Archivo de la categoría: Podar

El importancia del labio cicatricial

Desarrollo del labio cicatricial

Ahora que casi ha llegado el invierno y los árboles han perdido sus hojas es fácil de ver  cómo van cicatrizando las heridas de la poda realizas en la primavera pasada.  Estas en unos casos han cerrado bien y parecen mantenerse en esa dinámica. Otras en cambio  no lo han hecho y el responsable de ello es el cómo hemos dejado el labio cicatricial en el momento de podar.

Crecimiento del tejido vegetal desde el lateral

En las plantas leñosas la corteza tiene funciones variadas, por un lado recubre los troncos y ramas  impidiendo la deshidratación,  por otro protege  del ataque de hongos y bacterias, evitando   pudriciones que dañen la madera. Al podar herimos al árbol  que genera mecanismos para evitar serios daños.

Los árboles en las ramas podadas  realizan una doble acción. Por un lado aíslan  la herida en un  proceso de compartimentación,  bloqueando el acceso de savia a esas zonas, taponando los vasos conductores afectados. El árbol irá creando barreras en los  vasos radiales, anulares y verticales, dejando totalmente aislada  cualquier la pudrición que pueda surgir  e impedir  que  esta se extienda.

Cierre total del corte

Importancia de un buen corte

Por otro al bloquear la llegada de la savia, la madera que queda sufre un proceso de transformación físico-química y se ve modificada. Esta madera va a tener una consistencia distinta a la madera normal, es más dura y su composición química es diferente con más  fenoles y  un  ph diferente.  Este proceso dificulta más esa posible pudrición que  pueda avanzar hacia el interior y afectar a la madera sana del vegetal.

El labio cicatricial es la forma que poseen los árboles para cerrar sus heridas. Los bordes de la herida en contacto con la corteza alojan cambium que poseen un gran poder regenerador del tejido. Es un un tejido que se encuentra entre la corteza y la madera del árbol, es una capa de células encargada del crecimiento en grosor del tronco y las ramas mediante división celular, creando nueva madera hacia el interior y corteza hacia el exterior. Cuando los árboles sufren cualquier tipo de herida, el método que tienen para cerrarla es cubrirla con una nueva corteza de tejido vivo.

Corte y masilla

Para adquirir   un desarrollo adecuado  de tejidos que cierren progresivamente la herida, con un adecuado  labio cicatricial, es muy importante no dejar un tocón ni demasiado corto, ni demasiado largo y  redondear  los laterales del corte, con ello la savia tiene un mejor acceso a todos los tejidos  y de  forma progresiva se desarrolla tejido vegetal que avanza desde los laterales, cubriendo  la herida.  Es un proceso que, dependiendo del tamaño de la herida,  puede tardar años en completarse en las de gran tamaño,  pero si está bien hecho termina por conseguirse. © Ver la  fase de poda anterior

Anuncios

Tijera de injertar en omega

A veces un pequeño paso en pos de la tecnología es un avance en el nivel de confianza que te permite animarte a ir más allá.  Esta es una de las razones de que este  año me haya salido en casa un injertador.  La clave ha sido  el animarnos a comprar una tijera  de injertar en omega,  con cuchillas para  realizar tres variantes de este tipo de injerto.

Corte realizado

Corte realizado

Cortando

Cortando

Visto el fácil uso de la tijera  mi hijo se ha animado este año y con ella ha iniciado  sus primeros pasos en estas lides. Así   se ha lanzado a este mundo sorprendente de los injertos. Sus comienzos están siendo  ricos en experiencias, pues ya lleva injertos de almendros, perales, acerolos, e incluso de  grosellas. Visto el camino no serán los últimos.

Acerolo sobre espino

Acerolo sobre espino

Dada las características  de esta tijera la toma de confianza se hace inevitable. De lo único que hay que cuidar es de que los calibres de la planta receptora sea igual a la del injerto, de ese modo los cambiums quedan plenamente en contacto.  Con un poco de cuidado el injerto debería  desarrollarse y evolucionar  sin dificultad. Hace falta cierto nivel de fuerza a la hora de realizar el corte, sobre todo con aquellas cañas de madera más dura.

En su caja

En su caja

Tras ajustar los cambiums es conveniente un cierre del injerto, sellándolo del contacto con el aire que lo reseca.  La zona abierta del injerto podría ser,  si no se cuida, foco de penetración de hongos y bacterias. Por  ello  es muy recomendable  el uso de la cinta de  injertar y  de una pasta cicatrizante  en los cortes. Todo el proceso debe ir acompañado de una adecuada desinfección del material, que impida la trasmisión de enfermedades.

Grosellero rojo sobre negro

Grosellero rojo sobre negro

Dado que no sabíamos el nivel de uso que le podríamos llegar a dar a la tijera decidimos comprar una versión no demasiado cara de la misma. Pero dada su facilidad de empleo, si el porcentaje  de éxitos  es adecuado, quizá  deberíamos haberla adquirido de mejor calidad, pues tiene futuro. ©

Experimentando con el Parafilm de florista, ya que no encuentro el de laboratorio

Experimentando con el Parafilm de florista, ya que no encuentro el de laboratorio

 

Poda del Verdejo

Uvas de Verdejo

Uvas de Verdejo

El Verdejo requiere una poda diferente a la que se realiza con otras vides.  Miguel Delibes escribe sobre ello  en el tercer capítulo de su novela “Las ratas”, cuando cuenta cómo El Nini fue adquiriendo sus conocimientos y cómo se los  enseñaron  sus abuelos, Abundio y Román.

“El Nini acompañaba al abuelo Abundio, el Podador, a Torrecillórigo, donde don Virgilio, el amo, reunía cincuenta hectáreas de viñedo…
(…) Ya en el campo, el Nini veía negrear los sarmientos entre los terrones y cada vez le producían la impresión de algo vivo y doliente. El abuelo Abundio cortaba, empero, sin compasión y según saltaban las ramas inútiles y por encima de su hombro lo aleccionaba:
-Podar no es cortar sarmientos, ¿oyes?
-Sí, abuelo.
-Cada cepa tiene su poda, ¿oyes?
-Sí, abuelo.
-Un majuelo de verdejo de 30 años llevará dos varas de empalme, dos nuevas, dos o tres calzadas y dos o tres pulgares, ¿oyes?
-Sí, abuelo.
-Con el jerez o el tinto no lo harías así. Con el jerez o el tinto dejarías dos varas pulgares, dos yemas y un sacavinos, ¿oyes?
-Sí, abuelo”.

Cuanta información, para el que poco sabe: Varas de empalme, varas nuevas, varas calzadas, pulgares, yemas, sacavinos.

Verdejo blanco antes de la poda

Verdejo blanco antes de la poda

Lo primero de todo es intentar entender qué es cada cosa  y no todos los términos han sido posibles de averiguar,  e incluso puede que con alguno de  ellos esté equivocada. Debéis corregirme si es así.

  • Sé que las varas son sarmientos  dejados como estructura de organización de la parra, pero no conozco la diferencia entre varas de  empalme y las varas calzadas. Las varas nuevas entiendo que son  las del año pasado.
  • Pulgar. Un pulgar es un trozo de sarmiento con dos yemas,
  • Sacavinos. Es un término que no he encontrado en ninguna otra parte.
Pulgar

Pulgar

Leyendo, leyendo  sobre el verdejo,  me he ido informando, veo que las primeras yemas del verdejo son poco productivas,  por ello hay que dejar siempre  más materia que en  otros tipos de  uvas. En cada cepa se dejan dos varas como si fuesen  dos brazos, de unos 50 o 60 cm cada uno y hay que renovarlos todos los años, para esto se deben de dejar otros dos pulgares mas atrás de las varas, de donde salen las varas nuevas.

Dos varas y unos cuantos pulgares, fue lo que dejé. Espero este año poner unos tensores y guiarlas

Dos varas y unos cuantos pulgares, fue lo que dejé. Espero este año poner unos tensores y guiarlas

Este sistema equivale,  a lo que se llama: Poda a vara y pulgar,  o Guyot simple, un pulgar y  una vara podada por encima de la quinta o sexta  yema. Cuando la planta se va desarrollando  se pasa a podas más complejas, al sistema de Guyot doble, doble pulgar y vara, con varas de 40 o 50 cm.  Esto se conoce también como poda de daga y espada.

Cada año, el sarmiento que ha salido de la yema inferior del pulgar se deja de pulgar y el de la yema superior será la nueva vara productiva. Este sistema se  afirma que es  de los  más productivos  para  las variedades que dan mayor producción en yemas altas.

Pero una cosa es la teoría y otra la práctica. Ahora queda aplicar esto a las cepas  y controlar su crecimiento. Poner orden en la maraña que es mi Verdejo.©

Podando las lilas

Lilo podado

Lilo podado

Antes de la poda

Antes de la poda

Llevaba  ya unos días no viendo el momento de podar las lilas, pues no quería  que madurasen sus semillas y por otro lado es bueno eliminar las zonas donde se ha producido la flor para que los brotes que eche sean más fuertes y tengamos  la mejor floración de lilas el próximo año.

Al ser este su tercer año las lilas han aumentado  su floración, comenzando  a ser  abundante, cubriéndose de flor tanto en la zona superior de la copa del arbusto como en las cañas que ha comenzado a desarrollar en la base.

Comenzando a abrir sus flores

Comenzando a abrir sus flores

Arbusto junto a la valla

Arbusto junto a la valla

Como el objetivo de las lilas es exclusivamente  su floración, ello requiere que el arbusto se fortalezca a lo largo del verano, por lo que lo mejor es  retirar las  pequeñas vainas que se están formando con sus semillas y recortar las puntas del lilo, de ese modo el lilo aumenta el grosor de sus troncos y  también se desarrollan los nuevos brotes en  los cuales tiene lugar la formación de   las futuras flores del lilo.

De cerca

De cerca

Así pues a la  Syringa vulgaris nunca debemos podarla al comienzo de la primavera, sino tras la aparición de sus flores, esto es lo más tardar a comienzos del verano, de forma que tenga tiempo de formar las yemas florales.

En plena floración

En plena floración

Por esta razón al lilo no le molesta que realicemos grandes y hermosos ramos con sus  flores, es un  modo  de ayudar a  la planta a eliminar  madera vieja que no va a emplear en el desarrollo de las yemas del año siguiente. ©

Perales, primero la poda, ahora la floración

Una de las más grandes

Una de las flores  más grandes

Qué hermosos son los perales en flor. Es uno de los árboles que más me gustan. Pero para llegar a la floración antes  los hemos estado podando.

Barlet

Flor de la pera Barlett roja

La verdad es que  tras la experiencia de  años anteriores el objetivo principal es que los árboles conserven el máximo de flor, pues ya vendrán las heladas y reducirán las mismas.

Árbol de Barlett

Árbol de Barlett

Tenemos en estos momentos en el huerto 6 perales que presentan flor, de algunos conocemos su nombre:  Bartlett roja, pera  Roma, pera Conferencia,  de otros solo su forma: Pera verde de final del verano y unos perucos muy sabrosos, y de otros solo sabemos de donde tomamos su injerto, en este caso un esqueje de Boñar, en León. Este es el que está mayor de tamaño y  tiene más cantidad de flor de entre todos ellos, tanta que le pusimos una pantalla para protegérsela del último golpe de frío.

Hojas y flores

Hojas y flores

Pantalla para protejer el injerto de Boñar

Pantalla para proteger el injerto de Boñar

A estos frutales lo más que les hemos hecho ha sido cortar las puntas  de las ramas verticales, salvo cuando estaban llenas de flor, para favorecer el crecimiento lateral de los frutales.  Hay otra tanda de frutales que  están en crecimiento, son todavía pequeños, les  hemos intentado estimular el crecimiento eliminando  ramas bajas, ramas que crecen hacia dentro y aquellas que iban demasiado verticales, para favorecer el desarrollo de una estructura desde  abajo.

Injerto de Perucos

Injerto de Perucos

Con la primavera húmeda de este año, la flor está muy fuerte en comparación con el año pasado. Y  con la subida de las temperaturas,  estamos ya  en plena floración. Además ahora los insectos se han incorporado  al juego y abejas, moscas, abejorros y otros se pasean con regularidad entre las flores.

Pera Roma

Pera Roma

Espero que cuaje fruta suficiente para satisfacer la curiosidad sobre si los perales son la variedad que creo. Espero que disfrutéis las  imágenes de ellos. ©

Pera verde, final del verano

Pera verde, final del verano

Podando los manzanos 2012 (II)

Además de la poda de formación  también en este periodo me he metido con la poda  fructificación de los manzanos grandes.  Son manzanos como sabemos que tienen tres primaveras en el huerto, pero van adquiriendo un buen desarrollo. Cuatro son los que han acaparado mi interés, que son: El Golden, el Fuji, la Reineta  parda y  finalmente  es posible que una Verde Doncella blanca, pero que  no ha dado fruto hasta ahora, por lo que podremos confirmarlo este año si cuaja la flor, que parece ser abundante.

Fuji antes de la poda

Fuji antes de la poda

Reineta antes de poda

Reineta antes de poda

Fuji podado

Fuji podado

Reineta podada

Reineta podada

La intención de la poda de fructificación es orientar la fuerza del manzano hacia la  produción de fruta, eliminando todo aquello que pueda reducir esta tendencia.  Habitualmente las cañas más productivas son aquellas que presentan  ángulos de 45º a 60º, por lo que para podarlos  lo que más he tenido en cuenta ha sido intentar eliminar todas aquellas ramas orientadas en vertical, de modo que  no hubiera chupones en altura y al tiempo ir abriendo el árbol, para permitir el recorrido del aire y de la luz en la zona central.

Ramas de crecimiento

Ramas de crecimiento

...tras la poda

…tras la poda

Eliminando ...

Eliminando …

...los chupones verticales

…los chupones verticales

Además de las ramas más vigorosas verticales he ido eliminado las cañas que se  orientaban hacia el centro de la estructura y aquellas que pudieran estar enfermas o que se rozasen con otras, lo que a la larga produce heridas y posibles enfermedades.

Golden

Golden

Verde doncella tras la poda

Verde doncella tras la poda

He procurado mantener abierto un vaso central, pero en algunos casos, como en el golden y en la  reineta, debo todavía en años posteriores eliminar ramas de la zona interior, para abrir el árbol,  de momento me contiene el deseo de conservar las yemas de flor que en esas cañas aparecen.

Yemas de verde doncella

Yemas de verde doncella

Cada corte lo hemos recubierto de masa de cera, para impedir la transpiración del corte y evitar la entrada de  enfermedades y hongos en el árbol.

Quizá este año he cortado más que otros años. Estoy en esa fase de mi aprendizaje que lo más difícil es saber cuando es suficiente y quizá este año me he pasado, ¡que sea para bien!©

Podando los manzanos 2012 (I)

Con fuerza y esperanzas de fruto

Con fuerza y esperanzas de fruto

Arbolito de manzanas Morro de Liebre antes de la poda

Arbolito de manzanas Morro de Liebre antes de la poda

A lo largo de estas últimas semanas y jugando con las nubes he estado podando los manzanos. Los manzanos que hay en el huerto en estos momentos están creciendo con un buen desarrollo tanto los que ya van grandes como aquellos otros que todavía están en sus primeras fases y que hay que irles dando forma, pero por otro lado todos ellos tienen algunas yemas florales  que quiero conservar, pues  tengo interés en saber  qué injertos sobrevivieron (he de confesar que  en muchos de ellos no sé el tipo de manzana que hay).

 He repespetado alguna caña por las yemas que tenía, posiblemente en el futuro se elimine alguna más

He repespetado alguna cañas por las yemas que tenía, posiblemente en el futuro se elimine alguna más

Vamos a hablar de dos tipos de podas diferentes. En un caso la poda de formación de los arbolitos que en su momento llegarán a ser árboles. En el otro caso la poda de fructificación, para conseguir un desarrollo equilibrado del árbol y un buen volumen de flor que cuaje en abundantes frutos (de eliminar el sobrante se encargará el clima  o si fuera necesario, uno mismo)

Injertada con Camuesa

Injertada con Camuesa

Esto de la poda es un arte de difícil aprendizaje y en ello estoy, no se si terminaré sabiendo  alguna vez.  Os cuento lo  que he intentado aplicar sobre los manzanos.

Esta entrada va sobre  la poda de formación. Con ella  pretendo establecer la estructura del árbol. Es frecuente que este se organice a partir de dos o tres cañas dominantes que serán la clave del desarrollo foliar posterior. En nuestro caso esta organización la hemos respetado en la mayoría de los árboles, pero no en todos ellos, pues en algún caso  se han conservado partes que en el futuro se eliminaran de cara a conservar las yemas florales actuales.

Quizá manzana de verano, variedad antigua

Quizá manzana de verano, variedad antigua

Se eligen siempre ramas sanas que se abran hacia el exterior, con una cierta inclinación, preferiblemete entre 45º-60º, respetando, al cortar, la yema que crece hacia el exterior. Se pretende con esta poda estimular también el crecimiento del arbolito, pues a veces si se les deja como están se mantienen así y apenas avanzan.

Son en general arbolitos de tres primaveras, injertados todos ellos sobre manzano nacido de semilla. En ellos  el injerto apenas se distingue del resto de la corteza, por lo que a mi entender es una de  de las  mejores compatibilidades a realizar.

Además de ellos hay otra serie de manzanos injertados sobre espino blanco que tienen ahora dos primaveras, contando siempre esta. En ellos el crecimiento es mucho menor y todavía no les hemos tocado, posiblemente cortemos el ápice final para obligar a sacar brotes laterales que luego creen las estructura del árbol. ©