La tristeza del tomate

Pimientos y tomates en el mes de junio

Inicio de la cosecha a  finales de junio

En estos días de finales de noviembre hemos estado recogiendo cuerdas  y quitando los restos de los tomates de este  año que todavía estaban en la tierra.   Una buena  parte de ellos pretendo quemarlos dado los problemas que ha habido  este año.

A  mediados del mes de julio sorprendí una conversación  entre dos locales, hablaban de cómo le iba con los tomates en sus huertos.  Uno de ellos llamaba tristeza a lo que tenían los suyos.

No fue hasta mediados del mes de julio, tras volver de un  curso en Lisboa, que no pude menos que recordar esta conversación y detectar el problema en los míos. Estos comenzaron a padecer también de esa tristeza, 

En los años que llevo de hortelana creo que nunca  he entendido menos el porqué de una enfermedad.  Las plantas unas estaban en terreno nuevo para ellas y otras en terreno ya empleado antes, no ha habido diferencias en el mal. Estaban al lado de los pimientos que no se han visto afectados, No estaban especialmente juntas. Se les había tratado  con extracto de cebolla a todos ellos. Si que es cierto que este año no se usó azufre  en los semilleros.

Pimientos y tomates a mediados de junio

Inicio de los problemas

La enfermedad se extendió por  los huertos, salvo en los de tomates más tardíos, donde afectó menos. Sus síntomas: marchitez de las ramas inferiores que se trasladaba hacia las superiores, menor vigor y hojas un poco  enrolladas y de tonos plateados en el envés. Menor cantidad de frutos  y estos se han madurado a mucho menor ritmo que en otros años. A mucha gente se les fueron muriendo.

¿Ante qué nos enfrentábamos? Para buscar una explicación quizá debamos tomar también  en consideración  la características del año con las elevadas temperaturas  sobre todo las de los meses de mayo y junio.

Afectó antes al invernadero

A lo largo de  todo el verano intenté aclarar cual de los muchos microorganismos que pueden afectar al tomate  pudiera ser.   Primero pensé en hongos  más tarde también incluí a las bacterias, pero reconozco que no tengo conocimientos suficientes para concretar. Es  complicado saber.  Por otro lado los tratamientos que les dimos si paralizaron en parte  el avance de la tristeza. Con todo  las plantas no se recuperaron plenamente, aunque siguieron dando tomates a lo largo del resto del verano hasta hace poco con  la llegada de los primeros hielos.

Tristeza en el mes de agosto

Eso no quiere decir que no haya habido tomates, pero en ningún caso han tenido la salud  y el vigor que deberían haber tenido, pero  plantas muertas solo hubo un total de dos.

Sea lo que sea ha sido un fenómeno generalizado  en la zona, que ha afectado más a los tomates que iban temprano, siendo de incidencia menor en aquellos plantados más  tardíos.  Es un problema que se ha dado entre la gente hortelana que conozco en un radio de 60 km como poco, posiblemente mas.

Como medidas preventivas pretendo quemar los restos y apenas he dejado  semillas de la cosecha de este año. ©

6 comentarios en “La tristeza del tomate

  1. Antonio

    Hola amiga hortelana, te voy a dar mi opinión de lo que puede ser esa enfermedad. Tu despues investiga, comprueba y compara con fotos los sintomas.
    Yo creo que esa tristeza que presenta tus tomates puede ser causada por una plaga de araña muy pequeñas denominda VASATES DEL TOMATE, te dejo enlace ( https://www.syngenta.es/cultivos/tomate/plagas/vasates-del-tomate ).
    Espero que te haya podido dar una orientacion para ayudarte en ese problema que tan extendido esta y que esta causando estragos en la produccion del tomate a nivel de nuestras huertas ecologicas.
    Saludos.

    Responder
    1. Encarnación Autor

      Muchas gracias Antonio voy a tener muy en cuenta tu segerencia. En algunos de los frutos ha habido el mismo tipo de daños que aparecen en el enlace que me envías. No conocía para nada este tipo de ácaro, pero perfectamente pudiera ser el mismo. Se ha extendido con gran rapidez por una amplia zona. Posiblemente el uso del azufre como acaricida habría ayudado a frenar su difusión. Estaré atenta a tomar medidas para limitarlo en el desarrollo del próximo año. ¿Has tenido experiencias con esta plaga?¿ Sabes qué medidas se adoptan para controlarlo?
      La globalización y el cambio climático nos obligará a padecer plagas nuevas. Menos mal que al tiempo tenemos Internet y la posibilidad de intercambiar eperiencias.
      Muy agradecida.
      Un cordial saludo

      Responder
  2. Paco de Ronda

    Desde hace algunos años empecé con síntomas similares a los que describes sin poder diagnosticarlo. Cuando lo he hecho ha sido demasiado tarde, hasta el punto de tener todo el huerto infectado y con difícil solución. Se trataba de nemátodos de la raíz (meloidogynes). Aunque no creo que sea tu caso, te alerto por las consecuencias que acarrea y la importancia de poner medios preventivos antes de que se extienda. Un saludo y enhorabuena por el blog

    Responder
    1. Encarnación Autor

      Muchas gracias Paco, aunque la sugerencia que me hace Antonio me convence mucho no voy a descartar nada. Como todavía hay raíces de las plantas de tomate en el suelo, pienso que las revisaré por si tuvieras razón y se puedan ver los nodulos que forma en las raíces los nematodos. No parece nada bueno el que se extienda por el huerto. Espero que hayas podido frenarla en el tuyo. Muy agradecida y un cordial saludo

      Responder
  3. Paracelso

    Tengo la impresión de que ha sido la subida de la temperatura por encima de 35 grados durante muchos días. Sabes que a partir de ahí las células mueren y se truncan todos los procesos vegetativos.
    A partir de ahí, efectivamente, con esa debilidad cualquier enfermedad acaba de rematarlas.
    Ya hemos hablado de que es casi ineludible poner sombreros.

    Responder
    1. Encarnación Autor

      Me parece Paco que el calor terminó por ayudar a profundizar el daño y a la proliferación de la plaga. Pienso que Antonio va a tener razón en su acercamiento al problema, dado que he tenido frutos que se parecían a los mostrados por el enlace. He estado mirando sobre el ácaro del sombreado del tomate (una vez señadada una dirección es fácil) y hay sistemas de control biológico a través de ácaros depredadores. Lo dificil posiblemente sea localizar estos. Pero por la información que aporta el documento cada vez estoy más convencida de que esto es lo que han tenido mis tomates. Muchas gracias por la ayuda. Salud

      Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.