Renovación del estanque (II): El vaciado

Eatanque antes de iniciar su vaciado

Estanque antes de iniciar su vaciado

El estanque aunque había ido bajando de nivel  a lo largo del invierno, conservaba todavía un volumen considerable de agua. Aunque el estanque lo queríamos renovar, también  al  mismo tiempo queremos conservar la  biodiversidad animal  y vegetal  que había en él: ranas, renacuajos, peces, insectos, caracoles, algas …

Lo primero de todo era planificar cómo íbamos a proceder para vaciar el estanque sin perder esta biodiversidad. Hay que tener en cuenta que  además el tiempo corre en nuestra contra, pues cuanto más avanzara el final de la primavera, mayor impacto podría tener el vaciado del mismo, en la población acuícola.

Retirando agua y algas

Retirando agua y algas

Desde el momento en que llegó la lona  iniciamos  las obras.  Los días  en que lo hicimos coincidieron desagradables, pero el que las temperaturas no fuesen  demasiado elevadas así como la presencia de humedad del aire era lo más adecuado para realizar el trasvase de animales  y algas a los contenedores.

Sacando las algas

Sacando las algas

Comenzamos retirando una  buena parte del volumen total de agua que quedaba  empleando una bomba. Parte de ese agua se recogió en  bidones y en un deposito.  Se comenzó recogiendo parte de las algas y poniéndolas dentro de uno de los bidones. También se fueron recogiendo con ellas parte de la población de caracoles.

Mucho lodo

Mucho lodo…

A continuación  conforme disminuía el nivel del agua se fueron pillando las ranas y los peces y metiéndolos por separado en los bidones y depósito. La parte final fue la más complicada, pues al remover el agua del estanque, el conjunto el barro y  fango del fondo se removieron también, haciendo complicado  el terminar de localizar a los animales que quedaban en el mismo.  Conseguimos sacar la mayoría de ellos. Una parte de las algas se sacaron sin la intención de volverlas a poner dentro del agua.

Que hubo que barrer

…que hubo que barrer

Finalmente también sacamos el fango  del fondo, con los restos de grava, tierra y piedras que allí había. Solo reservamos una pequeña porción  para colocarlo en la  base del  estanque antes de rellenarlo. El resto lo echamos en la tierra para ponerlo a secar y luego incorporarlo al huerto. Terminamos bien enlodados, casi  con un baño de lodo.

Escalón lateral

Escalón lateral

Barrimos  el plástico y lo dejamos  secar, mientras tanto retomamos un poco los laterales, haciendo un escalón, preparándolos para poder poner alguna planta de agua si nos daba por ahí. Acabado esto ya estaba todo listo para colocarle encima la lona,  y continuar con  la siguiente fase de la tarea: El Llenado del estanque. ©

Listo para poner la lona

Listo para poner la lona

3 pensamientos en “Renovación del estanque (II): El vaciado

  1. Pingback: Renovación del estanque (I): La lona. | El Huerto 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s