Reciclando e inventando

Buscando la raíz

Buscando la raíz

Dicen que cuando surge una necesidad  la mente  del ser humano se las arregla para hallar una respuesta. Algo así sucede en casa en determinadas ocasiones y esta ha sido una de ellas.  A la hora de controlar y arrancar  las hierbas que surgen entre los cultivos las hay  fáciles de quitar, y otras en cambio resultan difíciles, de raíces profundas  e incluso agresivas. Este es el caso de los cardos.

Uno de los brazos de la tijera

Uno de los brazos de la tijera

Un pequeño golpe y ya está fuera

Un pequeño golpe y… ya está fuera

Los cardos son una planta autóctona de la zona donde se encuentra mi huerto. Es de las plantas de raíces profundas que es capaz de penetrar en la arcilla y encontrar el frescor y las nutrientes en el interior del suelo.

Los cardos con el paso de los años de uso  y limpieza de un huerto terminan por desgastarse y desaparecer, pero en  un huerto relativamente nuevo como es el nuestro siempre terminan por  volver a crecer, pese a la tarea de descaste anual.

Los cardos tienen afiladas espinas que penetran hasta los guantes más fuertes. Con raíces profundas y bien agarradas y hojas espinosas, no  es difícil de entender que no nos gusta arrancar cardos.  Algo había que hacer.

También con raíces como las de la Lengua de Vaca

También con raíces como las de la Lengua de Vaca

La respuesta vino de la mano de este ingenio que está construido con las dos piezas  de una tijera de podar ramas,  rota. Esta herramienta presenta la ventaja  de ser muy  ligero el material con el que está hecha y  tener un mango extensible,  adaptable a la altura de quien la usa. En  una de las hojas se dejó la cuchilla de la podona, en la otra se le adaptó una hoja metálica que se afiló para que presentara corte.

Permite un trabajo rápido

Permite un trabajo rápido

Con ambas  se eliminan de forma rápida y muy cómoda algunas de las hierbas más molestas y duras del huerto y además se le da uso a esta herramienta destinada al contenedor de la basura, cuyo único delito era no poderle colocar un muelle adaptado a la misma, por no existir la posibilidad de tal  repuesto para ella. ©

 

4 pensamientos en “Reciclando e inventando

  1. huertaorganicammch

    Ya lo creo!En cuantas oportunidades encontramos el ingenio!
    Ahora tengo que trasplantar y son momentos en que el ingenio tiene que superar a la fuerza. Pienso humedecer bien la tierra antes de trabajarla y las malezas me darán tarea!. Un saludo afectuoso!.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Muy ingenioso, pero para mi tierra no podría servir, es una tierra demasiado pegajosa y pesada con tanta arcilla. Este se ve ideal para terrenos arenosos. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s