Bizcochuelo de achira, primer experimento

Cannas con las hojas heladas

Cannas con las hojas heladas

Planta de Canna indica con sus tubérculos

Planta de Canna indica con sus tubérculos

Este año he vuelto  a plantar Achira, o más conocida por esta zona como Canna indica o canna edulis.  Por aquí sigue siendo una planta ornamental en los jardines,  pero nosotros la cultivamos para usar sus tubérculos. La cosecha  no ha sido mala teniendo en cuenta que tenía cinco  matas en total plantadas.

Es una planta de ciclo largo que necesita tiempo para la formación de sus almidones, por lo  que la he ido manteniendo en el huerto todo lo que he podido, hasta que finalmente la tocó la helada que acabó con sus hojas,  y nosotros la sacamos de la tierra al día siguiente.  Los tubérculos, que al sacar las patatas había arropado con tierra a su alrededor, no parecen  haber sido afectados, por lo que tras arrancarlos, los hemos ido dejando secar un poco.

Total de la cosecha

Total de la cosecha

Tras recoger la Achira me he dedicado a indagar por Internet buscando que hacer con  los tubérculos. Allí lo que localizo para usar es la harina de achira, procedimiento  este que queda lejos de mis posibilidades.  Pero algo teníamos que hacer con ellos, por lo que  este ha sido el primero de mis experimentos. Quizá con el tiempo podamos ir ajustando la receta y las proporciones de sus ingredientes.

Pelando los tubérculos de la achira

Pelando los tubérculos de la achira

Pure de achira mezclado con leche y aceite

Puré de achira mezclado con leche y aceite

Vamos con este bizcochuelo  de Achira. Necesitamos  para hacerlo unos 400 gr de achira cocida, pelada, y reducida a puré, 100 del de leche, 100 dl de aceite de girasol, 4 huevos y  150 gr de azúcar, una cucharadita de levadura en polvo.

Masa del bizcochuelo lista

Masa del bizcochuelo lista

Comenzamos mezclando con las barillas  de la batidora los huevos y el azúcar hasta que se ponen espumosos. Por otro lado el puré de achira  lo mezclamos con la leche y con el aceite con la batidora, más la levadura en polvo. Se unen y homogenizan ambos y la masa se vierte en el molde engrasado. lo dejamos en el horno a 250 º hasta que vemos que va dorando. El bizcochuelo resultante  tiene una textura ligeramente húmeda, lo que nos da idea de que quizá en el próximo experimento le incorporemos algo de harina de trigo, o bien  si queremos que sea solo de achira  debamos ir reduciendo la leche.

Bizcochuelo de achira recién sacado del horno

Bizcochuelo de achira recién sacado del horno

El sabor  me recuerda a los tupinambos.  Buscando el auténtico sabor de la achira no le puse nada para dar sabor al bizcocho, aunque se podría haber añadido algo de cáscara de limón o de canela. Resultó muy digerible, y dejaba una sensación agradable tras tomarlo.   Sigo buscando recetas, por lo que  no tardando mucho volveré a probar sus posibilidades. ©

Corte del bizcochuelo

Corte del bizcochuelo

4 pensamientos en “Bizcochuelo de achira, primer experimento

  1. Nany shimabuku

    Sancochaste los bulbos, quizás debistes simplemente de procesarlos en la licuadora luego de pelarlos, algo así como el bizcoochuelo de zanahoria o el de yuaca o mandioca.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s