Sandías en el huerto

Caballón de sandías

Las sandías aman el sol.  También gustan de un lugar expuesto donde el aire pueda correr, por eso prefieren áreas de ladera orientadas al sur. Por qué esta afirmación. Más que nada porque es el segundo año que tengo buenas sandías en el huerto, pese  a haberlas sembrado nuevamente  con retraso. En ambos años se han dado estas dos premisas.

Charleston Grey

Este año están bárbaras. Tengo una buena variedad  de sandías colocadas en el huerto.  La mayor parte en un  largo caballón  en el que se dedican 2/3 a las sandías y  el resto  a melones.

Sandía listada de semilla pequeña

En el  caballón he colocado además dos túneles,  bajo los cuales crecen la mitad de las sandías, el resto queda al aire libre. Bajo el túnel  con el calor del verano las sandías, hasta ahora, llevan casi el mismo ritmo de crecimiento que en la zona  descubierta, pero cuando se inicie  el descenso  nocturno  de las temperaturas la diferencia en ese ritmo de crecimiento será mayor, manteniéndose el mismo dentro de la zona protegida que almacena el calor.

Sandía Piporra

En estos momentos ya se aprecian los diferentes tipos de sandías que hay sembradas en el huerto  a través de la forma y diseño de los frutos. De esto es lo que hay:

  • Sandías de Abundio, son sandías  listadas, de buen tamaño, muy sabrosas.
  • Sandías Charleston Grey, de color claro y homogéneo,  alargadas y en teoría de buen tamaño.
  • Sandías Piporras, de piel clara casi sin dibujo y semillas de tamaño más grande
  • Sandías de semilla menuda, listadas
  • Sandías Sugar baby, de color verde intenso, pero más retrasadas que las demás, pues las sembré más tarde.
  • Sandía injertada sobre calabaza, comprada de cierto tamaño  y colocada la primera en el terreno.

Sandías de Abundio

Tengo ganas que estén para comer, de entre todas será la injertada, que compró mi marido en la feria, la primera en dar sus frutos, pues ya llevan un buen tamaño. ©

Anuncios

10 pensamientos en “Sandías en el huerto

  1. Antonio Hidalgo Fernández

    Por casualidad me nació una planta de sandia este año en un terreno que solian tirar restos de hortalizas mis familiares de los huertos adyacentes. es colorr verde uniforme y alargada pero no de las gigantes, es mediana y muy sabrosa, fina y extraordinaria, tiene parecido y pienso que es la variedad Charleston de tu foto y es algo esquisito nunca antes conocida y maravillosa sandia de fino paladar.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Puede serlo Antonio. Yo de estas todavía no he probado los frutos, pero tienen fama de ser muy buenas de sabor. Habrás guardado semillas? Ya te contaré que tal resultan estas nuestras. Un abrazo

      Responder
      1. Antonio Hidalgo Fernández

        Si las guardé, y sigue produciendo nuevas sandias, por lo que habrá mas semilla. cuando haya otra sandia adulta le hago una foto y la mando aquí. Un abrazo.

      2. Antonio Hidalgo Fernández

        [cid:storage_emulated_0__EmailTempImage_2_RotateImage_20170807_105537_jpg_1502555840307]Esta es la sandia que pienso que es la Charleston Grey. Esta aun pequeña, unos 20 cm. Saludos Encarnación.

        Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

      3. Antonio Hidalgo Fernández

        Te acabo dr mandar la foto de la sandia que creo es la Charleston Grey. a tu correo, pues por aqui no sé como hacerlo. Saludos.

    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hola Boreal! Somos cabezotas, y lo seguimos intentando. Pero también de vez en cuando no hay nada que hacer, y se resiste. Hay circunstancias como son el clima y el terreno difíciles de cambiar. Pero como disfrutamos con ello, se prueba una vez más. Un abrazo

      Responder
  2. Francisco Pérez M.

    Hola. ¿Has probado anteriormente la sandía injertada con calabaza? No imagino el sabor que pueda tener, ni siquiera se me hubiera ocurrido hacer esa combinación.
    Saludos desde México.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hola Francisco! La sandía sobre calabaza resulta estupenda. No sabe nada a calabaza. La parte de arriba sabe y se comporta como sandía. La parte de abajo tiene el sistema radicular de una calabaza. Por lo que tiene muchas más resistencia ante los hongos que la que suelen tener las calabazas, en concreto con el fusarium. Lo malo hasta ahora es que no me salen bien los injertos de ellos. Pero he comprado unas pinzas especiales para ellos y al próximo año lo voy a volver a intentar. Ya os mostraré. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s