Archivo de la categoría: Entutorar

Las últimas Uva espinas

Ribes Uva-crispa en casa

Desde inicios del mes de  julio hemos ido comiendo algunas Uvas espinas y ahora ya llegó el final de las mismas, ya no nos quedan, se acabaron. Es un placer estar en el huerto y ir de vez en cuando a recorrer las Uvas espinas. Un placer doloroso, pues cuando uno anda entre sus cañas es inevitable que las espinas le recuerden el nombre de la planta que tan bien la define. Pero asi ya todo no quedan.

Cañas…

Las Uvas espinas empezaron bien la primavera. Iban con muy buenas perspectivas  y buen crecimiento, pero al final no engordaron  todo lo que prometían. Aunque el que no fueran muy grandes  no ha impedido que estuvieran deliciosas.

…cargadas de frutos

El haber colocado a ambos laterales de la uvas espinas  la estructura de madera  ha sido un éxito, ya que las contiene e impide que las cañas se caigan en el suelo, lo que ha  impedido que las frutillas rozasen el suelo, con  ello ha habido menos podredumbre  entre los frutos que otros años.

Bajo la red

Ahora finalizada la recolección voy a ver si tras regarlas las cavo un poco y les pongo algo de abono, para fortalecer las plantas para el próximo año.  Quizá hasta que estén más grandes tenga que eliminar alguna de las cañas en el invierno, pues creo que han tenido más fruta de lo que el tamaño de las plantas les  hubiera permitido criar y engordar bien. ©

Anuncios

Cultivo de la lufa o estropajo

Flor masculina de la Luffa cylindrica

Entutorada y en crecimiento

La Luffa cylindrica es una esponja vegetal que pertenece a la familia de las Cucurbitácea que nos han llegado del Asia tropical y que aquí en España no siempre encuentra el momento y la temperatura óptima para su desarrollo. Yo la he plantado algún otro año pero hasta ahora nunca habían alcanzado el desarrollo obtenido en este hasta la fecha.

Capullos masculinos

El cultivo de esta planta trepadora  suele centrarse en Asia y América Central, pero también se cultiva en las zonas templadas y de hecho se  pueden cultivar  algunas plantas hasta aquí.

Es una planta que gusta del calor y de la humedad, por lo que debe plantarse a pleno sol y en un lugar que sea fácil de regar, razón por la que se desarrolla en climas cálidos y húmedos  aunque también se ha adaptado a zonas de climas más suaves  donde las plantas son menos propensas a la enfermedad. Prefiere suelos bien drenados y  ricos en nutrientes, con un buen nivel de fertilización especialmente de nitrógeno.

Flor femenina

El terreno se  organizó en hoyas de cultivo  abonadas con humus, en cada una de las cuales se colocaron tres semillas  directamente sobre el terreno, al mismo tiempo que sembramos el resto de las Cucurbitáceas, junto a las que se encuentra, con la única diferencia que se le colocó  a las plantas con pocos días un tutor donde se fueron   sujetando cada una de las  plantas, aunque posteriormente se valen las planta solas para elevarse agarrándose  al tronco a través de unos fuertes zarcillos  que le sirven de soporte.

Estropajo colgando

La planta pasó por una primera fase  de crecimiento lento para posteriormente  a partir de cierto momento adquirir fuerza y  pujanza, ahora con un rico color verde intenso la planta  están en plena expansión.

En las plantas las flores masculinas se combinan con las flores femeninas dando paso a la polinización cruzada a través de la actuación de diversos polinizadores, especialmente las abejas. Para mantener esta exuberancia es necesario el mantenimiento de un riego regular, en especial en las fases de intenso calor, por lo que es necesarios estar pendientes de las necesidades de la planta. ©

Tallo de expansión con sus zarcillos

La larga del huerto

La cosecha del último día

Ya os había hablado en otra ocasión de los fréjoles largos de mi huerto, pero esta entrada quiero dedicársela solo a ellas, a las que se suelen llamar: Judias verdes tipo Perona.

¡Larrrrgasss!

Pertenecen como todas las demás a la familia de las leguminosas, una variedad  de  la Phaseolus vulgaris   que desde su origen en América han ido evolucionando hasta darnos estas  plantas trepadoras de que pueden superar los 2,5 metros de altura, por lo que necesitan un soporte que las permita separarse del suelo y preservar mejor primero sus flores luego sus vainas y finalmente sus frutos.

Trepando y cubriendo el tutor

El destino fundamental de este cultivo es la obtención de las vainas, antes de que estas lignifique. Las vainas, comúnmente conocidas en mi zona como fréjoles,  son alargadas y aplanadas, tienen una longitud  que varía desde los  25 cm  hasta a veces los 30 cm. Con un número considerable de alubias en su interior (5-7).

Yo suelo dedicar los meses centrales del verano a su cultivo, pues al ser de enrame no podría sembrarlas muy tempranas bajo los túnels, intento sembrar unas pocas de cada una de las de enrame, de forma que asegure el relevo se las semillas y posteriormente sembrar tardías algunas más para según venga el otoño poder disponer de ellas, la razón nuevamente está en que no suelo emplear el congelado de las judías verdes como sistema de conservación de las mismas  y nos gusta disponer de ellas   a lo largo de todo el verano y otoño, pues las  encontramos más sabrosas.

Yo este año las he sembrado junto a unos granos de maíz del dulce, de momento tuve que poner  un tutor para las judías que han ido más avanzadas que el maíz. Las judías van bien, pero el maíz casi no se le ve oculto entre el ramaje de las judías. No se si conseguirá siquiera sacar flor, y si lo hace, no se si podrá polinizarse.

Abundante cosecha

Pero en lo que se refiere a las judías: buena altura y buenas vainas. el truco  quizá sea el mantener un entorno fresco y un tanto sombreado para ellas. Esto significa riego frecuente, de forma que la tierra ofrezca a las plantas la humedad necesaria para mantener sus amplias hojas, encargadas de realizar una importante evapotranspiración.

Con semillas pero aún tiernos.

Hay que estar atento para que la recolección de las vainas se ajuste al consumo. Si las vainas se endurecen no tengo problemas en dejarlas para la semilla que hay que guardar. Pero se debe mantener el riego, eso permite que las vainas aunque lleven ya semillas se mantengan tiernas más tiempo y que las plantas sigan emitiendo flores y produciendo  fréjoles. ©

Pepinos y pepinillos este año

Pepinillos y pepinos entutorados

Pepinillos y pepinos entutorados

Pepinos y pepinillos, son todos Cucurmis sativus, pero dentro de ellos hay diferentes tipos  y dos son los que tengo de momento  plantados este año.

Fruto del pepino chino

Los primeros, los pepinos, son del tipo de  lo que se llama pepinos chinos, una especie de Cucurmis sativus más alargado y delgado, de textura muy suave y crujiente, con muy poco amargor.

Pepinillo, pero dejado ya para ensalada

Los otros son los pepinillos de toda la vida, con su talla corta, sus pequeños pinchos en la piel mientras son de cierto tamaño y  crujientes, ideales para cogerlos para  los encurtidos, y de buen volumen de producción  cuando empiezan a dar.

Aunque sembré de los dos tipos han nacido más pepinillos  que pepinos, pero ya hemos comido en ensalada de los dos. Pero pese a que han crecido mucho  no han echado demasiados pepinos, pues hasta ahora no había habido demasiados polinizadores en el huerto, no sé el motivo, y las flores de los pepinos no cuajaban, tanto es así que ya estaba preparada a usar el pincel, cuando un vecino cercano nos ha avisado que no era necesario, pues llegaba la caballería a realizar la tarea.

Nunca mejor dicho lo de la caballería, pues nuestro vecino tiene sembradas un montón de hectáreas de girasol y para facilitar la polinización ha traído abejas  que se han desparramado por toda la zona, notándose de forma inmediata en nuestro huerto y en el número de plantas que están desarrollando fruto.

Planta de pepino al inicio de la producción

Como los años anteriores al regar los pepinos siempre terminaba con estos excesivamente  embarrados y  por mucho que intentara evitarlo siempre terminaba pisando y lastimando plantas y visto la tendencia que presentan hacia el crecimiento envertical, este año he decidido colgarlos y atarlos de una estructura, lo mismo que a los tomates y a los fréjoles y de momento esto va bien.

Cierto es que cada poco hay que coger cuerdas y recoger las ramas que van colgando, pero también es cierto que revisar los pepinos y los pepinillos es más rápido que en otras ocasiones y se les molesta en conjunto menos.©

Tomates a mediados de Julio

Tomates Sugar sugar

Sabrosos

Sabrosos

Al fin han aparecido esta semana pasada los primeros tomates  maduros en la huerta pero  este año van más tardíos que al año pasado, aunque también es cierto que  casi todo viene un poco más tardío este año, y de hecho las frambuesas casi  con un mes de retraso respecto al  anterior.

Gordos

El hablar de tomates maduros  como veis en las fotos no significa grandes tomates, pues los primeros en aparecer han sido  del tipo Sugar Sugar, exquisitos de dulzor, pero pequeños, se nos agotan sin verlos, no salen de la huerta.  Los otros los grandes van por muy buen camino, pero están en ello, siguen pidiendo tiempo y paciencia, por lo que no nos queda más remedio que dárselo.

Los primeros tomates en madurar han sido los primeros que  fueron  plantado aunque este año han pasado por diversas peripecias que en parte  han sido las  responsables de que vayan más tardíos.

Barraca de tomates

Lateral de la barraca

Lo más grave que les ha sucedido  fue  que los tomates a los quince días de estar  plantados  una noche de helada el plástico se desplazó y al día siguiente una parte de ellos  aparecieron con las puntas chamuscadas y fueron perdiendo consistencia, hecho que se fue agravando en los días sucesivos de forma que al final  el brote central lo perdieron una buena parte de ellos, que se vieron obligados a rebrotar por debajo.

Posteriormente  hubo una segunda helada que les dejó también débiles, pero al final conseguimos que saliesen adelante, con graves dudas y debatiéndome si debía o no arrancarlos y comenzar desde cero.  Por ello  aunque no los arranqué se pusieron en  una segunda zona los  tomates tempranos. Esta segunda zona en vez de colocarlos con el sistema habitual en este área, mi parido decidió que este año plantaba  él su propia barraca, siguiendo el modelo valenciano, y aquí os la muestro quizá  los que soléis emplear este sistema podáis decirme si esta bien construída o no, o que debemos corregir.

Buenas matas …

…en crecimiento

Lo bueno que tiene este sistema es que el espacio disponible para cada planta es muy superior, en su contra tiene la escasa utilidad que se le puede dar al espacio   mientras está con el plástico  en sus primeras fases, pues a los otros se les ha sacado al mismo tiempo que estaban  los tomates todas las lechugas tempranas, pues bajo el túnel en paralelo estuvo toda la lechuga de Hoja de Roble temprana y también un par de sucos de judía temprana.

Una mata de Pera

Entre estos tomates tempranos los que sembramos fueron de los  pequeños y dulces ya maduros, para nosotros siempre argentinos, gordos del tipo Gallego, aunque creo que hay alguno también Brandywine, por el veteado que presentan  y algunas matas de tomate de Pera. ©

Claveles, un mundo de olores

Dianthus chinensis

…y un poco antes

Para conseguir ver florecer los claveles uno juega a dos años, el primer año siembra las semillas y se pelea por el desarrollo de las plantas. En el segundo se ocupa del riego y  su mantenimiento  hasta que estas sacna sus flores. Existe una gran variedad de claveles, en nuestro caso perteneciendo   todos al grupo de los Dianthus  creo pudieran ser la variedad  chinensis.

Belleza blanca

Esta es una variedad de claveles sencillos de  cinco pétalos de base, que en algunos casos presentan los bordes lisos y en otros festoneados, asi mismo en ocasiones el número de pétalos se incrementa a alguno más. Son plantas de tamaño medio que oscilan entre los 40 y los 60 cm, lo justo para no necesitar tutores, pero solo porque quedan al resguardo de otras plantas, sino si serían necesarios.

En fucsia

Plantas que  aparecen con flores en diferentes colores que van desde el blanco al púrpura, pasando por el rosa, el fucsia, …que presentan además  entre otras cosas un muy agradable olor con un toque a especias, en particular a clavo.

Junto al estanque

Capullos a punto de abrir

Las plantas  se desarrollaron  de semilla desde la primavera del año pasado, este año llevo algunas plantas más en el semillero y  se protegieron con paja a lo largo del invierno. Desde la subida de las temperaturas  han estado a lo largo de la primavera y lo poco que llevamos del verano hasta ahora  sacando los tallos florales, en  los que suponen  abundantes botones florales.

Mata en marzo

Nosotros los claveles los  tenemos colocadas en distintas  zonas del huerto, en concreto   junto al estanque y junto al canal de distribución del agua que bordea  un lateral del huerto, en un suelo arcilloso que conserva bien la humedad, sobre todo si se ha colocado algo de paja.

En rojo

Las plantas han sido abonadas, pero no en exceso, y ahora  pese al calor se intentan  que mantengan constante los niveles de humedad, al menos para intentar mantener la floración.  Es mi primer año con ellos y no se si debo recortar las flores o no, y si eso permitiría  que volviesen a reflorecer.

LLenos de alegría

Tengo intención en el final del verano intentar que alguno de ellos se reproduzca a través de esquejes que he estado leyendo es un buen sistema para conseguirlo, pero ya os hablaré del mismo. ©

Olivos a comienzos del verano

Olivo en flor

Estamos con  flores,   pero no son ya   las  de primavera, ese momento ya pasó, pero la floración está en marcha en nuestros olivos.  Afirmar esto es muy optimista, pues en realidad solo podemos encontrar flores en el olivo más antiguo,  no así en los otros dos.

Olea europaea más viejo del huerto

Variedad Manzanilla

¿Pero cuántos olivos hay en el huerto?  Hasta ahora solo os había informado de uno el año pasado, uno que nos dio flor y fruto, el mismo que está ahora comenzando a florecer. Pero  este año hemos aumentado su número, tenemos más árboles puestos en la zona de los  que hasta ahora no  había habido ocasión de hablar. Estos son los nuevos:

Nueva oleaceae

  • Al primero de ellos el más grande le está costando asentarse en el huerto y casi se ha quedado totalmente sin hojas, es de la variedad manzanilla. Se trasplantó en marzo, y aunque estaba en un cepellón con tierra y aparentemente  bien asentado, estaba muy tierno y los fríos que vinieron tras el trasplante  le hicieron perder bastante hoja. Nosotros  le recortamos las ramas para ver que pudieran sobrevivir y en ello está.

    Ramilete floral

  • El otro  lo compramos sin conocer a qué  variedad concreta pertenece por lo fuerte que parecía pese a lo pequeño que era, estaba  también con cepellón en sus raíces  y se le veía bien consolidado, apenas se resintió cuando lo colocamos en tierra que fue a finales de abril   y  sacó unas pequeñas flores que no cuajaron, pero de momento el árbol va bien.

Los tres olivos están colocados cerca unos de otros como con 3/4 metros entre ellos y formando una L, de forma que si se necesita polinización cruzada entre ellos (que está claro el más antiguo no necesita) esta se pueda realizar. Están colocados  en una de las zonas laterales junto a otros frutales, cerca de donde está la compostera.

Abundancia de flores

Estos olivos, salvo el más antiguo, reciben riego de forma regular pues las posibilidades de que  el calor les afecte al no tener un buen sistema radicular  desarrollado son innegables.

Irresistible encanto

De momento  el olivos en flor va bien,  con una abundante floración, pero he leído que a alguno de esos escarabajos tan abundantes este año les gustan en especial las flores de los olivos, espero  equivocarme y que encuentren otras  plantas de más interés para ellos y no se coman los órganos reproductores de las flores de mi olivo. ©