Archivo de la categoría: Recolectar

Poda del Verdejo

Uvas de Verdejo

Uvas de Verdejo

El Verdejo requiere una poda diferente a la que se realiza con otras vides.  Miguel Delibes escribe sobre ello  en el tercer capítulo de su novela “Las ratas”, cuando cuenta cómo El Nini fue adquiriendo sus conocimientos y cómo se los  enseñaron  sus abuelos, Abundio y Román.

“El Nini acompañaba al abuelo Abundio, el Podador, a Torrecillórigo, donde don Virgilio, el amo, reunía cincuenta hectáreas de viñedo…
(…) Ya en el campo, el Nini veía negrear los sarmientos entre los terrones y cada vez le producían la impresión de algo vivo y doliente. El abuelo Abundio cortaba, empero, sin compasión y según saltaban las ramas inútiles y por encima de su hombro lo aleccionaba:
-Podar no es cortar sarmientos, ¿oyes?
-Sí, abuelo.
-Cada cepa tiene su poda, ¿oyes?
-Sí, abuelo.
-Un majuelo de verdejo de 30 años llevará dos varas de empalme, dos nuevas, dos o tres calzadas y dos o tres pulgares, ¿oyes?
-Sí, abuelo.
-Con el jerez o el tinto no lo harías así. Con el jerez o el tinto dejarías dos varas pulgares, dos yemas y un sacavinos, ¿oyes?
-Sí, abuelo”.

Cuanta información, para el que poco sabe: Varas de empalme, varas nuevas, varas calzadas, pulgares, yemas, sacavinos.

Verdejo blanco antes de la poda

Verdejo blanco antes de la poda

Lo primero de todo es intentar entender qué es cada cosa  y no todos los términos han sido posibles de averiguar,  e incluso puede que con alguno de  ellos esté equivocada. Debéis corregirme si es así.

  • Sé que las varas son sarmientos  dejados como estructura de organización de la parra, pero no conozco la diferencia entre varas de  empalme y las varas calzadas. Las varas nuevas entiendo que son  las del año pasado.
  • Pulgar. Un pulgar es un trozo de sarmiento con dos yemas,
  • Sacavinos. Es un término que no he encontrado en ninguna otra parte.
Pulgar

Pulgar

Leyendo, leyendo  sobre el verdejo,  me he ido informando, veo que las primeras yemas del verdejo son poco productivas,  por ello hay que dejar siempre  más materia que en  otros tipos de  uvas. En cada cepa se dejan dos varas como si fuesen  dos brazos, de unos 50 o 60 cm cada uno y hay que renovarlos todos los años, para esto se deben de dejar otros dos pulgares mas atrás de las varas, de donde salen las varas nuevas.

Dos varas y unos cuantos pulgares, fue lo que dejé. Espero este año poner unos tensores y guiarlas

Dos varas y unos cuantos pulgares, fue lo que dejé. Espero este año poner unos tensores y guiarlas

Este sistema equivale,  a lo que se llama: Poda a vara y pulgar,  o Guyot simple, un pulgar y  una vara podada por encima de la quinta o sexta  yema. Cuando la planta se va desarrollando  se pasa a podas más complejas, al sistema de Guyot doble, doble pulgar y vara, con varas de 40 o 50 cm.  Esto se conoce también como poda de daga y espada.

Cada año, el sarmiento que ha salido de la yema inferior del pulgar se deja de pulgar y el de la yema superior será la nueva vara productiva. Este sistema se  afirma que es  de los  más productivos  para  las variedades que dan mayor producción en yemas altas.

Pero una cosa es la teoría y otra la práctica. Ahora queda aplicar esto a las cepas  y controlar su crecimiento. Poner orden en la maraña que es mi Verdejo.©

Anuncios

Germinador de semillas

Judías creciendo en semilleros

Judías creciendo en semilleros

Este año he probado un invento sugerencia de  mi hijo y para  algunas semillas está funcionando muy bien. Es un germinador de semillas creado a partir de un calentador de acuario de  50 Watios con termostato.  El calentador lo hemos metido dentro de una vieja nevera portátil, con  unos centímetros de agua que lo cubren, lo que es importante para su funcionamiento. Por encima hemos colocado una rejilla donde pongo  los  tarritos o las semillas  remojadas, para que inicien el proceso germinador, luego se cierra la tapa y se aísla  el conjunto.

Calentador de acuario

Calentador de acuario

El termostato está graduado a 26º, lo que a efectos de temperatura ambiente son menos grados, pues el calor irradia desde el agua.  Los niveles de humedad son altos.

Agua y apoyos para  la rejilla

Agua y apoyos para la rejilla

El problema que tenía todos los años  es que  mi invernadero depende de la radiación solar  directa, al no tener fuente de calefacción interna. Por ello ciertas semillas no se desarrollaban bien hasta que el interior alcanzaba cierta temperatura. Esto con inviernos nubosos o fríos supone un retraso considerable en la fecha de nascencia.

Rejilla para soporte

Rejilla para soporte

Garbanzos germinando

Garbanzos germinando

Algunas semillas son muy sensibles   a la necesidad  de temperaturas altas. Es el caso de tomates y pimientos, pero sobre todo   calabazas, albahacas, melones y sandías,…

Me ha gustado sobre todo  su resultado con las judías verdes que tardan mucho en aparecer en el invernadero, por lo que se ven afectadas por podredumbres y nacen mal. Dentro  del germinador  estuvieron dos días y a continuación  se sembraron fuera del mismo, pero su proceso ya estaba en marcha y van germinando bastante mejor que otros años por estas fechas.

Sandías melones pepinillos, calabacines,...

Sandías melones pepinillos, calabacines,…

Las sandías  y los melones están creciendo bien. También lo he probado con la albahaca.  Las  semillas consiguen el golpe inicial de calor y la  humedad necesaria que pone en marcha todo el proceso, luego  se sacan y este proceso continua fuera del germinador y ya en tierra.

Chauchas germinando

Chauchas germinando

He probado también a meter los tarritos con tierra y las semillas dentro del substrato, y funciona bien siempre que sea por espacios controlados de tiempo, pues si se dejan mucho  los hongos se disparan  y las plantas pueden pudrirse. Lo mismo ocurre con las semillas si se dejan más de la cuenta germinando, la podredumbre repercute en los embriones y todo hay que tirarlo.

Cacahuetes

Cacahuetes

Hay  que lavar el interior de la nevera  y los útiles cada cierto tiempo, al menos una vez en semana, pero  tengo intención de seguir experimentando y probar su uso para todo lo que voy a ir plantando temprano. ©

Estratificación de semillas en el frigorifico

Semillas de manzano sacando el embrión entre el papel mojado

Semillas de manzano sacando el embrión entre el papel mojado

Semillas de chirimoya

Semillas de chirimoya

Ya hemos hablado en alguna ocasión sobre la estratificación de semillas al aire libre, empleando un montón de arena  como base donde dejar reposar las semillas. Esto resulta bastante adecuado para semillas de cierto tamaño, como almendras, castañas, nueces, avellanas, piñones,…

Pero cuando las semillas son pequeñas el empleo de  este sistema resulta poco práctico, pues las semillas se terminan perdiendo entre la arena.  Para las semillas de  tamaño  medio y pequeño necesitamos un espacio controlado donde dejarlas en deposito.

Raíz en semilla de manzano

Raíz en semilla de manzano

Arandanos con semillas dentro

Arandanos con semillas dentro

No siempre se requieren  temperaturas muy bajas, puede ser suficiente con temperaturas de 3º a 5º, y esto lo podemos conseguir  en las zonas frías del frigorífico.

Para ello tomaremos una servilleta de papel. La humedecemos y le escurrimos el exceso de agua. En el centro de ella colocaremos las semillas  que vamos a dejar reposar en frío durante  unos dos- tres meses. Posteriormente colocaremos  la servilleta dentro de una bolsa de plástico, lo que impedirá que el frío de la nevera reseque el papel y puedan quedar en seco.

Semillas de membrillo

Semillas de membrillo

Las semillas hay que controlarlas a lo largo de ese periodo. Si vemos que las semillas se comienzan a abrir, podemos acortar el tiempo de estancia en el frigorífico y ponerlas en tierra para que germinen, sino esperaremos hasta finalizar su tiempo de reposo y luego las pondremos en tierra.

Semillero

Semillero

Las semillas de ciertos frutales como es el caso de manzanos o caquis es un sistema que agradecen para poder germinar. En nuestro caso además hemos puesto otras para probar, empleando este sistemas con  semillas de  naranjo, chirimoyo, algarroba,  arándano, membrillo, kiwi, ciprés, … Esperamos que funcione también como en  los anteriores. ©

El agua oxigenada en la germinación

Peróxido de hidrógeno

Peróxido de hidrógeno

Uno de los productos con los que por primera vez  he andado experimentando este año en la germinación de semillas   ha sido  el Peróxido de Hidrógeno, más conocido popularmente como Agua Oxigenada.

Este es un producto fácil de localizar en el comercio y fácil de usar, que por lo visto tiene propiedades muy versátiles, pues además de su empleo tradicional como desinfectante de heridas, se puede emplear para ciertos usos en la agricultura ecológica, pues de entrada no genera subproductos peligrosos tras su uso, disolviéndose  en elementos habituales en el medio natural como oxígeno, agua,   … inocuos en el medio natural o para las personas.

Semillas de pimientos tomate y berenjenas de remojo

Semillas de pimientos tomate y berenjenas de remojo

Su empleo en la germinación de las semillas tienen que ver con su carácter oxidante y  con   la presencia de oxígeno que activaría la salida de la dormancia de las semillas y la activación de los embriones.

Remojo con Agua Oxigenada

Remojo con Agua Oxigenada

Además el Peróxido de hidrógeno es un potente biocida, lo que permitiría una desinfección de las semillas, con lo que se inactivarían virus,  esporas, hongos,… Aspecto importante en la prevención de problemas en los semilleros. Todo ello con muy escasa fitotoxicidad y siendo 100% degradable.

Para ello se debe emplear en la forma más habitual en el mercado que es en una disolución del 3%, pues también se puede encontrar en porcentajes de disolución  más amplios, como desinfectante de amplio espectro o blanqueantes. Sustituyendo frecuentemente al cloro. Pero esos no se deben emplear o habría que diluirlos considerablemente con agua.

En mi caso, tomando un pequeño volumen de agua oxigenada, coloqué las semillas de tomates y pimientos en ella durante una noche, sembrando las semilla al día siguiente.  Ya os contaré como me ha ido en la germinación de esas semillas en relación con otras que no han sufrido este proceso, pero que también puse en agua de remojo el mismo día.©

Se comen mis pimientos

Pimientos y plántula roída

Pimientos y plántula roída

No sé que tienen los pimientos, pero año tras año se convierten en una de las plántulas más buscadas  y amenazadas en mi invernadero.

Ya el año pasado sucedió, pero como nunca se aprende a la primera me volvió a suceder este año. Una parte de la semilla, me fue removida y devorada, pese a las ratoneras con   cebo que coloqué y la captura de ratones que tuvo lugar. Protegí los restantes colocando una malla sobre los semilleros, que fui retirando conforme iban naciendo, pensando que ya no había  peligro. ¡Ilusa de mi!

Restos de las plantitas de pimientos

Restos de las plantitas de pimientos

Cada día cuando llegamos al huerto lo primero  ha sido  revisar como van y cada día  han ido  disminuyendo en su número. Algo se estaba y está  comiendo mis pimientos. ¿Serán los ratones? o quizá ¿alguna babosa o caracol se ha  colado dentro y está  haciendo de las suyas, lo curioso es que no ha  atacado  a las lechugas.  Pillé a un caracol y a una babosa, pero han seguido  cada día  faltando plántulas. Tras ello rodeé de cenizas toda la orilla del los semilleros de pimientos, ¡ni así!

A los ratones les gusta el pan

A los ratones les gusta el pan

Seguí colocando las ratoneras, y algún ratón más ha caído, pero por las dudas  e intentando prevenir, estoy dejando  la manta térmica directamente sobre las plántulas y  cerrados los borde de acceso a las mismas. De momento se mantienen, aunque  con algunas pérdidas, veremos si consigo  salvar los suficientes. ©

Bajo la manta se mantienen

Bajo la manta se mantienen

Lechuga Cuatro Estaciones

Tierna y jugosa

Tierna y jugosa

Rojas entre las hierbas

Rojas entre las hierbas

La lechuga Cuatro  Estaciones es fundamentalmente una lechuga de invierno, reaccionando ante el frío tomando un intenso color.  Es una lechuga que necesita  una presencia constante de humedad en la tierra y que ante un aumento de la temperatura y un descenso de la humedad reacciona entalleciendo rápidamente.

Bajo el túnel

Bajo el túnel

Esta lechuga se caracteriza por la presencia de unas hojas redondeadas, de color amarronado  a rojizo, de textura carnosa y suave. Muy agradables al paladar, es una lechuga  muy susceptible a la falta de humedad, por lo que no resiste demasiado bien el corte, razón por la que se recomienda su consumo cuanto antes.

Es una lechuga de gran resistencia a los fríos del invierno, pero es sobre todo al final del mismo e inicios de la primavera cuando ofrece su mejor momento. Pero en un túnel o en un invernadero temprano responde muy bien desde el mes de enero. Es así como nosotros las hemos cultivado.

Ro

Roja de color

Primero  se puso en un semillero a mediados del otoño. Una parte de esas plantas ya semidesarrolladas se llevaron al interior del invernadero a finales del mes de enero, en un sustrato rico en nutrientes, como a ella le gusta. Donde pese  a la ausencia de calor, o quizá por esa razón,  ha ido creciendo muy bien desde entonces, estando ya ahora disponible para el consumo.

Deliciosa de textura

Suave  de textura

Pero nada mejor que ver el contraste entre las lechugas  mimosas del interior del túnel invernadero y las que han estado pasando el invierno bajo la manta térmica, junto a los puerros, para ver cuanto más pueden adelantarse en su consumo, con el empleo de este. ©

Viabilidad y germinación de las semillas

Semillero de lechugas

Semillero de lechugas

En estas épocas cuando uno siembra siempre se encuentra con algunas semillas que nos dan la callada por respuesta y de las que no volvemos a saber nada más. Son semillas que por razones variadas han perdido su capacidad germinativa.

Son materia inerte, que ya no está dotada de la chispa vital, por lo que al ponerlas en el suelo lo que van a  hacer con el calor y la humedad asociada el semillero será pudrirse y en el tiempo que comenzaremos a preocuparnos de  por qué no nacen, desaparecerán  a veces sin dejar huella.

Este es un tema que siempre me ha parecido fascinante: la capacidad   de viabilidad  de las semillas. Un tema en el cual tiene una influencia importante el modo en que hayamos conservado las mismas.

Pimientos comenzando a germinar

Pimientos comenzando a germinar

Semillas de melón de cosecha propia

Semillas de melón de cosecha propia

Cuando llega estas fechas y nos ocupamos de la tarea de sembrar siempre me encuentro con el pregunta  de  si la semilla que tengo a mi alcance estará bien o ya no son  viables.  Cierto es que  no todas las semillas tienen la misma  capacidad de germinación, ni es la misma en  todo tipo de plantas, e  incluso entre un mismo tipo de plantas depende de diferentes circunstancias: En qué condiciones se ha  criado la planta y se cómo  ha fertilizado  la semilla. Cómo se ha recogido, secado y almacenado es también  un factor determinante en esa adecuada conservación. Lo que junto a ciertas condiciones genéticas, propias  de la planta en si, determinará que algunas semillas podamos usarlas años tras años y otras apenas unos pocos y ya no germinan.

Coliflores con su primera hoja verdadera

Coliflores con su primera hoja verdadera

Plantulas de puerrro

Plántulas de puerro

También es cierto que normalmente las plantas propias, bien nutridas por abonos ecológicos,  si hay una adecuada polinización suelen ser plantas que ofrecen semillas de  una elevada viabilidad, que además se  conserva durante bastantes años. ©