Ghi de hierbas

Ghi de hierbas

Ghi de hierbas

Hace mucho tiempo que no incorporo ningún preparado  de cosmética natural  y  este resulta muy agradable. Se elabora con ghi y  diferentes hierbas, en este caso: salvia, romero, menta, lavanda  y pino.

El ghi es  de empleo muy frecuente en la cocina indú, pero también  lo es relativamente en la occidental, donde se le llama mantequilla clarificada. Es por tanto una mantequilla  sin sal que se  somete a un proceso de aporte de calor suave, de modo que el agua y restos de suero que pueda tener se van o evaporando  y  concentrando y solidificando. Posteriormente se espuman y quitan, con lo que queda una grasa casi pura.

Al ser de origen animal este grasa tiene una elevada capacidad de penetración en la piel, siendo bien asimilada por ella.  Esta capacidad la unimos  al empleo de  ciertas hierbas y de las propiedades que esas aportan al ser  absorbidas hacia el interior de las células.

Lavando las  hierbas

Listas para lavar

Así la salvia aporta grandes beneficios a la piel regenerando la misma, aliviando eczemas, antifúngica y antimicrobiana. El romero mejora la circulación sanguinea,  aliviando la sequedad el enrojecimiento,  relajante, rejuvenecedor,…  La lavanda tiene todo tipo de ventajas sobre ella: alivia eczemas, heridas, psoriasis, … La menta tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda  con el acné y otras imperfecciones, antifúngico, … Finalmente el pino es también un activador y regenerador, antibacteriano.

Mantequilla en el cazo

Mantequilla en el cazo

Por todo ello esas fueron las hierbas que elegimos, pero podrían haberse combinado otras dependiendo de lo que se busque.  Se lavaron las hierbas se dejaron secar un poco y  fuimos desojándolas.

...el calor la derrite

…el calor la derrite

Mientras tanto se colocó  la mantequilla en una cazuela, pero  no al fuego directo sino al baño maría y se puso a derretir, apareciendo los restos lácteos en la misma. Incorporamos las hierbas y a fuego lento dejamos cocinar, mantequilla  e hierbas.  En el proceso  el agua que pudiera haber se evapora.

Comenzando a cocer

Comenzando a cocer

Espuma láctea

Espuma láctea

 las hierbas cambian de color

las hierbas cambian de color

Tras ser colada en la fase líquida

Tras ser colada en la fase líquida

Finalizada la cocción procedemos a colar  con una gasa esterilizada, separando  las hierbas y restos  lácteos, colocando el ghi líquido  obtenido en un tarro  bien limpio, donde dejamos hasta que se enfría, consolidándose la crema creada y quedando listo para su uso.

Con el calor corporal se funde con suavidad y penetra  en la dermis. Lo empleamos tanto como crema  corporal y de manos, como en ciertos momentos como mascarilla capilar,  para regenerar pelo dañado y con problemas de caspa. Funciona bien, siendo  bien asimilado por la piel, dejando además  un aroma herbal con un toque lácteo. Pero también es cierto que cada piel es un mundo y puede que  antes de usar alegremente haya que comprobar  que pueda ser adecuado para la nuestra y ver cómo nos funciona.©

2 pensamientos en “Ghi de hierbas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s