Renovación del estanque (IV): Remates finales

Rematando laterales

Rematando laterales desde su ladera norte

Angulo lateral, antes de cubrir con tierra

Angulo lateral, antes de cubrir con tierra

Una vez relleno de agua el estanque,  la lona fue ajustándose  a su alrededor y fue cuando fuimos conscientes de que habíamos calculado bastante bien el material comprado, pues solo en sus ángulos se podía decir que sobraba algo de material, y en esas zonas había dos soluciones:

  • O lo cortábamos, dejándolo solo con el  borde  de material necesario para que se elevase la altura exterior al nivel requerido.
  • O bien  podíamos ampliar el ángulo y colocar una zona rebajada  para colocar dentro tierra y  plantas que necesitasen de la humedad para su desarrollo, por lo que al quedar la zona encharcada al regar, podrían tener un buen desarrollo a lo largo del verano.
Comenzando a rematar la arqueta

Comenzando  el forjado de  la arqueta

Subiendo laterales

Subiendo laterales

Arqueta rematada

Arqueta rematada

Optamos por las dos opciones en la zona del oeste respetamos el material y colocamos dos superficies de plantación para plantas  semiacuáticas. En la zona este redondeamos y rematamos  el material, arreglando uno de las zonas para colocar el aliviadero.

Barro, lona y cemento

Barro, lona y cemento

El punto de mayor riesgo del embalse es la arqueta de riego, que tiene la misión de poder enganchar una goma para canalizar el agua a las zonas de cultivo sin tener que llevarla guiada por el suelo.  La entrada de la arqueta se dejo  al nivel de la misma, pero se elevaron los laterales, de modo que hubiera un margen de unos 10 cm, de rellenado con el que poder jugar mientras se va regando.

Borde sur

Borde sur

Lateral oeste

Lateral oeste

La goma tiene la presión de la columna de agua de desnivel que se genera,  por lo que se puede regar bien cualquier parte del huerto incluso la que está en  la zona por donde entra agua al  estanque.

La conexión entre la arqueta de riego y la lona yo pretendía realizarla con  cemento, pero mi hijo que es el que lo ha realizado ha impuesto su criterio y el empalme la sella meramente con arcilla, que de momento parece funcionar bastante bien. No hay fugas.

Por debajo de la lona se fue colocando un nivel de tierra cribada, para impedir que la presencia de piedras   pudieran romper el material. Por encima se colocó  tierra también menuda y suelta y se niveló todo el conjunto.

Rebosadero

Rebosadero

Todavía hay zonas del área de contacto entre la tierra y el agua que están sin rematar e introducir tierra, pero lo iremos realizando conforme pensemos que plantas queremos colocar ahí.

Zona norte y noreste

Zona norte y noreste

En el estanque el agua  cada vez aparece más clara, pues el barro en suspensión se ha ido depositando en el fondo y de vez en cuando podemos ver a los peces que se pasean bajo la superficie.©

Se puede comenzar a poblar

Se puede comenzar a poblar

 

 

2 pensamientos en “Renovación del estanque (IV): Remates finales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s