La rizosfera de mi huerto

Raices bajo el suelo

Raíces bajo el suelo

En el huerto está lo que vemos, pero también lo que no vemos. Dentro de esto último podemos hablar de su  Rizosfera,  un concepto relativamente nuevo para mi, aunque los aspectos a los que afecta en el huerto son variados y complejos , en consecuencia  muy importantes.

Es la rizosfera  el área  del suelo inmediatamente en contacto con las raíces, entre 1 y 2 milímetros a partir de la epidermis radical. Un espacio  muy dinámico donde tienen lugar  una interacción permanente entre los microorganismo que lo  habitan y los nutrientes que hay en el, así como las plantas que crecen.

Micorrizas?

Micorrizas?

Raices del puerro

Raíces del puerro

El vocablo está formado por dos términos rhyza-raíz y sphaira-esfera, refiriéndose  a la esfera de actuación de la raíz.

Este área está poblada por un volumen amplio y diverso de microorganismos, que van desde bácterias, hongos, algas, microfauna (nematodos, insectos, protozoos, …). Seres que establecen relaciones complejas en este espacio y  las plantas que crecen arropadas a  el.

A ras del suelo

A ras del suelo

Un entorno que no es homogéneo, pues varía en función del tipo de suelo, del tipo de plantas que crecen, de la concentración y tipo de nutrientes, así como de la trasformación de los restos orgánicos y minerales que caen sobre el suelo.

La condicción fija de las plantas  a un territorio es un aspecto que ha incentivado y potenciado la aparición en el medio natural,  a lo largo de todo el proceso de evolución, de todo este conjunto de microorganismos capaces de mejorar la calidad de vida de las mismas.

En este espacio, junto y asociada  a la presencia del  agua del suelo, caen múltiples compuestos orgánicos nocivos  en si, que sin transformar son potencialmente destructivos para las plantas, pero que sometidos a cambios por los residentes de la zona, se convierten en elementos necesarios y beneficiosos para su crecimiento.

Delicadas raíces

Delicadas raíces

En todas estas presencias está la clave del  mantenimiento de un balance ecológico, que asegure la sostenibilidad de un ecosistema, tanto natural como agrícola. Empleando el Carbono que hay  disponible en el suelo, los microorganismos, colonizan y enriquecen, asentándose en microhabitats, donde despliegan toda su importante  labor.©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s