Palomitas de maíz

Palomitas de maíz

Palomitas de maíz

zea mays everata sturt

zea mays everata sturt

En estas tardes de otoño con tanta lluvia el quedarse en casa ha sido frecuentemente  la opción elegida. Nada mejor en esos momentos que animar la tarde con un buen cuenco de palomitas recién hechas.

El maíz Reventón que es como también se llama al maíz de palomitas  hay que desgranarlo a mano y con cuidado para que no se le rompa la piel, pues con ella  completa, cuando se le somete al calor, la presión interna lo abre como una bella flor.

Investigadores de la Universidad de Scranton, Pensilvania han concluido que un  buen cuenco de palomitas resulta ser uno de los alimentos más saludables que podamos tomar, dada  la elevada cantidad de polifenoles  que presentan.  La concentración de estos polifenoles es más elevada dado el bajo porcentaje de agua de las palomitas, un 4%. Mucho más elevada que en muchas frutas y verduras. Estos se concentran sobre todo en la piel, que también aporta mucha fibra. Enlace de la BBC que puede ser de interés.

maíz, poco aceite y poca sal

maíz, poco aceite y poca sal

Los  polifenoles son  antioxidantes  muy saludables para proteger a las células de las enfermedades degenerativas y  del daño causado por los radicales libres, también ayudan a combatir el colesterol. Pero para que sean tan saludables hay que preparar las palomitas de una manera  adecuada, con baja cantidad de aceite de  buena calidad y poca sal.

Se cubre apenas el fondo de la cazuela

Se cubre apenas el fondo de la cazuela

Las palomitas nos aportan también otros elementos a la dieta como  vitamina E, Tiamina, minerales,.. Pero la clave está en cómo hacerlas.

Dentro de la cazuela

Bajo la tapa…

Empezamos necesitando una buena cazuela de fondo plano, con tapadera. Un  puñado de maíz, un chorro de aceite  de oliva virgen (apenas 1 cucharada o 2),  un poco de sal. Se pone todo ello  en el fondo de la cazuela y se tapa esta poniéndola a fuego vivo.

...saltan las palomitas y llenan la cazuela

…saltan las palomitas y llenan la cazuela

Dependiendo del nivel de humedad del maíz, esta tarda  más o menos, pero moviendo las semillas sin destapar la cazuela, al cabo de poco rato el maíz comienza a saltar chocando con las paredes, haciendo ruido. Se debe seguir  moviendo la cazuela, de modo que no se nos peguen las palomitas, se puede bajar un poco el fuego.

Si la cazuela tiene un fondo grueso que retenga el calor, se pueden incluso retirar del fuego, pero debemos seguirlas moviendo, sin destapar,  para impedir  que  tomen un sabor ahumado. Tras un fuerte bombardeo en pocos minutos dejan de hacer ruido.  Ya podemos destaparlas y están listas.

¡Vistas y no vistas!

¡Vistas y no vistas!

Apenas llevan grasa, poca sal y  están deliciosas, tanto ellas como  el olor de las palomitas. ©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s