Lluvia, lluvia y…. ¿lluvia?

LLuvia sobre el agua

LLuvia sobre el  estanque

Crisantemos bajo la lluvia

Crisantemos bajo la lluvia

Por estas tierras las  precipitaciones en otoño, que nos permitan asegurar un buen nivel de agua en  los embalses, son siempre bienvenidas, pero las de este otoño nos dejan sorprendidos después de llevar años aconstumbrados a las pocas lluvias que  suelen caer.

El huerto se encuentra como en una primavera exuberante donde  caracoles y babosas  se pasean felices, devorando las hojas.

Disfrutando de las coles

Disfrutando de las coles

La vegetación crece alegremente y las hierbas sean “buenas” o “malas”, parecen no saber que estamos en otoño y que tanta energía es un despilfarro pues en cualquier momento la temperatura va a caer, recordando  dónde debe estar, helando las intenciones de todo lo que encuentre a su paso.

Gotas de agua sobre hoja de Colinabo

Gotas de agua sobre hoja de Colinabo

Hojas verdes en los chopos

Hojas verdes en los chopos

Pero ¿dónde deben estar las temperaturas?  Siempre es pretensión el creer conocer  qué debe hacer  el clima, pero  parece cómo que de un tiempo  a esta parte cada otoño  se retrasara un poco más, y quizá también cada primavera. Parece como que hubiera  una deslocalización entre el calendario  y la climatología.

¿Es todo impresión subjetiva? La memoria es frágil, pero pese a ello,  resulta difícil recordar un periodo  de otoño de temperaturas tan suaves y anormalmente altas, temperaturas que están conservando las hojas a los árboles, pues apenas han caído hoja alguna  hasta ahora.

Mojado

Crisantemo mojado

Estas temperaturas unidas a las lluvias están colocando a las plantas  en una situación de riesgo, pues cuando llegue el frío se van a encontrar estando inusualmente tiernas, por lo que el daño en la estructura  de las células serán mucho más grave.

Confiemos en que el tiempo no  cambie de golpe y nos permita ir colocando algún tipo  de protección, lo que de momento con tanto calor no podemos poner o  el daño del hielo puede llegar a ser importante. ©

2 pensamientos en “Lluvia, lluvia y…. ¿lluvia?

  1. Rosa Montserrat Ferre

    Es verdad que la climatología está cambiando. La semana pasada los botones del níspero ya empezaban a abrirse. Ayer ya había dos abejorros revoloteando. Si en Enero vienen heladas ya habremos comido nísperos por este año. Creo a la hora fuerte del sol llegamos a 30 grados… Incluso las cepas han echo nuevos brotes.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hay un cambio climatológico en marcha Rosa, de eso no hay duda. Por otro lado por aquí ya nos cayó la primera helada. No fue muy fuerte, pero estabo todo tan tierno. Un abrazo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s