Berenjenas blancas

Listas para la cocina

Listas para la cocina

Este año tenemos una buena cosecha de uno de los manjares de la naturaleza, las berenjenas blancas. Es un tipo de berenjena que apenas ha tenido un cultivo intensivo y que casi ha estado a punto de desaparecer.  Es de menor producción y  quizá más sensible en su cultivo, pero  que actualmente está siendo buscada e  introducida tanto en los mercados como  en restauración.

Y se ven las espinas

Rústicas en sus formas

De las primeras en crecer

De las primeras en crecer

Las semillas de las que cultivo me las ha mandado Paco de La huerta de los Robles y deben proceder de la zona de Barcelona. Ya es el segundo año que llevo con ellas y me ha costado cogerles el truco, hasta que al fin  creo haberlo conseguido. La meseta castellana puede ser dura para este cultivo que requiere mucho calor.

Para conseguir tener la producción temprana en esta zona meseteña resulta imprescindible adelantar la siembra de los cultivos, que viene coincidiendo en  las  mismas fechas que la de los pimientos. Requiere mantener el calor para que las plántulas crezcan  fuertes y trasladarlas al exterior cuando ya no haya riesgos de heladas.

Es un cultivo que gusta como el resto de las solanáceas de una buena dosis de nutrientes ricos en nitrógeno, en nuestro caso el humus, así como algo de potasa. Parece irles bien sobre todo en la época de cuajado de los frutos. Pero tiene cierta sensibilidad hacia los suelos pesados, aunque se desarrolle en ellos. Hay que vigilar la posible aparición  de hongos en raíces y hojas. Al retirar los frutos hay que emplear unas tijeras, y tener cuidado  de dañar estos, pues se deterioran pronto si   sucede. Tiene   espinas en el pedúnculo que pueden darnos una desagradable sorpresa.

Y se ven las espinas

Y se ven las espinas

Con todo ya llevamos todo el mes de agosto comiendo berenjenas y le estamos cogiendo el placer, con su carne tierna y dulzona, nada que ver con sus parientes de piel amoratada y negruzca, que resultan ásperas en su amargor. Hasta ahora aunque cultivaba berenjenas, era más por el reto que por el gusto. Nunca terminábamos por encontrar el golpe  del sabor ni un volumen adecuado de produzción, pero con esta variedad es  algo totalmente distinto, la berenjena blanca es un placer. Estoy   realizando todo tipo de experimentos culinarios con ella.  Ya os contaré si coincide. ©

Mano a mano en la mesa

Mano a mano en la mesa

8 pensamientos en “Berenjenas blancas

  1. ARMANDO

    Según te explicas debe ser una delicia su sabor, no las he visto nunca, solo las negras y jaspeadas que son las que están comercializadas.
    Para mi es un fruto que me encanta.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hola Armando, para mi estas son mucho mejores que las otras. Además de que no hay que ponerlas en sal para quitarles el amargor. Lo único que viene bien pelar la cáscara. Imagino que poco a poco irán viendose en los mercados. Un saludo

      Responder
  2. Xurxo

    Aqui en la provincia de Ourense las he cultivado algún año, pero las dejé porque no les veía ventajas respecto a las típicas moradas, ni en el sabor, y la piel era más dura, no se podia comer al contrario que las moradas.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Tienes razón con lo de la piel Xurxo, yo suelo pelarlas. Pero las encuentro mucho mejores de sabor. El toque áspero y amargo d elas otras, estas no lo tienen. Para mi resultan deliciosas, y están gustando a toda la familia. Un saludo

      Responder
  3. Paracelso

    Qué tenacidad.! Enhorabuena. Es gratificante comprobar que pueden cultivarse más al norte y a más altitud. Una vez que se prueban…
    Un bocado delicioso. Yo las hago, por ejemplo, fritas en tempura, en forma de bastones para aperitivos y acompañamientos… Siempre,salud.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      El que la sigue la consigue Paco, y … a cabezota. Realmente nos resultan deliciosas, tanto que mi marido ya me dijo el otro día si tenía ya alguna para dejarla para semillas. Lo que con las otras no pasa. Las probaremos en tempura, pero simplemente con sal y a la plancha están deliciosas. Resultan también muy ricas revueltas con un poco de panceta y algo de queso. Estamos probando otras recetas. Muchas gracias por las semillas. Salud y buen verano

      Responder
      1. Francisco Haro

        He aprendido tb a cosechar pronto antes de que se hagan muy grandes y semillen

        Estas berenjenas nunca serán comerciales porque es una variedad tradicional que no entra en los parámetros de la industria. Ni por tamaño, ni por productividad ni por la duración post cosecha.
        Es un asunto casi familiar. Buen verano.
        Yo aún no las he probado. Me descuidé con los semilleros y van muy tardías…

      2. Encarnación Autor de la entrada

        Tienes razón Paco, son mucho más deliciosas cuando son pequeñas. Entiendo que sean poco comerciales, pues además de todo lo que dices son más sensibles que las otras. Tengo que dejar pronto alguna para semilla y que se forme en la planta.
        Por esta zona el ir tardías implica siempre que no hay cosecha, pero a veces se acumula todo y no se puede hacer otra cosa. A mi eso me pasa con una variedad nueva que me dieron, y lo malo es que no tengo más semillas. Tendré que ver como las protejo.
        Salud y buen verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s