Las barbas del maíz

La otra cosecha

La otra cosecha

Brillo de seda

Brillo de seda

Junto a  la cosecha de las mazorcas de maíz tiene lugar una segunda cosecha que pocos conocen. Sucede con ella como tener un tesoro en aquello que la mayoría de la gente descarta, estamos hablando de  las barbas del maíz.

De  aspecto sedoso, con delicado e intenso brillo, las barbas del maíz  son en realidad los estigmas que acompañan a la mazorca a lo largo de su crecimiento y que pueden ser cosechados  al realizar la recogida del grano. Debido a su apariencia  es de entender que en la  en la cultura anglosajona reciban el nombre de “Corn Silk”- Seda de maíz.

Esta parte de la mazorca  es rica en Potasio y vitamina K. Tiene diferentes usos medicinales principalmente en relación con  el aparato urinario, y así es usada para tratar la cistitis, la prostatitis, infecciones del tracto urinario, cálculos renales, ... Pero no se queda ahí hay otros usos  que se pueden consultar aquí.

Separando de la panocha

Separando de la panocha

Para usar las barbas del maíz  estas se recogen con cuidado teniendo presente que hay que mantener el material limpio y sin mohos, por ello debemos descartar aquellas partes que se hayan podido oscurecer  por  exceso de humedad.

Tras recoger,  cómo mejor se puede emplear es en fresco pero también  se usa seco. En esta época se  debe colocar entre servilletas de papel que absorban el exceso de humedad y poner a secar con cuidado, sin exponerlo a temperaturas muy elevadas. Se  almacena en un entorno controlado.

Aontonando los estigmas

Amontonando los estigmas

El sistema más empleado para su consumo es a modo de tisana.  Una cucharada de  barbas de maíz picado por taza de agua. Hasta 2-3 tazas al día. Facilita la micción, por lo que no se debe beber para la noche.

Lo bueno de tener un huerto propio y ecológico es que podemos estar seguros de que para un  uso medicinal, el cultivo se ha hecho de modo ecológico. ©

 

6 pensamientos en “Las barbas del maíz

    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hola Alejandro, un placer saludarte.Ya he visto que tenéis también algunas variedades propias de maiz. Es bueno tener diversos uso para el amíz. Se puede fabricar el gofio ¿Qué tal está?. Un abrazo

      Responder
      1. elcalerozonarecreativa

        El gofio es un alimento que llena bastante, si está bien tostado y molido el millo es muy sabroso, es muy bueno mezclado con leche de vaca recien ordeñada, no es lo mismo con leche homogeneizada de tetra brik. El gofio lo están haciendo con millo que viene de Argentina, pero si lo consigues de millo de la própia tierra es muchísimo mejor aunque salga un poco más caro.
        Saludos muy cordiales

      2. Encarnación Autor de la entrada

        Saludos Alejandro! Estoy intentando hacerme con un molino. Si lo consigo miraré de hacer un poco de gofio casero, con los cerelaes que hay de la cosecha y las instrucciones que hay en Internet. Pero ya os contaré la experiencia si consigo llevarlo a cabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s