Archivo de la categoría: Crisantemos

Té de crisantemos

Recogiendo flores

Recogiendo flores

Crisantemos en rosa

Crisantemos en rosa

A lo largo del Otoño los crisantemos han tenido un buen crecimiento y desarrollo. Han llenado el huerto  con toda  la alegría y esplendor de sus colores, en un momento en que la luz  solar  se acorta cada día.

...con pétalos diferentes

…con pétalos diferentes

Ahora que han llegado las heladas estamos acabando ya  su temporada y no quería dejarlo  pasar sin comentaros una información sobre ellos de la que me enteré  hace poco. Esto es que el crisantemo no solo es una bella flor, sino que bien utilizado  como un té se convierte en  una auténtica panacea  de salud, sobre todo  cuando estamos en el periodo otoñal, con sus gripes y resfriados.

Blanco expectacular

Blanco espectacular

y amarillo intenso

y amarillo intenso

Empleado desde la antigüedad en el extremo oriente,  el té de crisantemo  se ha empleado como una de las cuatro plantas más nobles de la medicina tradicional china.  En esta se emplea para medicina interna, para tratar tanto  problemas cardiovasculares, problemas de tensión arterial, como problemas oculares, sarpullidos, antibacteriano, con efecto antibiótico, problemas de tensión nerviosa, … Os dejo aquí una serie de enlaces a cada cual más interesante sobre su uso: Enlace y en este otro enlace, uno nuevootro y uno más.

Rojos atenuados

Rojos atenuados

Estos artículos han despertado mi curiosidad por las flores, que de hecho son comestibles, por lo que decidí recolectar y secar una tanda de ellas para probarlas. Aquí hay que tener en cuenta que la familia de las compuestas a la que pertenecen puede provocar una reacción alérgica dependiendo de personas, por lo que hay que ir con cuidado  y probar poca cantidad, antes de usar despreocupadamente.

Naranja vibrante

Naranja vibrante

En el huerto hay un montón de crisantemos diferentes. Dicen que los crisantemos empleados suelen ser el chrysanthemum indicum y el morifolium (pienso que los que hay en el huerto corresponden a estos tipos). Se recomienda en especial el uso de los de flores blancas y amarillas, por lo que he recogido de estas flores y las he metido en la secadora. Pero también  he incluido de algunos otros de colores, por comparar posibilidades. Ya os contaré sobre cómo ha ido su uso.©

Todos ellos alegrando el huerto

Todos ellos alegrando el huerto

Crisantemos y heladas

Crisantemos amarillos machacados por la helada

Este año ha quedado claro que los crisantemos son una flor que no resiste  nada bien  las heladas, y así a lo largo de esta semana las heladas sucesivas que han caído en el huerta han ido sistemáticamente machacando las flores.  Cierto es que ellas estaban a cielo raso sin ninguna protección y que  las temperaturas tan suaves del otoño las tenían poco  acostumbradas al frío. Pero la helada ha afectado a casi todas.

Otros blancos también helados

Está claro que poco disfrute nos van a ofrecer  sus flores a partir de  ahora  pues tras helarse se irán  deteriorando y pudriendo, lo que es una pena teniendo en cuenta lo hermosos que estaban y cuanto gustaban a la fauna del huerto.

…a estos también les llegó

A lo largo de los tres últimos  años poco a poco hemos ido incrementando los tipos de crisantemos disponibles en el huerto y  siempre se incorporan algunos nuevos y cada año desaparecen otros. Los más abundantes, por su dureza,  son diversos híbridos del crisantemo del tipo margarita de pétalos de color  rojo con el centro amarillo del que hay  variantes con distinta intensidad de color.

Ya hemos ido viendo algunas de sus  flores en  las semanas prévias, pero  esas flores ya son meramente   recuerdo, solo nos queda la imagen de lo que fueron, los recordaremos brévemente a través de ellas.

El recuerdo …

permanece…

…en la memoria

Y la belleza…

ilumina

nuestro camino

La verdad es que no pensé en ellos  cuando anduve tapando diversas plantas del huerto, pues de hecho están colocados en diversos lugares y habría sido imposible,  pero no queda duda de que tengo que plantearme algún sistema para proteger al menos a alguno de ellos o buscarles un lugar en el que puedan quedar algo más resguardados, de modo que puedan sobrevivir a estas primeras heladas tan  fuertes. ©

Cuidado de los crisantemos tras la floración

Tras la floración de los crisantemos es imprescindible adoptar una política de limpieza de las plantas para que estas  se puedan fortalecerse a lo largo del invierno y no sufran demasiado.

Tallos de crisantemos cortados

Para ello debemos ir recortando todas las plantas como a 10 cm de la superficie. Este material  puede seleccionarse para que los tallos más fuertes se puedan plantar y reproducir las plantas por esquejes o bien los restos pasarán a formar parte del material del compost.

Tallos cortados

De los fragmentos recortados saldrán tallos que permitirán a las plantas rebrotar y mantenerse hasta la llegada de la primavera, pero también podemos subdividirlos si deseamos multiplicar una variedad en si.

Plantas rebrotando

Por otro lado en nuestro caso algunos crisantemos llevan ya más de dos inviernos en el mismo sitio y estas plantas resulta conveniente  moverlas de lugar y realizar un trasplante  por diversas razones:

  • En primer lugar el crisantemo presenta fuertes demandas de nutrientes, por lo que debemos incorporar un abono rico en nitrógeno pero también en potasio para la formación de las futuras plantas.  Un abono muy conveniente es el humus, al que además añadiremos algo de ceniza.
  • En segundo lugar es bueno también mover los crisantemos pues siempre hay determinadas larvas que se alimentan de las raíces  y estas  les afectan menos si realizamos un traslado de la planta  de sitio.

Crisantemo amarillo enano

Al abrir el suco incorporamos ambos abonos y vamos colocando las plantas  cerca del mismo. No suele haber problema con que el humus quede en contacto con las raíces pues es un abono previamente digerido por las lombrices por lo que no dañará las raíces.

Crisantemo amarillo de porte medio

Además es un buen momento para incorporar algunos crisantemos nuevos al huerto, en nuestro caso diferentes crisantemos amarillos. ©

Nuevos crisantemos en la huerta

Múltiples pétalos en rosa

Color en el huerto

Uno de los momentos de más color en el huerto es el comienzo del mes de noviembre momento en que los crisantemos estallan en flor. Me gustan estas flores, que mucha gente asocia con los muertos pero para mi son un ejemplo de la fuerza de la vida, y una planta que ofrece en estas épocas alimentos a un elevado número de polinizadores.

Crisantemo rosa, tipo margarita

A lo largo de este año los crisantemos  se han ido incrementando en el huerto y asi se han incorporado algunas variedades nuevas  más.

Crisantemo tipo margarita, de color más oscuro que el naranja

Fucsia de tallo bajo y color más claro al del año pasado

Tenemos que tener presentes los que había el año pasado que todavía se conservan pero a ello se han añadido  otros  tipos y colores diferentes.

Cuando hablamos de crisantemos hablamos  del Chrysanthemum morifolium o Dendranthema grandiflorum,  que hoy en día ofrece una variada tipología en formas y colores  Es una especie que hibrida fácilmente entre si generando otras variedades.

Crisantemos tipo margarita:

Tamaño medio en color rosa

  • Entre los nuevos tipos  de crisantemos que se han incorporado  de este tipo están los relacionados con los crisantemos  naranjas que ya teníamos el año pasado, que han aumentado en sus  las gamas de color,  pues a partir de las semillas que nacen por su cuenta  han aparecido algunos más claros y otros más oscuros, algunos de ellos procuraré conservarlos pues son muy bellos.
  •  Tenemos diferentes tipos de crisantemos rosas,  con alturas diversas y tonos de rosa ligeramente diferentes, así como en el tamaño de la flor.
  • Crisantemos fucsia, algunos son  híbridos de alguno del año pasado, de los enanos.

Fucsia, múltiples pétalos, tamaño medio, centro amarillo

Crisantemos de flor grande y múltiples pétalos:

Crisantemo amarillo  dorado

  • De color rosa, su tamaño en altura es medio, tienden a desarrollar dos o tres flores por  caña.
  • De color  púrpura,  flor  media- grande, pétalos alargado como la dalia cactus
  • De color fucsia, múltiples pétalos y  flor  de tamaño medio  con el  centro  amarillo.
  • De color amarillo- dorado, de flor tipo cactus, y altura  media- alta.

Crisantemo Púrpura

Este año las plantas han sufrido mucho mi ausencia  pues habrían necesitado y  no han tenido ningún tipo de tutor,  y como habían crecido bastante,  al llegar el aire asociado a las borrascas  las ha  zurrado mucho,  y ha rasgado algunas de ellas. Espero que el próximo año esté  todo más preparado.  También  intentaremos conservar estos colores  e incrementarlos. ©

Trasplantando Crisantemos al huerto

Estaquillas con raíces

La primavera es la mejor  época de los trasplantes y los crisantemos no son menos. Ya hemos hablado de los que tenemos en el huerto, pero ahora es un buen momento de poder incorporar algún otro, pero también es buena  época para  mover de emplazamiento  aquellos que pudiéramos  tener  desde hace  tiempo en el mismo lugar.

Los crisantemos es una planta de fuertes demandas. No habrá problemas con ella de un año para otro, pero en ocasiones si se la deja mucho tiempo en un mismo emplazamiento comienza a tener cada vez menor desarrollo e incluso si uno se descuida  puede llegar a desaparecer, por ello puede resultar conveniente establecer un sistema de rotación y mover las plantas  a lo largo del  huerto, dotándolas además de un buen abonado.

Ahora al  comienzo de la primavera los crisantemos comienzan a rebrotar. Es pues un buen momento para proceder a dividir  las matas y desplazarlas de lugar, o momento de introducir las plantas nuevas en el huerto.

Estas plantas pueden desarrollarse a partir de un tallo leñoso del crisantemos, con una reproducción por esquejes, pero resulta mucho más adecuado proceder a una división de la mata,  tomando plantas con raíz de la  mata madre.

Nueva variedad en el huerto, flor de otoño 2010

En estos casos la multiplicación de la planta está asegurada.

Lo primero como siempre asegurarnos que la tierra haya sido bien cavada, y convenientemente abonada.

Recordamos que al crisantemos le gusta una tierra rica en nutrientes, especialmente rica en nitrógeno, por lo que el  abono de caballo bien descompuesto es adecuado para ellos.

En nuestro caso no utilizamos ningún potenciador para la producción de raíces, dejamos que las plantas se sirvan de sus propios recursos para esta función.

División de matas de crisantemos

Y …¡a la tarea!

  • Así hacemos el hoyo dónde vamos a colocarlos.
  • Procuramos que al colocar en tierra las matas de crisantemos las raíces queden cubiertas hasta donde se desarrolla el brote.
  • Colocamos la tierra en torno a la raíz,  bien prieta para  asegurarnos que quede en contacto con ellas.
  • Regamos, de forma que un buen suministro de agua elimine cualquier posible bolsa de aire en la tierra y así mismo evite la deshidratación de las  plantas ante un buen día de sol.

Solo resta esperar que plantas y tiempo se alíen y desarrollen sus maravillosas flores. ©

Crisantemos en el huerto

Crisantemos naranja, porte medio

Los crisantemos son una flores que sólo florecen cuando las horas de luz solar se reducen y desciende la temperaturas , por ello florecen en el otoño, o cuando se reproducen este tipo de condiciones.

Crisantemo blanco, porte medio

Nosotros en el huerto tenemos crisantemos, por lo menos algún tipo de crisantemos,  pocos en este momento, aunque iremos aumentando las variedades poco a poco. Los crisantemos son una de las flores más vitales del huerto, además hibridan bien por lo que las variedades de los mismos se han multiplicado. Hay crisantemos de porte bajo y de porte alto. De flores sencillas como las margaritas  y de flores compuestas, de pétalos redondeados a otros afilados tipo cactus.

Es una de las flores más alegres del huerto, aunque en España, aparecen asociados a la celebración del Día de Todos los Santos, por lo que se adquieren una valoración triste de su belleza. Pero en el huerto de otoño son una planta muy visitada por todo tipo de insectos.

Crisantemo blanco, porte medio

Me gustan los crisantemos, pero de los diversos tipos que tenía y he llegado en algunos momentos a tener más de una docena, en estos momentos  solo me quedan los siguientes:

Crisantemos blanco

  • Tres variedades de blanco, de flores grandes, con los estambres muy amarillos, bolas  blancas,  y otros como dalias pequeñas, con múltiples pétalos redondeados, de  porte medio.
  • Crisantemos naranjas en dos variantes, resultado de la hibridación.
  • Crisantemos fucsia de tamaño pequeño.
  • Crisantemos amarillos de mata pequeña.

No son muchos, pero intentaremos ir recuperando algunas variedades, pues lo bueno de compartir lo que se tiene es que cuando a uno le fallan puede encontrar a quien recurrir. Para ello nada mejor que un par de esquejes que pueden ser el mejor sistema para la reproducción, así como alguna mata de la base de la planta.

Crisantemos fusia de mata baja

Los crisantemos requieren atención, sino, y por experiencia propia lo se, es fácil perder sus variedades. Es muy importante ir cambiándolos de lugar por diferentes partes del terreno, sino terminan degradándose, así mismo es importante un buen abonado para conseguir las flores más espectaculares.