Archivo de la categoría: Sustratos

El bio charcoal

Cribando el carbón vegetal,  tras enfriar

Tras preparar el carbón vegetal el siguiente paso es  el más importante, debemos convertir este  carbón vegetal en biochar o biocharcoal.  Pero ¿qué es el biochar?  El biochar es un carbón vegetal,  un biocarbón que  actúa  como un contenedor poroso dentro del cual pueden tener  lugar diferentes procesos que en general mejoran las condiciones generales de la vida en el suelo. Debemos tener presente qué:

  • Por un lado es una forma eficaz de almacenar agua en el suelo, con lo que se minimiza la necesidad de riego. El  agua  a su vez puede ir cargada de nutrientes hidrosolubles, con lo que se reduce el lixiviado de estos.
  • Por otro lado  este espacio se convierte en hábitat idóneo para múltiples microorganismos del suelo, que  en función de su proliferación pueden cambiar la vida microbiana del suelo y las funciones que en el mismo se desarrollan.
  • El biochar es capaz de realizar un filtrado  en terrenos arenosos  de ciertas bacterias peligrosas.
  • Es rico en potasa y eleva el ph de los suelos, por lo que es muy aconsejable en suelos ácidos, reduciendo la acidez de ellos.
  • Es una forma eficaz de retener y almacenar, de forma estable y durante largos periodos de tiempo,  carbono en el suelo, por  lo que coopera en la reducción del efecto invernadero.
  • Cambia el intercambio gaseoso de emisiones de gases en el suelo, lo que influye en la vida de microorganismos y en las respuestas de las plantas.
  • Por su alta capacidad de absorción es capaz en suelos degradados de retener sustancias contaminantes, disminuyendo  la contaminación presente en las plantas.
  •  Se está investigando  muchos de estos procesos y otros que pudieran aparecer.

“Regado” con  los purines

En investigaciones realizadas sobre la “terra preta” amazónica aparece este material,  un material muy estable que puede permanecer en el suelo entre 500 y 7000 años, capaz de producir buenas cosechas, con buena capacidad de recuperación  de los suelos y de su biogeneración  nutricional.

Bajo el hielo

De todas las posibilidades que se pueden sacar del biochar nosotros nos hemos centrado en la que potencia el enriquecimiento de la vida en las bacterias del suelo.  En la naturaleza hay una regla básica que insiste en que todo espacio vacío tiende a llenarse, pero   en el caso del carbón queremos decidir cómo se va a rellenar este carbón vegetal, qué tipo de bacterias  habitarán estos espacios.

Por ello antes de verter a la tierra este elemento,  debemos  cargar  el carbón con una adecuada capa bacteriana, bacterias capaces de regenerar el suelo y de ayudar a la nutrición de las plantas.

Siguiendo instrucciones leídas en Internet hemos incorporado  las bacterias presentes en el humus de lombriz (a través de un té de humus), junto con las desarrolladas al elaborar el purín de ortigas. Además de ello también le hemos incorporado extracto fermentado de cebolla y extracto fermentado de consuelda. Todos estos extractos los hemos regado sobre el carbón vegetal y los estamos dejando trabajar.

El carbón humedecido está expuesto a la helada para que esta actúe sobre el carbón, meteorizando y fragmentándolo  en partículas menores por la acción del hielo. Ya iremos viendo los posibles usos del biochar y cómo lo emplearemos en el huerto. ©

Anuncios

Perlita en los semilleros

Semilleros de pimientos

Semilleros de pimientos

Ya desde el mes de enero están los semilleros en marcha. Este año  he decidido incorporar perlita para la preparación de los mismos.  En años anteriores uno de los problemas que había  detectado es que en general los semilleros terminaban excesivamente compactados, debido a una elevada proporción de arena y tierra en la mezcla de cultivo, lo que  dificultaba  la eliminación del exceso de agua de los brick de cultivo que empleo.

Perlita

Perlita

Semillero de tomates

Semillero de tomates

Para algunas plantas como tomates y pimientos  esto no suponía  un gran  problema  y de hecho su desarrollo suele ser bueno, pero para otras plántulas la poca aireación del terreno dificultaba su crecimiento.

Investigando sobre ello llegamos  a saber de este material. Es un mineral  de origen natural, perteneciente al grupo de las riolitas, de composición química muy parecida al granito.  De origen volcánico, en su composición básica está relacionado con uno de los elementos más abundantes de la corteza terrestr: el sílice, en concreto  un silicato alumínico, con partículas pequeñas de otros elementos.

Sustrato con perlita

Sustrato con perlita

En su proceso de formación este material crea cámaras  que más adelante podrán retener el aire, la humedad  y los nutrientes necesarios en un sustrato de cultivo. Además   en su uso en los semilleros  resulta ser químicamente inerte, estable  y sin  sales solubles, con una adecuada granulometría y  estructura consistente, pese a su bajo peso, lo que nos permite colocarlo en lugar de la arena y poder  reutilizarlo si hubiera necesidad.

De forma generalizada en los semilleros hortícolas  se suele  emplear la perlita  ya que favorece la aireación del cepellón de las plántulas,  lo que aumenta el número de raíces de esta.

Vistas las posibilidades del producto, lo mucho que cunde (dado que no se necesita un porcentaje elevado de la misma en las mezclas de cultivo y su bajo peso), el precio que presenta y que  es un mineral natural sin ningún tipo de tratamiento ni añadido de aditivos, hemos decidido ver cómo resulta su uso en los semilleros.  Tiene la ventaja añadida de que  no genera residuos que no puedan estar en un huerto con nuestras características. ©