Cebolla blanca achatada

Riestras de cebolla blanca

Ristras de cebolla blanca

No conozco su auténtica denominación, pues la cebolla me llegó como cebollín que  lleva a la venta un señor, año tras años,  por los pueblos de la Sierra de la Culebra. Mi madre me pasó unos pocos. Cuando estos se hicieron  cebolla, reservé unos bulbos  para conseguir semillas.

No se su nombre real, pero buscando en la red  a estas cebollas achatadas se las conoce  en unos casos como cebollas Vidalia,  e incluso puede que sean la cebolla de Fuentes, pero en casa las llamamos las blancas achatadas.

Hileras en agosto

Hileras en agosto

Doblando el cuello

Doblando el cuello por si solas

Es una  cebolla muy rica y de buen tamaño. De las cebollas que me gusta  plantar para la siembra del verano, pues se conserva bien. Es una cebolla blanca y  achatada. De sabor  dulce y suave con lo que se puede decir que tiene un bajo nivel de  pungencia, este es el término que se emplea  para hablar del picor de la cebolla. Es una cebolla que en crudo no tiene un regusto demasiado intenso.

De color blanquecino y hojas con toque azulado

De color blanquecino y hojas con toque azulado

Es una cebolla  de carne blanca que cuando comienza a madurar comienza a adquirir  un  color paja.  Los  porretos, hojas  de las cebollas, tienen un toque más azulado que otro tipo de cebollas.

Levantando las cebollas con la horca

Levantando las cebollas con la horca

Nosotros en el huerto pusimos   este año dos hileras de cebollas blancas, procedentes de la siembra de semillas propias  del mes de enero. Las cebollas se han desarrollado bien.

Al ser este un año de tanta actividad de los hongos decidimos  desde el principio mantener sobre ellos el empleo de los diferentes purines, en especial del de cebollas, pero también se emplearon  las maceraciones de  salvia y manzanilla y las disoluciones de bicarbonato. El purín de cebollas se empleó tanto  para las hojas como en  el suelo.

De tamaños muy regulares

De tamaños muy regulares

En el mes de junio se acolchó un poco el suelo con algo de paja para reducir la evaporación y tener que regar en  mayor lapso de tiempo. En plena estación de calor  el riego fue una vez a la semana, por el suco.

En el mes de agosto comenzamos a reducir la cantidad de agua en el suelo (recordemos que es arcilloso), para disminuir la posibilidad de podredumbres. Desde el momento en que comenzaron a doblar sus tallos dejamos de regarlas completamente.

Carretillo cargado de cebollas

Carretillo cargado de cebollas

A finales de agosto  las hemos  quitado de la tierra y las hemos tenido secando bien, para que se sellaran lo mejor posible. De modo que eso les permita  conservarse  durante todo el invierno.  Ahora se han ido trenzando pues me gusta colocarlas en un lugar donde corra bien el aire y se conserven  bien. ©

Trenzando cebollas

Trenzando cebollas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s