Gratinado de colinabo con senderinas

Colinabo con senderinas y queso gratinado

Colinabo con senderinas y queso gratinado

En esta receta pretendemos emplear los magníficos colinabos que este año hay en el huerto. Esta raíz a caballo entre el nabo y la col, presenta unas raíces muy agradables al paladar en la época invernal, momento en que han sido suavizado el sabor fuerte  que presentan las crucíferas por la acción de las heladas.

Antes ...

Antes …

y después de la limpieza

y después de la limpieza

El  colinabo a cocinar era hermoso, superando ampliamente el kilo. Comenzamos pelándolo y limpiándolo cuidadosamente.  Antes de todo tomamos senderinas secas de las recogidas y puestas a secar en la época otoñal y las pusimos con agua templada para que se fuesen rehidratando.

Senderinas rehidratándose

Senderinas rehidratándose

El nabo tras ser pelado se cortó en trozos y se puso a cocer con un poco de leche, de modo que lo cubriese  apenas, hasta que se puso tierno. No tardó mucho10-15 minutos.

Cortado y muy blanco

Cortado y muy blanco

Cociendo con leche

Cociendo con leche

Mientras tanto se tomó una cebolla y sus brotes tiernos y se puso a sofreír  en la sartén cortada finamente.

Cebolla y carne de cerdo

Cebolla y carne de cerdo

Al poco se le incorporó un ajo y  la carne de ibérico finamente picada ( menos de 100 gr.)

Carne y cebolla

Carne y cebolla

Se dejó sofreir y pochar. Una vez cocidos los colinabos se escurren  de la leche  y se  reservan por separados colinabos y leche.

Senderinas escurridas

Senderinas escurridas…

A las senderinas se les quita el exceso de líquido y escurridas se van echando a la sartén, se dejan cocinar.

en la sartén

.. en la sartén

Se incorpora a la sartén  una buena cucharada de salsa de soja,  un poco de pimienta molida, la leche que ha  sobrado de cocer los colinabos. Se rectifica de sal  y se deja cocinar todo junto, se podrían echar aquí los colinabos y saltear todo junto.

Cociendo  en la sartén

Cociendo en la sartén

Se pone  todo en una tartera para llevar al horno, el queso que gustemos por encima y se pone a gratinar hasta que se dore por encima. Estando listo para servir y agradable de comer.

Mezclando

Mezclando

Los colinabos son mucho más suaves que los nabos, sin las durezas interiores que estos tienen. De hecho al ser tan  grande, una parte del mismo quedó sin cocer, empleándolo crudo para la ensalada, resultando también muy agradable, con un toque dulce y carne sabrosa y crujiente.©

Gratinando

Gratinando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s