Un hoyo para los frutales

 Imagen general del lugar de almacenamiento de los frutales

Imagen general del lugar de almacenamiento de los frutales

Pistachos a la espera del trasplante

Pistachos a la espera del trasplante

Este año  me he visto en la necesidad de  emplear un hoyo para colocar los frutales antes de ponerlos finalmente en su posición definitiva. Durante un tiempo todos han ido a parar al hoyo: manzanos, perales, caquis, membrillos, acerolos, granado, melocotoneros, nectarinas, ciruelas, paraguayo, almendros:

Primero nos fuimos de viaje familiar en Navidad y nos volvimos con una buena cantidad de frutales que encontramos a buen precio. El retorno coincidió con la bajada más intensa de las temperaturas  hasta ese momento. La tierra estaba enteronada, el aire era frío  y  el terreno donde pretendía colocar los frutales estaba sin preparar.

Hubo que reconsiderar que hacer con todo lo comprado  y la decisión fue  el de ponerlos  cuanto antes en un montón de tierra que hay  en el huerto,  preparando allí, en la tierra fácil de manejar,  un hoyo donde   colocar los frutales.  Los árboles primero los tapamos  con tierra y finalmente con paja para que sufrieran lo menos posible.

Necesidad de proteger las raíces

Necesidad de proteger las raíces

La idea era  de colocarlos cuanto antes en su posición definitiva. Pero el tiempo fue impidiendo estos planes. Primero el frío. Más tarde la lluvia. Entre  estos dos momentos me fue posible subsolar el terreno donde iba a colocar los frutales, por lo que una cuestión menos a tener en cuenta. Pero seguía lloviendo.

 Manzanos de casa

Manzanos de casa

La lluvia fue postergando el trasladar los árboles a su posición definitiva.  En vez de quitar frutales  fuimos añadiendo más al hoyo:

  • Unos pocos pistachos más que queríamos poner.
  • Los manzanos y perales que estaban injertados y que he ido desenterrando y arrancando, para tenerlos listos para cuando se pudiera.
  • Aquellos otros nacidos en la base de los arboles y con raíces que les permitan enraizar fácilmente y que habrá que injertar,
  • Unos acerolos injertados en espino bravo,
  • Unos ciruelos salidos en las raíces del árbol, en los que habrá que decidir todavía qué poner,
  • Unos cerezos  ya injertados que me traje del pueblo, ….
Con espacio para acumular más

Con espacio para acumular más

Todo se ha ido pasando por el hoyo (unos más, otros menos tiempo) como  en un cuenco mágico esperando ese momento oportuno, esa  concatenación de acontecimientos interplanetarios  que permitiese su trasplante, y al fin ha sucedido: El puente de Carnaval lo ha hecho posible. Poco a poco en este fin de semana el hoyo se ha ido vaciando, ganas tenía.©

Anuncios

2 pensamientos en “Un hoyo para los frutales

  1. Romona Labombard

    Alguien me podría decir si lo fermentado de los tibicos daña los huesos que están ya con osteoporosis? He buscado información y hasta ahora nadie ha podido contestar mi pregunta. Gracias

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Lo siento Ramona, no puedo ayudarte. Quizá algún lector pueda echarnos una mano.
      Aunque conozco el Kéfir de agua, yo prefiero el de leche, que tomo habitualmente. De hecho no sabía que se denominara así: Tibicos, menos mal que Wikipedia nos echó una mano. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s