Moliendo pimentón

Os he mostrado en el blog cómo producimos  los pimientos del pimentón, pero no os he enseñado como luego los usamos, que es lo que quiero mostraros aquí. Las plantas del pimentón  suelen ser muy agradecidas y en general suelen tener buenas cosechas.  Son plantas  que desde el  mes de agosto en adelante comienzan a madurar sus frutos.

Los frutos los comenzamos a recoger según se van madurando, de esa manera la planta puede continuar desarrollando los que pertenecen a las flores más tardías.  Una vez recogidos se dejan en unas cajas y ellos siguen enrojeciendo.

Cuando  ya han alcanzado todo su rubor lo mejor es ponerlos dentro del secadero a secar. Se dejan allí unos cuantos días hasta que se van progresivamente deshidratando.  Llegan así a una situación en que bien almacenados pueden guardarse en bolsas durante una buena temporada.

Es así como los hemos recogido ahora. Antes de ponernos a moler el pimentón lo metemos en el horno. Esto es para eliminar esa poca humedad que impide que esté totalmente seco y que dificulta el proceso de la molienda. Se sabe que ya está  cuando, sometidos al calor del horno,  se percibe un ligero  olor a tostado. Es el momento de retirarlos del fuego.

Para molerlos vamos a emplear una batidora de vaso. El proceso  lo vamos a ir realizando en pequeñas partidas, colocando dentro del vaso los pimientos del pimentón partidos en trozos  y con todas sus semillas.  Se  les quita  solo el rabo a los mismos.

Se pulsa la batidora hasta triturar todos los pimientos. El polvo resultante se puede incluso  pasarlo luego por un cedazo,  de ese modo  se eliminan aquellos trocitos que pudieran quedar que no se hayan pulverizado.

Este sistema nos deja un pimentón sin sabor a humo, lo  que es característico de algunos tipos de pimentón, como es el de la Vera. De momento no hemos ido más allá y  no lo  hemos intentado secar y ahumar al tiempo, pero quizá haya que probar   y pudiera hacerse posible empleando el horno de leña.

Para nuestro gusto el pimentón de la Vera suele ser demasiado ahumado, por lo que  si queremos ese sabor solemos mezclar  un poco de cada, quedando suave y con un ligero ahumado.©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .