Cebolla de verano en el huerto

Cebolla valenciana al inicio del verano

Cebolla valenciana al inicio del verano

Bulbo en crecimiento al inicio de agosto

Bulbo en crecimiento al inicio de agosto

Hasta este año me había resistido a plantar cebolla para el verano en el huerto. Cierto es que plantaba y planto  cebollas en semilleros y  ponía cebollas para el invierno, pero no para el momento de los grandes calores  de junio y julio.

Hilera de cebollas junto a los puerros

Hilera de cebollas junto a los puerros

Con el tallo doblado antes de arrancarlas

Con el tallo doblado antes de arrancarlas

Todo ello tiene que ver con el tipo de terreno que hay en  el huerto, tan arcilloso y pesado y tan compacto  cuando la tierra se reseca. La cebolla de verano requiere un riego  constante y regular a lo largo del verano y por ello la tierra suele terminar muy cargada y pesada, por lo que pensaba que no se podría dar bien.

Parte de la cosecha de cebolla gorda

Parte de la cosecha de cebolla gorda

Son estas razones por las que  hasta ahora me había ido resistiendo,  apoyadas en gran medida por la falta de necesidad, dado lo bien que se dan la cebollas en mi pueblo.

Grandes y achatadas

Grandes y achatadas

Pero poco a poco algo ha ido cambiando en  el suelo, haciéndose un poco más suelto   y este año caí en la tentación y coloqué unos sucos de cebollas veraniegas.   Planté cebollas valencianas y  cebollas de las  grandes, achatadas y blancas. Estas cebollas  se han desarrollado bien y han ido creciendo a lo largo del verano.

Parte de la cosecha de cebolla valenciana

Parte de la cosecha de cebolla valenciana

Posiblemente al plantar el cebollín  hubiera tenido que darles más espacio entre los sucos, entre otras cosas, por la dificultad que tiene el cavar un terreno pesado, pero pese a las expectativas  no ha habido mala cosecha.

Comparando calibres entre cebolla valenciana y la grande

Comparando calibres entre cebolla valenciana y la grande

Cebollas ya en septiembre

Cebollas ya en septiembre

Así en  las zonas más marginales de los sucos, donde la tierra se conserva  todavía más pesada que en el resto  ha habido bulbos pequeños, pero también se han desarrollado un buen número de bulbos de buen tamaño.

...

Hacia  mediados de agosto desarrollaron  algo de mildiu, que se controló con el empleo del macerado de salvia y de extracto  fermentado de cebolla, que les fue bien pues controló bastante la evolución de la enfermedad, permitiendo que siguieran creciendo hasta completar  el ciclo con el arranque final de ellas a mediados de septiembre.©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s