Un invernadero frío

Cierre exterior

Cierre exterior

Estamos comenzando otra vez con la tarea dentro de los invernaderos. Se han comenzado a cerrar,  recoger cuerdas y cualquier  otro resto, cavar la tierra del interior, eliminar grama y otras raíces,  …

Pared sur

Pared sur

Leyendo sobre cómo   se suelen clasificar los   invernaderos veo que lo que yo tengo se considera  un invernadero frío. Se llama así a todo aquel espacio   de cultivo, cerrado normalmente con plástico,  que no cuenta con ninguna fuente de calor ajena a la que pueda proporcionar el propio sol. Espacios que sobreviven a la intemperie con sus propios recursos energéticos.  Son  pues un tipo de  invernadero fácil de mantener.

En su  interior  suele haber  una temperatura entre 5 y 7 º por encima de la temperatura  exterior. Por ello las plantas no suelen llegar a estar expuestas a rigores de frío  extremos salvo que este sea realmente muy intenso.

Mis invernáculos, pese a ser  invernaderos  fríos, cuentan a su favor con que ambos están apoyados sobre una pared sur, con ello pueden recargarse con algo de la temperatura que la inercia térmica de la pared mantiene, al estar  construida con bloques de hormigón, aunque quizá  conviniese que también la pintase de negro para favorecer una mayor retención.

Tienen también a su favor que por su posición quedan un tanto  protegidos de los vientos dominantes que vienen desde una dirección noroeste, por lo que no  pierden tanto  calor cuando sopla el viento.

Siembra directa en el suelo del invernadero

Siembra directa en el suelo del invernadero

En esta época, en un invernadero frío aunque se cierre bien, y no siempre esto es posible,  se hace difícil cultivar determinadas especies sensibles al frío, tales como tomates y pimientos, pues el proceso de germinación se haría muy  lento. Más adelante cuando las plantas ya hayan desarrollado hojas verdaderas se adaptarán mejor y resistirán la posible  caída nocturnas de la temperatura, pero  colocaremos  doble protección a base de manta térmica, para tenerlo seguro.

De momento en el invernadero llevamos colocado semillas tanto de  algunas hortalizas como cebollas,  rabanitos, rábanos, lechugas, zanahorias tempranas, … como de plantas ornamentales, en especial de estas últimas. Algunas de estas plantas  más tarde no podrían utilizar el invernadero para cultivarse, pues estaríamos ocupados con otras tareas para sembrarlas, pero  ahora aprovechan la mayor temperatura  de dentro  para comenzar su ciclo.

Preparados para trasladar cuando sea necesario

Preparados para trasladar cuando sea necesario

Muchas de ellas son plantas que serán resistentes al fresco de la primavera, como el cártamo, los lupinos o las equináceas, en otros casos habrá que mantenerlas protegidas hasta el  final de las heladas como los tagetes o  Dondiegos, pero irán mucho más avanzadas y darán una mejor cantidad de flores y de semillas. ©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s