zanahorias, remolachas, …

Además de sembrar y trasplantar otra de las tareas de este periodo tiene que ver con el recoger. Por un lado están los frutos de lo sembrado en otoño y en febrero que se encuentra ahora listo para recoger, sobre todo cebollas y  ajos, lechugas, guisantes y habas.  Al tiempo que una  tanda de frutillas maduran en esta época, desde fresas y frambuesas a las deliciosas  cerezas. Esto implica tarea con las redes, que hubo que colocar y luego retirar, para poder disfrutar de algo de ellas, pues los mirlos que parecían habían desaparecido el año pasado, han regresado en abundancia en este.

Junto a todo esto hay otras tareas que se deben mantener en el tiempo. Por un lado el riego, para mantener ciertos niveles de humedad en el suelo en todo momento, sobre todo cuando las temperaturas se disparan en el huerto. Por otro los tratamientos para mantener controladas plagas y hongos, que también hay que ir intercalando, sin distraerse de ello.

Es un mes lleno de tareas y de poco descanso en el huerto, al tiempo que la naturaleza a nuestro alrededor está en plena ebullición, casi como nosotros, sin parar un momento.©

Trasplante de pimientos

Pimientos antes de iniciar el trasplante

Pimientos antes de iniciar el trasplante

Aprovechando en el l final de la semana la llegada del último periodo de tiempo nuboso  hemos trasplantado los pimientos del interior del túnel al exterior, a la zona de cultivo de este año. Esta temporada  hemos puesto  un total de cuatro hileras,  con  casi 70 plantas.

Arrancando las plantas con un buen cepellón

Arrancando las plantas con un buen cepellón

Si los pimientos salen como está previsto habrá: Pimiento Italiano,  choriceros, algún piquillo  pero pocos (nacieron mal  pues  fueron comidas  las semillas por los ratones), morrones, de cuatro morros tipo Lamugo, de cinco morros, picudos de forma triangular,  alguna guindilla, algún Najerano, … en fin  solo queda algún otro  tipo que colocaré de la segunda tanda, con la plántula tardía  de los semilleros y los pondré en el túnel para ver el resultado que el calor puede ofrecerle al pimiento.

Ahora estos  Pimientos han sido finalmente  colocados en el suelo  porque las fechas son más que  adecuadas y porque el plantar es un riesgo asumido, pero por  la temperatura de la tarde  no  teníamos nada claro  que  la helada no volviese a rondar y en la mañana estuviesen  todos quemados, de momento no ha sido así.

Trasladando las plantas

Trasladando las plantas

Hilera recien puestos de italianos y choriceros por un lado y Lamugo y Morrón por otro

Hilera recien puestos de italianos y choriceros por un lado y por otro Lamugo y Morrón

Hemos empleado con ellos el mismo sistema que con los  tomates y parece que hasta ahora ha funcionado bastante bien, les realizamos un doble trasplante:

Al día siguiente

Al día siguiente

1º trasplante a la mezcla de sustrato que realizamos con tierra, paja,  humus y arena, y junto al calor del invernadero, de modo que  aunque iban tardíos han reaccionado muy bien y crecido en poco tiempo.

Con buen porte

Con buen porte

2º el trasplante al exterior,  donde pasarán toda la temporada  estival hasta la llegada de los hielos,  con aportes de humus y un poco de carbonato cálcico como alimento de fondo.

Los hemos mantenido  hasta ahora en el invernadero porque  el tiempo del  exterior no auguraba nada bueno y dentro crecían bien.

Pese a la sensación térmica, en el  exterior parecen ir bien, apenas han notado el cambio y ponto abrirán muchos de ellos la flor que ya llevaban en cotón. ©

Flor de la pasión por la valla arriba

Passiflora caerulea en el jardín de casa

Passiflora caerulea en el jardín de casa

En este intentar introducir en la huerta variedades que vayan creando micro ecosistemas  más complejos no podíamos dejar fuera algunas plantas trepadoras que apoyándose en la cerca irán cerrando el perímetro del huerto, pero no de una forma densa, sino  bastante lasa, que permita el mantenimiento de aireación en el recinto, pero al tiempo frene la fuerza del viento en las temporadas más frías.

Plantas en el trasplante

Plantas en el trasplante

Aprovechando la existencia de retoños  de Passiflora o flor de la pasión en el jardín de atrás, hemos incorporado ejemplares de la misma en diferentes partes del huerto.

Las Passifloras son  un tipo de plantas arbustivas trepadoras que se desarrolla especialmente en la  América tropical y subtropical, comprendiendo una gran variedad de tipologías. A Europa han ido llegando variedades que se han ido aculturando y adaptando  al clima.

Detalles de las raíces

Detalles de las raíces

Esta que tengo yo aquí es una especie  asentada ya en los jardines de la zona, que en alguna ocasión se ha visto afectada por las heladas, muriendo la parte superficial de la misma, pero rebrotando posteriormente desde los rizomas de la  base, lo cual nos parece, hasta un buen sistema para periódicamente, en función de la climatología, renovar las lianas y sarmientos que pueda emitir. Por ello aunque el huerto es más frío vamos a ver como se desarrolla allí.

Belleza de su hoja

Belleza de su hoja

Tras arrancar las diferentes  lianas, de tamaños y edades diferentes para ver cuales se adaptan mejor, realizamos un hoyo junto a la cerca y pasamos la liana a través de la misma para ayudarla ya a mantener erguida en la misma. En el proceso, que tuvo lugar en los últimos dias  de lluvia, incorporé algo de humus y pese a la humedad, regué un poco.  Desde entonces mantengo el riego, para asegurar que las plantas agarrenEspero poder disfrutar de sus flores. ©

El Níspero en el huerto

Níspero:

Níspero: Eryobotria japonica

De nuestra visita a Portugal nos vinimos también  con un níspero, Eryobotria japonica que  ya está asentado en el huerto y parece ir bien.  Tenía mucha gana de intentar su establecimiento en el huerto, aunque no sé como será su desarrollo pues tengo  puesto uno pequeño nacido de semilla  en la parte baja, cerca de la valla, y no medra nada desde que lo pusimos.

A punto de colocarlo en el hoyo

A punto de colocarlo en el hoyo

El níspero es una frondosa perennifolia, un  árbol de hoja  lanceolada  un poco aserrada, de buen tamaño, con superficie coriácea en la zona superior y pilosidad en la parte inferior.  Un árbol que he visto  que crece por estas zonas, pero que por aquí nunca lo  he visto con  fruto, ya veremos que determina el nuestro. ¡ Hay que tener esperanzas!.

 Con humus en la base y en el lateral

Con humus en la base y en el lateral

Lo he colocado cerca del invernadero, protegido por el seto de aligustres que espero se desarrolle  y le ofrezca  algo de resguardo del sol de la mañana, si llega algún momento en el futuro en que tenga flores y pueda afectarle la helada. Espero que con el tiempo pueda también colocarle una pared norte, o física o vegetal, que le resguarde desde esa orientación.

 Regando

Regando

Cuantos quizás en mi planteamiento. Pero de hecho la realidad es que el árbol venía fuerte, con un buen asentamiento y desarrollo radicular, un níspero injertado. Le colocamos en un hoyo donde además de remover la tierra,  pusimos humus y regamos, pese a que en la semana de su trasplante los  chaparrones fueron frecuentes (nubosidad que le vino muy bien en su aclimatación).  Cómo está cerca del invernadero  procuraremos que de vez en cuando se le riegue y a ver si en el verano puede aumentar su tamaño.

Injerto a yema

Injerto a yema

No sé que tipo de patrón tiene el injerto, he estado investigando y por lo visto lo normal es realizarlos sobre bravo de semilla y  sobre membrillo, posibilidades ambas que quizá pueda intentar  realizar con alguna de las yemas   en el verano. Ya veremos  qué resulta. ©

Comienzan a nacer

Primeros rabanitos

Primeros rabanitos

Los semilleros puestos a lo largo de las dos semanas pasadas comienzan a ofrecernos alguna sorpresa cada día. Están comenzando a aparecer algunas plántulas tempraneras. Así ya tenemos creciendo con fuerza los rabanitos blancos y las lechugas.  Ello se debe a que durante el día bajo el túnel hace calor. Las puertas normalmente se mantienen cerradas, pero no hermético, pues  hay la suficiente apertura de los laterales como para mantener el mismo ventilado.

Sembrando pimientos

Sembrando pimientos

El resto de las semillas (tomates, pimientos, cebollas, puerros, zanahorias, lepidium,  …) están bajo la tierra intentando  despertar, pero no todas han tenido esa posibilidad. Ya comienza a haber pérdidas. El otro día cuando llegamos nos encontramos con que  el semillero de los pimientos había sido removido y sus semillas unas mordidas y otras devoradas por los ratones.  Ya el año pasado pasó lo mismo y nuevamente se ha vuelto a repetir.

Semillas de pimiento roídas

Semillas de pimiento roídas

Se ve que los ratones gustan de ellas y eso que las ratoneras quedaron puestas y actuando. De hecho ya han caído un par deellos en las mismas.  Como esto no me compensa del daño realizado he intentado impedirles el acceso, los he cubierto  colocando por encima,una malla de plástico. Espero que con ello impida que sigan removiendo la zona  hasta que empiecen a salir las plántulas.  Veremos si  conseguimos algo y dejan de atacar las semilleros.

Vida y muerte bajo el túnel

Vida y muerte bajo el túnel

El túnel invernadero es un maravilloso microclima sobre todo en los días ventosos y desapacibles, aunque de momento  no sean auténticamente  fríos. Porque realmente no ha habido un auténtico invierno este año, por ello  no podemos considerar que el túnel  haya  sido  realmente  puesto a prueba. El invierno está siendo tan suave que   esperamos no nos haga  confiarnos y  olvidar que seguimos todavía en febrero y dicen que  al invierno no se lo come el lobo. Siempre llega. ©

Creciendo bajo el túnel

Túnel abierto para trabajar en él

Túnel abierto para trabajar en él

A lo largo de este invierno como en años anteriores no he podido resistirme a la tentación de tener un túnel de crecimiento para adelantar la producción de ciertas hortalizas en el huerto.  En el mismo he colocado dos hileras de lechugas, dos hileras de cebollas, para  tenerlas más tempranas y una buena hilera central para producir espinaca.

Ninguna de estas plantas es extremadamente sensible al frío, y el mantenimiento dentro del túnel lo que permite es que puedan estarse desarrollando en los periodos  con  temperatura  más suaves del invierno. El túnel permite que las lechugas, que están paralizadas fuera, dentro  estén creciendo.

Espinaca con necesidad de riego

Espinaca con necesidad de riego

Con necesidad de desherbar

Con necesidad de desherbar

Cierto que no lo hacen al ritmo de la primavera, pero lo hacen  bastante más rápido que en el exterior. Además  de ello el túnel permite que ninguna de las plantas  que hay  dentro sufra las temperaturas bajas de la noche y el impacto negativo que  estas tienen sobre las plantas.

Pero dentro del túnel puede haber problemas:

  • Uno de los aspectos que no hay que descuidar dentro del mismo  es el tema del agua, pues a veces se tiende a olvidar  que el agua que cae  fuera no lo hace en el túnel y por ello de vez en cuando hay que regar.
  • Otro es que en el túnel las hierbas también encuentran las condiciones óptimas, por ello si es posible hay que desherbar.
  • Es conveniente mantener la vigilancia, pues si dentro del mismo se aloja alguno de los fitófagos que han quedado tras el otoño suave, puede producir daños más intensos, por la temperatura que lo protege en el interior.
  • También puede ser necesario ventilar los días de sol y cavar un poco si se ve que las plantas tienen la tierra muy pesada o necesitan que se les arrime.

Espinacas y  lechugas hoja de roble comienzan a tomar fuerza dentro del túnel

Espinacas y lechugas hoja de roble comienzan a tomar fuerza dentro del túnel

Pequeños problemas, pero me encanta la apuesta que es un túnel y raro es el año en que no me da más placeres y ventajas  que inconvenientes.  ©