Ruibarbo en el huerto

Ruibarbo en el huerto

Ruibarbo en el huerto

Cambio a un tiesto mayor

Cambio a un tiesto mayor

Llegó el Ruibarbo (Rheum rhabarbarum) a mis manos ya hace unos meses. En concreto compré una planta en un vasito de  fibra de coco en la feria de productos ecológicos de Zamora en octubre de 2013. Era una pequeña planta que no pensé fuese a salir adelante dado lo tardía que iba  respecto al año. Al llegar el invierno perdió las hojas y quedó meramente la yema latente asomando en la galería de casa.

En la  primavera renovó los brotes, momento en que aproveché y la cambié para un tiesto más grande. Pero a la llegada del mes de julio y dado que la planta en el tiesto sufría si me descuidaba y no mantenía el riego adecuado, no era demasiado grande el tiesto, decidí trasplantarla para tierra donde de momento se encuentra mejorando su crecimiento cada día.

Sacando tallos nuevos

Sacando tallos nuevos

El Ruibarbo es una planta de la familia de las Polygonaceae, de las que ya existe alguna más en el huerto, como la acedera y el trigo sarraceno. Es una planta de grandes hojas que arrancan desde unos pedúnculos desde el suelo. De color verde intenso las hojas, los peciolos son entre verde y rojizos.

A la planta le gustan los nutrientes y necesita un riego regular para mantener el verdor  y tamaño de sus hojas, pero no le gustan las inundaciones.

Hojas cada vez más grandes

Hojas cada vez más grandes

Es una planta muy rica en Ácido Oxálico, razón por la cual las hojas son venenosas.   El  consumo debe realizarse al inicio de la primavera, pero solo los tallos que presentan menores cantidades de este. Nosotros de momento lo estamos viendo crecer,  y  cada día es un poco mayor. En primavera intentaremos recolectar  sus tallos para probar que tal están, y cómo resultan para elaborar  alguna tarta de Ruibarbo. ©

6 pensamientos en “Ruibarbo en el huerto

    1. Encarnación Autor de la entrada

      No hay problema Jesús, pero hay que que esperar, pues semillas me imagino que las sacará el próximo año y esquejes todavía no tiene. No queda más remedio que dejar que la naturaleza siga su curso, un saludo

      Responder
  1. Rosa Montserrat Ferre

    Hola Encarnación,
    Con los tallos del ruibarbo en Centroeuropa hacen unas tartas estupendas, francamente bonísimas. También se prepara en mermelada. Los tallos se pelan, se sacan los nervios, se cortan en trozos de 2 cm. y ya están listos para poner encima de la masa delgada y fermentada para hacer la tarta o para hacer mermelada. Necesita bastante azúcar pues es muy ácido.
    Hay en todos los jardines y huertas. Se utiliza todo sin tener en cuenta si puede haber mucho o poco ácido oxálico. Me supongo por ser una cosa de temporada que dura muy poco.
    Hay dos variedades, la verde y la roja. Ambas son exquisitas.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Muchas gracias Rosa, esta primavera tengo intención de probarlo, pues de momento lleva muy buen crecimiento, por lo que para la próxima primavera podremos quitarle los tallos. Ya buscaré alguna buena receta. Este parece de la variedad rojiza, pues los tallos tienen ese color, pero no en exceso. Un saludo

      Responder
  2. Pingback: Tarta con tallos de ruibarbo | El Huerto 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s