La abeja cortadora

El otro día al quitar para cambiar la tierra de un tiesto me encontré con estas sorprendente vainas. Son cápsulas para el desarrollo y crecimiento de la larva de una abeja solitaria, perteneciente posiblemente a la familia de las Megachile, que son también conocidas como abejas cortadoras.

El que este tipo de abeja se han denominadas  abejas solitarias significa  que desarrollan todo su ciclo vital sin estar vinculadas a una colmena. Las hembras son individuos fértiles que se encargan de construir un nido donde poner sus huevos. Los machos aunque nacen primero desaparecen tras la fecundación. Nadie  suelen encargarse  de las crías una vez que se ponen los huevos. Las larvas sobreviven por su cuenta.

Para la elaboración del nido este tipo de abeja solitaria emplea las hojas de algunas plantas. Recorta los trozos de hojas que coloca dentro de una galería subterránea. Dentro  de esas hojas coloca los huevos. Dos en este caso.

En concreto pensamos que estas larvas pueden ser de la Megachile centuncularis, conocida comúnmente como abeja cortadora de hojas, abeja aserradora de hojas o abeja del rosal, por las huellas que deja en las hojas tras cortar trozos circulares de las hojas.

Pero no es en exclusiva en los rosales de donde consigue la materia con la que realiza sus nidos. Hemos encontrado la huella de su paso sobre las hojas de los granados y de los chirimoyos.  Estos  nidos que aparecen aquí  estaban realizados con hojas de fresas.

Daños en Rosal

Las abejas cortadoras aunque nos afean los rosales  no suelen producir una defoliación grave que agote a las plantas, aunque si que pueden debilitar a las plantas que ya estén de por sí flojas.

Daños en chirimoyo

Por contrapunto las abejas solitarias son de hecho muy abundantes y  realizan una importante labor  polinizadora, aunque tienden a especializarse en ciertos tipos de plantas con  las que en ocasiones establecen una cierta interdependencia. Este polen y néctar recogido será almacenado en el nido como parte de la alimentación de la larva.

Abeja solitaria

La importancia de conservar este tipo de abejas es grande. Por ello se deben soportar los daños colaterales que su presencia supone y  respetar  en  la medida de lo posible las necesidades que su desarrollo trae. Ello nos ha vuelto a hacer reflexionar sobre la conveniencia de construir un hotel de insectos, y en qué medida podría ser beneficioso para este tipo de insectos u otros individuos pertenecientes a otras familias de abejas solitarias. ©

2 comentarios en “La abeja cortadora

  1. Roxanna

    Hola! He encontrados cuatro nidos con larva que he tenido que cambiar de sitio. Alguna recomendación para la reubicación? Me preocupa que no sobrevivan.
    Gracias!

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.