Arando en Julio

Terreno desèjado para los cultivos tardíos

Terreno despèjado para los cultivos tardíos

Esta ha sido la tarea que nos llevó toda la mañana de ayer  sábado. Viendo  el modo en que la tierra estaba en su momento justo tras la tormenta y  el modo en que el calor se llevaba la humedad, nos planteamos que había  aprovechar la oportunidad, pues de otro modo habría que regar antes de roturar el terreno.

Retirando los  guisantes

Retirando los guisantes

Lo primero de todo fue ponernos a  retirar todos los restos  vegetales que quedaban, tanto de hierbas que una vez segadas terminaron en el montón del compost, que con tanta agua fermenta y se descomponen alegremente , como de los restos  que quedaban de la cosechas de invierno: de las habas y de los guisantes  que permanecían sobre el terreno, así como la cosecha de cebollas de invierno: la valenciana y  la roja de Niort,   junto con chalotes y ajos. Prepar la tierra para algunas siembras tardías y las tempranas  del invierno que luego se consumirán al llegar el otoño.

Despejando el terreno

Despejando el terreno

La tarea de retirar los restos vegetales es necesario realizarla  antes de meter el rotavator, pues  esta materia tiende a enredarse entre las gradas dificultando el trabajo. La tierra estaba mullida en algunas zonas, pero donde había habido  vegetación, una parte del agua había sido absorbida por la plantas y pese a lo caído la tierra aparecía bastante seca y pesada.

Con las manos en ...

Con las manos en …

Despejamos una buena zona, donde pretendemos entre otras cosas poner las patatas tardías que solemos sembrar antes del 25 de julio, las judías tardí as que seguirán produciendo durante una parte del otoño,  asi mismo irán en esta zona las achicorias, nabos y  nabizas, escarolas,  así como los diferentes tipos de crucíferas del otoño, desde repollos, brécoles, romanescos, coles de bruselas, coliflores, etc…

Terreno listo para ser abonado

Terreno listo para ser abonado con el compost

Ha sido un buen momento para realizar este trabajo. Alguna ventaja tenía que tener el  que la tormenta pasase por el huerto, queda por ver lo que nos ha dejado la tormenta de hoy, que  ha dejado caer el cielo sobre nuestras cabezas, pero hasta mañana no podremos saber cuanto ha sido el daño allí, pero sobre Benavente ha durado más tiempo y ha sido mucho más intensa que la del día anterior,  jarreando agua, dejando además el suelo blanco con el granizo, con piedras que, como canicas de buen tamaño, golpeaban los cristales y el   tejado  dejándonos asombrados. ©

4 pensamientos en “Arando en Julio

  1. Rafael Rodríguez

    Por aquí el cielo está hoy plomizo y, aunque se agradece porque el Lorenzo no te abrasa, me barrunto yo que pronto más que tarde se le abre la barriga al cielo y nos cae la de Dios. Veremos. Saludos desde El Terrao.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Pues que haya suerte Rafael y solo sea agua, por aquí las canicas de hielo jugaban ayer con nosotros y los daños son cuantiosos por toda la zona, aunque particularmente en el huerto no parece haber caído, lo que es de agradecer. El agua bienvenida sea, pero el granizo mejor se lo quedan los cielos. Un saludo

      Responder
  2. Jesús

    Además del terreno arcilloso tenemos otro punto en común; veo que el rotavator que usas es parecido al mio, de la marca Piva. Un saludo.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Ciertamente Jesús compartimos marca del motocultor y terreno parecido y sin duda ninguna muchos intereses en común. Que haya salud y buena lluvia, un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s