Vistas del huerto en la semana séptima

En esta séptima semana del año, mediado el mes de febrero,  el mes  no responde a su fama, pues aunque se le llama “Febrerillo el loco”, de momento no nos da de todo un poco, pues lo que llevamos hasta ahora es más de lo mismo: Lluvia, viento, lluvia, viento y todo ello por exceso, malo.

La tierra rebosa de agua, menos mal que la huerta  tiene la buena virtud de dos metros de desnivel respecto al canal de desagüe,  motivo por el que evacua  bien el agua que en ella cae.

Nubes  y claros,  con poca luz en general, salvo cuando el sol se cuela entre ellas. ©

Panorama 7.1

Panorama 7.1

Panorama 7.2

Panorama 7.2

Panorama 7.3

Panorama 7.3

Panorama 7.4

Panorama 7.4

Panorama 7.5

Panorama 7.5

Panorama 7.6

Panorama 7.6

Panorama 7.7

Panorama 7.7

2 pensamientos en “Vistas del huerto en la semana séptima

  1. francisco jose cabrero barranco

    me alegra ver que empieza a verse ya el huerto poco a poco, yo aun no he removido mucho la tierra, soy más de dejar actuar la vegetación natural hasta el momento de la plantación, me gusta la labor efecto que realizan las “malas hiervas” sobre el suelo, suelo darle la vuelta al terreno y deshervarlo unos días antes de las plantaciones, al mismo tiempo aprovecho para aportar mantillo orgánico preparado por mí a lo largo del otoño-invierno, mientras durante todo el invierno, suelo aportar bastantes cantidades de cenizas de leña para desinfectar de ciertas enfermedades establecidas durante el largo periodo vegetativo estival del verano anterior, el resultado es para mi bastante productivo, además, con el aporte de las mismas cenizas consigo otros dos beneficios necesarios, el primero y muy importante el aporte de ciertos minerales reguladores del PH calcificando en cierta medida el terreno arcilloso a la actuación de la penetración por las lluvias, el segundo, ayudar al suelo a la regeneración que con la siguiente vuelta y aireación del suelo, queda menos apelmazado y en sí, aligerado… son muchos los beneficios que he conseguido en mis años de experiencias agrícolas con este aporte, al mismo tiempo, aprovecho estos residuos produciendo menos cantidad de desechos, también he notado que mis rosales, mis ciruelos y mis higueras, agradecen este aporte en sus raíces, manteniéndose más sanos frente a ciertas enfermedades y floreciendo y fructificando de manera que sus frutos son más sabrosos, a los manzanos y los perales sin embargo no le he notado diferencia ninguna, otro de los beneficios que he observado con el aporte de cenizas en el suelo es el de la menor cantidad de limacos (babosas y caracoles) cuando estas están en superficie, creo que será un buen repelente para ellos en sus andaduras por el suelo y tal vez evite la anidación de sus puestas de huevos en las zonas de este aporte… un saludo desde la provincia de Toledo

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Muchas gracias por el aporte. Realmente la ceniza te funciona, es una ventaja para la tierra arcillosa. La calcificación del terreno es beneficiosa en un terreno arcilloso como es el nuestro, mejorando los niveles de apelmazamiento. No tenía noticias del efecto anti-límacos, posiblemente Francisco José tenga efecto sobre los huevos, con lo que reduces el volumen final al repercutir en la puesta anual. Es un buen uso para este residuo. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s