Melocotón en Almíbar en bote

Recién recogidos

En un año de abundantes melocotones  se prueban todo tipo de recetas para preparar,  consumir  y almacenar  los melocotones. Una de las formas más clásicas e interesantes de guardar bocaditos de verano para el invierno es el elaborar melocotones en almíbar  y envasarlos.

Lo primero a tener en cuenta es que para elaborar los melocotones lo ideal es que sean frutos maduros pero bien tersos. De ese modo serán más fáciles de pelar y quedará la carne más tersa cuando se vayan a consumir. Para ellos estarán recién recogidos.

Pelando

Comenzamos pues recogiendo los melocotones  que van más en sazón. Procurando además que todos ellos sean de un tamaño más o menos similar. Dejamos pues los más grandes para el consumo en fresco y los más pequeños para mermelada y otras posibilidades.

En dos mitades

Utilizamos en esta ocasión  como unos cuatro kilos de melocotones.  2 litros de agua y 500 gr de azúcar. Hay que pelar con cuidado los melocotones, posteriormente los abrimos en dos mitades.

Llenando los botes

Mientras tanto ponemos el azúcar a hervir con el agua para preparar el almíbar. No es  necesario que esté mucho tiempo hirviendo, apenas unos minutos. Luego vamos revisando la fruta, eliminando restos de pieles, colocando los melocotones como conchas colocadas boca abajo, encajando unas en otras para que ocupen el menor espacio y rellenando los botes a tope.

Almíbar hasta arriba

A continuación se vierte el almíbar hasta el borde superior. Las burbujas hacen salir el aire. Se colocan tapas nuevas en los botes y se cierran. Los vamos a colocar en una cazuela en agua para tenerlos veinte minutos al baño maría para realizar bien el vacío.

Listos para etiquetar

Al sacarlos del agua hay que dejar enfriar y  secar los botes. Posteriormente colocaremos etiquetas con el año de envasado. Los colocaremos en un lugar seco y fresco a la espera de su consumo para recordar la luz del sol del verano a través de su dulzor. ©

Anuncios

2 pensamientos en “Melocotón en Almíbar en bote

    1. Encarnación Autor de la entrada

      Tienes razón en todo Mª Jesús. Es bastante trabajo, pero se realiza con la gratificación de saber que al llegar el otoño y el invierno tendrás bocaditos de sol para alegrar esas épocas. Por otro lado sabes que se han producido de modo totalmente ecológico y hay que aprovechar lo que la naturaleza nos ofrece y no desperdiciar nada. Además de que están deliciosos.
      Un abrazo y si estas cerca puedes acercarte a probarlos.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.