Archivo de la categoría: Repollo

El hielo y los repollos

Repollos dañado por el hielo

Repollos dañado por el hielo

Cuando uno piensa en sus repollos  en invierno afectados por la heladas nocturnas y siendo dañado por ellas, lo último que se le ocurre es que en numerosos casos  el responsable de ese hecho no es el hielo en si, sino  un conjunto de bacterias que están en la superficie de los repollos y otras plantas  y son los  que causan la nucleación del hielo  que hace que lleguen a congelarse aunque las temperaturas no sean excesivamente frías.

repollo1

Avanza la podredumbre

Bacterias como la Erwinia herbícola y sobre todo  ciertas variantes de  la Pseudomonas syringae son las responsables de  la mayor parte de los daños por helada en la superficie  de las plantas. ¿Porqué es esto así?

Por lo visto para la formación del hielo es necesario la existencia de  un factor detonantes que actúa de  desencadenante, es lo  que se llama la nucleación del hielo. Sin esos  nucleadores de hielo el agua puede mantenerse sin congelarse a temperaturas  bastante bajas.  Esta nucleación del hielo  también es importante en  los procesos metereológicos y en la produción de nieve artificial donde  se utiliza en cañones de nieve como núcleo de cristalización del agua.

Daños en la superficie

Daños en la superficie

Estas bacterias son entonces   punto de inicio del cristal de hielo, el activador que genera la congelación,  con la consiguiente  destrucción de las paredes  celulares, lo que impide que  los nutrientes estén disponibles para los tejidos. Son   estas bacterias, frecuentemente,  las responsables del deterioro  de nuestros repollos y otras hortalizas.

La investigación hoy en día se centra en el desarrollo de  cepas  de bacterias sin el gen que activa esta nucleación del hielo,  para que colonicen aquellos  espacios  donde interese que no se de este fenómeno y con ello evitar que  pueda ser  ocupado  ese espacio por las bacterias desencadenantes de la nucleación del hielo.

En la caja

En la caja

Son mundos que se nos escapan, por ello a veces   los pequeños productores como nosotros lo mejor que tenemos que hacer  es recoger el repollo antes de que el daño sea mayor y almacenarlo en casa.©

Cavando repollos, lombardas, coles de bruselas y otras….

Temporada de trasplantes

Antes de cavar

En agosto es normal poner las crucíferas para la temporada de otoño e invierno. Esto se realiza con los semilleros sembrados desde los  meses de mayo – junio.  En mi caso   este año realicé siembras de repollo de Corazón de Buey, brécol,  coles de bruselas y romanesco. No quise poner lombarda ni más tipos de repollo, pues mi madre ya me había comentado que los suyos ya estaban naciendo. Lo normal entre hortelanos es intercambiar semilleros y nosotras de vez en cuando lo realizamos así.

Tras ser cavado

Desde la primera semana de agosto comencé con el trasplante de los de mi madre, en concreto lombarda,  repollos Brunswich, así como algunos Corazón de Buey pues iban a ir más tempranos que los míos.

Vista general del segundo trasplante

Aproveché para el trasplante un fin de semana que hubo algunas nubes y un pequeño descenso de las temperaturas por lo que no hubo  problema y ellos se aclimataron bien. Pero hubo unos cuantos fallos, pues no se el motivo pero los gusanos grises han estado muy activos y no siempre se les localiza alrededor de la planta cuando sospechas que pueda haberlos, la cosa es que eliminaron unos cuantos que hubo que posteriormente reponer.

Pasado  mediados   del mes, realicé el trasplante de romanescos, coles de bruselas, brécoles y repollos. Se asentaron bien y de momento no parece haber habido ningún fallo entre ellos. Es bueno que la producción no vaya al tiempo de cara al consumo  de la misma.

En el momento de plantarlos puse en la tierra humus, y acompañando al mismo ante la deficiencia de cal de la tierra y el gusto de estas crucíferas por el mismo añadí un poco de carbonato cálcico a cada hoya de cultivo a ver cómo funciona.

Ahora en esta semana he decididó cavar los del segundo trasplante. Los del primero ya estaban cavados. La cavada una vez que las plántulas están ya asentadas es muy importante para todas las crucíferas.  Esponja la tierra y ayuda a regular los niveles óptimos de humedad.

Algunos …

de los  primeros…

…en el momento actual

Además teniendo en cuenta las previsiones de descenso de agua en el canal de regadío, tras la cavada,  he decidido poner cobertura  de paja a toda la zona donde están plantados lo que reducirá   la necesidad de agua por parte de estas plantas. ©

Trasplantando lombardas y repollos

Crucíferas  tras el trasplante de repollos y coliflores

Planta de lombarda para el trasplante

Ya hemos hablado de los semilleros de lombardas y repollos sembrados en el verano que han estado creciendo, pues bien llegó el momento de realizar el trasplante de los mismos.

Colocada en el hoyo

Vamos a realizarlo en la zona que teníamos sembrada con los ajos y las cebollas, para ello lo primero fue preparar la tierra,  para ello han venido muy bien las últimas tormentas que han permitido que la tierra estuviese mejor para ararla con las fresas de la motoazada.

Plantas de repollo

Hileras de repollos

A los repollos les gusta el abono orgánico, pero de momento no le hemos metido ninguno más en esta ocasión en la tierra. Vamos a incorporarle humus directamente en la raíz.

Hilera de lombarda

Cavada la tierra abrimos el suco, realizamos un hoyo para que las plantas quedaran bien profundas sus raíces, colocamos un  puñado de abono junto a la misma y regamos, cerramos el suco y apretamos la tierra sobre la planta, como suele ser habitual en estos procedimientos.

Con el acolchado de caléndulas

Repollos Milán

Hemos puesto diferentes hileras en concreto de Lombarda y  repollos Brunswich, Milán y Corazón de Buey.

La zona de los repollos en la semana siguiente a  su trasplante hay que mantenerla regada y tras ello  a los poco días  cavé la zona donde los había colocado, arrrimándole la tierra a las plantas.

También aprovechando que  quería quitar  la zona de las caléndulas, el material  de las mismas lo usé de mulching sobre este terreno,  pensando por un lado en reducir la evaporación de la tierra, pues a los repollos no les conviene darle muchos riegos  y por otro  que si  a lo largo del invierno alguna de las semillas nace,  dejarla como  abono verde.

Oruga de la mariposa de la col

Ahora nos queda la tarea de mantener controladas las plagas que puedan afectarles que son muchas y  en los repollos siempre hay. Vamos a darle un poco de purín de ortiga para controlarle el pulgón, y habrá que vigilar los regalos que deja la mariposa de la col   para recogerlos y eliminar las orugas, así como la llegada de caracoles que tras las últimas lluvias comienzan a moverse mucho y tienen hambre. ©

Cosecha de repollos y coliflores en verano

Pella de coliflor antes del consumo

Hilera a pleno crecimiento

¿Recordamos los repollos y coliflores que plantamos en primavera? ( ver), pues bien ya estamos comiendo sus pellas, de hecho estamos con problemas pues no podemos dar abasto a las mismas, por  lo que quizá alguno se nos salga, lo que sería una pena.

Planta completa

No eran muchas coliflores, cinco (una de ellas muy canija), los repollos eran más. Desde el momento en que se pusieron en tierra se vieron beneficiados por  la humedad de la tierra y ha sido uno de los mejores años para las crucíferas de verano, pues han crecido un poco a lo loco, exuberantes.

Detalles de la pella

También se vieron favorecidos  por que colocamos un par de hileras de cebollas junto a ellos, lo que con los riegos ha mantenido la humedad en la zona.

Repollo creciendo

Se les colocó  paja como acolchado y esta cobertura  ayudó mucho a mantener la humedad hasta que tuvieron tamaño suficiente, luego sus mismas hojas impiden la evaporación del suelo, pero al final  de su ciclo se  están viendo un poco perjudicado por  la paja pues los ratones hicieron sus nidos bajo la misma   y la perra al detectarlo no paró hasta que los sacó, con lo que uno de los repollos y algunas cebollas se vieron afectados.

...siguen creciendo

También en el mes de julio, desde que tienen las pellas tan desarrolladas se han visto mucho más afectados por las pulguillas de la col, la razón en parte se debe a que antes, en su fase de crecimiento,  primero la tierra se mantenía más húmeda y ello limita el desarrollo de la pulguilla y por otro lado yo estuve aplicando azufre y purines de ortiga y tomate y ello ayudó a controlarla, pero ahora con las pellas ya grandes al estar cercano el consumo  he limitado su uso en las plantas, y  las pulguillas se  están desarrollando más.

Por otro lado ambos son plato que gusta a los caracoles, por lo que  las hojas exteriores aparecen comidas y mordidas por ellos, pero recordemos que si son sanos para los caracoles,  también lo son para nosotros. Uno debe fijarse en  qué muchos de los repollos adquiridos en el mercado no tienen ni una mordida o una picada y preguntarse  por qué será,  y  si  serán adecuados para su propio consumo.©

Semilleros de crucíferas

Semilleros de repollos

Plántulas de cerca

Desde mediados del mes de mayo sembramos en tierra el semillero principal de crucíferas del otoño invierno. En el mismo se han plantado una variedad amplia de crucíferas tales como diferentes  tipos repollos (Bruswich, Mitra, corazón de Buey, …), algún brécol (rojo y verde),  Lombarda, coles de bruselas.

Estos semilleros se suelen poner de cara a aprovechar para su crecimiento la segunda mitad del verano, el periodo que va desde agosto a septiembre, pues los meses de  junio y julio prácticamente se  han dedicado a formarse para prepararse para el trasplante y tener el consumo en el periodo otoñal.

Cultivo de lombarda ...

Todas las crucíferas en general gustan de los terrenos bien abonados. Hecho que se tiene en cuenta al preparar el terreno para el cultivo.

... y repollos en el mismo periodo

Posteriormente se colocan las semillas en tierra y se mantienen los semilleros bien regados, si se ve que en la tierra  no hay humedad suficiente para que las semillas germinen.

Siguen creciendo...

... pese a la Pulguilla de la col ...

En el  cultivo de los semilleros se  debe  cuidar del mantenimiento de las plantas y procurar que no les ataque el principal depredador de los semilleros en periodo de sequía, esto es la pulguilla de la col, Phyllotreta Cruciferae, que es uno de los  principales enemigos, al menos en mi huerto, en esta época.  Para ello  el mantenimiento de la humedad y los purines vegetales ayudan  a limitar la presión que las pulguillas realizan sobre las plantas y a que estas puedan sobrevivir los primeros estadios de su crecimiento, luego el daño es menor.

... todos los tipos

Nos quedan por poner algunos semilleros más de brécol y de romanesco, pero ya de cara a   la producción de los mismos hacia el invierno. ©

Trasplantando crucíferas: repollos y coliflor

Trasplante de coliflores

A lo largo de la primavera, de modo secuenciado según se prevea su necesidad para lo largo del año, vamos a ir sembrando diferentes plantas de la familia de las crucíferas. En este caso les ha tocado a repollos y coliflores.

Trasplante de repollo

Lo primero de todo ha sido  desarrollar los semilleros, en un medio rico en materia orgánica, pues las crucíferas gustan de ella, bajo el túnel.

Arrancando las plantas

Cuando las plántulas adquieren cierto tamaño es conveniente  proceder a su trasplante. Las Plantas prefieren para su trasplante un día fresco o en lo posible nuboso por ello en este periodo de lluvias hemos aprovechado para moverlas, pues pocas veces es mejor momento que cuando llueve un poco.

Hilera de repollos

La tierra estaba ya convenientemente arada y abonada, por lo que meramente era tender la cuerda, para que la plantación se realizase con cierto orden y, tras hacer un pequeño hoyo y colocar un puñado de humus en el mismo, colocar las diferentes plantas.

El afianzar la tierra a su alrededor y aportar un poco de agua, pese a que la tierra esté húmeda,  es  necesario para asegurar que las raíces queden en contacto con la misma,   este fue el paso siguiente. ©

Preparando los semilleros

Semillero de puerros

La labor de preparación de los semilleros es fundamental para proveernos de plántulas que faciliten el desarrollo de las diferentes hortalizas.

Es cierto que uno puede dirigirse al “garden”  más cercano y encontrar  y adquirir todo tipo de productos, pero existe un gran placer en proveernos de nuestra propias plántulas, aunque ello implique que de vez en cuando hay fallos y problemas, pero que le vamos a hacer, así es la vida. La necesidad de asumir riesgos forma parte del proceso de crecer y aprender.

Semillero de lechugas

Lo primero de todo es plantearnos nuestras necesidades y planificar que posibilidades tendremos par adentro de unos 2 meses  y a partir de ahí proveernos de la semilla necesaria para realizar la plantación.

En primer lugar  debemos plantearnos si vamos a emplear siembra en suelo directo o preparamos  tiestos o bandejas de semilleros.

Plántulas de repollo

En segundo lugar la tierra a emplear es uno de los aspectos más destacados para realizar el semillero. Yo suelo emplear tierra vegetal, a la que acompaño de humus. Pero las posibilidades son amplias, desde comprar sustrato preparado a emplear la propia tierra del huerto.

Vapor bajo el túnel

Naciendo en los tarros

En casos en que la tierra pueda tener problemas el pasarla por vapor  sobre una caldera al fuego, puede ayudar a eliminar semillas inadecuadas o bacterias, así como nematodos y otros posibles peligros. Pero este paso solo debe darse si es estrictamente necesario por los precedentes de años anteriores.

Tomates en crecimiento

Nos debemos plantear qué queremos y en mi caso, estoy sembrando cebollas y  sigo poniendo puerros, las lechugas (cada semana una pequeña cantidad para luego poner la cosecha secuenciada y no se vengan todas al mismo tiempo), también  estoy comenzando a sembrar, pepinillos y calabacines, berenjenas  y diferentes tipos de pimientos.

También es  tiempo de  colocar las semillas de melones y de  sandías que vayan a ir un poco tempranos, así como algunos repollos y coliflores. Algunos tarros con albahaca,… Podemos también plantearnos las calabazas, pero quizá sea un poco pronto para ellas.

Semillas en remojo

Es importante en ocasiones poner las semillas en agua para que se hidraten de forma previa a su siembra, lo que acelera el momento en que estas aparecen.

Estar preparados para el menguante de esta próxima semana y aprovechar el momento. Pues con luna o sin ella se acerca el momento de iniciar de forma sistemática las siembras.©