Patatas fritas con sardinas

Sardinas y patatas

Sardinas y patatas

Patatas  de piel amoratada

Patatas de piel amoratada

Ya estamos en plena campaña de recogida de las  patatas  en el huerto y  nos ha dado por unir  el disfrute de esa maravilla culinaria que es la patata  con la otra maravilla de esta época: las sardinas. Dicen los gallegos, que de esto saben, que la sardina fina se debe comer de la virgen de julio  (16 de julio-virgen del Carmen) a la virgen de agosto (15 de agosto -virgen de la Asunción), a ello estamos y disfrutándolo, pero no a solas, sino en compañía de patatas fritas.

Picando patatas

Picando patatas

Lo primero de todo ha sido  limpiar,  pelar, lavar y picar las patatas. Unas ricas patatas  de carne blanca y piel casi veteada de purpura, a veces amoratadas. Es una patata muy fina de sabor, mantecosa, rápida de cocinar y crujiente cuando se hace en aceite a fuego vivo.

En el aceite

En el aceite

Liberando el exceso de aceite

Liberando el exceso de aceite

Las sardinas van a continuación. Estas  son pequeñas, ideales para freír y comer crujientes. Primero las pasamos por harina antes de freír,  y con un poco de sal. El aceite, puede ser de girasol, pero si es aceite de oliva están más ricas.

Friendo patatas

Friendo patatas

Con el fuego vivo, las  sardinas  al freír quedan crocantes, crujientes. Al sacarlas las ponemos sobre  una servilleta de papel para que absorban el exceso de aceite.

Tanda tras tanda se fríen las sardinas. Posteriormente en el mismo aceite se echan diferentes partidas de patatas y también en el  fuego vivo se van friendo estas.

Este es un plato que se debe disfrutar caliente, recién hecho, quemándose uno los labios mientras mete en la boca la patata mantecosa o la sardina crujiente. El aceite con su toque a sardinas deja su huella en la patata, pero no excesiva, animando esta.

Patatas en la sartén

Patatas en la sartén

De la sardina casi que se come todo, apenas queda huella de la raspa. Lo único que falta es acompañar el plato con un buen pan y disfrutar de los  sabores sencillos, pero en modo alguno  simples que ofrece esta combinación.

Las disfrutamos

Las disfrutamos

Ahora,  recién recogidas es  el mejor momento para saborear las patatas fritas, y con sardinas ,…. ¡ni te cuento! ©

2 pensamientos en “Patatas fritas con sardinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s