Tramientos de invierno: Caldo Bordelés

Sulfato de cobre incorporado a la mezcla

Sulfato de cobre incorporado a la mezcla

Rociando un  albérchigo

Rociando un albérchigo

Este año voy a tomarme en serio  la realización de los tratamientos de invierno y ya veremos cómo repercuten en la mejora general de los árboles en primavera y verano.

Tengo intención de desarrollar tres tratamientos con cobre a lo largo del invierno.

  • El primero lo he dado ahora cuando todavía hay hojas luciendo en algunos de los árboles. En uno de los días en que ha salido el sol y ha hecho una buena  mañana, para que pudiera secarse  bien la humedad antes de la llegada de la noche.
  • El segundo lo daremos en pleno invierno, a finales del mes de enero.
  • El tercero se realizará cuando las yemas de flor comiencen a hincharse, después de la poda.

Ahora y a lo largo del invierno voy a realizar el  tratamiento de  Caldo Bordelés en una concentración del 2%,  de modo que a cada 10 litros de agua le pondremos 200 gramos de cal viva y  200 gramos de sulfato de cobre. Más adelante ya emplearemos  la mezcla al 1%. Normalmente mientras conservan la hoja  las plantas no se suele emplear tratamientos que tengan más del 1% de cal y de caldo bordelés, pero en el invierno, ya sin hojas  se pueden emplear  mezclas con mayor concentración.

Rociando el cerezo

Rociando el cerezo

Tras el ciruelo

Tras el ciruelo

Medimos el agua, mezclamos primero  la cal con un poco de ella al tiempo que la apagamos, disolvimos bien y colamos para evitar que se atascase la máquina.  Disolvemos el sulfato de cobre en el agua, lo mezclamos bien  y lo fuimos  uniendo a la cal, completamos  el agua hasta llegar a los 10 litros, revolviendo la mezcla  y dejándolo  listo para  usar con los árboles.

El manzano todavía lleno de hojas

El manzano todavía lleno de hojas

Esta mezcla se debe  usar cuanto antes, mejor recién hecha. Procuramos que no gotease demasiado y que quedase la corteza de los árboles bien cubierta.  Recorrimos todos los frutales, con especial interés en los melocotoneros, pero al tiempo un poco todo el conjunto, incluyendo algunos arbusto como rosales y frambuesas y las fresas. ©

Hasta las fresas

Hasta las fresas

5 pensamientos en “Tramientos de invierno: Caldo Bordelés

  1. María Dolores

    Hola, buenos días; quisiera saber si para la elaboración del caldo bordelés puedo utilizar cal molida deshidratada en lugar de cal viva; y también dónde puedo conseguir el sulfato de cobre. Gracias.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hola María Dolores! No entiedo mucho de química, pero en todas las recetas se habla de cal viva, que se apaga con el agua, por lo que se podría usar cal muerta (el efecto antifúngico lo tiene el cobre y la cal actua como un neutralizante de su acidez) pero creo que se capacidad de fijado a la corteza y hojas es menor en esas circunstancias. Un saludo

      Responder
  2. elcalerozonarecreativa

    Estimada Encarna: Creo que si hubiese tratado a tiempo las papas con Caldo Bordelés hubiesen aguantado un poco más el ataque masivo del mildiu. Tengo entendido que el cobre produce una parada en el desarrollo vegetativo y es por lo que no lo había echado, pensaba echarlo cuando las papas estuviesen más desarrollada, pero se me hizo muy tarde y se perdió la cosecha. Hablando con los del lugar me dijeron que el cobre en la época de invierno no produce apenas parón vegetativo. Siempre deseando que haya suerte en todas estas cosas.
    Saludos muy cordiales.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Un placer saludarte Alejandro. Yo este año preferí emplear el macerado de cebolla y estoy muy satisfecha con su uso. Empleo todos los restos de las cebollas tras su recogida y lo voy manteniendo en activo a la largo del verano. Lo único malo es su olor, que es bastante desagradable, pero funciona bien como antifúngico e insecticida repelente. Eso si hay que echarlo con regularidad. El cobre ahora tiene poco que paralizar, pues la mayor parte de las plantas están totalmente inactivas, y en aquellas que no lo están (escarolas con amenaza de mildiu) sigo empleando el purin de cebollas. De todas formas es fácil descuidarse, en mi caso fue con la cosecha tardía de patata en los meses de setiembre-octubre que vino tan bueno, pensé que en esa época no habría peligro, pero hizo demasiado calor y algo se resintieron al final. Me imagino que casi que tendrás la nueva cosecha en marcha. Un abrazo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s