Concentrado de tomate

Tomate Corazón de Buey rosado, recién cosechado

Este año los tomates han ido retrasados. De modo que es ahora el momento álgido de su cosecha. Es por ello el momento de ponernos con las conservas de tomate.

Tomates bien maduros

Este año adquirí  una máquina tomatera para facilitar el trabajo de pelar y preparar los tomates para embotar. No es que sea una maravilla, tiene algunos inconvenientes, pero te permite embotar  20 tarros de tomate en menos tiempo que con el proceso habitual, pudiendo además eliminar las pieles y las pepitas de estos durante el proceso.

Lavando los tomates

Para ello lo mejor y necesario es disponer de tomates que estén en el óptimo de su maduración. Lavamos bien los tomates y se les puede quitar el culo, no es necesario nada más, pues si los tomates están sanos del resto se encarga la máquina.

Pretendíamos hacer el tomate lo más concentrado posible, para ello seguimos el siguiente proceso:

  1. Poner agua a hervir e introducir durante unos minutos los tomates en el agua, hasta que se les vea tiernos.
  2. Sacar los tomates y ponerlos en un colador, apretando la pulpa de modo que se elimine todo el líquido posible de los tomates.
  3. Con la pulpa lo más escurrida posible  colocar esta sobre la máquina e ir dándole a la manivela.  Es necesario procesar la pulpa dos o tres veces, pues de una sola pasada no extrae todo fécula del tomate.
  4. Con la pulpa  extraída y un colador se van rellenando los tarros.

A partir de aquí el proceso es similar al realizado para embotar el resto de conservas. 20 minutos al baño maría con los tarros bien cubiertos por el agua. Tras sacar del agua y ser secados se realiza el etiquetado posterior de estos. El almacenamiento debe realizarse en un lugar fresco, seco y que quede a oscuras. ©

Anuncios

4 pensamientos en “Concentrado de tomate

    1. Encarnación Autor de la entrada

      Ya sabes Paco que en la cocina se puede hacer de todo. Entre otras cosas se puede freír, pero no me gusta el regusto del aceite en ocasiones, sobre todo si ha pasado tiempo. Por lo que en general prefiero el tomate al natural. Pero si se anda corto de tiempo el freírlo es una opción rápida para tenerlo listo, muy útil.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.