Trasplantando fresas

Fresas entre la hierba

Hace bastante  tiempo que tenía las fresas abandonadas y este año parece que les va a tocar cambiar de lugar.  No solo  las que hemos colocado dentro del invernadero, sino también a las  que están  fuera.

Fresas  junto a hierbas

De los tipos de fresas que hay en el huerto, en las que tenemos más interés suelen ser por un lado las de dos cosechas, primeras en dar fruto y de forma abundante y por otro las que dan su fruto más repartido a lo largo del verano.

Tras liberar la planta

Las de dos cosechas os hablaré otro día de ellas. Hoy vamos a centrarnos en preparar las que dan su cosecha desde la primavera y a lo largo del verano y  luego en el otoño si este viene suave.

Aquí lo mismo

La zona donde estaban había ido cayendo en el abandono y estaba totalmente llena de hierbas. Por ello decidimos trasplantarlas de lugar hacia una zona donde no han estado hasta ahora, en un par de hileras paralelas  a los pistachos.

Listas para el nuevo terreno

En hileras

Dado que la primavera va bastante avanzada y dado que algunas de ellas ya llevan flor, no era cuestión de realizar el  trasplante moviendo la planta al completo, sino que sería suficiente con mover el terrón, eliminar las hierbas y a continuación colocar las plantas en el surco tal y como queríamos dejarlas.

A ello nos pusimos. Fuimos localizando las fresas entre la maraña de hierbas. La tierra estaba además  dura y seca, por lo que procuramos no  profundizar más allá de las raíces de las fresas.  

Los surcos ya estaban preparados y listos para recibir las plantas. Tras quitar todas las hierbas fuimos colocando  las plantas en su terrón, de modo que  así sufren menos y se adaptan con más rapidez al nuevo terreno.

Ahora quedan en dos hileras para  que se puedan regar con facilidad e incluso poder cavar y quitar las hierbas con el uso de la motoazada.  Antes de colocar cada planta se colocó un puñado de humus bajo ellas y algo de ceniza.

En tierra

Tras colocar las plantas y  regar un poco se fue apretando  la tierra sobre ellas. En los días próximos  se mantendrá el riego, lo que junto al hecho de que está algo nublado ayudará a facilitar el asentamiento de las plantas en la nueva zona.  Deberían tener al menos dos o tres años de buenas cosechas.©

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.